El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

EL SEÑOR DÍAZ

Cuando era pibe, vivía en una casa chorizo, de inquilinato, donde mi madre era “la encargada”. El privilegio era disponer de balcón a la calle y de la única cocina a gas natural del edificio.

No recuerdo exactamente la fecha pero sí al inquilino, el Señor Díaz, que ocupaba una habitación con su hermana y su sobrina. El Señor Díaz era ciego y ocupaba la primera habitación de la casa. El día de su llegada me preguntó si lo podía acompañar hasta el baño.

Era un trayecto largo, con 2 patios ocupados por macetas. El Señor Díaz no usaba bastón en la casa, caminaba despacio, recorriendo el trayecto sin embestir ningún obstáculo. Al llegar al fondo, debía girar a la izquierda para acceder al cuarto de baño. Justo en ese sitio, había 2 fuentones colgados sobre la pared; el Señor Díaz golpeó su cabeza en el primero de ellos, esbozó una sonrisa y se introdujo en el baño. Regresó solo.

El recuerdo de la escena del golpe me impactó profundamente. Siempre me pregunté como hizo el Señor Díaz para llegar al cuarto de baño casi, sin contratiempos. El Señor Díaz colaboraba con la “Biblioteca Argentina para Ciegos”. Siempre estaba leyendo y escribiendo. Veía pasar sus dedos sobre las cartulinas escritas en sistema Braille y escuchaba los cuentos que me leía.

Eran experiencias nuevas para mí; me causaba admiración la velocidad de su lectura. Cuando escribía, usaba una regla de bronce, acribillada de rectángulos verticales y, con el auxilio de un punzón, marcaba las letras en la cartulina que se leían en el revés. El interés por aprender ese método de escritura me llevó a intentar escribir, bajo su control, algunas palabras más o menos correctamente, de acuerdo con un modelo que mostraba las letras del alfabeto Braille.

Me llevó a conocer la Biblioteca, donde pude apreciar como se trabajaba intensamente, preparando material didáctico para ciegos.

Un día, el Señor Díaz y su familia se mudaron, perdiéndose para siempre en ese Buenos aires que se fue.

El tango, La casa

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom