El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

ANDRÉS J. ROLANDO FUSTIÑANA (ROLAND)

Rolando Fustiñana, Roland, fue un periodista especializado en cine, nacido en Buenos Aires el 16 de enero de 1918.

Conoció a las estrellas de cine a través de las figuritas que se obtenían en chocolatines y paquetes de cigarrillos. Comenzó a trabajar como periodista y crítico cinematográfico en el diario “Crítica”, en el año 1936, escribiendo sobre cine nacional y extranjero. Permaneció hasta 1963.

En 1942 fundó el “Club Gente de Cine” que dirigió y presidió hasta el año 1990. En plena Segunda Guerra Mundial, concurrió al primer festival de Cannes, donde se encontró con Henry Langlois, fundador de la prestigiosa Cinemateca Francesa, quien le sugirió crear una Cinemateca Argentina. Roland aceptó la sugerencia y su asesoramiento, fundándola en 1949, e integrando su Primera Comisión Directiva, siendo su Presidente.

Bohemio y trasnochador, frecuentó los cafés donde se hablaba y discutía de cine con sus pares. En 1955 ejerció la docencia en la Universidad de La Plata como Profesor de Historia del Cine, permaneciendo hasta 1975. En 1959 participó activamente en la organización del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, donde también se desempeñó como Jurado.

En 1971 creó el “Museo Municipal del Cine Pablo Ducros Hicken”, junto a Jorge Miguel Couselo, Guillermo Fernández Jurado y otros, al que dirigió entre 1976 y 1981. Fue Director de la Escuela de Cine del Instituto Nacional de Cinematografía, en el período de 1981 a 1988, y contribuyó a crear la Asociación de Cronistas Cinematográficos, que presidió en el año 1981.

Fue Vicepresidente de la Federación Internacional de Archivos de Films, FIAF, entidad dedicada a la preservación del material fílmico. Su tarea fue un modelo para los amantes del cine que le sucedieron, dejando una profunda huella en los sitios donde se desempeñó.

En 1981 recibió el Premio Torre Nilsson, en reconocimiento a su trayectoria y en 1991 recibió el Premio Konex de Platino Cultual. Falleció en Buenos Aires el 12 de enero de 1999. Roland se caracterizó por su rigor implacable y una conducta ética sin concesiones, aplicando su inteligencia y agudeza en la orientación de los amantes del séptimo arte, en aquel Buenos Aires que se fue.

Fuente: http://es.wikipwdia.org/wiki/Rolando_Fusti%C3%B1ana

Hacia los orígenes del séptimo arte. Pag. 12. 22 mayo de 2009.

El cine

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

2 respuestas a “ANDRÉS J. ROLANDO FUSTIÑANA (ROLAND)”
  1. Alberto Chab dice:

    Hola Carlos: Voy a hacerte un breve comentario acerca de este muy interesante aporte sobre Roland. Nos reuníamos, siempre los mismos, en alguna de las dos funciones que se hacían en la sala de la calle Córdoba al 1600. El material era siempre sumamente interesante e inencontrable en otro lugar que no fuera allí, cortos de la UPA canadiense, material de embajadas, pre estrenos y películas que no estaban en el circuito comercial. Mi aporte, en este caso, es que en esa época peronista había muchas películas censuradas como ser El Gran Dictador, de Chaplin y el gordo que trabajaba con Roland y creo que se llamaba Muntaabsky o algo así, organizó un viaje a Montevideo para ver todo ese cine prohibido. Fueron tres o cuatro días de cine continuo que se proyectaba en varias salas simultáneamente, y cuando digo continuo estoy diciendo 24 horas por día. Teníamos un programa con los horarios de cada film y en qué cine se proyectaba, pero la mayoría de nosotros no había tomado hotel (limitación financiera obliga) y dormíamos en las butacas de manera que en medio de las funciones se escuchaba el coro de ronquidos. Llegamos a Buenos Aires destruidos pero felices y me acuerdo que de la envidia de quienes no habían ido al escuchar nuestros comentarios. Bueno, tal vez al leer otros artículos tuyos, pueda hacerte llegar algún nuevo comentario. Saludos. Alberto Chab

  2. Carlos Araujo dice:

    Gracias Alberto por este jugoso comentario. Como primera deducción, no has sido indiferente al cine, tema que no hemos tratado. Recuerdo de las visitas a la vecina orilla para ver las películas aquí prohibidas, Yo no lo hice nunca pero, en más de una ocasión, me quedé con las ganas, especialmente cuando escuchaba los comentarios de los que habían concurrido. En mi caso, el gusto por el cine ha ido en aumento y son muchas las películas viejas y buenas que veo cada vez más. Hace mucho tiempo, escuchaba los comentarios de Chas de Cruz en Diario del Cine, y posteriormente, los de Domingo Di Núbila. En fin, son épocas del aquel Buenos Aires que se fue.
    Un cordial saludo
    Carlos



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom