Noticiencias

Blog en Monografias.com

 

El conocimiento del mundo. Parte 5

El conocimiento del mundo. Parte 5

Autor José Gabriel Gutiérrez Pantoja

Los conocimientos y los saberes, forman parte de ese proceso continuo que tiene cada individuo en la interacción con su mundo-vida o entorno; pero es, en cada momento, que estamos en condiciones de conocer y saber que es lo que nos permite entender nuestro mundo. A esos momentos los podemos calificar como TX, donde T es igual al momento o tiempo de conocimiento, y la X nos indica el presente. Pero el presente es ese momento efímero en el que se juntan el pasado y el futuro de nuestras vidas personales. Y utilizamos la X como representativa de lo fugaz que es ese efímero momento, pues lo que en este momento estamos llamando presente, ya se constituyó en pasado; y también, el presente es la inmediata semilla del futuro.

Cada uno de los tipos de conocimientos y/o saberes, corresponden a la posición que tiene el individuo ante su entorno, el cual puede, mediante referencia comunicativa (palabras, escritos, canciones, gesticulaciones, expresiones corporales, etc., donde solo se reciba una referencia del objeto y no se esté frente a él), o mediante su vinculación con lo material (todo objeto con que se relacione, como árbol, cama, silla, mesa, carro, billete, reloj, ser humano, libro, etc., es decir todo objeto tangible o perceptible sensorialmente).

Dependiendo del tiempo de desarrollo de nuestra vida, o dicho de otra manera, de nuestra edad, va cambiando la forma en que adquirimos los conocimientos y los saberes. Son muchas, y con diversas condiciones, como estos se pueden adquirir; y es debido a estas condiciones que podemos ver las diferencias entre ellos, y nos permiten identificarlos, para lo cual se han propuesto diversas tipologías. Una de las tipologías más simples que permite establecer esas diferencias, está compuesta por cuatro enunciados que tipifica al conocimiento en un número similar de formas: míticos, precientíficos, científicos y filosóficos. En el caso de los saberes, la tipología es similar, pues se les identifica como míticos, pero en vez de precientíficos se les enuncia como empíricos, pues su reiteración permite acumular experiencias, científicos y filosóficos.

Los conocimientos y los saberes que se tipifican como míticos tienen como origen la relación existente entre el sujeto que conoce y la referencia del objeto que se conoce, es decir, cuando el objeto no está presente. Son diversos los medios que nos transmiten la referencia de los objetos y, dependiendo del momento histórico de la vida del individuo, estos se pueden recuperar de la memoria o de la construcción imaginativa. Cuando un individuo recibe información sobre un objeto, cuya fuente es solo una referencia, sin que se tenga relación sensorial directa con el objeto estamos, comúnmente, ante el tipo de conocimiento mítico.

Como sabemos hay algunos escritos que son calificados especialmente como míticos. Las fuentes literarias más antiguas que se conocen, son de las que se han calificado como el sustento de la mitología griega, que es el conjunto de mitos y leyendas pertenecientes a los antiguos griegos que trataban de sus dioses y héroes, de la naturaleza del mundo y de los orígenes y significado de sus propios cultos y prácticas rituales. Uno de los poemas épicos prototipo de ellos, fueron la Iliada y la Odisea, de Homero, que se centran en los sucesos que refieren a la Guerra de Troya.

El término griego mythos tiene un significado que nos aproxima a la idea de ‘discurso’ o ‘palabras´. Por ello los mitos forman parte del sistema de creencias de una cultura o de una comunidad, históricamente identificada, la cual los considera en su devenir y preservación como historias verdaderas, que por el ascendiente de quienes imponen o convencen de la veracidad de lo dicho, se mantiene como verdad.

Para otras comunidades, ese sistema de creencias puede parecerle de carácter fantástico, por lo cual para otro tiempo y, posiblemente, otro espacio, ha hecho que consideren que los mitos son mentiras y por ello utilizan ambos términos como sinónimos. Por ello a la palabra mito, se le cargó en ciertos contextos de un valor peyorativo, y se le ha utilizado como una patraña, una creencia que puede estar extendida, pero falsa.

Los mitos griegos intentan explicar los orígenes del mundo y exponen con detalle las vidas y aventuras de una amplia variedad de dioses, héroes y otras criaturas. Estos relatos fueron difundidos, originalmente, en una tradición poética oral, y por ello actualmente a los que se llama mitos, se conocen principalmente gracias a la literatura griega.

No obstante, si revisamos las historias, todos los grupos humanos tienen mitos y ellos se refieren a distintas dimensiones de la vida humana y social. Pero desde que en la Antigüedad grecolatina intentó validarse un discurso a partir de las explicaciones calificadas como filosóficas y científicas, entraron en competencia con las llamadas míticas.

Aunque si revisamos esas explicaciones filosóficas y científicas, es común que también provengan de un discurso, comúnmente, no demostrable. Por lo que no se separan de las características de las míticas.

Educación y cultura, filosofía

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

Una respuesta a “El conocimiento del mundo. Parte 5”

Trackbacks

  1. El conocimiento del mundo. Parte 5 | BlogArticulos.com – Articulos del internet.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom