Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

El palacio de la soledad

Sí, yo veo un palacio (El majestuoso palacio de Cichén Itzá), no una precaria construcción, en la soledad.

O lo que puede llegar a ser un palacio si somos hábiles arquitectos (Arte y arquitectura del siglo XX…).

Todos estamos solos, aunque nos rodeen nuestros amigos, aunque vivamos con nuestros amigos: la soledad es el corazón del humano, como el fértil carozo de una fruta (Fragmentos para una poética de la soledad).

“Ninguna persona puede quitarle a otra su morir”, escribió Heidegger, y con esto dejó asentado que nada acompaña nuestra esencial soledad, lo que no quiere decir que seamos seres tristes o incapaces de compartir “nuestro palacio” (Poesía, lenguaje e interpretación en Heidegger).

Lo que no quiere decir tampoco que no sea heroico enfrentar la soledad (Héroes).

Pero el heroísmo se aprende de puro vivir e ir comprendiendo el misterio de los días.

El palacio de la soledad da asilo a nuestros príncipes y princesas, aunque no los hechiza, no los toma prisioneros (Cuentos de Hadas — Magia, Fe y Encanto?).

Y cuanto más grande es el palacio, más libremente se puede andar por interiores y jardines (Informática para Jardinería).

El jardín del palacio de la soledad posee la variedad más especial de rosa que pueda existir: la que tiene pétalos transparentes.

Se mira adentro de la flor, pero nunca se llega a su secreto, aunque uno se acerca a dejar caer un velo, a descubrir aquello que Rilke demandaba cuando dijo a la Rosa que era una pura contradicción, que sostenía la arbitrariedad de cuidar el sueño de nadie bajo tantos párpados (Los escritores y el baile flamenco).

El perfume de recuerdos lejanos es el de esas rosas (Aromaterapia).

Y es Rilke quien le escribe esta luminosa carta sobre la soledad a su “joven poeta”.

Borgeby Gard, Fladie (Suecia), 12 de agosto de 1904

“Quiero volver a hablarle un rato, querido señor Kappus………………………………………………………………………..

“Cuanto más callados, cuanto más pacientes y sinceros sepamos ser en nuestras tristezas, tanto más profunda y resueltamente se adentra lo nuevo en nosotros. Tanto mejor lo hacemos nuestro, y con tanta mayor intensidad se convierte en nuestro propio destino. Así, cuando más tarde surge el día en que lo futuro acontece -es decir: cuando al brotar dentro de nosotros pasa a los demás-, nos sentimos íntimamente más afines, más allegados a él… ¡Se ha tenido que revisar y rectificar ya tantos antiguos conceptos acerca de las leyes que rigen el movimiento! Se aprenderá también a reconocer poco a poco que lo que llamamos destino pasa de dentro de los hombres a fuera, y no desde fuera hacia dentro………………..

“Volviendo a hablar de la soledad, aparece cada vez más claramente que ella no es en rigor nada que se pueda tomar o dejar. Y es que somos solitarios. Uno puede querer engañarse a este respecto y obrar como si no fuese así, pero cuánto más vale reconocer que somos efectivamente solitarios, y hasta partir de esta base. Así, por cierto, ocurrirá que sintamos vértigo, pues nos vemos privados de todos los puntos de referencia en que solía descansar nuestra vista. Ya no hay nada cercano. Y todo lo que está lejano está infinitamente lejos. Quien fuera llevado, casi sin preparación ni transición alguna, desde su aposento a la cúspide de una gran montaña, tendría que experimentar algo semejante. Se sentiría anonadado por una inseguridad sin igual y por el verse abandonado al capricho de algo que no tiene nombre. Le parecería estar cayendo, o se creería lanzado al espacio, o bien estallando en mil pedazos. ¡Qué enorme mentira debería inventar entonces su cerebro para recuperar el anterior estado de sus sentidos y devolverles su serenidad! Así se transforman, para quien se vuelva solitario, todas las distancias, todas las medidas. Muchos de estos cambios se producen de un modo repentino, brusco. Y, al igual que el hombre transportado a la cima de una montaña, surgen entonces aprensiones insólitas, sensaciones extrañas, que parecen rebasar todo lo humanamente soportable. Pero es necesario que también esto lo vivamos. Debemos aceptar y asumir nuestra existencia del modo más amplio posible. Todo, incluso lo inaudito, ha de ser viable en ella…

“El que los hombres hayan sido cobardes en este terreno ha causado infinito daño a la vida. Los sucesos a los que se da el nombre de ‘fenómenos’ o de ‘apariciones’, el llamado ‘mundo espectral’, la muerte, todas esas cosas que nos son tan afines, han sido de tal modo desalojadas de la vida por el diario afán de defenderse de ellas, que los sentidos con que podríamos aprehenderlas se han atrofiado… Mas el miedo ante lo inexplicable no sólo ha empobrecido la existencia del individuo. También las relaciones de ser a ser han quedado cercenadas por él. Valga el símil, han sido descuajadas del cauce de un río caudaloso en posibilidades infinitas, para ser llevadas a un lugar yermo de la ribera, donde nada sucede. Pues no sólo por desidia se repiten las relaciones humanas con tan indecible monotonía, sino también por temor y recelo ante cualquier vivencia nueva y de impredecible trascendencia, que uno cree superior a sus fuerzas… Sólo quien nada excluya de su existencia -ni siquiera lo enigmático, lo misterioso- logrará sentir hondamente sus relaciones con otro ser como algo vivo. Sólo él estará en condiciones de apurar por sí mismo su propia vida…………………………………………………………………………………………………………………..

“Si he de decirle algo más, es esto: no crea que quien ahora está tratando de aliviarlo viva descansado, sin trabajo ni pena, entre las palabras llanas y calmosas que a veces lo confortan a uste. También él tiene una vida llena de fatigas y de tristezas, que se queda muy por debajo de esas palabras. De no ser así, no habría podido hallarlas nunca. Su

Rainer Maria Rilke” (extraído de Cartas a un joven poeta).

Envío

Yo copie esta carta para ustedes, mis poetas.

Cada línea que me mandaron traspasó los días y las noches como una aguja de luz, abrió el calendario y desparramó sus horas hacia atrás y adelante, y eran multitud, y seguían multiplicándose hasta el pasado más antiguo y el futuro más lejano.

Viví cien vidas en unas horas, por ustedes.

Gracias.

Besos.

Mora

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

25 respuestas a “El palacio de la soledad”
  1. Freddy A.D. Ponce dice:

    Querida Mora:

    “Esperaré para saludarlos uno a uno al salir de esta fiesta de antología.”

    Prometiste…
    Y, creo yo, que la obligación de todo buen anfitrión -eres la mejor que he conocido y por eso creas mayores espectativas entre tus invitados- es cumplir lo que ofrece.
    O qué es lo quisiste decir con “saludarlos uno a uno”?
    Los suecos tienen un dicho: “Lova runt haola tumt” que en mi libre interpretación al Espaniol quedria decir: Quien mucho promete, nada cumple.
    Mil perdones por mi sinceridad, tán cruel como mi decepción.
    Tu discipulo,
    Freddy

  2. Jose Itriago dice:

    .
    Sé bien que lo que diré son disparates. Me excuso diciendo que más pronto que tarde dejaré de hacerlo. Pero debo insistir:

    Primero: poesía y soledad es una misma cosa. Sólo hay poesía desde la soledad, aun cuando esa soledad a veces aspire con ternura romántica o con hormonas abrillantadas, la cercanía, la presencia de otra persona, Pero en esa última posibilidad (y ojalá se les reproduzca como acures) habrá solo poesía cuando se busca compañía desde la soledad.

    Segundo: La soledad es una condición muy íntima y especial del alma. No por estar solo se está en soledad. Más frecuente es sentir la soledad estando en plena compañía quizás de muchos. Estar solo es una condición transitoria, Por ejemplo: como me quedo solo en la casa, voy a aprovechar para matar a los canarios. Eso es normal, es un estado autodefinido como transitorio (voy a estar solo) que implica un principio y un final (salvo para los pobres canarios que tendrán su final canoro).

    Otra cosa es oír y sentir todo como rozando, como ya expresé en alguna de las entradas anteriores:
    …besos de viento, besos silentes que apenas rozan,
    que ya no siento
    besos que fueron de inocencia y esperanzas
    que ya no espero…

    Allí empiezan a ver lo que es soledad, lo que es silencio, aun en el medio del tráfico, de los grillos, de las luciérnagas, de la música de alas y solo silencio, No es siquiera que no te dicen (que, ciertamente, no te dicen) sino que tampoco oyes (ya no oyes)
    Entonces ¿qué te queda?

    Te queda la poesía, una forma de interpretar el estar vivo sin un esfuerzo o interés especial por estarlo, tratando de entender microscópicos movimientos del alma, del corazón o de la punta de tus dedos. Buscándote una médula, muy tuya, absolutamente tuya.

    Qué durante un tiempo fue poesía Ruben Dario con su Azul, en una confusión donde siempre quería acallar su soledad, lo mejor de él; que Shakespeare escribió sin éxito y mal encaminado los sonetos más bellos que logró porque su soledad no podía ser visitada por ninguna de sus ilusiones.

    ¿Vale la pena seguir haciendo esa especie de biografías de soledades expuestas a la luz del sol, blancas de muerte, depiladas de vida?

    ¿Supone Mora que el palacio de la soledad podrá tener dimensiones gigantes y todo ese espacio, se podrá caminar, por estos tullidos, aferrados a una nota de un Cello, a una sonrisa, al calor de una mano, a la primera visión de un rosado pezón?. Yo me imagino el claustro de la soledad sin jardines: esos los pondrá mi imaginación, inmóvil en mi silla, con los ojos vacíos viendo morir horizontes. Onhar Pamuk en “Me llamo rojo” (que recomiendo a quienes no hayan tenido la gracia de leerlo) llegaba al clímax del pintor (más bien sería caligrafista por razones que nos quitarían muchas hojas explicar) cuando éste, intencionalmente se cegaba. A partir de ese momento repetía su dibujo solo de memoria. Era repetir, no crear (para eso estaba Alá) la búsqueda y el encuentro, la poesía y el amor.

  3. Joise Morillo dice:

    Conmovedor Jose I. saludos a todos mis queridos co-Mora bloguers.

    Mi virtuosa Anfitriona, Mora, he aqui este insignificante detrito en los bloques de cuarcia de este palacio Babilonico.

    No hay café para dos

    [flujo decreciente]

    Que cierro mis ojos para no veros, ¡si a vos!
    ¿Qué me aparte, asqueroso? ¡Apartaos vos babosa!
    Aquí no hay té para uno, menos café para dos
    Recoged vuestra calesa que queréis como carrosa

    No me indigna vuestra presencia
    Pero, si vuestro garbo, ¡odiosa!
    ¡Es que no sabéis que es esencia ¡
    ¡Mucho menos, cosa preciosa!

    Andar solo no me asusta, si más la compañía
    De quien mira cuanto vales
    Para contar monedas en cuantía
    y los perfumes cuando sales

    que desparpajo , que arrogancia
    que no sabéis reprimir
    pues no sabéis definir
    mi abolengo y mi elegancia

    ¡Adiós Zorrete!
    ¡Adiós arpía!

    Pues, mas vale solo que mal acompañado, disfrutar de la soledad tiene un espíritu sutil y ajeno al desenfreno, las torpezas y los desencantos, no obstante para concebir tal escogencia se debe tener un grado elevado de madures espiritual y material. Ser autónomo en todos los sentidos, es tener la primera herramienta para hacerlo, prescindir del otro, tiene como punto clave salvar el embarazo de la dependencia y la responsabilidad.

    Empero la paradoja es representada por la necesidad de estar solo, eso quiere decir que: para estar solo primero debemos estar acompañados, proseguido del abandono de esa compañía, pues bien los únicos que no saben que estáis solos son los demás, y el único que si sabe sois vos, entonces para que los demás sepan que estuvisteis o estáis solo alguien mas se tiene que enterar, por ende hay una alternativa, o procuráis que no se enteren, o le dais a entender que estáis solo, por ende estar solo es en función de los demás, veis, aunque no queráis, sin querer y sin estar los demás están involucrados en vuestra soledad.

    Os ama
    Joise

  4. Fabu 11 dice:

    Mora
    Yo creo que la soledad bien llevada, bien pintada, y condimentada, se la banca.

  5. Fabu 11 dice:

    Mora, viste que encontraron material nuevo, inédito de Borges!

  6. Fabu 11 dice:

    Mora
    Gracias por la carta, dice cosas desde muy adentro

  7. maria jose lopez dice:

    Hola a todos
    Mora es bellisimo y real como la vida misma lo que has escrito,la frase
    de becquer me ha llegado al alma.Poeta entre poetas,que tocarón,
    rozarón,habitarón en el reino de la soledad y el silencio,pensadores de luces
    y sombras,amantes y amados,queridos y siempre presentes en nuestro
    corazón.Sus almas se posan en las flores más bellas,sus alientos acarician el agua
    de los manantiales y sus espiritus moran entre nosotros en el reino de la eternidad.

    Freddy ,tambien amo a Federico garcia lorca como tú.Es dificil no amar a un poeta
    cuando su poesia nos cautiva y nos embriaga de un todo que eleva nuestra mente
    a los confines más hermosos,abren las puertas de nuestros pensamientos,
    que vuelan libres atrapando sueños.
    Nos privarón de la poesia que podria haber seguido creciendo,las palabras que tenian
    que nacer y no nacierón,unos fusiles acallarón el esplendor de la grandeza en toda su
    plenitud,una juventud casi recien estrenada,el destello de una vida sensible y llena de
    amor.( Lo oscuro,el mal siempre apaga la vela,la luz que más brilla,para que entremos
    en sus tinieblas,no quiere estar solo porque no puede estar a solas con su conciencia.
    Privarón al mundo de su presencia,pero su luz se esparcio en todas direcciones y jamas
    se apagara.)

    Soledad,templo de la conciencia,altar del eco silencioso,de las palabras mudas.
    Entre el bullicioso ruido,el griterio de la gente,las palabras que tan elevadas son de tono
    que no se dejan oir,me bloqueo,desconecto,levanto las murallas que rodean mi soledad,
    me adentro en el reino del silencio acompañada por mis pensamientos y descanso en mi
    Universo de paz..( Espacio de paz entre la nada que lo invade de un todo lleno de significado.)
    Donde las palabras surgen de lo profundo de la verdad,donde la mente se encamina a
    un pensamiento ascendente…

    Hoy como ayer,como mañana y pasado mañana se celebran
    las fiestas en honor a San Miguel.Deberia estar camino a mi
    pueblo,para comenzar a festejar las fiestas,pero tenia tantas
    ganas de sentirme entre vosotros que no queria aplazar esta dicha
    hasta el lunes.Quiero vivir el dia a dia,minuto a minuto,el instante de
    hoy es seguro el de mañana es incierto,hoy soy mañana podria ser….

    Besos a todos y gracias por estar ahi.

    Maria jose

  8. maria jose lopez dice:

    Perdon por las faltas de ortografia ( yo creo que no tengo más porque no me
    cogen más ).Tengo mucho que aprender y por ello me cobijo a la sombra de
    los grandes y buenos escritores,como vosotros.( digo yo que algo se me pegara
    con el tiempo ¿ no ? )

    Besos

    Maria jose

  9. Júdith Mora V dice:

    Morita hermosa

    Te debo poema de la entrega anterior y comentario a ésta, pero ando como que complicadita… pero, no podía dejar de mostrarte esto http://noticias.latam.msn.com/ar/argentina/articulo_afp.aspx?cp-documentid=25777225 a lo mejor ya lo sabes, pero en lo que lo vi, pensé en tí, aquí te lo dejo igual jeje.. para ti y todo aquel que lo desee disfrutar… paso de regreso en lo que pueda.

    Igual te dejo, y les dejo, MONTONES de besos con olor a flores silvestres, uno a cada uno, apretadito, caluroso y bien tronado jajaja.. .ah! y uno con olor a rosita y bien tiernito a la más pequeñita de tu casa.

    Los quiero montón montón, cuídenseme mucho eh? Dios me los bendiga

    La Jud libélula más revoloteante (¿acaso acabo de inventa esta palabra?) que nunca jajaja

  10. Baldemar Chacon dice:

    Soledad, musa de enormes ojos que todo lo ven,
    mis pasos hacia el comedor, cuando a la cama voy,
    mis lagrimas en la cocina.
    Te pintas de melancolia, de gotas frias
    de un triste gris sepulcral
    yo tambien tengo enormes ojos
    y te veo de muchas formas,
    en las sombras de la oscuridad
    perseguida imagen sin identidad
    añorada como el desenlace de un misterio
    estoy y estas, como mi sombra en un cuarto oscuro.
    ya casi te veo como la resolucion de la nada,
    transformandose en materia sin luz.
    luego me acerco y solo es una proyeccion
    de sombras en movimiento
    no dejas huellas de tus pasos
    no dejas hecha la comida
    ni dejas eco de tu sonrisa.
    No hay ningun espacio alegre para ti.

  11. Iván Salazar Urrutia dice:

    Amiga Mora, recordada entre jueves de cada semana; gracias por recordarnos estas cartas (que me han acompañado siempre; pero que no las releo con asiduidad que debiera).
    Te conté alguna vez, que en Costa Rica me encontré una palabra hermosa de nuestra lengua: íngrimo o íngrima. Significa algo así como tristeza por soledad. Distingue entre el estar solo o en soledad, y sufrir por estar solo o en soledad. Esta no tan sutileza nos conduce al concepto de soledad como sustantivo inicial o madre. Muchos han escrito respecto que necemos solos y nos morimos solos. El tema es si vivimos solos; naturalmente sin la vulgaridad de responder que somos seres sociables y vivimos en sociedad.
    Pienso que una gran parte de la humanidad vive solo. Yo vivo solo. El amor realizado rompe la coraza solitaria y deja escapar lo mejor de mí como ofrenda. El amor cortito, ese que no se realiza, nos lleva a endurecer las paredes de nuestro campanario de modo tal que el tañido no encuentra más oído que el interior de nosotros mismos: nuestro yo solo. La empresa común en procura de realizar nuestros más caros valores éticos -es decir, sociales- generan como múltiples canales por donde circula mi yo agigantado en la lucha personal y colectiva. Mas, luego del agotamiento, la carcaza de lo vivido se hace costra protectora y vuelve el espíritu a reconocerse ante sí. Entonces aparece Poesía y nos regala sensibilidad de seda para extender la magia del poco conocer -pero conocer al fin-, que permite ubicar nuestra soledad en el contexto de las otras gavillas que a nuestro lado crecen igualmente en procura de su madurez.
    Poesía es, así, un acto constrito de conocer, y reconocer nuestra soledad. Mientras ella sea más rica, más podrá entregarse al otro. Y, claro, también al revés…
    José Itriago, como es su olímpica costumbre, nos eleva a esos terrenos tan recóndidos del saber que no estamos solos, del conocer, de la mágica aprehensión… No sé; debemos releer la palabra de José.
    Y María José López ¡brillante! sencillamente.
    Mi querido Joise; falta tiempo para referirnos. Pero su fusta hiende hasta nosotros.
    Saludos a tod@s .
    Chao, Mora.
    VANCHO

  12. benjadem alflorentin dice:

    hola mora, yo tengo ése libro d Rilke, aunq prefiero sus maravillosos poemas, q transmiten una delicadeza d lo etereo y trascendental en acciones tan comunes y mundanas, q asombra y dan ganas d leerlo eternamente.
    Creo q la soledad para Rilke parece el miedo, o mejor, la decepción d jamas poder comunicar la intimidad a nivel espiritual con otro/s, aunqe busqe en la mano sobre mano, jamas podrá lograrse, pues así como se dice graciosamente q hombre y mujer se funden en uno solo a través del hijo, en realidad es una gran mentira, ya q yo no soy ni mi padre ni mi madre, ni ellos están en mí, no existe la empatía integral q pueda hacernos, ya no sentir, sino siqiera imaginar qé parte/s del espíritu-alma amada ajena, están brotando o marchitándose justo en éste momento, y tampoco pueden transmitirse al otro semejante estado interior, ya q es irreproducible fuera d uno mismo, si es q ése yo mismo puede entenderse y definirse tan claramente como para saber TODO lo q germina en el propio interior psicoespiritual.
    El tema es la soledad, pero la sustancia creo q es ésa desazón d no poder comprehender ni comprehenderse

  13. Osvaldo Bonini dice:

    La soledad del escritor
    La fragua lenta, íngrima, de la palabra
    -el peligro y sus chispas-
    El enfrentamiento cotidiano con el cansancio
    y las distracciones
    -el país que ando siempre colgado en la garganta
    con sus campanarios-
    Soledad del alma que añora ruidos lejanos
    y la soledad del escritor
    la de siempre
    la de a diario
    la pantalla encendida ausente y azul como un cielo sin estrellas,
    un Universo donde soy la única Diosa posible.
    -Gioconda Belli-

  14. maria jose lopez dice:

    Muchisimas gracias Vancho,¿ te puedo llamar Vancho ?
    Tú eres grande,eres brillante,escribes con sentimiento,
    y eso es algo muy bello.Saber expresar con las palabras
    los sentimientos no es facil,ni expresar la forma de pensar
    con las palabras correctas. Tú,vosotros poseéis ese don.
    Mora tu eres la estrella principal,la más brillante,
    alrededor de la cual giramos los demas,
    si tú te apagaras mi luz,quedaria en la oscuridad.

    maria jose

  15. pedro paramo dice:

    Creo que cada pensamiento humano es para, por y porque necesita comunicarlo a otro, la existencia misma no tiene sentido si no es para compartirla, la huella de los otros queda grabada en nosotros a fuego, nuestro inconsiente sabe que los demas estan ahi, la soledad es aparente, somos parte de un todo frente al universo.

  16. Francisco Pinzón Bedoya dice:

    “Soledad, es tan triena como una paloma, que vivió siempre en el trigo sola, sin neesitar de nadie, ay mi soledad.”

    Este tema siempre está al día de cualquier ensayo - discusión o lo que sea, pero depende del tipo de soledad que toquemos,.

    Sólo sé que sólo nos tenemos a nosotros mismos, y ello es una infinita compañía en la soledad de lo que somos

    Un abrazo

  17. Eva eugenia Choque dice:

    Se habla mucho de la soledad pero muy pocos conocemos lo que realmente es la “Soledad” yo tengo 32 años y creo que toda mi vida he vivido en soledad por que jamas tuve con quien compartir todos mis miedos e inquietudes nunca pude confiar en nadie por miedo a ser cuestionada. Soy hija adoptiva trabaje desde los 8 años vendiendo solo llegaba a mi casa para dormir con mi madre adoptiva , nunca tuve un amor en la adolescencia , conoci un primer amor a los 25 años y era equivocado , era casado pero no me importaba era la unica persona que se habia fijado en mi ,pero me lastimo mucho era dificil aceptar que era casado, despues conoci creo a mi verdadero amor ,creo al unico hasta el momento que me dio cariño y soñaba tener una familia con el pero el destino fatal me lo arrebato fallecio en un accidente. Nuevamente me undi en la soledad y lo unico que se presento para consolarme en la vida fue nuvamente otro hombre que tambien era casado y me involucre nuevamente, me fui del lugar donde lo conoci, para empezar de nuevo porque siempre me he cuestionado que yo nunca sere la causante de destruir un hogar. tuve 2 fracasos de amor que no terminaron en nada 1 me engaño y el otro no queria nada formal y m termino . Y este ultimo siempre tuve contacto con un amigo al que lo consideraba un amigo pero el no, lo conoci hace 6 años y nos veiamos esporadicamente de vez en cuando su defecto el de siempre ser casado. Hace 3 dias me involucre y estoy que me muero y nunca me habia sentido tan sola y me pregunto es que acaso yo no naci para alguien que sea solo mio y que no tenga que hacer daño para ser feliz, es un a pregunta a la que no he encontrado respuesta aun y no se como conducir mi vida. Cuestionenme si eso no es vivir en soledad.

  18. benjadem alflorentin dice:

    hola eva, tu caso sí es una forma d soledad, pero causada x tu sentimiento d abandono, es una soledad q depende d tu conexión social con los demás, es tan válida como cualqier otra, pero creo q tu situación tiene una respuesta en tu éxito o fracaso al contactar con los demás a nivel afectivo; sin embargo hay otro tipo d soledad q es el d tener todo lo q uno imagina q puede tener y aún así sentirse absolutamente solo; sentirse lleno d plenitud interior y sentir q cada vez estás alejándote mas d la realidad, xq el espíritu viaja a dimensiones del sentido q ni siqiera uno mismo puede comprender, y pareciera q con cada logro uno se vaciara mas y mas, y es desesperante, xq uno se plantea ¿cómo puede ser posible q si tengo una persona bien amada, una familia amada, un bienestar material, (o no, no es necesario tampoco q lo haya),- es decir , sin las vicisitudes q has sufrido vos- q uno pueda sentirse fuera d ésta dimensión? es como si uno sintiera q está en un lugar y tiempo eqivocado, viviendo una realidad d otra persona; xq hay ALGO -no se sabe qé- q uno qiere sentir y no puede, xq es superior a su propia inteligibilidad.

  19. Mora Torres dice:

    Eva, a pesar de todo, ¡tienes 32 años, quién los tuviera! Siento que te espera la felicidad o algo parecido. Un gran abrazo

  20. mario hernandez dice:

    bueno me parece algo interesante y ese tema fue buena eleccion es algo muy fuera de serie de la soledad es algo muy perturvador para todos asi que un gran abrazo

  21. soñador determinado dice:

    la soledad!!!ciertamente existe del mismo modo que la sombra….,el palacio…ese estuche del que no se puede escapar…el que no permite fusionar a otro ser aquella tal soledad…………..pero como es asunto de estuche (palacio)….y como aquel que vive en otro palacio no puede entrar emocionalmente en mi palacio…..he decidido que mi palacio (estuche) sea llenado de algo que del mismo modo que mi alma, no se ve (y mas aun mas profundamente el que llamo espiritu)…ese algo que he aceptado se llama o le dicen DIOS…….y habita a diario y conmigo en mi palacio.

    gracias


Trackbacks

  1. tecnoautos.com
  2. Buy Guaranteed Facebook Fans
  3. Buy Guaranteed Facebook Fans
  4. URL


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom