Emprender Hoy

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Noviembre, 2010

Hola Mundo!

Hola Mundo! Hello World!. Es lo primero que aparece cuando creamos un blog con esta tecnología. También es el primer ejercicio que hacemos al aprender un nuevo lenguaje de programación. Es una ceremonia, un ritual, todo programador que se precie de ello ha escrito un “Hola Mundo” en sus inicios. Por el contrario, la mayoría de las personas que conozco que han fracasado en sus intentos de desarrollarse como programadores han omitido este paso. Cuando les pregunté si habían hecho el “Hola Mundo” me miraron entre incrédulos y divertidos preguntándome que tiene esto de importante. Y yo siempre les respondí: “No intentes aprender a programar si no has cumplido el ritual”.

Por eso no quise reemplazar el título de mi primer publicación en este blog. Es un inicio. Para mí es importante. Es darme a conocer en el mundo desde una ciudad conocida como “El fin del mundo”, haciendo alusión a una novela de Julio Verne quien evidéntemente nunca anduvo por estas tierras.

Usted se preguntará qué tiene que ver esto del hola mundo con emprender hoy. Y es que estas palabras expresan el optimismo y las ganas de un emprendedor. Parecen cándidas, ingenuas, simples, poco pretenciosas pero llevan consigo la fuerza y la firme decisión de aquel que tiene un objetivo claro y la convicción de que puede llevarlo adelante. Representan el nacimiento de algo que es estuvo gestando a partir de una necesidad de crecer, de ir mas allá. Un emprendedor tiene mucho de aquellos aventureros que se lanzaron a recorrer los mares en busca de nuevas tierras, de los que se internan en los bosques y las selvas, los que escalan montañas, los que exploran las profundidades o los que se animan a cuestionar lo establecido.

Pero un emprendedor no es un ser especial con importante formación académica o algún talento singular. Un emprendedor puede ser cualquiera que se anime a serlo y esté dispuesto a desarrollar ciertas conductas.

A partir de hoy quiero relatar ciertas historias de gente común que hizo cosas fuera de lo común porque no se dejó llevar por las voces que le dijeron “no”.

Sin categoría
chatroulette chatrandom