El Buenos Aires que se fue

Blog en Monografias.com

 

LOS MENORES VAGABUNDOS

Menores, pillos, rateros, vagos o en pandillas, niños de 4 a 7 años y muchachones sin educación, moralmente abandonados vivían en conventillos, faltos de higiene y de moral.

Vendían diarios, eran lustrabotas o llevaban mensajes. Se criaban en forma independiente e indisciplinada. Audaces que luchaban contra compañeros y patrones. El más fuerte, ganaba. Iban de desliz en desliz : llegaban primero a la comisaría, luego al Departamento de Policía; próximamente serían delincuentes y conocerían distintos institutos penales.

En las dos primeras décadas del Siglo XX un sector importante de la población penal estaba constituído por menores, abandonados o vagabundos. La vagancia de los menores fue considerada una plaga social, más extendida y dañina de lo que pudiera creerse.

En la Cárcel Correccional de Menores, se admitían hasta 400 menores. Los padres se negaban a recibir a sus hijos apresados por vagabundeo. El Refugio Nocturno de Menores y los 19 asilos oficiales, cobijaban a los menores vagabundos. El Asilo de Mendigos, manejado por la Municipalidad, podía asilar a un total de 500 personas de ambos sexos en 20 salas.

En la planta baja se ubicaban los varones y en la alta, las mujeres. Tenía 2 comedores para 120 personas cada uno. Disponía de zapatería, fábrica de ropa blanca, de pan, lavadero, etc. pero no todos podían trabajar. Se levantaban a las 5.30 horas y oían misa. El almuerzo se realizaba a las 9 horas y la cena a las 3 de la tarde.

Se acostaban a dormir entre las 17 y las 20 horas, porque más tarde, nadie debía estar de pié. Era dirigido por 15 hermanas de caridad. En algunos de estos establecimientos, la reclusión era total pero en otros, sólo durante el día. Se enseñaban oficios diversos como bordado, costura, imprenta, carpintería y escobería. Los enfermos estaban alojados en una sala separada con capacidad para 50 personas.

Problemas sociales nada sencillos que preocuparon a ese Buenos Aires que se fue.

La cuestión social

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

Una respuesta a “LOS MENORES VAGABUNDOS”
  1. isabel salcedo dice:

    Interesante articulo, me gustaria saber como seria el Buenos Aires de hoy si tuviera que relatarlo en este mismo tenor.
    Saludos
    Isabel Salcedo



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom