Kao Joi Lin

Blog en Monografias.com

 

Isaías (יְשַׁעְיָה) Yeshayaáh, Jehová es la salvación ¿Profecía, Historia o Filosofía?

Aunque no comparto el contexto, creí necesario exponer, la etimología del nombre del sabio mayor con Job, de la Biblia.

No es religión, lo que me impulsa a escribir estas pocas letras, sino, la historia escrita y sabia en los Poemas de la Biblia, a la cual el hombre con su ancestral deseo de llegar a la perfección, sacraliza, con certeza en la solución de sus avatares, imperfecciones, miserias, mediante la aplicación de medidas, reglas y normas que en virtud profiláctica fomentan la ética por sobre las más aberrantes de las inquietudes humanas, las cuales ¡no desconoce!

Isaias, de índole noble, me recuerda al moderno Moliere, detestaba la miseria de su estirpe y denunciaba con elevada sabiduría, los peligros que acechaba a la humanidad, al mundo que le afectaba, sobre todo, por efecto de los desmanes propios de los perversos al ostentar el poder.

Profesa sin embargo, ¡lo estamos viendo! La ascensión de la mujer en cargos públicos: presidencias, ministerios, alcaldesas, gobernadoras, Aptitud que sin lugar a dudas, la mujer ha tenido ancestralmente, también ha existido “El matriarcado” –en  contra del poder del más fuerte- luego se torna acolita al patriarcado, al punto de habilitada solamente al gineceo (por lo menos entre los griegos), actualmente hay ejemplos patéticos. Ahora el puesto de la mujer –en muchos países- en el mundo, emergió, se incorporo como el Ave Zénit ante la injusticia (no del sexo masculino) sino del mundo ignorante y desubicado del frontis de la naturaleza y su determinio universal. Debo manifestaros que no profeso, apoyo machista, ni sufro de algún bacilo discriminante, menos en contra de la mujer, no obstante como cualquier mortal tengo derecho a criticar y ejercer mi libertad de expresión lo más desapasionadamente posible.

En tal sentido, parafrasearé de un artículo de la prensa de mí coterráneo, ex alcalde de Maracaibo, Fernando Chumaceiro lo siguiente:

“Hay quienes le deben el poder no a sus virtudes, sino a los defectos, errores y debilidades de sus antecesores. El problema es que no lo saben y terminan creyendo que fueron  sus propios méritos los que los llevaron a ejercer el poder que circunstancias ajenas a sus virtudes -por demás inexistentes- pusieron en sus manos.”[1]

Eso ha pasado en muchos países de nuestra América, incluyendo Venezuela, por ello buscando formulas más Justas, han escogido a mujeres con entereza y valor igualmente confiando en la valentía y el buen juicio, como madre conoce a sus hijos en contra de la posible “soberbia del hombre”, prueba de ello: Bachellet, Kichner y ahora últimamente: Dilma Roussef –permítanme omitir opiniones de gestión- quien afirmó sabiamente:

“Ratifico mi compromiso al respeto de las libertades de prensa libre y de expresión” porque “prefiero el ruido de la prensa libre que el silencio de las dictaduras”[2]

Ahora analicen el siguiente verso de Isaías:

Juicio y redención de Jerusalén:

“Tus príncipes, prevaricadores y compañeros de ladrones; todos aman el soborno, y van tras las recompensas; no hacen justicia al huérfano, ni llega a ellos la causa de la viuda.”[3]

“Y les pondré jóvenes por príncipes, y muchachos serán sus señores. En otras palabras : “Les pondré como jefes a imberbes y petulantes para que los manden.”[4]

Empero, el siguiente párrafo es el que encierra la parte dialéctica del tema: tenemos un problema –la ingobernabilidad- grave, ¡los hombres pervertidos y corruptos no han podido gobernar con justicia y paz! Pues bien, démosle el cargo a una mujer.

 “Y el pueblo se hará violencia unos a otros, cada cual contra su vecino; el joven se levantará contra el anciano, y el villano contra el noble.”[5]

“Cuando alguno tomare de la mano a su hermano, de la familia de su padre, y le dijere: Tú tienes vestido, tú serás nuestro príncipe, y toma en tus manos esta ruina; Dicho de otro modo: “Pues cada cual querrá obligar al otro o a su mismo hermano, diciéndole: Tú tienes una manta, ¿por qué no aceptas ser nuestro jefe y nos sacas así de esta ruina?”[6]

He ahí la formula hipótesis-tesis-antítesis-solución: y se queda grabada en la historia para ejemplo de la humanidad:

“Los opresores de mi pueblo son muchachos, y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos.” O sea, “Oh, pueblo mío!, chiquillos lo oprimen y mujeres lo gobiernan.”[7]

Queridos lectores ¿no veis en el análisis de Isaías un problema político arraigado en la indolencia de entes perversas, que, aunque basado en un precepto teológico, otorga al mundo una advertencia, una guía, difunde sin más la ética, el cuidado y la prudencia que deben preservar tanto el que gobierna como el gobernado? Son casos de la vida real ¡que sucedieron y siguen sucediendo! Antes que cualquier sesgo dogmatico, esta la veracidad de la historia, la cual por muchos es confundida con la interpretación de los momentos críticos del hombre y su atisbo de sublimidad infundada. En vez, es: el conocimiento de la verdad documentada y resguardada por quienes tuvieron en su haber los avatares del momento y los espacios de las épocas que les toco vivir y por ende analizar. Y, ¿por qué no? Fríamente y sin –a su modo- pasión  pero con sabiduría.

Por último tengo esto, pero antes: Quiero que recordéis que pienso: “no se necesita religión para amar al prójimo”  ¡No obstante creer en la divina providencia! Cito:

“Voy a castigar a todo el mundo por su maldad y a los impíos por sus crímenes; acabaré con el orgullo de la clase alta y humillaré la soberbia de los dictadores.[8]

Ojala esto último se haga realidad, por lo menos con Hitler y Pinochet a medias, fue así, ahora faltan los otros, que aún quedan. ¿Quien castiga es Dios según la religión? ¡la historia también castiga mediante la inteligencia –la mente y la mano del hombre- entonces la historia es Dios!

¡La historia los castigara! “Que así sea” dicho de otro modo: Amen.

Os ama

Joise


[1] Diario La verdad, sección de opinión, 29-12-2010, Maracaibo.

[2] Diario La verdad, sección de política, 01-12-2011, Maracaibo.

[3] Isaías, cap. 1- 1:23

[4] Ibíd. Cap. 3- 3:4

[5] Ibíd. Cap. 3- 3:6

[6] Ibíd. Cap. 3- 3:6

[7] Ibíd. Cap. 3- 3:12

[8] Ibíd. 13 – 13:11

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

2 respuestas a “Isaías (יְשַׁעְיָה) Yeshayaáh, Jehová es la salvación ¿Profecía, Historia o Filosofía?”
  1. benjadem alflorentin dice:

    hola Joise,
    es imposible separar religión d política en la historia del pueblo judío, pues el nacimiento mismo d nuestro pueblo se da, no x agregación de individuos coterraneos, sino x el rompimiento espiritual e intelectual d Abram con su propio pueblo y sus tradiciones idolátricas, su autodestierro a una tierra lejana y desconocida y el asentamiento artificial d su familia y su comitiva en Canaan. Los profetas aparecen en el momento mas crítico d la historia judía debido al cisma d Israel y el establecimiento d 2 reinos q x motivos políticos, y también religiosos, se convirtieron en enemigos, haciendo peligrar la propia existencia de la nación.
    Todos los profetas x ende, han tenido una acción básicamente política, pero enraizada y enredada en “soportes” religiosos. Isaías, como descendiente d una clase aristocrática, q en ése momento estaba formada casi exclusivamente x terratenientes, cohaním y levitas, tenía obviamente intereses propios q defender, tanto en lo económico como en lo religioso y dogmático.
    La religión judía es esencialmente machista, relegando a la mujer a la actividad hogareña exclusivamente, x éso no es d extrañar q Isaías, como todos los rabinos ortodoxos despotriqen contra las mujeres; la misma religión q guarda a la mujer el papel d salvadora del judaísmo x la educación y crianza d los hijos d nuestra nación, estigmatiza a la mujer como impura x su menstruación, con lo cual elimina toda posibilidad q la mujer pueda ejercer públicamente cualqier papel activo en el culto del templo, ni siqiera se la toma en cuenta para conformar el “miniam” (grupo mínimo d 10 personas para poder cumplir el ritual o ciertas lecturas q se omiten si no hay miniam).
    Por lo tanto las palabras d Isaías, están adecuadas a su “cultura contemporánea” sobre todo siendo religioso.
    Sin embargo en cuestión d política nada tiene q ver el genero del gobernante, sino, qé intereses defiende. No se puede sinceramente creer q una mujer, simplemente x el hecho d ser mujer va a ser mejor gobernante q un hombre o peor, pues sería como creer q un negro, o un blanco o un amarillo, x el simple hecho d ser d determinado color d piel va a ser mejor o peor gobernante q los otros. La historia del mundo demuestra perfectamente lo insustancial d ésa creencia, aparte q no tiene ningún tipo d asidero científico q pueda avalar una teoría semejante.
    Tampoco se puede creer q x el hecho d “ser madre” , o sea genitora, será mas compasiva una mujer gobernante, pues sobran los casos en contrario, comenzando con la q citaste la “socialista” Bachelet, qien reprimió sangrienta y salvajemente las huelgas estudiantiles, las protestas d los mapuches d Chiloé y Magallanes y mantuvo presos durante todo su gobierno ,sin juicio y sin atención alguna d su parte (es decir, secuestrados) a mas d 10 dirigentes mapuches q reclamaban sus tierras; o sea, al mejor estilo “pinochet”.
    Nosotros también tenemos en Argentina una mujer gobernante q se autoproclama como el gobierno defensor d los DDHH, sin embargo es una engañifa, pues los juicios a represores son contadísimos y tan sólo a los q tuvieron repercusión internacional, no a los q permanecen aún en el anonimato, pero éstos juicios fueron implementados para desbaratar cualqier pedido d extradición d éstos asesinos, y como la justicia prevée x sus edades q pueden seguir libres a pesar d ser condenados, entonces todo se transforma en una burla y una defensa d los mismos represores asesinos q dice “enjuiciar”; también se autoproclama no represiva con las protestas sociales, pero en los últimos 3 meses ya hay 5 muertos x la represión estatal y paraestatal con las bandas d sicarios d los sindicatos y los barrabravas d fútbol, y su discurso permanente es salir a acusar a las víctimas sin decir una sola palabra d repudio a ésas bandas fascistas d sicarios. ademas d la represión salvaje a los trabajadores d Kraft food x pedir medidas d seguridad e higiene laboral a causa d la epidemia d gripe A; la total inacción contra su gobernador aliado q ordenó una represión cruenta contra los integrantes d la tribu Qom en Formosa q estaban reclamando q se les devuelva el acceso a la laguna q es su principal modo d subsistencia y fué “privatizada” x el gobernador para los terratenientes sojeros. Tal como hizo su esposo Néstor con la feroces represiones a los médicos y residentes del Hospital de Clínicas, con los trabajadores del Casino, con los petroleros d Gral Las Heras, Caleta Olivia, Comodoro Rivadavia, con los peones rurales d Orán, etc. etc.
    En fin, Joise, en política no hay diferencia d sexos, sino d clase gobernante e intereses económicos.

  2. Joise Morillo dice:

    Si mi querido benjadem, estais en lo cierto.

    Esto lo dice todo:

    “Hay quienes le deben el poder no a sus virtudes, sino a los defectos, errores y debilidades de sus antecesores. El problema es que no lo saben y terminan creyendo que fueron sus propios méritos los que los llevaron a ejercer el poder que circunstancias ajenas a sus virtudes -por demás inexistentes- pusieron en sus manos.”[1]

    Os ama

    Joise



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom