Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Busco trabajo

Las palabras del título -perdón por lo vulgares- creo que simbolizan una parte, la menos brillante, de mi vida.

Cuando tenía quince años empecé a trabajar como correctora en un recién fundado diario de provincia (Diarios zonales y barriales); su cierre, al poco tiempo, hizo que yo comenzara a utilizar a menudo esos dos vocablos nada mágicos, ya que podría haber alguien casualmente en el lugar donde los pronunciaba que conocía a alguien que conocía a alguien… que buscaba trabajador (Relaciones laborales).

Ciertamente fue el modo con el que conseguí varias veces empleo, pero decir esto es casi una confesión, es como repetir aquel famoso chiste que reza que “no hay nadie más experimentado que yo en dejar de fumar; lo hice más de cien veces” (No fumar frente al espejo).

No soy torpe ni fea pero sí puede decirse que “cuando nací/un ángel negro/de esos que viven en la sombra/me dijo:/anda, Mora,/a ser zurda en la vida” -el verso es de C. Drummond de Andrade, el poeta brasileño, y donde en mi cita dice mi nombre, en el original dice “Carlos” (Literatura universal).

Sí, cuando nací un ángel negro me puso un ramillete de flores raras en la mano izquierda.

Pesa sobre mí algo fantasmal, no ortodoxo, a veces agradable, otras gracioso, otras ridículo, por lo que no suelen darme el empleo, o por lo que si me lo dan dura muy poco o es un trabajo muy bizarro.

Además, ¡siempre voy a caer a sitios tan desesperantemente extraños!

Les contaré el comienzo de un caso, que tengo escrito ya como novela; y si algún malicioso cree descubrir que lo saqué de El Palacio de la Luna, de Paul Auster, me anticipo a responderle que a ese libro lo leí después de que esto sucedió, que el parecido es pura casualidad y que -esto los dejará sin argumentos- tengo testigos y papeles y firmas de abogados (Ética profesional: el honor perdido).

Los puercoespines ateridos

Al principio no vi con claridad la letra del diario hasta repasar el aviso por segunda vez; también sobre mis ojos había una leve porción de la niebla circundante que me arranqué con un retorcimiento de los párpados después del primer anticipo de lectura. Quizás era algo que estaba en mi cabeza, o en mi alma, lo que me impedía ver bien en el momento -la desesperanza podría haber sido-, pero se transmitía a lo físico y trababa mis gestos habituales como si constantemente me estuviesen haciendo zancadillas.

Leí: Perfecto castellano, manejo de Macintosh (MAC, PC, Evolución del computador), y llamé por teléfono al número que se ofrecía; me atendió una mujer. Dije: “Soy escritora, gané algunos premios -para certificar mi idoneidad-. Tengo hasta un libro publicado, y distintas notas periodísticas”. Pero mi frase clave fue “yo trabajé en varios diarios como correctora”. “Varios diarios”, supongo, no “correctora”, actuó de abracadabra, porque la mujer repitió “varios diarios” obsesivamente.

No fue la señora con la que había hablado por teléfono sino un anciano quien me abrió la puerta hacia una sala más larga que ancha, pero tampoco demasiado larga. Un enorme sillón capitoné, en cuero marrón, estilo comité de barrio, una computadora con su pequeña mesa y su banquito y un escritorio grande al final de la sala eran el mobiliario. Él se sentó detrás del escritorio, mirando hacia la puerta; yo frente a él. Yo cargaba con todo lo que se puede acumular en veinte años de labor literaria, desconocida, por supuesto. También con notas publicadas en semanarios de turismo y un comentario de libros en el diario.

-No hable, por favor, espéreme. Déme sus notas -dijo el viejo señor con voz que era de otro mundo.
Leyó con lentitud; yo observaba su cara llena de malhumor cuando de vez en cuando erguía la cabeza para emitir algún gruñido; tenía el pelo largo, muy despeinado y bastante sucio, que parecía salirle de las orejas, y no estaba vestido con moñito en lugar de corbata, pero daba toda esa impresión.
Esperé en un reverente silencio dedicado a los crueles dioses del trabajo. Imaginé sin mucha seguridad a Hércules sin saber bien por qué, no era erudita en mitologías.

-Ahora páseme su libro de poemas –dijo el hombre después de unos 45 minutos.
Su rostro contrariado no varió, pero leyó pausadamente uno a uno los ochenta poemas. Pasó una hora más. Levantó la cabeza. Preguntó: “¿usted cree en el diablo?”. Y yo, desprevenida, le aseguré que sí. Me preguntó también: “¿puede empezar mañana a trabajar conmigo?”.

Mañana era domingo. Le contesté que sí otra vez. El diablo y el domingo no eran ningún inconveniente.
Pero el hombre todavía tenía algo que pedirme. Me entregó un papel.
-Es un cuento que no logro escribir, ¿puede hacerlo por mí? No es necesario que lo traiga mañana mismo…

Al salir no sabía de qué iba a tratarse mi trabajo ni tampoco qué sueldo cobraría. Estaba, sin embargo, feliz. Pagaría las deudas, mi hija continuaría en la facultad; pese a todo, me estremecía con suavidad cuando pensaba en mi empleador.

A veces, como ahora, cuando iba caminando por la vereda muy pensativa, muy introvertida, de pronto me daba cuenta de que delante de mí algo se estremecía de repente; alguien, que caminaba delante, en mi misma dirección, me transmitía un estremecimiento. Seguro, por algún motivo, esa persona pensaba que yo la estaba siguiendo. Y ahora, cuando debía doblar, también doblaba la persona; yo en esos momentos decidía seguir otro camino. Pero esta vez, quizá por la suplementaria fuerza que me otorgaba haber conseguido, tan sorpresivamente, el empleo, y también porque algo me decía que mi sospecha era infundada, que nadie sospechaba de mí, seguí, doblé, fui hacia la parada del mismo colectivo que la persona, en este caso una señora algo mayor, con un extraño rodete sostenido por una hebilla color oro. En la cola, breve, el rodete de la señora se retorcía delante de mí, casi se deshacía por el viento. Para ella, que no me había mirado; yo podía muy bien ser alguien sospechoso. Tenía además en mis manos el papel que me entregó mi empleador con el encargo de escribir un cuento, y no lograba alejarme de su lectura, casi como disimulando. Finalmente, me enfrasqué en el papel. La señora desapareció, y junto con ella todos los aspirantes a viajar en el colectivo 109. En un segundo todo se había vaciado, yo era la primera de la fila para tomar el próximo 109, y las letras de una escritura algo confusa bailaban ante mí.

Magdalena, mi hija, lo leyó también, y aunque estaba contenta por mi éxito, algo empezaba a contener su alegría. Le parecía poco claro lo que su madre trataba de explicarle, y menos claro todavía el encargo de la escritura de un cuento que, ella estaba segura, ya existía, perfectamente existía, en alguna parte. Esto último también giraba por mi cabeza, el cuento ya había sido escrito, ya había sido leído por mí en alguna parte; todavía no sabía si era bueno, estaba claro, porque lo del argumento era casual, con cualquier cosa se podría escribir algo bueno o algo malo. Pero hasta el título, “La invicta”, me parecía ya impreso, ya impreso alguna vez en mis párpados, en mis ojos sorprendidos, ¿se habrían sorprendido
mis ojos al leerlo por primera vez? ¿De quién sería el cuento que yo, seguramente, estaba previsto que superara, como prueba?

Paseé la mirada por la fila de libros de mi dormitorio, por la del dormitorio de Magdalena; no encontraba apoyo en ninguna letra, en ningún nombre, y estaba segura ahora que la prueba consistía en escribir el cuento de la manera más parecida posible a su -lo sospechaba- archifamoso original.

A las diez de la mañana del domingo (era además 1º de mayo) yo estaba allí de nuevo. El hombre parecía menos duro, más confiado y, quizá, menos viejo, aunque su voz seguía siendo un murmullo ronco.
-Lo que tengo es un cáncer de garganta, fui operado hace un mes –dijo para explicar ese murmullo, mientras prendía otro cigarrillo-. Soy Samuel Dujar (y pronunció su apellido como si fuera francés, algo así como “Diyá”); soy escritor y periodista.

Yo repití “periodista” por casualidad y casi en silencio, pero él escuchó. Yo sólo estaba tratando de adivinar cuál sería mi tarea y me topé con la acritud del hombre con asombro.

-Claro que soy periodista –se endureció; dudaba, era evidente, de serlo- Trabajé en el Times Life de Brasil… viví en Brasil muchos años ¿sabe? ¡y odio la literatura! –exclamó intempestivamente, con susurrante voz de criminal en sala de tortura, confesando un crimen real, pero confesándolo sólo por el maltrato-. La literatura, como dice mi madre, fue mi perdición. Y mi madre es muy sabia, no solamente porque tiene noventa años. Pero en realidad ya no leo nada, sólo escribo, y muy poco.
-¿Pero es escritor y periodista? –ataqué, un poco resentida…
-De eso se trata.
Y esta fue la primera vez, y una de las pocas en total, en que la cara se le iluminó con un reflejo muy humano.
-He escrito… -conjugó ceremoniosamente- he escrito una novela.
-¡Maravilloso! -exclamé entusiasmada, ya que no puedo menos que admirar a cualquiera que haya escrito una novela; yo misma me considero poeta, y narradora en ocasiones, pero de cuentos. El trajín agotador de una novela no es para mí; me parece que los que lo cumplen deben hacer el mismo esfuerzo que el que se necesita para construir una catedral; otros, al menos una casa, y que todos son dignos de elogio, aun los peores novelistas. Mi entusiasmo, sin embargo, no fue bien recibido.
-¿Por qué “maravilloso”? Puede ser mala.
Le expliqué mis especulaciones arquitectónicas.
-¿Y de qué serviría si fuera mala? ¿Si fuera, según sus metáforas, una casa inhabitable?
-De ejercicio –arriesgué con timidez.

Se rió; no, no se río. Pero, aunque no lo recuerdo muy bien, estoy segura de que desplegó algún ampuloso gesto de ironía acompañado de palabras reconvinientes. Algo así como que advirtiera lo que ocasiona la falta de capacidad, los edificios que se caen, etcétera, y todo por ejercitarse.
-¿Y por qué escribió entonces una novela? -pregunté.

Esta pregunta quiso ser atajada por mí en el acto, antes de brotar, pero no lo logré y la expresé en voz alta; lo único que conseguí fue morderme de verdad la lengua, de costado, al terminarla, justo en el punto donde cierra el signo de interrogación. Pero parecía que para Samuel su novela estaba fuera o más allá de la literatura; para usar su verbo preferido, no se ofuscó al oír la pregunta. Tampoco contestó en forma directa.

-Es una novela policial. Está completa, pero deseo reescribirla. Por eso en el aviso se exigía saber computación.
-Perfecto castellano y computación, que en realidad es sólo saber manejar el procesador de palabras –dije-. ¿Por qué va a reescribirla?
-Perfecto castellano en cuanto a que escriba absolutamente sin errores, no piense que va a tener que reescribir la novela -contestó.

Yo todavía no sabía cuánto iba a ganar sencillamente porque sucedía que no tenía ocasión de preguntarlo, o porque quizá me parecía irrespetuosa la consulta visto los aires de gran escritor desconocido casi kafkiano que iba adquiriendo Samuel. Tampoco sabía mi horario efectivo de trabajo, porque Samuel me había explicado que muchas veces iba a necesitarme por la noche. Ignoraba por último, no, no tan último, por qué motivos reescribiría él su novela. Esto, sin embargo, me lo reveló al llegar el tercer día, cuando aún no habíamos empezado a trabajar en nada:
-Quiero agregarle un personaje.
-¿Cambia el asesino?
-Tal vez –dudó, con un resplandor en los ojos.

Creí entender que se le acababa de ocurrir que el nuevo personaje podría también ser el que cometiera el crimen. Era vampiro de cualquier idea, en especial desatinada.

-¿El nuevo personaje es hombre o es mujer? -pregunté, sin saber nada en absoluto de la trama ni del argumento.
-Es un gato, pero un gato blanco, un gato blanquísimo –subrayó- sin mancha. Aunque no importaría que tuviera alguna en realidad –en esto pareció leer el pensamiento de su empleada-. Lo importante es que sea un gato más o menos blanco. A propósito, ¿le gustan los gatos?
-Tengo una gata negra, se llama Octavia Gutiérrez –le respondí.

Cuando yo decía el nombre de mi gata, todos me preguntaban de dónde había salido el apellido, que no era el mío ni el de nadie cercano. Samuel fue el primero que tomó con naturalidad que la gatita tuviera su propio apellido con nombre de mujer.

-¿Sabe que el otro día me hicieron el juego de a quién salvaría yo si pudiera salvar a sólo dos personas? Me costó decidirlo, y después me di cuenta de que tendría que responder “a nadie”. Salí del paso diciendo que quería en realidad tanto a mis gatos que salvaría a dos de ellos, lo que es verdad, pero sería terrible tener que elegir.
-¿Tiene dos gatos? -fue la pregunta menos inteligente, porque se adivinaba en aquella elección una respuesta parecida a la que dio Samuel:
-No, ocho. Bueno, si le gustan los gatos podemos empezar a trabajar mañana por la noche.

O me estaba sugestionando demasiado o había algo un poco felino en la persona de Samuel, pero no sensual. Con el tiempo descubrí que mi nariz había pensado antes que yo; era probablemente el olor a gatos amontonados en su departamento de dos ambientes lo que me hacía ser tan intuitiva. Sin embargo, al poco tiempo descubrí que no eran ocho sino siete los gatos que tenía Samuel, que el número equivocado que brindaba se refería o bien a una antigua mascota que había muerto en Brasil o al micifuz extraño que introduciría en la novela.
-¿A qué hora de la noche? -se me ocurrió preguntarle cuando me despedía.
-A veces a la madrugada yo trabajo mejor … Podríamos empezar como a las dos, ¿o tiene inconvenientes?

El gato blanco
La novela de “mi patrón” iba a llamarse El gato blanco, y del modo como lo relaté más arriba empezó una historia que duró dos años y tuvo detalles humorísticos, escalofriantes, increíbles, esquizoparanoicos -¿me ayudan con los adjetivos?- más un juicio laboral final, que perdí; ¿no es poco, no?

Envío

Este trabajo está dedicado a jorgerv y su asombro de estar vivo y a quienes con él se asombraron y alegraron. También a Gloria, que ha reaparecido en el blog.

Y a quienes hablan como en oleaje, van y vienen por el blog, suben y bajan la marea de sus voces, tanto que a veces me parece estar leyendo la mejor traducción de Las olas, de Virginia Woolf (La agentividad sexual de las mujeres, una asignatura pendiente en el proceso de igualdad), o estar parada frente al mar (El Derecho del Mar).

Mora Torres

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

146 respuestas a “Busco trabajo”
  1. Blanca Estela dice:

    Querida Mory:

    En el “busco trabajo”, creo todos tenemos algo anecdótico que contar.

    Recién titulada como profesora de educación física, me dirigí curriculúm bajo el brazo, en busca de trabajo,pero no al lugar indicado, y esto se debió al bajísimo sueldo que me ofrecían por ejercer en el mismo colegio donde realicé prácticas. -Palabras de la directora: “m’jita, traiga sus papeles, se puede quedar aquí trabajando con las niñitas, le ofresco $70.000 al mes ¡mm!, ¿qué le parece?…

    decididamente NO, gracias, me dije a mi misma, y volé a buscar el salario donde sí valiera el esfuerzo trabajar, en tanto que siempre estuve pensando: “el trabajo nunca mató a nadie, pero para que ¿arriesgarse?.” Bueno me dirigí a la Zona Franca de Iquique, el “boom” ZOFRI en aquel tiempoa estaba recién comenzando; además se comentaba: ” la paga es buena”.

    Entré a un galpón, sacrificialmente superproducida de tacos y sombrero, y al primer hombre sentado detrás de un escritorio le pronuncié las palabras mágicas: busco trabajo, al mismo tiempo estiraba el brazo para entregar dicho curriculúm e insistí, nesecito trabajar.

    El hombre virtuoso de aspecto, rubio de ojos azules, no pronunció palabra se puso de pie y dijo- acompáñeme…salí al exterior pisándo sus talones, allí me invitó a subir a una camioneta doble cabina, color rojo, con olor a nueva, la condujo unos trescientos metros dentro del recinto para llegar hasta el lugar de ventas en módulos muy bien iluminados y decorados, en ése lugar me presentó a sus socios y a las personas con quien comenzaría a laborar y pasarlo bien, eramos todas jóvenes y solteras y en verdad se ganaba mucho dinero.

    Después me enteré “quien era quien”, el primer socio mayorista, argentino,el de aspecto virtuoso, el segundo un indio, Alfredo se hacía llamar, pero todos le decíamos Abujatum, que creo era su apellido, el otro, chileno; Fito Steimberg, con quien nos conocíamos de niños aunque nunca jugamos juntos por ser él mayor, y el último socio, un panameño de dos metros; Nemesio…no recuerdo su apellido, a pesar que la noche recién pasada del día martes, lo encontré caminando rumbo a su casita con una caja de cartón debajo del brazo, nos contó que vendía dulces hechos por él y su esposa, que todo el día camina y que ése era su trabajo hoy, sus socios le jugaron mal( yo venía en la Mitsu con Albert, conduciéndo a eso de las 20.30).

    En aquél tiempo me dí algunos lujos, como pararme frente a una vitrina, enamorarme del vestido del manequí, y entrar a comprar sin preguntar el precio.

    Ahora tengo ensayo de teatro, luego les cuento la segunda parte.

    Un cariñoso saludo a todos y bienvenida a los nuevos.-

  2. joise dice:

    Hola! Mora y a todos, Blanca Estela creo que siempre habeis sido de mi alta estima, pero, ahora os admiro un poco mas, porque os mostrais con muy alta autoconsideración, desde el momento que decidiste no tomar ese empleo, por tan “pirrica” cantidad segun vos, “dado a que no se el baremo que manejais en vuestro pais para definir un buen sueldo”, lo importante es la acción tomada. Ahora bien, si escudriñais a Hegel podreis encontrar que: para él; el trabajo dignifica al hombre, sobre todo por su caracter social y solidario, no osbtante hacerlo por una paga -sea en moneda o especie- que no llene o satisfaga las necesidades primordiales y que ademas no permita, a quien trabaja; disfrutar de otros valores, como: tomar vacaciones, tener un vehiculo en buen estado, proveer a su familia de educacion, vestuario apropiado, esta malgastando su tiempo.

    En el caso de Nietszche en Humano, demasiado Humano, es mas drástico, porque afirma que: quien no disponga de las tres cuartas partes de su tiempo diario para si mismo por culpa del trabajo es un esclavo.

    Bueno, las acepciónes carecen de sentido sino van de la mano del que padece el trance, hay muchos casos en que el individuo llega a tal punto de desesperación que por ganarse cualquier suma, o por saldar una deuda; se transa respecto al trabajo de la forma mas patética e inimaginable posible, donde el pago se mide; sea con moneda, especie, y hasta con naturaleza.

    Lo importante es manejar la situación lo mas común considerable para obtener dignamente el mas harto benficio posible, observad, según Simón Royo Hernández (2008), de una monografia enviada a “monografias.com” observa que la culpa de todas las calamidades del “hombre masa” es el capitalismo, sin embargo Ortega y Gasset, dice que es el Estado, y Felipe Gonzales (1998) como un químico que mezcla los elementos, define que: lo importante no radica en quien maneja los modos de producción, que debería ser función de quien tiene el capital, mientras que los que manejan el gobierno desempeñen tal labor administrativa que el producto de los que manejan la industria sea empleado equitativamente en bienes sociales. “Lo que está sucediendo en China”.

    Respecto a la historia de Mora, evidentemente es la busqueda de un recurso necesario para fomentarse bienestar tanto material como sicológico, sin caer en la miserabilidad. No importando las excentricidades del empleador. Y siempre y cuando este involucrado la dignidad e integridad moral aunado al autoestima del empleado.

    Por otro lado sigue afirmando Royo que las acepciones romanticas de los economistas liberales, enfrascan a los idealista en una cultura de masa donde en ves de relajar su ocio en entretenimientos triviales se dediquen por lo menos despues de una jornada de trabajo (8-12 horas) al momento de tomar su café discutir a Platón o a Rorty, pero el caso no es ese, lo verdadero es que el trabajador dentro del cansancio obtenido, prefiere observar al Enemigo dentro de la casa, según Marta Colomina (la TV) esos programas hechos por artistas que se ganan sumas faraónicas en tiempos relativamente cortos, o a las modelos de un desfile de modas quienes ganan otro tanto sin mucho esfuerzo, solo por “talento” (arte) vaya ud. a saber, mientras que los poetas casi que se suicidan. Bueno ¿será que esta invertido el valor del trabajo? O será que el mas del común prefiere mantenerse parcos y conformista, ¿de quien sera la culpa que unos sean: decididos, emprendedores, tenaces, proactibos, habiles, y triunfen en sus metas autoimpuestas aun cuando no posean en su haber las bondades del dinero para iniciar sus proyectos ej. Gates, siempre en el ámbito de lo que define la sociedad como honesto, y otros apenas se preocupan por comer todos los dias?

    Por favor alguien que me lo explique!

    Ciao!

  3. hugo dice:

    tontos tento cancer ase 19 años y de malas la mierda soy ganador de malas el que se atraviese en mis objetivos es mierda el cuento

  4. angelica valerio smith dice:

    querido joise; se llama conformismo …!!!!
    alguno seres son emprendedores por naturaleza,lamayoria esclavos de si mismos (trabajan mas de 18 horas diarias)siempre pensando en que si mas trabajan mas producen; en cambio los conformistas se sientan a ver pasar el tiempo inutilmente, en su portal con uan taza de te , mirando al infinito. jajaja,me pase…

  5. Blanca Estela dice:

    Continúo en : “busco trabajo”

    En aquel tiempo, a pesar de estar viviendo bajo dictadura militar, guardo hermosos recuerdos con sabor a triunfo en lo laboral, reconocimientos por éxitos ganados en venta, aunque en verdad derroché sin conciencia, y a pesar de todo no me arrepiento, cada uno sabe cuan desbordada se torna la juventud a veces, y el tiempo gastado en vanalidades y desfachateces, sólo tiene un significado; vivir en euforia, feliz derrochando energía a mil, bailar y bailar sin parar hasta desmayar, como dice la canción, gozar y disfrutar la vida como si se fuera acabar.

    En aquel lugar de trabajo permanecí por seis años, durante los cuales ví a mucha gente de diferentes ciudades del paìs llegar en busca solícita del laburio cotidiano.

    Hoy convenzo a mis alumnos de no quedarse donde estan, “Este mundo es de los actores, no de los espectadores”, una vez egresados, en cualquier disciplina, médico o abogado, profesor o conductor, lo mismo dá, nadie tocará su puerta ofreciendo: ¿Quiere trbajar Ud. verdad?, venga por acá. Tienes que salir, buscar preguntar, AH¡ y poner en tu C.Vitae, todo lo que hayas aprendido, sean talleres o minicursos, todo es válido a la hora de pesar, ¿cuánto vales?.

    Eh Ahi¡¡.-Un gusto Joise, escribes mientras laboras?- bien, así se aprovecha mejor el tiempo.-

  6. Raul Z dice:

    Muy interesante Blanca Estela tu relato, solo que no entiendo lo del socio panameño. Me confundi con los tiempos. ?Que jugada mala le hicieron sus socios?o es que en esa empresa venden dulces? Disculpa la curiosidad acuciosa. Saludos

  7. Zalakain dice:

    Me ha gustado mucho tu post/relato, todo él, con la excepción del inciso “-perdón por lo vulgares-”; sin él ( quizás también sin “, la menos brillante,”) habría quedado, a mi entender, libre de la autoqueja.

    Muchas gracias

  8. joise dice:

    Si Blanca Estela, por lo menos tengo esa oportunidad. Felicitaciones de nuevo, esa es una buena obra, las mentes juveniles o adolecentes queriendo mejorar; ipso facto, pueden caer en procesos turbios por ello necesitan de la orientacion de quienes han observado la vida desde un perfil autocritico y provechoso, de modo que las experiencias obtenidas sean como ejemplo de desevolvimiento para los pupilos in crescendo.

    Ciao!

  9. Mabel dice:

    Hola!
    No acostumbro a ponerme a leer por internet… prefiero un libro… pero el título es muy atrayente… me llevó hasta el final. Igual para mi gusto, esperaba, otro final. Fue largo al comienzo… esperaba algo más de la historia.
    Igual, son críticas “blancas” ya que me gustó y todos podríamos contar nuestras historias… hemos pasado por muchas experiencias con empleadores que sería bueno plasmar en un libro.
    A raiz de esas experiencias, tambien (que esa frase me encantó) nací con “el ramillete en la mano izquierda…” Pero nunca pierdo la esperanza de mejorar, de cambiar mi destino. Por eso… los sueños, pueden hacerse reales, si con frenesí ponemos todo de nosotros.
    Felicitaciones!
    Mabel-Mar del Plata-Argentina

  10. Víctor Morata Cortado dice:

    Hola, Mora. He leído con atención, como cada boletín que llega a mi correo periódicamente, tu escrito. Dominas muy bien las letras y eso, aunque a estas alturas seguro no soy el único que te lo ha dicho y ya sobradamente lo sabes, era algo que tenía que decir y que llevo demorando por mucho tiempo. Así, hoy quería aprovechar para felicitarte por cada uno de los escritos que nos regalas habitualmente, tan llenos de buena prosa y con unos enlaces que, cuanto menos, resultan interesantes y curiosos. Es un placer haber descubierto por azar tu blog. Me marcho con un buen sabor de boca, sin duda. Un fuerte abrazo.

  11. Marta Lilián Molano L dice:

    Blanca Estela, me gustó mucho tu relato. Por un momento dejé volar mi imaginación y pensé que te convertirías en uno de los personajes de la novela, tipificando a la gata blanca (inocente).

    Saludos desde Colombia

  12. XIMENA dice:

    QUERIDA MORA >
    A veces por momentos he sentido envidia de las personas que trabajan y cumplen horaros reciben un sueldo bueno o poco ,en fin una parte de sus vida esta ahi,en su trabajo,
    He conocido gente que no hace absolutamente nada y gana muy bien ,otros que se matan trabajando ,la verdad es que el tema del trabajo siempre lo he sentido lejano a mi.
    He puesto mi atencion a otras cosas,me parece tan raro tener que ir a un lugar y trabajar,por favor alguien me puede contestar mi pregunta QUE LOS LLEVA A TRABAJAR_? aparte del dinero QUE ?
    AFECTUOSAMENTE XIM.

  13. Dayana dice:

    Hola Mora de Donde Eres? usas un Seudonimo? eres de Venezuela?

  14. Ramón dice:

    ESTIMADA MORA: ME PARECE EXCELENTE TU RELATO. TE FELICITO. SOY PERIODISTA CUBANO Y ME ENCANTARÍA LEER OTROS MATERIALES TUYOS. SI TE ES POSIBLE ESCRÍBEME A: cienfuegos5555@yahoo.es GRACIAS.

  15. María Celeste dice:

    Hola a todos…. prometo postear mas tarde, en el finde… estoy corriendo, pero me encanta lo de hoy.
    Dayana: Mora es argentina… y es su seudónimo o sobrenombre. Busca por internet y encontrarás cosas de ella…
    Ramón: lo mismo para ti… pero tienes todos los editoriales de este blog, para empezar.
    Xim… la necesidad de trabajar tiene que ver no sólo con la subsistencia, que si tienes la suerte de que te mantienen, evidentemente no es tu preocupación, sino por una motivación personal de superación, primero, y la movilización interior de brindar algo a otros… por ello que mejor es trabajar en lo que te apasiona.
    Besos!

  16. Octavio Campos dice:

    Me pareció sumamente divertido, real y fresco tu relato, creo que todos los que nos tomamos el tiempo para leerlo, noe hemos sentido identificado con tu relato, felicidades y sigue asi por favor.
    Gracias.

  17. Roberto Doger Badillo dice:

    Alo Mora:

    La parte de tu vida que comentas, aunque parece una novela, es bastante exquisita. No se si es por las situaciones o por la forma de comentarlas. ¡Te felicito por tu escrito!

  18. Henry dice:

    Estimada MORA, excelente su trabajo, entreguenos más textos para nutrirnos de lectura.
    Querida XIMENA, al parecer eres una persona que te mantienen, te invito a que sientas esos deseos de trabajar y superarte por tus propios medios; los beneficios que tu logres recibir, puedas compartir con las personas que más lo necesiten.
    Un saludo y un fuerte abrazo.
    henzul

  19. Ana Ma. Anchondo dice:

    ¡Hola Mora!

    No acostumbro tomar tiempo para contestar escritos en “internet”, pero he seguido algunos tuyos y me parecen interesantes. Con éste de “Busco trabajo” me identifiqué contigo en cuanto al libro de poemas que como tú, he editado, además de tus demás aptitudes, habilidades, la relación con tu hija y tu manera de ver la vida.

    Te felicito por tomarte el tiempo para compartir, por este medio, tus experiencias y otras cosas más que transmities y que son de edificación.

    Aprovecho para contestar a Ximena la pregunta “¿Qué los lleva a trabajar… Aparte del dinero, ¿qué? —Pasamos una tercera parte de nuestra existencia en nuestro trabajo, por lo que en primer lugar, sería muy triste hacerlo sólo por dinero, ya que queremos dinero para disfrutar la vida y si no estamos disfrutando nuestro trabajo, no vale la pena el correspondiente salario. Por otra parte, el propósito de nuestra existencia y por ende, nuestro trabajo, sea con paga o no (porque sea en casa o fuera de ella, de alguna manera estamos trabajando) es hacer nuestra parte en esta vida para que el mundo siga rodando, pero procurando que cada vez sea mejor, dejando con nuestro trabajo y talento, algún legado a nuestra descendencia, ya que al morir nada nos podremos llevar, pero sí algo podremos dejar y sin duda que ello será lo que hayamos logrado por nuestro esfuerzo en el diario trabajar.

    ¡Adelante Mora y bendiciones a ti y a quienes contestan tus escritos!

    Ana María Anchondo

  20. Ana Ma. Anchondo dice:

    Mora:

    Al revisar mi comentario (para ser moderado), noté un error en el segundo párrafo:

    Escribí “transmities” y debe ser “transmites”.

    Gracias.

    Ana María Anchondo

  21. Henry Zuleta dice:

    Gracias por las bendiciones que nos envás Ana María.

    Un abrazo
    Henry

  22. Milton dice:

    Busco Trabajo.

    Pareciera que muchas veces este derecho, es un gran favor que se recibe.

    ¿Pero porqué buscarlo?. Muchas personas pasan su vida sólo trabajando y centran sus esfuerzos en el desgaste de la atención de las cosas mediatas, olvidando disfrutar de las cosas pequeñas que generalmente son gratis.

    Centrado en el buen esbozo de Mora, creo que el desafío que significó para ella la enigmática personalidad del poeta-periodista fue lo que le cautivó y más que pensar en horarios, paga y beneficios, se centró en que estaba haciendo algo que le gustaba, para lo cual tenía talento y que le permitía “además” resolver sus necesidades mediatas.

    Hay varios mensajes entre líneas, y la posibilidad de evadirse, evocar experiencias personales y elugubrar pensamientos son parte de la magia de esta prosa; por lo que no es extraño que otros contertulios hayan compartido sus vivencias.

    El valor de estas instancias, siento que está que “saca” a los cosmonautas de “la respuesta inmediata tan característica de la época y los lleva a un minuto de feflexión y a elaborar un pensamiento un poco más construído.

    Que disfruten su week-end.

    Una recomendación. Ver una película Española que les encantará. ¿Porqué frotan las patitas”.

    Milton. Chile.

  23. marad dice:

    trabajo? precisamente ayer pensaba en los significados de esa palabrita tan molesta para mi. Significados intimos, mis significados, porque son aquellos significados ajenos los que me la hacen odiosa. Mas aun cuando temo a ese momento en que el deba utilizarla en esa frase pequeña, pero completa, bombardeando a mis amigos, a los no tan amigos, y a muchos desconocidos con la ansiedad que me causa buscar trabajo.
    Dolorosamente debo reconocerlo para mi misma: no me gusta trabajar. Me gusta jugar, pensar, ver tv, caminar, crear, simplemente dejarme ser. Pero cuando trabajo generalmente debo ser, o termino siendo, lo que otro necesita de mi. Y vendo mi tiempo por dinero, el que casi nunca ha sido suficiente para sentir que vale la pena perder tanto por tan poco.
    Pero me aterra no tener trabajo, porque es lo unico que me genera seguridad, me crea un piso de confianza, responde a los valores que tan severamente me enseñaron de niña. Si no trabajo…si no trabajo para otro, ¿ de qué vivo? Puedo vivir sin trabajar, sin ganarme el pan con el sudor de mi frente? Claro que puedes, me dice esa vocecita cada noche cuando estoy harta de pensar para otros que no ven mas alla de sus propias narices. Pero…vamos…dar el paso es otra cosa.

  24. JOSUE RAMIREZ dice:

    Saludos y mis respetos a cada uno de ustedes y sus puntos de vista.
    Yo aca en Mexico, a mis 45, es casi mas que imposible emplearme; ya que tube la oportunidad de hacer una carrera y una post grado, y ahora que lo concluyo, resulta que no hay oportunidades para mi, !!Por la edad!!….y por no “Tener experiencia”…………y mis conocimientos??….valen nada!!…..por eso mi Pais esta asi; pues no importa tu curriculum, sino de quien vienes “recomendado”, o si eres compadre de quien, o familiar de alguien..etc…es Mexico un “Pais de compadres”
    Las universidades por decadas nos han “vendido” la idea de que solo estudiando y preparandote tendras el exito economico……lo que es una burla….pues cualquier taquero gana mas que un profesionista, paga menos impuestos (si es que paga)….mientras que el profecionista, paga impuestos por trabajar, IVA, IETU, etc….osea aca a el que produce, genera riqueza con su trabajo al Pais….lo castigan con una verdadera sarta de impuestos…..como que el sistema quisira mejor fabricar “Changarreros” y no empresarios emprensedores.

    Muchas empresas quierbran por que pusieron aun “gerente” que solo es un preparatoriano y de los peores, y asi por ser “ahijado” de fulanito de tal (padrino)….lo colocaron en el puesto de gerente general….y le dan las riendas del negocio, lo quiebra y despues dicen que la economia global, etc. etc.

    Saludos, los dejo por que ire a ver si consigo un carrito para vender hot dog/s en la banqueta de la casa….ya que mi postgrado no me dara de comer por lo que veo.

    J R

  25. rosy dice:

    saludos, Mora, tambien, no acostumbro leer por internet, pero si efectivamente tambien me llamo la atención el título de busco trabajo, creo que la mayoria hemos pasado por esto y gracias a Dios, no he tenido la necesidad de buscarlo, llega solo, pero si de acuerdo con maria celeste que la necesidad de subsistir es lo que lo lleva a uno a trabajar, ademas de la superacion personal y el brindar algo de lo que tu sabes a las demas personas, que es el espiritu de servicio. Disculpa la redacción, siempre he tenido dificultad para hacerlo.

  26. luis dice:

    Querida Mora Tores:
    Me he dado el trabajo de leer tu trabajo,el de busco trabajo,ya que casi nunca ,o mejor dicho nunca,excepto muy pocoas veces,como tu caso, leo escritos en Blogs.Son tan malisimos.Pero en fin.Referente al tema de tu relato.Me he quedado en que seguiste trabajando con ese señor durante dos años mas…Me he perdido de algo o ahí termina.Seria una lastima pues escribes muy bien,pero tu relato no tiene final.Por favor saqueme de la duda, y asi seguiré eternamente no leyendo relatos en blogs.
    Como no voy a volver a abrir este blog,por favor respondeme brevemente a luisdavila@speedy.com.pe

  27. carlos dice:

    Mora…. gracias.

    En todas partes se cuecen habas, y en mi casa …

    En America a eso se le llama … ser un “negro”. El que escribe para que otro publique, uf… en otra oportunidad aportare una anecdota, de segunda mano, pero muy creible.

    Por ahora, solo: gracias.

    De nuevo.

    Disfruto mucho tus aportaciones.

    Que estes bien y hasta la proxima.

  28. luis dice:

    Hugo:
    Podrias expresar tus sentimientos con un lenguaje menos procaz??
    Lo cortes no quita lo valiente,le decia hace poco a un español.

  29. carlos dice:

    hola mora:

    La verdad no soy muy aficionado a leer y menos en internet pero me parecio bastante interesante el titulo de tu escrito. Ya cuando empècé a leerlo me emvolvio bastante su contenido algo misterioso que no deseaba que terminara.
    me hubiera gustado otro final y que hubieras seguido con el relato.

    Me gusto mucho tu estilo felicidades

  30. Fercho70 dice:

    Apreciada Mora.

    Podría advinar por un momento que tu expresión corresponde a una acertada memoria del pasado, algo así como nuestro escritor Gabo, denomina, la sorprendente imaginación de la locura. puedo comprender que evocas una serie de infortunios capaces todos de romper el esquema tradicional de la lectura; te sales por doquiera de esa tradición que nos amarra, creo que hablas más allá del alma y sólo muy cerca a la fantasía, me gusta cuando te apasionas con la sencillez de cada día; de veraz que no faltó mucho para confirmar que tus lineas son un verdadero alivio para el alma.
    Te felicito y estoy conectado con tu estilo.

  31. Mónica Yolanda dice:

    Hola
    Como suelo revisar el correo en horario de oficina, me regalo poco tiempo para la literatura. Sinembargo hoy fue la exepción. El relato me gusto, como una taza de chocolate con masmelos.
    Chao
    Mónica Yolanda

  32. Alexandra dice:

    Querida Mora, es la primera vez que dejo un comentario, y lo hago porque me gusta el misterio, la verdad es que tu experiencia me llamó mucho la atención porque justamente busco trabajo y todo lo que tu mencionas es tan verdadero.
    Lo que quisiera compartir contigo es que me he dado cuenta que a pesar de que busco un buen trabajo (el ideal, que te saca de pobre), tengo fobia empezar uno. La vardad es que los primeros días de un trabajo nuevo son horribles, todo el mundo te mira, no sabes donde están las cosas, y lo peor es que me siento ignorante e inutil, lo que me lleva a caer en una depre..Pero Gracias a tu experiencia hoy me distraje un ratito en untrabajo que resien comencé. Gracias por sacarme de esta tensión.

  33. Marco Antnio dice:

    Mora:

    Me parece que tu relato es muy bueno, pero estoy de acuero con quienes sientn que el inal se cae, me parece que abres muchas espectativas que no logras concretar; pero el oficio se nota. He dejado mis labores de lado para leer a gusto hasta el final.
    Qué grato es encontrar estos regalos en la red, gracis a todos, incluso la rudeza de Hugo, pues al final, también el resultó un buen lector :-P

    Gracias, saludos y buenos deseos para todos.

  34. Sarai dice:

    Hola morita, me parecio, de hecho fué lo suficientemente interesante tu redaccion (o no se como se les llame) como para que yo la leyera.
    Creo que si bien del trabajo o la escuela, todos tenemos una historia que contar.
    Besos a todos.

  35. Pepsi dice:

    Hola!
    Me llamó la atención el título, porque trabajo con gente que busca trabajo y porque a la vez siento que pronto estaré haciéndolo yo misma.
    La historia me cautivó y continué leyendo y disfrutando del estilo en que está escrito. No suelo leer literatura en internet y tampoco en mi oficina.
    Me descepcionó un poco el final. Muy brusco. Como si la escritoria, de pronto se hubiera aburrido de la historia - que daba para más - y le puso el punto final después de un párrafo.
    Cambiando de tema, no conozco ni una sola persona que no necesite trabajar. Creo que Ximena se está perdiendo mucha diversión. El trabajo no solo es una necesidad, en la mayoría de los casos, es también diversión.

  36. ir dice:

    Blanca Estela. me llamo la atencion algo, soy actor y profesor de ed. fisica, y me surgen algunas preguntas, como por ejemplo, ¿ual es tu pais de residencia actual?
    En relacion a las dos palabras “busco trabajo” es algo que constantemente aparece en mi camino, hoy por hoy estoy intentando comprender la forma en que se ingresa a la educacion formal y si es lo que quiero hacer…por suerte eh trabajado mucho y variado… sigo buscando.

  37. Juan dice:

    Di un paseo sobre los primeros párrafos, y me tope con una escritura escabrosa y poco ligera, con retorcimientos de frases que en suma marcan al texto de errores de redacción. No se trata de una estilística especial sino de una forma trabada y ecléctica de escribir. Plagado de vagas metáforas y pensamientos chatos: un cuento de club literario para digerir por la web, listo para llevar embasado como fast food.

  38. ir dice:

    Marad me encanto tu comentaria, mas que nada por que vivi el sueño durante 9 años enamorado y junto a una mujer que como tu, vivia para ser feliz, para producir desde el juego… nuestro mayor logro fue LUDUS MUNDUS…
    suerte

  39. denna dice:

    Me gusto mucho tu relato, es bastante fresco y atrayente, el titulo me pareció el adecuado como para que el lector se sienta identificado, continuando con la narración, es bastante sencilla y dinamica, lo único que no me parecio del todo fue el final, creo que la historia tenia bastante potencial como para merecer ser continuada… felicidades y buen trabajo.

  40. ir dice:

    Ximena: creo que tiene que ver con un mandato social, y creo que vos sabes la respuesta a tus preguntas, creo que has trabajado mucho en tu vida, desde el momento que puede escribir en este blog, que das cuenta de un idioma, de una educacion, todo eso es parte del trabajo de vivir.
    cuando dices “He puesto mi atencion a otras cosas,me parece tan raro tener que ir a un lugar y trabajar” creo que ahi se encierra tu trabajo cotidiano, yo trabajo en un club, con un equipo de basquet en silla de ruedas, y veo el trabajo de estar en cada practica…
    creo que no estas hablando de trabajo, creo que estas hablando de una forma de vida distinta, de la alteridad.

    saludos cordiales y suerte en el camino!!!

  41. vancho1 dice:

    Mora Amiga: ¡Qué experiencia! ¡Qué relato! Yo nací con la izquierda en alto. Pero no soporto las locuras cuando pretenden racionalidades. Por eso -creo- terminaste el contrato… y perdiste el juicio. Lo siento. Encina (un viejo historiador chileno) decía que hay trabajos que son “cepos”; pero existen otros que te liberan, o al menos te liberan para formarte, hacerte, labrarte, modelarte, suavizarte, humanizarte, hacerte amable. Es raro que tal trabajo se anuncie en los periódicos.
    Parece que mi próximo trabajo será bueno, no sé cuál es; pero lo haré bueno.
    Joise, Blanca Estela, ojalá concordemos algo.
    Con este blog no descubramos América; quiero decir, podríamos hacer algo, no “descubrirlo”, ni “inventarlo”. ¡Tantos escribimos aquí, que escucho a Neruda quejarse ¿Quién nos leerá?! Estoy de acuerdo Víctor Morate. El tema de forndo lo dejo en la cabina de mando: Mora Torres.

  42. socorro dice:

    Mora y amigos: (muchos nuevos!!)
    Leí sin detenerme tu texto, querida Mora. Me dejó pensando que hay que ser por lo menos un poquito soñadora para emprender esa tarea que relatás. La sensación, al leer, era la de ser testigo de algo misterioso que se estaba por develar. Recordé El Palacio de la Luna, sí. En el libro de Paul Auster hay una diferencia escencial. Aunque disfruto de su escritura, él le extrae muchas veces lo trágico, lo mágico y uno se queda con una rara impresión. Como si describiera algo doloroso sin dolor con un poco de humor y a mi a veces, así, me sabe raro.
    Me gusta sentirme parte de las voces que suben y bajan en las olas. Es más que eso, me emociona esa metáfora.
    También me emociona mi trabajo. Creo que hay aquí algunos amigos, (tal vez Celeste?), que trabajamos en el área de salud.
    Soy médica, y mi nombre (el que uso aquí es mi verdadero nombre, no es un nick), me marca, a mi pesar. (nombre de ambulancia!) Pero me siento tan afortunada de estar en contacto con tantísimas historias de personas que llevo en mi alma.
    Son muchas las veces que me río a carcajadas con un paciente o que se me llenan los ojos de lágrimas. Creo que también soy un poco curiosa entonces pregunto y así aparecen cantidades de cuentos.
    Y a pesar de sentir que soy una privilegiada por lo que recibo de mi trabajo y por poder vivir de él, también me gustaría pensar que en un futuro quisiera hacer otras cosas. Diferentes cosas.
    Hasta pronto

  43. Rodo dice:

    Hola Mora…. Para no variar y cortar la serie de coincidencias deberás saber que tampoco escribo ni leo los blogs, ya un vecino dijo que son malísimos y comparto su idea, pero me gusta mucho leerte a pesar de que se haya dicho que es eclectica, en detrimento de ella, no te preocupes que variados y diversos somos quienes leemos lo que escribes así que bienvenida toda complejidad…. Del trabajo no hay mucho que decir a mi manera de ver, puesto que para unos es felicidad, para otros tragedia y para otros no es nada… felicidades a los que amán lo que hacen por que deja de ser trabajo, a los que odian lo que hacen intenten cambiar de aires… y a los que solo es un medio, los invito a yantar que nos lo merecemos después de un arduo día… Los felicito a todos por escribir y sobre todo por tener la esperanza que alguien nos leera y más que eso, le interesará :) … Cuidense todos…

  44. tere escribio dice:

    juan escribio, no seas soberbio,el relato es para quien lee, lecturas ligeras, pero con contenido, si fuera un bestseller tendria mas caracteristicas de fast food, que este escrito.

  45. tere escribio dice:

    juan escribio, no seas soberbio, este escrituro, es para quien lee literatura ligera, pero con contenido, si fuera un bestseller tendria mas caracteristicas de fast food

  46. Héctor dice:

    Hola Mora, antes de empezar a escribir esto, realmente lo pensé mucho, solo un par de veces (esta es la segunda), he entrado a leer en tu blog y en esta oportunidad me gustó mucho tu relato; pero fuera de la historía principal, lo que mas me gusta es la forma en que transmites tus pensamientos, verdaderamente te admiro por la forma en que escribes y - porqué no - te envidio porque yo también quisiera poder dejar escapar a la persona - o personas - que están encerradas dentro de mi a través de la escritura.
    Felicito también a muchos de tus lectores, porque también poseen la facilidad de expresión escrita.
    Saludos.

  47. Arlett María dice:

    Estimada Mora y amigos del blog: En este momento estoy digitando con mi mano izquierda, gracias a Dios está sana y la he podido utilizar para TODO: asearme, estudiar vía internet, redactar guías para mis niños que estuvieron hasta ayer como huérfanitos (no habían enviado reemplazo), comer….. ¡TODO! Hace 20 días sufrí un accidente y por una “pequeña fractura por abusión comprometiendo la base de la falange media del cuarto dedo” (anular derecho), me dieron treinta días de incapacidad y aún no se sabe si la amplíen… pero no podía dejar pasar por alto esta lectura del blog y de los comentarios, para emitir el mío. No encontré en ninguno y perdón… lo digo… el sabor del trabajo sino de los asalariados. Parece que nuestro ser entero no trabajara minuto a minuto desde que se concibe… y antes de los comentarios de que pareciese que vivo de la renta… les aclaro que soy asalariada, pero… que trabajo segundo a segundo sin esperar el día del salario, sino con la firme convicción de que el trabajo es vida, dignidad humana, posibilidad de agradecer el abrir los ojos que se cerraron durante un determinado tiempo para descansar del trabajo realizado… y sin embargo, no han dejado de trabajar porque han seguido dejando correr el aliento de vida.
    Amigos, el salario es efímero… pero como lo dice la Escritura, Jesús no tenía dinero en sus manos y al igual que los pájaros o los lirios del campo, cumplía con su trabajo y el Padre lo bendecía … no murió de hambre a pesar de las tentaciones… Hace tres años, pasé todo un año sin un salario, pero… como trabajé, no me quedé quieta sino que fuí útil… nunca me hizo falta nada. Yo simplemente me uno a una oración poema de Teresa de Calcúta: El placer de servir… y a una frase: “quien no vive para servir, no sirve para vivir”. Cuando se es un asalariado, se trabaja para “tener un porvenir… para el mañana… para dejarle algo a los hijos…para ….xxxxx infinidad de posibilidades… en el mañana” y cuando nos damos cuenta que ese no es el objetivo real porque nadie tiene la certeza de estar vivo para el próximo minuto… entonces, abrimos un nuevo espacio para dejar que ese instrumento llamado cuerpo cumpla su trabajo… con TODO, con lo que le fue dado, con los dones recibidos… segundo a segundo… abandonándose en la Voluntad del Creador, que es quien sabe lo que necesitamos y cuándo lo necesitamos. Ojalá con este comentario no les dé la impresión de ritualismo… o religiosidad barata… lo siento y lo he vivenciado … lo de mi dedito… no es nada. Mis anécdotas, mi vida harían una novela larguísima y que solo continuará hasta cuando Él lo disponga… y lógicamente, no estaré esperando una segunda oportunidad para hacer algo, para pedir perdón o para dejar una herencia… Estoy convencida de que el trabajo es una bendición en la medida que en cualquier momento tengo listas las cuentas para rendirlas ante el Dueño. Soy católica, no fanática… pero totalmente agradecida, trabajando para ser mejor. Un abrazo y no abandonemos la realidad divina del trabajo… para ponerla a producir un salario con el fin de edificar un mañana.

  48. Arlett María dice:

    Para el amigo del cáncer… que lo tiene desde hace 19 años… si no fuera por tí y otros cuantos que tenemos enfermedades de toda la vida (desde los tres años y tendré 49 en una semana, tengo prurigo actínico) no existirían los médicos, los científicos, las enfermeras, los químicos… y un mundo de sociedad, que trabajan para nosotros… GRACIAS CÁNCER, GRACIAS ALERGÍAS, GRACIAS enfermedades porque así se despierta la lucha en nuestro ser y se enfrenta y se triunfa. Ya vemos… hasta los enfermos producimos… trabajamos… y que ¡Viva la vida y viva el trabajador con todos sus trabajos!.

  49. Ariadne de Díaz dice:

    Estimado Mora Torres:

    En verdad resultó muy grato poder leer su cuento, sobre todo porque a muchos de nosotros y nosotras nos ha cautivado la idea del escritor que busca y no encuentra donde dar cabida a su experiencia literaria; ese afán de poder ganarse el pan de lo que más gusta hacer en la vida, es un dilema ante un mundo que no permite “Alquilarse para soñar, o simplemente meditar”.

    Una gatita con nombre y apellido es algo sensacional, la mia se llama Calixta Monchi, anteriormente tuve una en mi juventud que se llamaba Ramisdancen Zenaida Baucis.

    El cuento da para entrar en más intriga y cautela, pero lo interesante es ver que al ser cuento uno debe dejar a la imaginación del que lo lee un buen espacio a la imaginación, no darlo todo por entero y al mismo tiempo dejar por sentado lo suficiente…

    Lo que no me agradó de todos los comentarios que han hecho es el de Hugo, con mala redacción dice tener cáncer, paradójicamente una actitud positiva ayuda a contrarrestar los efectos de esa enfermedad que aniquila, se le entiende su malestar, sin embargo, ¿qué decir, el escritor que pregunta por el diablo y que padece igualmente cáncer, que llama a su centro de imaginería a la protagonista de la historia…

    Él mismo se divierte y se la pasa regio entre el poder redactar y reescribir un cuento que pudiera ser malísimo, un embaucador de serpientes que se sirve el plato grande con una promesa que no cumple: la paga a su redactora.

    Buena idea, buena como para pensar que Hugo debería tomar una forma deferente con los colegas que lee al igual que nosotros. Al final de cuentas, tal vez algún día quiera contarnos un poco de su vida y sus diferencias con la alegría…

    A todos ustedes y en especial al defeño o mexicano que nos hace aparecer ante el mundo como un pueblo hecho a mano para la corrupción y el compadrazgo, donde las oportunidades se cierran de golpe y porrazo, vaya que mal nos vemos… Bueno hay de todo en la Viña del Señor y sobre todo lo interesante está en la grata idea de seguir en lo que nos gusta “Aunque no nos den permiso” por parafrasear al uruguayo Benedetti.

    Un abrazo Mora y gracias por el regalo de buena lectura que nos atrapó en este instante, regio!!!

    Ariadne de Díaz.

  50. Juan Andres Camilo dice:

    Hola!
    Me gusto el título y por eso lo leí, es bastante sencillo el relato y dá a entender que Mora domina muy bien lo cuentos.
    El final muy rápido por lo que queda un suspenso en el aire aunque ella lo concluye con los malos ratos que pasó con su patrón.
    A mi parecer ella quiso darle un final de película de suspenso.

    Espero volver a leer otro cuento de tu autoría.

    Hasta luego.

  51. juan pablo dice:

    Me parecio exelente, un gato tan blanco como el curriculum que hay que tener, si es que quieres trabajar en esta versión que inventamos de mundo. Sin manchas!

    Quisiera leer algo más que tengas.

    Gracias!

  52. Marito dice:

    Hola:
    Es la primera vez que leo un artículo en un lugar de estos que yo no sabía que contenían porque solo había escuchado que existían. Hace un rato escribí otra respuesta que tuve que volver a escribir porque no introduje el código de verificación. Bueno, podrán notar que no soy muy versado en estos temas. Pero mi respuesta es para agradecer su escrito y a invitarla a que ahonde en el tema. Usted pudo observar la rapidez de las respuestas que generaron las dos simples palabras que están en mucha actualidad. Unos no necesitan trabajo, otros sin buscar encuentran y otros urgidos no encontramos. Es un muy buen tema que enriquecido con su fresca narrativa, sería un tema muy interesante. Espero tener el gusto nuevamente de leer otra cosa suya, solo pediría de favor que sea un poco mas extensa y que tuviera un final. Solo como anécdota y pata enriquecer las contestaciones tan variadas, me gustaría comentarles que a mis 49 años, he tenido experiencias laborales muy enriquecedoras llegando a alturas inimaginables en mi infancia y que ahora puedo compartir con mucha gente. Una de mis conclusiones es que la superación es constante y no se circunscribe solamente al ámbito intelectual sino de manera esférica al social, familiar, afectivo. Obviamente esta preparación es constante, sin cesar para ser mejores personas. He llegado inclusive en ocasiones a sentirme desempleado, y he llegado en otras ocasiones a sentirme plenamente realizado. Doy gracias a la vida y a dios porque yo soy el que yo soy porque yo soy.

    Muchas felicidades a todos los que se tomaron el tiempo de contestar y nuevamente muchas gracias por su relato.

  53. Irayra dice:

    Pues, bien las dos palabritas si que generan miles de sensaciones, y si todos en algún momento nos hemos visto en la necesidad de emplearlas. Actualmente, gracias a Dios y por que no darlas a mi marido también no tengo la necesidad de trabajar, pero Lo hago por que siento la necesidad de superarme y crecer en lo profesional. Soy Abogada de profesión y por estirpe, así como Lic, en Educación, amén de un posgrado en edcación y si Josúe tienes razón, en México el estudiar no nos deja para vivir, por tal motivo he decidido hace rlo que me gusta y dejar los gastos mayores a mi tan comprometido marido con su trabajo mientras yo disfruto del mio y claro gozo de un pago, pero no con tan buen salario como quisiera.
    Mora, como no gozar tus ensayos y cuentos, si en cada uno de ellos encontramos algo que nos identifique, aún cuando algunos dicen que no está bien escrito y no aporta nada, pero de eso se trata este blog no? De opinar pero sobre todo de conocer infinidad de pensamientos y vivencias. bien por todos los que nos tomamos un tiempo para hacerlo. Que bonita es la tolerancia!

  54. Arlena dice:

    MORA:

    ¿Y qué pasó después?

    Está muy entretenida la historia del señor Tenebroso y el Gato Blanco.

    ¿Por qué fuiste a juicio después?

    ¿No te pagó? ¿O nunca le pediste sueldo?

    Cuenta, cuenta…

    Si tienes el final de la historia, o la historia completa, te pido, así de fresca, que me la envíes… pura curiosidad.

    arlena7@entelchile.net__

  55. José Itriago dice:

    Creo que Mora nos está contando un cuento para completarlo. No puede ser posible que nos deje con semejante suspenso. Hay una novela policial completa que estuvo reescribiendo durante dos años, con el nombre “El Gato Blanco”, para añadirle un nuevo personaje y ese personaje podría ser hasta el mismo gato (al cual, de entrada, le tomaremos las huellas dactilares y toda la información antropológica o más bien, felidopológica, o como se diga). A Samuel, el novelista, no le gusta la literatura y lo único que le interesa es que el texto salga sin errores gramaticales. Mora evita escribir novelas, lo suyo son poemas, cuentos cortos…. y poner a pensar a todo el mundo.

    ¿Qué papel pudo desempeñar el gato en la nueva versión?

    El dios Ra, en el Libro de los Muertos, dice: “Yo soy el Gran gato que inauguró el árbol Yeshed en la Ciudad del Sol, aquella noche en que fueron anonadados los enemigos del Dueño del Universo.”

    Se dice que Ra, cansado de la rebelión de los hombres, envió a su hija Sekhnet, en forma de leona para que los controlara, pero después, arrepentido, le envió a Onuris quién la amansó y la convirtió en la benéfica Bastet, que se representa con un bello gato. Los egipcios tenían predilección por Baset y de allí su inclinación por los gatos. El maquillaje de ojos rasgados de las egipcias imitaba los ojos almendrados de los gatos. Eran tratados como un miembro más de la familia y cuando morían se les hacía un funeral y la familia se depilaban las cejas como señal de luto. Después se momificaban.

    Posteriormente se hizo costumbre que momias de gatos acompañaran a los momias de los humanos difuntos en su viaje eterno.

    En un programa reciente de TV sobre falsificaciones en el arte, trataron el tema de momias de gato falsificadas, o sea, los sacerdotes momificaban otros animales, o rellenos de resinas. Parece imposible, pero los gatos eran escasos y las falsificaciones frecuentes. En el museo de Londres tienen equipos especiales de Rayos X que permiten la detección, unos 3.000 años después, de este tipo de fraude.

    Se dice que en ciertas partes de Europa aun se le rinde culto a la poderosa diosa gata.

    Como verán, el personaje tiene buenos antecedentes y se hace difícil ponerlo en situación de malhechor, así que posiblemente más bien jugó el papel de víctima de otros “malos” cuya existencia se infiere de la naturaleza de la novela y de la conocida maldición popular: “entre policías y delicuentes te veas” (algunos añaden a los abogados, pero por fidelidad familiar, me niego de plano).

    Visto que alguien momificó antes del vencimiento de su tiempo natural al gato blanco o casi blanco, y dado que el único otro personaje que conocemos por boca de Mora, de por sí y desde el mismo inicio muy sospechoso, era Samuel, el de la voz meliflua, podemos suponer que fue él mismo quien acabó con ese octavo gato que nunca apareció y que perseguido en sus últimos días por el remordimiento y por los abogados de Mora que trataban de cobrar los estipendios jamás acordados, trató de enmendar la plana con esa novela inconclusa.

    El otro natural sospechoso será Nacho 2542, que a su vez inculpará a César. Pero por solidaridad de Blog (cada día sale algo nuevo) prefiero pasar por cómplice, que denunciarlo.

    De todas maneras, seguiremos buscando un trabajo, porque el que no trabaja se oxida y los óxidos del alma son fatales. Como dice Blanca Estela “Este mundo es de los actores, no de los espectadores”

    Nuestro docto Joise nos sale con una pregunta que bien quisiera que alguien pudiera responder. El dice: “¿de quien sera la culpa que unos sean decididos, emprendedores, tenaces, pro-activos, hábiles, y triunfen en sus metas auto-impuestas, aun cuando no posean en su haber las bondades del dinero para iniciar sus proyectos … y otros apenas se preocupan por comer todos los días?”. El porqué la sociedad esta partida entre ricos y pobres, poderosos y oprimidos, empresarios y obreros y todos los extremos que queramos imaginar, ha consumido siglos de estudios y parece que esto es como la Isla de Piedra de Saramago, que cada vez se aleja más de la Madre Patria para llegar a su destino de indio.

  56. Blanca Estela dice:

    Raúl:
    los tiempos han pasado, Nemesio hoy subsiste gracias a la venta de dulces que fabrica junto a su esposa y que cada día sale a vender por las calles, muchas veces se le ha visto subir en autos lujosos que lo llevan de un lugar a otro, ( son sus antiguos amigos importadores, que aún permanecen en el negocio) Nemesio fue un importador de ropa y artículos traídos de China, ignoro exactamente las causas de su “bancarota”, algunos comentan de malos negocios de parte de sus socios.-

  57. joise dice:

    Eclecticismo: es, en Filosofía, la escuela de pensamiento que se caracteriza por escoger (sin principios determinados) concepciones filosóficas, puntos de vista, ideas y valoraciones entre las otras demás escuelas, combinándolas y mezclándolas en forma a menudo contrapuesta, aunque no llegue a formarse un todo orgánico.

    La palabra eclécsis, encierra un significado no muy complejo pero si muy plural, en la medida que los objetos se manifiestan en el campo de lo ecléptico en esa medida su interes se torna elevado, por cuanto siempre habra que o quien escoger para tratar, de tal forma que un lugar ecleptico promuebe atencion no para uno sino para muchos, es como degustar un bocadillo multisapido que le ha de gusta a cualquier gourmet (ambrosía).

    Pues bien, al lector monotemático, no puede acceder una lectura ecléptica por cuanto se le constituye como un laberinto sin salida, igualmente, la metáfora y la parábola deben constituirle un rompecabezas muy tenaz, por ello, por muy letrado que sea ell lector unimodo, le es muy dificil ser critico objetivo sin sucumbir a su pasión, por lo rectilinio de su tendencia y degustación peculiar.

    Respecto a los enfermos incurables, en vez de compasión y lastima se les debe tener respeto, debido a que su estado morboso lo induce a una conducta especial, por ello deben ser mas valientes que otros que no padecen de enfermedades de esa indole, y utilizar esa valentía en propositos constructivos antes que someterse a la tortura de la venganza en contra de quienes no tienen ni culpa, ni la menor idea de lo que el paciente padece.

    Entonces reflexionad lo siguiente:

    iLa vida es un sueño, el cuál termina cuando el que sueña muere!

    Ciao!

  58. joise dice:

    Me aterra la frase que Mora escogió para esta semana de “Voltaire”
    pues no se si soy fastidioso para vosotros o no.

    No obstante quiero aclarar Ecléctico y Ecléptico es igual pero, la palabra correcta es ecléctico.

    Tambien terminar la frase de la penultima entrega

    iLa vida es un sueño, del cuál se despierta o se termina, cuando el que sueña muere! Por tanto, tratad de prolongar vuestro sueño lo mas cordialmente posible con vos y los que mas cerca a vuestro alcance sean.

    Ciao!

  59. rafael dice:

    es excepcional la frescura y la naturalidad con que te manejás, Mora, en la escritura.
    te deslizás sobre el texto en modo ingenioso y ameno, con gran creatividad introduciendo sentido en cosas que aparecen como por arte de magia.
    tal vez lo único que tengamos en común sea el colectivo 109, pero da gusto compartir tus vivencias o creaciones literarias donde encontramos frescura, espontaneidad, alegría en el ingenio

  60. Héctor dice:

    Me gusto mucho el relato. Recuerdo que conseguir trabajo y no seguir estudiando fue algo que debía hacer, y recuerdo que regresé al colegio por algún tramite o por no perder la costumbre y encontrarme con los compañeros, ahí habían colocado en cartelera un recorte de prensa en el que pedía bachilleres técnicos, tome los datos y a reunir todo los papeles, luego carpeta en mano me dirigí al sitio, me fue muy bien. Antes de iniciar el trabajo estuvimos en un curso preparatorio … toda una aventura, el sentimiento que comparto es el de ser útil y que desde este trabajo voy a brindar mi aporte para este mi país ….

  61. jorgerv dice:

    Hola Mora

    Hola a todos

    Ayer jueves a finales de la tarde que entre a mi correo alcance leer, a vuelo de pájaro, sólo el titulo del editorial de Mora –Busco Trabajo- no pude regresar a la computadora el resto de la tarde ni por la noche, el titulo me había parecido enigmático y mi mente empezó a ensayar posible contenidos el que más tomo fuerza fue una despedida, que el directorio de Monografías hubiera decidido cancelar el blog -quizá porque aquí, como en muchos otros lugares de nuestra América, es el pan nuestro de cada día- dormí mal, ensueñecido, no conseguí llegar a sueño profundo, mis pensamientos aletargados se confundía con sueños disparatados, recordaba lo que me dijo José Itriago que estos grupos ¨ayudan algo, te obligan a escribir que a veces es como olvidar y otras como recordar¨. Es cierto eso de que te obligan a escribir pero no solo eso, sino también a leer, a investigar –al menos a mí que no tengo estudios formales de literatura, ni soy académico de la lengua ni nada parecido- particularmente ha sido como un regreso a la preparatoria que fue la última vez que escribí un comentario sobre un libro de literatura; le ha puesto fin a cuarenta años de solo escribir informes técnicos, términos de referencias y memorándums. A pesar de que desde muchos meses atrás recibía en mi correo los editoriales, aun que mucho me gustaban por cuestiones de tiempo leí algunos no todos reconocía la calidad, lo interesante y lo bellamente escritos, no fue sino a principios de este año con el cuento de las tías y de las peñas de poesía en las casas solariegas que me atreví a opinar. Todas estas cavilaciones me angustiaron toda la noche, hoy me levante a las cuatro de la mañana directo a la computadora para encontrarme con la alegría de que las angustias de la noche fueron sólo producto de la loca de la casa.

    Gracias Morita por tu soporte

    Carpe diem

  62. Veronica dice:

    Hola! muy interesante tu historia, en realidad hay muchas personas que estan con esa paradoja y hasta veces muy constantemente en la desesperación de: “busco trabajo”. Cabe mencionar que soy una de esas personas jejeje… con la diferencia que nunca he trabajado, soy estudiante, y pues siempre he sido mantenida por mi Padre (Un hombre maravilloso), pero quiero independizarme, tener mis propias ganancias, y el problema es que no se por donde comenzar jeje, por muchos factores, mis estudios, el tiempo requerido para ejercerlo y el tiempo que necesitaria para trabajar…

  63. Escondida dice:

    Me ha gustado lo que leí…
    Pocas palabras, para decir mucho amiga mía..

  64. Estela Melany Amaya Ordoñez dice:

    Buen dia a todos es la primera vez que leo este blog pero soy muy sincera desde el principio me encanto el titulo y todo el relato. Aunque al final no entendi muy bien pero me gusto mucho. Tengo 17 años y me gusta leer tambien he pensado en escribir un cuento en el cual se llame quinceañera pero la verdad no se como hacerlo. Bueno soy una persona muy abierta a opiniones asi que me gustaria que me den algun consejo o opinion mi correo es el siguiente melanyamaya15@hotmail.com

    Volviendo a busco trabajo me gusto mucho de verdad es algo entre la realidad y entre lo fantasioso pero me gusta mucho.

    Pasen feliz dia….

  65. Estela Melany Amaya Ordoñez dice:

    Buen dia a todos es la primera vez que leo este blog pero soy muy sincera desde el principio me encanto el titulo y todo el relato. Aunque al final no entendi muy bien pero me gusto mucho. Tengo 17 años y me gusta leer tambien he pensado en escribir un cuento en el cual se llame quinceañera pero la verdad no se como hacerlo. Bueno soy una persona muy abierta a opiniones asi que me gustaria que me den algun consejo o opinion mi correo es el siguiente melanyamaya15@hotmail.com

    Volviendo a busco trabajo me gusto mucho de verdad es algo entre la realidad y entre lo fantasioso pero me gusta mucho.

    Pasen feliz dia….

  66. Eduardo Morales dice:

    Hola:
    Soy nuevo en este blog, la verdad me gustó mucho leer “Busco Trabajo”, no sé quien escribe, la verdad, pero me encantó, yo siempre he querido escribir, y tal vez tenga buenas ideas, tal vez pudiera hacer una buena novela, un buen cuento, una trama, no lo se, pero cuando comienzo nunca termino, siempre se atraviesan otras actividades ajenas a la ilusión que siempre he tenido.
    Mas me llama la atención lo que se escribe sobre este relato, yo no sé si en verdad se pueda vivir con esta realidad: “trabajo en una empresa donde se gana muy bien”, aquí en México es muy raro poder decir, incluso escuchar esa frase, yo soy Ingeniero en Sistemas, dedicado a la automatización, me gusta mucho leer la Biblia; y trabajo en una compañía donde se nos trata inhumanamente, he recurrido ahi porque no hay otro lugar donde pueda trabajar a gusto y poder decir: “Se gana muy bien”, en fin, sería una historia muy larga si les cuento lo que pasa, pero agradezco que existan esto blogs, porque es muy bonito a veces poder fantasear (lo digo como quien no gana muy bien) poder caminar sobre la “no realidad” para poder así tener un rato agradable y sobre todo “hacer ilusion mi realidad”. Espero poder seguir leyendo este tipo de blogs.

    Saludos y ojalá puedan escribirme a mi correo, me interesa continuar con este blog.

  67. LUIS dice:

    MORA, AL IGUAL QUE OTRAS PERSONAS NO ACOSTUMBRO LEER POR INTERNET, PERO ESTA VEZ SI LO HICE ,SOY UNA PERSONA MAYOR (48)
    Y SIGO TUS ARTICULOS ESTE TIENE GRAN CANTIDAD DE VERDADES TE LO DIGO YO QUE SIGO EN ESA BUSQUEDA A PESAR DE SER PROFESIONAL
    UN AFECTUOSO SALUDO,LUIS, AQP.PERU

  68. Margarita dice:

    Mora:
    Hace mucho que no me llega ningún artículo tuyo, pensé que habías dejado de comunicarte con nosotros, por lo tanto ¡Bienvenida a mi PC!
    Me gustó mucho tu historia, me atrapó, tanto que esta vez no miré ni seguí ninguno de los enganches a otros artículos anteriores.
    ¡Me gustaría conocer el final de la historia! Tu artículo me gustó tanto como aquel que elaboraste sobre el aroma del café.
    Recibe un caluroso saludo desde Uruguay.

  69. Irma García Lázaro dice:

    Querida Mora: He leído las opiniones de todos los que te siguen con afán de lectores y comentaristas. lLo que alcanzo a percibir es que a todos nos envuelves con la magia de tu estilo, con la desenvoltura de tu palabra y con tu habilidad para encontrar temas, temas y más temas.
    No importa que trates como una mera ocurrencia ” Busco trabajo” Podría ser “Se entierran difuntos” o” Hacemos churros”…el tema no tiene importancia.
    Continúa regalándonos el don exquisito de tu palabra en la trama de cualquier ocurrencia; de lo que tenemos necesidad es de leer narraciones salidas del corazón envueltas en estilos sutiles abonados en el alma.
    Larga vida para ti, querida Mora.

  70. vancho1 dice:

    Irma García, permíteme rubricar tu opinión hacia la pluma de Mora.
    Como varios/as se refieren a escribir cuentos, elegí uno cortito para regalárselos:

    EL ALEPH

    CAPITULO UNO

    C
    uentan que murió en medio de la tortura. Todos sabían que buscaba el Aleph de Jorge Luis Borges, para escapar, tal vez, del horror.

    Casi sin pupilas, ambas piernas fracturadas, sin poder respirar por la nariz –quizás quebrada o simplemente llena de coágulos-; con algo que parecía un tenedor raspándole entre el hígado, páncreas y riñones -¿quién podía saber?- y emporcado en su propia mierda y orines.

    Cuando le aplastaron los testículos entre dos tablas de madera de eucaliptos, murió.

    Es probable que no identificara su propio último grito; pero los guardias supieron que en la dignidad de su agonía el Aleph era él. Y sospecharon que él supo; y que no podrían seguir torturándolo.

    CAPITULO DOS

    C
    uando los torturadores mataron al detenido que en su agonía fue Aleph, buscaron apoderarse del Aleph.

    Muchos murieron y fueron desaparecidos; otros muchos fueron fusilados en simulacro: el cañón del revólver en la boca o en la vagina si era mujer, y gatillaban el arma descargada.

    Nada.

    Desgarraron la piel, violaron, astillaron huesos, mutilaron en la muerte misma…

    Nunca más volvieron a ver el Aleph.

    Pero saben que existe.

    Seguirán buscándolo… por el bien de sus esposas e hijos queridos.

  71. Gloria dice:

    Querida Mory:
    Hoy es viernes, he caminada todo el día en busca de un trabajo. Primero es que tengo mis políticas y ni yo misma las quebranto, y entonces acá en mi lindi país el horario normal de trabajo es de 8 horas, entonces me dedico a trabajar buscando trabajo 8 horas al día.
    No tengo profesión académica ya que solo estudié hasta fianlizar mie nseñanza media, he hecho varios cursos equivocados solo por necesidad, ninguno llena mi alma tanto como sentarme y mover mis dedos en el teclado al compas de mi mente. Jajajaja, me digo en la mente pero no en mi cara, me voy olvidando de todo lo que esta a mi rededor cuando comienzo a entrar al mundo mágico de ser tan libre de escribir lo que yo quiera o sienta. ¿Quién gusgará si es bueno o malo, loco o cuerdo?, eso no importa, pero algo he comprendido con el paaso triste de mi vida, pues he estado mucho más triste que feliz en esta vida, pero ahora ya solo estoy fleiz, la tristeza se convirtio en una buena amiga bienvenida cuando anda de paso, la acojo, la acaricio y la escucho, le doy mi más sincero cariño y espero aque ella se sienta bien.
    Yo Gloria, Goria, Gloria soy yo, soy yo, ayer hoy y quizas mañana, pero ahora, ahora soy yo, única y feliz de ser yo.
    Me gusto tu pequeño relato “busco trabajo”, tienes mi amistad y admiración.

    Gloria.

  72. mayra dice:

    hola
    mi nombre es Mayra solo quiero felicitarte por tus relatos son muy interesante espero sigas adelante eres una excelente relatora una vez mas te reitero mis felicitaciones

  73. Zack Garcia dice:

    GENERALMENTE POR MI TRABAJO, NO LEO ARTICULOS COMPLETOS . PERO EN ESTA OCASION LEI EL ARTICULO COMPLETO …LASTIMA QUE TERMINO DE UNA MANERA MUY REPENTINA ( YA ME HABIA EMOCIONADO PENSANDO QUE TENDRIA UN FINAL MAS EMOCIONANTE ).
    DE CUALQUIER MANERA ESTA MUY BIEN EL ARTICULO Y FELICIDADES POR TU EXCELENTE ARTICULO.

  74. MIGUEL dice:

    normalmente me gusta leer algunas novelas pero como todos el titulo llamo mi atencion, y me parece un buen relato,por los comentarios parece que tienes mas relatos,me gustaria leerlos.mi direccion capristo210@msn.com

  75. Marcos dice:

    Hace mucho tiempo que recibo el boletin, pero, hoy es primera que vez sigo el blog y me ha parecido muy entretenido, incluida las diversas opiniones.
    Por tu forma de escribir, Mora, me pareces una mujer atractiva e interesante, así que cuando vengas a Chile, no olvides avisarme para invitarte a cenar y conversar de cuentos y otras yerbas.
    Un abrazo

  76. Manuel dice:

    Hola, al dia de hoy cumplo 5 meses sin trabajar, soy economista y he trabajado de todo, en Gerencia, Consultorias, Administracion, Finanzas, investigador. El ultimo trabajo duro cerca de dos años, crei que era mi epoca de estabilidad pero no fue asi. Es duro estar sin empleo, ustedes han de estar de acuerdo, llega un momento que te sientes excluido del sistema de vida terrenal, te vulnera tu autoestima, tu sabes que tienes toda la preparacion del mundo pero un psicometrico te dice que no eres apto, cuando te precede una experiencia de mas de 18 años, certificada y no inventada.

    Me identifico con tu articulo, me parece que estas describiendo mi condicion.

    Gracias

  77. joyce dice:

    Hola Mora, que tal gracias, sabes hoy me di cuenta una vez más que el conocer a alguien importamte,”de nombre” te trae trabajo, no importa si eres un mediocre o un inutil, lo comprobe hace una hora, la “señorita era ineficiente, guardaba un documento en un folder que no correspondia, bueno ” perdio unos recibos, ##&! que horrible esforzarse tanto para que una inutil te gane, eso es justo, disculpen chicos pero eso no es justo, no nos merecemos eso los que nos esforzamos.

  78. Eli Antonio dice:

    Hola, linda mujer!
    Que buen tema que has tocado, tengo solo 20 años y he trabajado mucho de ellos en lo que caiga debido a muchas circustancias. no me he didicado a algo en especial, pero cada trabajo me ha dejado un experiencia, una historia y tantas cosas, que he reflexionado y que cada vez me preparan mas para cuando termine la universidad.
    Lo que mas recuerdo en esto de buscar empleo son las famosas ENTREVISTAS, y esque en la mayoria de ellas siempre mis jefes que me van a contratar no les gusta la impresion que tengo al presentarme, y esque suelo tener una expresion en el rostro que si a simple vista se jusga, dicen que no la voy a hacer, pero o sorpresa despues de unos meses me convierto en el elemento mas indispensable.
    Creo que todos debemos hacer de nuestro trabajo parte de nosostros aunque no sea con lo que siempre hemos soñado, puesto que tenemos tiempo suficiente como para conseguir ese trabajo anelado.

  79. Maria dice:

    Hola Mora!!! Otra del club del ramillete en la mano izquierda. Me atrapó tu relato es la primera vez que termino de leer una monografía, y luego leer algunos de los comentarios. Soy de las arriesgadas que determiné cambiar de profesión, cuando ya tenía un camino hecho, como abogada, ocurrió que de pronto descubrí que no me gustaba litigar, sino que mi naturaleza era componedora, y que había venido a eso. Al igual que a vos me han publicado en muchos lugares en mi caso de Latinoamérica, me dedico a investigar sobre ciencia cultura y educación, ha capacitar y atiendo colaborando en la resuloción transformativa de conflictos, soy muy buena, colaborando con la gente para que sean ellos mismos los que deconstruyan u ordene la raíz de sus conflictos .Tengo formación interdisciplinaria, un cóctel de frutas de todo color y sabor profesionalmente, como alguien me dijo.
    Los he leído a todos y me doy cuenta que no hay respuesta para esto de por que no se tiene trabajo pago, como en mi caso.
    Personalmente siento o que nací en el lugar equivocado, o vine fuera de tiempo, siempre se me ocurren cosas sobre las materias de mi interés 10 años antes, cuando nadie comprende para que sirven, por lo menos en mi país, donde el trabajo prospectivo, no cuenta. En 1998, elaboré un trabajo serio sobre capacitación a docentes en prevención de violencia escolar, en realidad fue el resultado de mis estudios y mi percepción de la realidad, no manejaba Internet en esos tiempos, mis hijos se habían apoderado de las dos computadoras que había en casa,de manera que yo me limitaba, a dictarles algo cuando lo necesitaba, lo mío fue a pulmón, a fuerza de estudiar leer y leer, pos grados y más postgrados, mi currículum es muy fuerte y no lo pongo todo, como ha recomendado alguien por allí a quien tendré en cuenta, solo lo de mi última especialidad y menos aún que estudié danzas clásicas con profesores del Colón integrando un ballet juvenil el más importante por aquellos años, que hice teatro después de estudiar hasta el quinto nivel y no con papeles menores… interpreté a la madre en Bodas y a Arkadina en La gaviota de Chejof. Ahora juego golf, antes jugaba tenis.-
    Me han hecho reflexionar mucho entre todos, debe ser terrible no saber por que se trabaja.
    También alguien por allí pienso que sobreactúa su fuerza personal inmerso en una actitud casi de desprecio por aquellos que no encontramos la posibilidad de conseguir trabajo rentado pese a ser reconocidos, agradables, sociables, inteligentes, meditantes, divertidos , cultos y no se cuantas cosas más, sin desmerecer su garra pienso, cuantos de esos ad honores habrán intervenido para darle la posibilidad de pelear por la vida.-
    Si de eso se tratara, pujé 48 horas después de haber roto bolsa mi madre, nadie lo cree, y me pregunto,¿ así debía ser mi vida y así será hasta el final, obstinada contra viento y marea? ¿Que todo se quiebre sin causa aparente, pero nuevamente vuelva a renacer mi energía y mi esperanza de poder dar, dar lo que se? Vivo haciéndolo en realidad, pero cuando de proyecto académico estable y rentable se trata hay algo que determina así no!.
    En fin haciendo caso a esa energía superior, que no es determinista pero nos guía, llememola Noosfera, Dios Buda o como más nos guste, comenzaré próximamente a dar mi seminario sobre La Palabra…en una villa miseria, posiblemente sea eso lo que se espera de mi.
    El estímulo y el consuelo por otra parte es que mi alma le encajará mejor al que le toque, jodida la que me precedió!-
    En verdad Mora sentí al leerte, que bueno sería poder escribir como vos, tan diáfanamente que bueno sería hacer un taller literario aunque sea para posiblemente comunicar mejor.- También pensé que terminabas convirtiéndote en la gata blanca, como los gatos blancos genéticamente son sordos, pensé que tomando algo de ello modificaría la obra el escritor después de haber leído tus trabajos; como si metafóricamente el mensaje fuera ¡¡¡ siendo tan bella y bueno lo que escribes ¿ que es lo que no escuchas? mujer!!!! ¿O me estaré espejando?¡¡¡No es la magia de la imaginacíón que solo podemos manifestar mediante La Palabra y tu inspirador relato sin final.- Te manda un fuerte abrazo una mujer de paz.-

  80. Mora Albornoz dice:

    Mora, me pareció muy llamativo tu trabajo. Los Mora siempre damos que hablar…(modestia aparte jejeje)

  81. Gloria dice:

    Mora:no quiero escribir nada inteligente hoy,soy feliz con recibir de nuevo tus entregas,ví por allí que hay otra Gloria,bienvenida,ojalá seamos muchas las glorias de este mundo,hermoso lo que escribiste,de pé a pá,sobre todo,resumiendo,amo a los morrongos.el que duerme conmigo se llama Romeo Alejandro del Rosario Piña Piña,mi esposo,que en paz descanse, no entendía mi interés de colocarle mi apellido, repetido, a mis gatitos,ellos y yo sabemos porqué.Un beso M.Celeste,Vero,ya os escribiré.

  82. joise dice:

    la espina y el corazón

    A la espina, ¡le duele!, Más, que a la vida
    Por haber herido tanto
    A un corazón que amaba
    Sus deseos sus encantos

    Punza, castiga, martiriza, mata
    Agonizante alma, ¡sangra!
    ¡OH! Desdichada ¡OH! Desamada
    Su tristeza más se agranda

    Cruel, vil pero amada
    Erais cielo, tierra y agua
    Pan y hambre
    Todo, todo, ahora nada

    Joise

  83. Ylba Maria dice:

    Aleluya, soy una afortunada que nació con un ramillete en la mano derecha, nunca tuve necesidad de buscar trabajo, pero no por que conocí a una persona importante que me ayudó, no, ni por ser super-poderosa, sucede que soy Enfermera, ya jubilada pero el trabajo no me falta. Cuando terminé mi carrera, ya me tenian asignado, o mejor dicho ya me esperaban en un hospital para comenzar a trabajar, para la época habia una escasés de Enfermeras debido a que era una Profesión que era mal vista, nunca supe el motivo, trabajé durante más de treinta años en el mismo Hospital, la paga no era la mejor pero las bendiciones recibidas, las muestras de gratitud, la alegria de haber ayudado a salvar una vida, el dolor de perder otra, el de traer una nueva vida,son sentimientos dificiles de describir.
    A Mora, muchas gracias, tus escritos despiertan en mi, casi siempre, recuerdos de tiempos vividos. Gracias por permitirme a travéz de este tu blog esteriorizarlos.

  84. Blanca Estela dice:

    Marìa: interesante tu entrega, habrás tenido o tienes una luz preferida que escoger, entre todas las luces de tu casa, la de tu propia vida. Dejar los estudios de prestigiosa abogacía y cambiarlo por algo que se mueve entre el cerebro y el alma, no es nada mas que seguir la bella intuición con que fuimos dotadas las mujeres, aunque no tengas más destino que enfilarse en la entrega maravillosa de la palabra en una villa miseria a quienes se encuentran en oscuridad. Te felicito porque sin saber eres como la rosa en flor y tienes más que la importancia de su perfume, la luz en tus pies iluminándo el camino por donde vas.

    Existe un trabajo, que no es remunerado aquí en la tierra y que todos debieramos realizar, en cuanto la paga es incalculable. Acumular riquezas en el lugar donde la polilla no carcome y el moho no corroe, es hacerse rico inteligentemente

    ¡Qué Dios te bendiga!

    Te saludo afectuosamente, un beso.nos vemos en el cielo.

  85. Blanca Estela dice:

    Ir: Sí, verdaderamente coincidimos en nuestros laburos y la afición por las tablas estan en mis genes. vivo en una larga y angosta faja de tierra llamada Chile, primera región de Tarapacá, ciudad de Iquique (Zona Franca).

    Mañana o mejor dicho, más ratito cuando el sol ilumine la mañana del Sábado, tendré que levantarme a las 7 am. debo ir a trabajar en actuación para el Señor, nuestro Dios, en un encuentro de mujeres, me quedan sólo cuatro horitas para dormir, pronto te cuento en qué trabajo hoy con los chicos en el colegio. Ok?

    Me despido

    Sayonara

  86. amadasim dice:

    Mi querida amiga:

    No soy de las personas que le guste escribir mucho, pero te diré que encuentro tu forma de redactar muy amena y que muestra parte de la vida de muchas personas que al igual que nosotras tenemos que trabajar y buscar el sustento anhelado para poder sobrevivr.Quiero agradecerte también por estimular o engrandecer la obra diaria de quienes se dan un tiempito para la lectura ya que hoy por hoy se viene perdiendo,tu relato transmite confianza .

    Me despido.

    amadasim

  87. EDUARDO ALVAREZ dice:

    QUE CHINGADERA ES ESTA, LO QUE NO ES TENER NADA QUE HACER. PONGANSE A PRODUCIR HUEVONES TERCERMUNDISTAS.
    EDITEN ALGO MAS PRODUCTIVO E INTERESANTE
    SIN SALUDOS, YO SU PADRE……..

  88. PATY G. dice:

    Hola Mora:

    Gracias por el relato y me parece que todos tenemos a lo largo de nuestra existencia momentos místicos, desesperados y desastrozos de los que al finas acabamos riendo . . . esa es la vida como sea es tuya y no hay más que tomarla y disfrutarla o sufrirla en fin , la decisión es siempre tuya

  89. hugo dice:

    hola Mora y amigo
    ¿sabes? casi ni leo relatos en internet, me fascinan mas los libros, pero esta esta vez me interesó muchisimo el titulo de tu relato, y la verdad disfruté cada una de las lineas. Ayer que estuvimos en un curso_taller hablamos precisamente de trabajo y nos hacíamos una autocrítica acerca de nuestro accionar en la práctica pedagógica -trabajo en el magisterio- y no cumplimos como debe de ser, habiendo mucho gente que desean trabajar por necesidad y por tener esa vocación de trabajar con niños de primaria. Adios y suerte en todas las accciones que realizan

  90. Wilfredo Bohórquez dice:

    Mora:
    Encantador relato, generador de movimientos pendulares (he allí su mérito) creados por las respuestas en este blog. Algunas de ellas contradictorias para llamar la atención con poses discordantes preñadas de mal gusto, epítome de las cuales lo presenta Eduardo el día de hoy, quien pregona al mundo su condición de naco (asi, con minúsculas para remarcar su ramplona condición) al escribir con mayúsculas, violentando la habitual cortesía cibernética. Al respecto sería necesaria una nota sobre cortesía y ética entre cibernautas para que muchos de nosotros podamos desasnarnos, especialmente a los francotiradores del idioma que confunden barrabasadas con Iconoclastia.
    Más atención merecen esas dos idílicas personitas que aspiran a convertirse en escritores (as) tan sólo porque el aire es gratis. Es conmovedor verificar cuanto se asemejan a quienes Erick Fromm pinta de cuerpo entero en la introducción de su libro “El arte de amar” al decir que muchos se imaginan a si mismos como receptáculos listos para recibir el amor; como si este, al igual que la capacidad literaria o la lluvia cayeran del cielo sin ningúan esfuerzo. Muchos años atrás me aconsejaron que si deseaba escribir precisaba de leer, por lo menos, un libro cada día. Y esta es la única recomendación que no me arrepiento de repetir.

    Mora, ahora queda en tí
    des-intrigarnos,
    desgranar el resto de palabras,
    desgajar las catápilas de esa cebolla intelectual que,
    aunque no nos hace llorar,
    nos mantiene en vilo, cual novia de trapecista.
    Asi que echa la mano a la pluma
    para desplumar a tu ave,
    o hazla correr como ñandú en pampa caliente.
    Fraternalmente
    WB

  91. Osvaldo dice:

    Lo que contaré sucedió en la década en que el hombre conquistara la luna durante los años `60.

    Debería tener unos 7, 8 o 9 años y en su casa ostentaba una televisión enorme a válvulas en la cual se podía ver en horarios limitados el único canal que trasmitía entonces.
    Durante épocas de verano, en el paréntesis de las vacaciones, solía pasar semanas enteras en la casa de sus abuelos. Dormía en la cama grande junto con la abuela, desplazando así al abuelo quien debía acostarse en el otro cuarto cediendo su espacio por cariño, resultando todo un honor.
    El cabello era de color castaño muy tupido, poseía reflejos rojizos que se tornasolaban extrañamente muy brillantes. Peinado con raya a la izquierda con la prolijidad que solo se logra después de engominarla durante el año. Zapatillas blanqueadas a tiza, medias sostenidas sobre la pantorrilla con elástico…, y aquellos pantaloncitos cortos que desnudaban piernas muy delgadas y largas con rodillas rotas de travesuras atolondradas.
    Las calles de tierra eran humedecidas con frecuencia por un camión cisterna del municipio. Las cunetas con pastizales controlados que reflejaban el esmero de cada vecino y las veredas con senderos imperdibles que siempre le retornaban. Jamás se perdió allí.
    Frente a la casa: la tapa de una cámara, un enanito despintado y un banco de madera donde se lo solía ver sentado al medio de sus abuelos. En diagonal hacia el noroeste y perfectamente divisable desde el banco, había un baldío expropiado por todos los chicos del barrio incluyendo al consentido. Parecía que su verdadero dueño debió tener la intención de edificar ya que sobresalía de entre los yuyos una inmensa pila de ladrillos.
    Allí, en las mañanas de rocío y antes que el sol asomara por sobre los fresnos se percibía un especial aroma a hinojo de esos que siempre retornan del recuerdo a la nariz.
    Pudo haber habido centenares o miles de ladrillos que poco a poco, muy laboriosamente se convirtieron en el centro de control de la nave insignia Enterprise de la Federación de Planetas Unidos de aquella serie “Viaje a las Estrellas”.
    Su consola radial se extendía frente a la pared del vecino la que se transformó en pantalla donde se podía ver el exterior de la nave y así el comandante (aquel consentido) vigilaba las exploraciones y las misiones. El piso cubría casi el tercio del terreno con aquellos ladrillos trabados como un parquet alrededor de la imponente consola. Frente a ella se construyó la butaca del comandante y las de sus segundos. Poseía en sus brazos ladrillos de colores distintivos, que al moverlos hacían “chick” permitiendo el acceso a la botonera de piedras, cada una con su función memorizada. La entrada al escenario admitía solo personas autorizadas, para ello construyeron dos pilares hasta la altura de sus hombros. En el pilar de la derecha dejaron un hueco donde se colocaba el dedo para poder abrir la imaginaria puerta que hacía “ffffff” al activarse.
    Un poco más alejado, y por una senda de ladrillos partidos, construyeron la cámara de transportación que los llevaba más allá de los límites de la imaginación.
    El resto del terreno se convirtió en los campos de batalla y áreas de colonización e investigación de otros mundos.
    Todo un sueño de pantalones cortos que desarrolló y ejercitó sus capacidades creativas al servicio de la humanidad y en nombre de la justicia y el futuro de la raza.
    Poco tiempo después, sentado frente a su televisor, no se perdió ni un minuto la transmisión de la epopeya del Apolo 11, colgó láminas en su cuarto y se informó detalladamente.

    Me encuentro en mi trabajo escribiéndoles sentado en un sillón comodísimo. Ya tengo veintinueve años aquí (entré con veinte). Sobre mi escritorio la PC está conectada a varias redes a las que puedo acceder. Una laptop hace el trabajo “móvil”. Más allá hay una consola de comando, impresoras, monitores, equipos de comunicación, cámaras de seguridad, etc. Detrás de mí y por delante también, tableros enormes que poseen indicadores que registran la energía que la represa genera y transporta. En el mímico están los controles de parte del sistema de potencia. Algunos de ellos pueden dar o quitar energía eléctrica a dos países hermanos.
    Visto así, ¿que más puedo pedir? A veces pienso que aún estoy jugando volando a warp 5.0.
    Por esto y por otras cosas, creo haber nacido con el pié derecho.

    Saludos a todos.

  92. Osvaldo dice:

    A quienes nos sentimos incompletos sin el final del relato, Mora nos avisó que compartiría solo el principio de un caso de su novela, creo que deberemos leerla toda para satisfacernos.
    Joise: creo que (casi lo puedo afirmar) Mora no es quien introduce las frases célebres en el post de monografías, seguramente son editadas junto a sus entregas. Y te dejo picando esto: “Por haber escuchado la voz de tu mujer y comido del árbol del que yo te había prohibido comer, maldito sea el suelo por tu causa: con fatiga sacarás de él el alimento todos los días de tu vida. Espinas y abrojos te producirá, y comerás la hierba del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas al suelo, pues de él fuiste tomado. Porque eres polvo y al polvo tornarás.»
    Por otro lado los griegos pensaban que solo el ocio creativo era digno del hombre libre y así concebían la esclavitud.

  93. ir dice:

    Blanca Estela: pobre cuerpo, tan pocas horas de descanso, y como salio todo?
    Chile, hermoso país, no lo he visitado, pero esta en mi agenda hacerlo.
    saludos.

  94. Osvaldo dice:

    Parábola de los puercoespines ateridos
    “Para defenderse del frío invernal, los erizos decidieron juntarse los unos a los otros para calentarse con su propio calor animal, pero, al acercarse, se pincharon y entonces se alejaron nuevamente; al alejarse, tuvieron de nuevo frío y se volvieron a acercar para calentarse, pero se pincharon nuevamente y, una vez más, se alejaron, buscando alternativas para protegerse del frío y de las picaduras. Todo esto hasta que, después de varios intentos, los erizos encontraron la distancia adecuada que les permitía no pincharse, sino calentarse, es decir, protegerse al mismo tiempo del frío y de la picadura”.

  95. MIGUEL DALGUERRE dice:

    MORA:

    Dicen que el éxito de una persona es cuando logra completar las 3 etapas del trabajo:
    Primera etapa: cuando trabajas para otros
    Segunda etapa: cuando trabajas para ti
    Tercera etapa: cuando otros trabajan para ti
    Pero, reflexionando en tu relato, me doy cuenta que en el caso de los escritores, pintores, diseñadores y otras personas cuyo trabajo consiste en desarrollar y dar a conocer un talento exclusivo, unico, llegan a la segunda etapa, y ahi es donde se vé su éxito, lógicamente basado en el esfuerzo y sacrificio que significa adquirir el conocimiento a travez del estudio, y que dependiendo de factores como la idiosincracia reynante, y la estrategia que utilice esa persona para imponer o poner de moda su arte, podria alcanzar niveles de éxito impensados por el mismo.
    Para el resto de los mortales, nos queda el largo camino de las tres etapas, yo sólo quisiera decir al respecto lo siguiente:
    - Para trabajar en algo, debes estar enterado del asunto, y ello requiere un dedicado esfuerzo en el estudio y en la adquisición del conocimiento y la destreza necesaria, y sobre todo tener la vocación.
    - Siempre debes trabajar en lo que te gusta, de ser asi el trabajo ya no es trabajo, es un tiempo placentero que utilizas para ganarte la vida, no te aburres, y siempre estás atento a lo nuevo y novedoso que pueda aparecer y que tu puedas aplicar a lo que haces, con ello jamás pierdes el interés.
    - Todas las profesiones tienen su lado lucrativo, sólo es cuestión de ver alrededor a los colegas considerados exitosos, que hacen y como lo hacen. y si a ti te gustaria hacer lo mismo (”para todos hay, menos para los envidiosos”), y si a ello le agregamos visión, imaginación y talento, hasta podrias descubrir un área nueva dentro de tu profesión que te dé reales satisfacciones.
    - Si estás trabajando en algo que no te gusta, no tengas miedo de cambiar de rumbo hacia algo que si disfrutas, tus probabilidades de éxito serán mucho mayores, no importa la edad.
    - Y lo más importante: la actitud hacia tu vida, tus ideales, tu concepción sobre el éxito (que no necesariamente incluye mucho dinero), tu capacidad emprendedora y valiente, sin miedo al fracaso, y que si ocurre ….. no importa, seguro te levantarás con mas ganas de triunfar, asimilando y entendiendo el por qué de tu fracaso (”el burro patea una sola vez).
    No puedo hablar mucho de literatura, por que mi vida la paso leyendo Best sellers, aunque ahora menos, no soy adicto al trabajo pero lo disfruto tanto, y eso se lleva la mayor parte de mi tiempo, que ultimamente lo único que leo es tu columna, la misma que me agrada de sobremanera, y escuchar todo tipo de música (ahora estoy con la onda de los 50’s y 60’s -boleros, guarachas y todo eso- realmente hermozo).
    Me atreví a hacerte este comentario por que veo que tienes muchos lectores jóvenes, a quienes por tu intermedio les dirijo estas palabras que podria ayudarlos en algo.
    Hasta pronto y un abrazo.
    MIGUEL DALGUERRE
    Cusco - Perú

  96. Blanca Estela dice:

    Ir: todo salió a “pedir de boca”, es decir: perfecto, porque así es el trabajo realizado para el Señor, Él se encarga de los ajustes y corrige lo malo sin que nos demos cuenta, atribuyéndonos la excelencia como de propio esfuerzo.

    Asistieron 97 mujeres, entre 20 y 60 años, algunas casadas, separadas, viudas, madres solteras, mujeres valientes y cobardes, otras con una vida resuelta, hijos grandes profesionales, un esposo amante y proveedor, pero con un vacío espiritual que les causa depresión, porque desconocen la fuente de felicidad de donde deben beber.

    Estuvo genial, hubo fiesta, la mejor comida, preparada por nuestra chef internacional Silvita, esposa del Dr. Jorge Santos, el coro maravilloso, dirigido por la maestra y dueña de la Academia Mozart Sra. Laurita Diaz, ¡Ah! y la decoración realizada por éstas manos y el amor que Dios puso en mi corazón para los demás, bueno también la actuación estuvo al mejor nivel Holiwoodense, modestia parte donde estuvo el fuerte de mi trabajo y salió de lo mejor…El final, excelente, muchas mujeres se fueron renovadas, felices, agradecidas, bendecidas, y con deseos de volver.

  97. Rafael Antonio dice:

    Hola a tod@s.

    Mora,

    Te felicito por todas estas ideas literarias que nos muestras, la verdad todas me han parecido fascinantes. y nunca me habia atrevido a escribir.

    Imagino que pensaran que tonto nadie lo conoce y pueden verlo, pero dire que mi nombre para mi vale, cuando buscaba trabajo decia mi nombre con propiedad, pues cuando realzas quien eres realzas tus valores, de una buena manera asi cualquiera comentando hacerca de este blog con alguien pueden decir que: EN EL BLOG DE MORA ESCRIBE UN JOVEN DOMINICANO LLAMADO “RAFAEL ANTONIO” QUE COMENTA XY COSAS y ahi esta sonando tu nombre.

    me encanta escribir y me siento bien cuando leo sus comentarios, correcciones y aportes a la literatura.

    bendiciones.

    VISITEN LA REP. DOMINICANA

  98. joise dice:

    Mi apreciado, co-blog Osvaldo, la frase que me llamó la atención y que dije me aterra es:

    “el secreto de no hacerce fastidioso es saber cuando detenerse”

    Y es porque no se si he sido fastidioso o no para los demás que atienden el blog, con mis etregas, pero bueno por lo menos me prestan un poco de atención aunque sea por corregirme, me parece muy importante vuestro relato, porque igual me pasa a mi, yo permanesco en un Laboratorio de geología en seguimiento geológico de pozos petroleros, estoy rodeado de por lo menos 11 computadoras y detectores de gas, sensores de todo tipo, manometros, indicadores de todo tipo y una señal por satelite directa al cliente de todo lo que acontece, es decir no vuelo al espacio pero sigo la ruta hacia el interior de la tierra; de 10 a 21 mil pies que es lo mas profundo de un pozo en el cual he estado.

    Ese relato del Genesis es muy hermoso, y trae a colación la forma mas poética y romantica de concebir el trabajo, lo unico, para mi indigno en ese argumento es; culpar a la mujer por haber seducido al hombre con sus encantos y por ello ser castigado con el trabajo, algo que para mi -el trabajo- es precisamente una de las acciones mancomunadas que ha desarrollado la especie humana para vivir en armonia y con ello disfrutar del producto de la transformacion de la naturaleza en bienes de consumo y/o preteccion como defensa en contra de las inclemencia del mal y de la naturaleza misma.

    El trabajo no es un castigo ni una bendición, es, simplemente, la forma mas sana de sobrevivir sobre la faz de la tierra, dado que el solo hecho de flexionarse para recoger un fruto caido de un arbol para alimentarse ya es un trabajo, aun más, si quereis disfrutar de un bocadillo especial debeis elaborarlo, si quereis comer pulpa de coco debeis quitarle la cascara y ese si es un verdadero “rollo”, bueno igual que los puerco espin que se unen para obtener calor mutuamente, el trabajo es el que une al hombre y hace mas evidente su carater social.

  99. José Itriago dice:

    Los pétalos caían uno a uno sobre su mesa. Del ramillete quedaba tan sólo el esqueleto de esa última rosa blanca, la más preciada quizás, reducida a una macha parda como el moño de la vieja que de vez en vez hacía la limpieza. Era lo quedaba de los recuerdos de su cumpleaños: seis rosas blancas que le regaló su hija y que para humanizar su sórdido ambiente de trabajo, las puso en un vaso de cartón grande, de los de cotufa, al lado de la vieja PC en la que debía seguir imperturbable su inacabable transcripción de una novela muerta.

    Adentro se oía la transmisión de una pelea de boxeo: Charlie Diaz “el anestesiador” le ganaba a Kassidi, el australiano con el tatuaje de telaraña en espalda y un Corpus Christi en el bíceps derecho. A los gritos del locutor se añadía nuevos tatuajes con medios párpados caídos, nariz reventada e hisopos que alargaban las manchas de sangre por todo el cuerpo. Una buena pelea.

    Como siempre, la puerta de la calle permanecía entreabierta y ella podía ver los olores de los gatos, que eran grises, a veces verdosos o azulados, mezclarse con el la brisa callejera, que venía de mares y ríos lejanos, con colores de brújula y de estrella polar, hasta diluirse en un rojo espiral.
    Sus dedos, como siempre a esa hora, tecleaban al ritmo de los Preludios de Scriabin aunque, claro, muy opacados por la estridencia de la TV y más aun por la sordera del alma de la casa. Pero ella los seguía con especial atención y a veces, cuando nadie la veía, caminaba entre las notas que se retrasaban en salir y llegaba hasta los más bellos amaneceres, de rosados perfumados y de ilusiones nuevas, mientras del ordenador salían páginas y páginas de trillados argumentos con trillados nombres, de la misma forma que del torno del Porto salían tornillos y tuercas. Pero el Porto era un hombre habilidoso, muy consciente y orgulloso de la necesaria uniformidad de su producción. Con su sabiduría metálica nos repetía “si la tuerca no tiene el mismo calibre del tornillo, no tenemos ni tuerca ni tornillo” y seguramente es verdad.

    En cambio, en la novela de policías y policías y delicuentes y delicuentes que transcribía, la uniformidad la aplastaba y la obligaba, para su mal, divagar hacía la poesía, antítesis del trabajo que con tanta alegría y en tal mala hora había aceptado. Más de una vez introdujo por error a un policía que admiraba la perfección de las huellas de las raíces de las hiedras en las paredes, o a otro delicuente que escuchaba una cantata del Mesias de Handel. Naturalmente, cuando ocurrían semejantes aberraciones, tenía que subsanarlas en horas extras dominicales sin paga alguna y enfrentar de nuevo los cuestionamientos demoníacos

    ¿Usted cree en el diablo, con minúsculas o mayúsculas?. Un Señor Diablo, Lucifer, rey de la sombra, de las dudas, de las debilidades, el Enemigo, el arcángel descarriado que le dio por alzarse contra el Dios que sabía inderrotable. ¿Usted cree que para que haya luz debe haber sombra? Que la una no es nada sin la otra, que sólo yendo de la sombra se encuentra la luz.

    No obstante, esas disquisiciones periódicas contradictoriamente le levantaban el ánimo. Parecía que había un argumento subyacente a discutir, algo inteligente que podría al final de la novela, que le parecía el final de la vida misma, justificar la inmolación diaria del pensamiento, un algo que no había podido discernir y que la obligaba a seguir buscando, esperando desnudar las intenciones hasta exponerlas a los poderosos rayos de las miradas sabias, para reducirlas como un sietecueros bañado en sal. Quizás.

    Y pasaron los días y pasaron los meses y pasaron los años y cuando se soltó el último pétalo de las que fueron los flores blancas que le regaló su hija por su cumpleaños, en su porrón de vaso de cartón encerado de cotufas de cine, una emanación, un vaho que parecía una pincelada azul de prusia lo arrebató de su vista y arrastró todo, nos arrastró a todos y nos vimos al viento las flores, al viento los recuerdos y las ilusiones y en el viento ella, en el viento nosotros, remolinos azules donde se mezclaba la narración de un partido de fútbol que tomaba Frescolita con el policía que acariciaba al gato casi blanco que desaparecía en el oleaje de las frustraciones tuyas, mías, de todos, la desesperación de recordar los que fueron y pudieron ser momentos, sonrisas, caricias hoy perdidas aisladas por la furia de ese viento azul que la llevaba a otra vida, a otro destino.
    Las letras de centenares de hojas escritas, miles de letras, en un arrebato de cordura, se soltaron de los papeles y frente a tus ojos empezaron a combinarse y formar códigos, códigos mágicos necesarios para entender algo que no conocías, códigos inaccesibles donde quizás estaba la clave de la alegría de cada momento, que pasaban entre tus dedos despeinando milagros, abrasando las asperezas de la vida. Y creíste leer los nombres amados y creíste leer cada una de las palabras dulces que te han dicho tus amantes, y creíste leer poemas de puestas de sol y de los horizontes marítimos devorando la luz dorada. Cada una, una clave; todas, códigos de supervivencia.

    No eran las palabras, eran tus dedos los que con tus manos y todos tus sentidos escribían una novela paralela sobre cada instante que estabas viviendo. Te escribías en la dimensión de los significados que hace y deshacen las vidas.

    Muy lentamente, fue depositada frente a sí misma, frente a nosotros. Muy lentamente salió de la sórdida estancia, donde se marchitaron las amadas rosas blancas que le regaló su hija el día de su cumpleaños, muy lentamente con una serenidad que no era de ella fue desprendiendo las cayenas de los jardines de las calles que la condujeron a su casa, con un ramo multicolor en su mano, una sonrisa indeleble en su alma y un deseo infinito de volver a ser ella.

  100. virginia dice:

    este espacio es muy interesante sabes todos tenemos una historia que contar y son cosas y casos de la vida real, espero algun dia comentar mi historia

  101. Osvaldo dice:

    José Itriago: realmente extraordinario. Muy bello.

    Joise: es cierto y comparto tu opinión sobre el Génesis donde en realidad se culpa al hombre responsabilizándolo por tentarse, y lo que más me duele es que implícito está el no dialogo con la mujer, y por supuesto la maldición que no me refleja amor.
    Trabajar es saludable, y por supuesto mucho mejor si lo podemos hacer en algo para lo que estamos hechos. Pasa a formar parte de otra de nuestras tantas razones de vida.

    Blanca Estela: Felicitaciones!!

    Saludos.

  102. german dice:

    creo qu ele trabajo monografico si tiene un biena presentacion que mas decirle esta exelente por el mon¡,mento gracias de t0odos modos y por todo lllod de versa y quisiera mas trabajos per d teologia no cmentarios

  103. José Mlin dice:

    Srta. Mora
    He leido asiduamente tus artículos del cual estoy profundamente agradecido, pero este Artículo me ha imprecionado.
    Nota tu gran dominio de escribir, y el tema se adecua a situaciones cotidiana de los “latinos”
    Creí leer a Rulfo, Kafka o a Gabo.
    Me agradaría saber más de Ud.
    Felicidades

  104. Blanca Estela dice:

    Para los tormentos morales, nada es mejor que el trabajo.
    Él distrae el cerebro y ocupa las manos. Ante las penas lo peor es la ociosidad.
    Los dolores no se olvidan trabajando, pero se arrullan y se adormecen.

    Cada vez que la desgracia se haga presente, la preocupación nos embargue o la decepción nos llene el corazón, trabajemos; con ello le restamos fuerza a la desgracia, magnitud a la preocupación e intensidad a la decepción.

    Olvidar, no es, lo sé, patrimonio del hombre; tal vez las bestias olvidan; mas nosotros, ¡no! Parejo al goce de no olvidar lo bueno, va la tortura de no poder borrar lo malo.

    Cada vez que caigamos en desdichas, llenemos nuestras horas, nuestro cerebro o nuestras manos de trabajo; lo peor es el ocio…el ocio es terreno fértil y seguro donde la semilla del dolor y del mal crecen con rapidez asombrosa.

  105. silvia dice:

    sra mora

    estoy impresionada con su articulo , pues es muy interesante y llamativo
    esta es una forma de expresar nuestras experiancias , yaque todos tenemos algo que que contar.En fin nuestra vida es una novela que esta formada por nuestros propias accciones diarias .

  106. Raymondo GarBarr dice:

    ¡ Perdiose un laboral ante tribunal provincial !

    pero . . . . . .

    ¡¡¡¡ GANOSE UN DERECHO DE AUTOR,
    . . . . . . . ante REGISTRO UNIVERSAL !!!!!

    Oficina de Derecho de Autor:
    Ministerio de Justicia,
    Dirección Nacional del Derecho de Autor en la Argentina.

  107. Daniela dice:

    Hola es la primera vez que una historia o un relato de monografias,esta vez ha sido difernte poruqe el titulo por si sòlo llamala atenciòn y sobre todo en mi caso particular, poruque en este momento estoy en busca de trabajo,y me he resistido a trabajar en un trabajo indigno y denigrante,aunque muchos digan que el trabajo no deshonrra,de todas formasseguire adelante en mi lucha, por mejorar mi existencia

  108. Oswaldo dice:

    Conmigo sucede todo lo contrario, sucede que tengo trabajo pero…….NO SE COMO DEJARLO

  109. Oswaldo dice:

    DECÁLOGO DE LO MALO QUE ES EL TRABAJO

    1)Tengo un trabajo tan malo, que temo dejarlo por temor a conseguir otro peor.

    2)Mi trabajo es tan malo, pero tan malo, que es el mejor pagado que he tenido.

    3)El único trabajo bueno que he tenido, es el que no quiero encontrar

    4)El trabajo es una maldición Bíblica. (Genesis 3-17-18-19). Por eso yo no trabajo, para no ser un maldito trabajador

    5)El trabajo es un impedimento para ser feliz. De los 365 días que trabajas, solo te dan 15 de vaciones, para que tu mujer te asigne algún trabajo en la casa

    6)Como será de malo el trabajo, que en algunos empleos te pagan una fortuna

    7) Disculpen, no soy enemigo del trabajo, el trabajo es quien es mi enemigo

    8) Si el trabajo fuera bueno, Dios no lo hubiera puesto como castigo

    9) Dios hizo doloroso a la mujer en el trabajo de parto (Génesis 3-16)

    10) Y, por último Dios expulsó a Adán del Edén, para que trabajara labrando la tierra y…se ganara el pan con el sudor de su frente (Génesis 3-23)

  110. Italo Alberti dice:

    Muy buen día para todos y especialmente para Mora.

    Tengo algún tiempo de leer tuobra pero esta es la primera vez que escribo un comentario al respecto.

    “Busco trabajo” explica fielmente la sensación de esa situación. Como dice Ludwig Von Mises “el trabajo es desutilidad… nadie quiere hacerlo”, y en lo personal no podría estar más de acuerdo. Soy joven, de profesión médico y cirujano, oficio que he deseado desempeñar desde los ocho años de edad. Vivo mi sueño. Me encanta lo que hago.
    Pero hay días en los que desearía tener un pequeño bar a orillas de la playa, atenderlo y vivir ahí mismo, sin tránsito, sin preocuparme por el alivio de mi paciente, sin papeleo, sin opulencia, mis hijos y mi esposa jugando en la playa todo el día mientras yo escribo mis cuentos y bebo jugo de frutas coratadas en mis árboles, que solo deben ser dos o tres.
    Saben… esto es algo completamente posible, si así lo quisiera. Pero tal vez todavia no es el momento.
    El abuelo de mi amigo decía: “si querés comer pescado… mojate el culo”. Creo en esto fervientemente y por ello sigo trabajando.

    Saludos a todos.

  111. jorgerv dice:

    Hola Mora gracias una vez mas por el honor

    Hola a todos.

    El trabajo es la actividad humana donde confluye lo divino con lo demoníaco, el pasaje del Génesis –ver 16-19-, aludido por Joise y Osvaldo, confirma la especie, ahí leemos como el dueño del bien y el mal, maldice y castiga pero solo es una hermosa figura metafórica de la realidad, trato de imaginar al creador del Génesis como la suma humana de milenios de evolución mental con la suficiente capacidad de abstracción para llegar a ser consciente de su ser como algo o alguien independiente de todo las formas de ese mundo que lo rodea y su pensamiento aguijoneado con las preguntas angustiosas del infinito que presiente fijando su mirada hacia el cielo o atisbando el alrededor, trascendiéndolo y abrumándolo –porque se siente parte de esa vastedad incomprensible-. De donde vengo? Quién soy? Que hago aquí? Quizá recolectando frutas o cazando o ya en su estadio de agricultor, la pareja humana con la absoluta certeza de su soledad, liberada en medio de la nada –material y existencial- se encuentra obligada a satisfacer sus necesidades primarias de ahí a la conciencia del trabajo y del bien y del mal con su carga contradictoria –divino, diabólico- sólo fue el primer paso lógico.
    Pero de ese hito hasta hoy el hombre se ha sobrado en su culto al trabajo, manteniendo ese carácter dialectico ha trabajado para la vida y para la muerte, ha construido y ha destruido, se ha liberado y se ha esclavizado, en ángel y bestia, en Dios y en Diablo se ha convertido; el libre albedrio –otro invento de la mente humana- nos deja la opción de escoger, -es accidental ser proactivo, creativo o pasivo- lo importante es en que te vas a convertir?, el trabajo tuyo ahí está sino lo buscas él te encuentra.
    Excelente me parecieron los trabajos de Osvaldo y de José Itriago, me uno a los que quieren más del relato de Mora, tendrá que vender la novela en formato electrónico.
    Intentando interpretar a Joise en su primer entrega este poema
    Parabola
    Era un niño que soñaba
    un caballo de cartón.
    Abrió los ojos el niño
    y el caballito no vió.
    Con un caballito blanco
    el niño volvió a soñar;
    y por la crín lo cogía…
    ¡Ahora no te escaparás!
    Apenas lo hubo cogido,
    el niño se despertó.
    Tenía el puño cerrado.
    ¡El caballito voló!
    Quedóse el niño muy serio
    pensando que no es verdad
    un caballito soñado.
    Y ya no volvió a soñar.
    Pero el niño se hizo mozo
    y el mozo tuvo un amor,
    y su amada le decía:
    ¿Tú eres de verdad o no?
    Cuando el mozo se hizo viejo
    pensaba: Todo es soñar,
    el caballito soñado
    y el caballo de verdad.
    Y cuando vino la muerte,
    el viejo a su corazón
    preguntaba: ¿Tú eres sueño?
    ¡Quién sabe si despertó!”

    (Antonio Machado.)
    Un saludo fraterno a todos y no se cansen de hacer el blog con sus aportes aunque digan que el trabajo lo hizo Dios como castigo, este trabajo es de todos nosotros.
    Carpe diem

  112. Osvaldo dice:

    Apoyando a jorgev en su extraordinaria entrega, tambien en lo que respecta a la novela digital. Viendole con buen ánimo, aunque me gustaría comente su estado de salud: ¿Como te estas recuperando?

    “Enseñarás a volar,
    pero no volarán tu vuelo.

    Enseñarás a soñar,
    pero no soñarán tu sueño.

    Enseñarás a vivir,
    pero no vivirán tu vida.

    Sin embargo…
    en cada vuelo,
    en cada vida,
    en cada sueño,
    perdurará siempre la huella
    del camino enseñado.\”

    Madre Teresa De Calcuta

  113. Blanca Estela dice:

    El que cava la fosa,
    en ella se cae.
    Al que abre brecha en el muro,
    la serpiente lo muerde.

    El que pica piedras,
    con las piedras se hiere.
    El que corta leña,
    con los leños se lastima.

    Si el hacha pierde su filo,
    y no se vuelve afilar,
    hay que golpear con más fuerza.
    El éxito radica en la acción
    sabia y bien ejecutada.

    Si la serpiente muerde antes de ser encantada,
    no hay ganancia para el
    encantador.

    Las palabras del sabio son
    placenteras,
    pero los labios del necio son su
    ruina;
    sus primeras palabras son
    necedades,
    y las últimas son terribles
    sandeces.
    ¡Pero no le faltan las palabras!

    Nadie sabe lo que ha de suceder,
    y lo que será aún después,
    ¿quién podría decirlo?

    El trabajo del necio tanto lo
    fatiga
    que ni el camino a la ciudad conoce.

    ¡Ay del país cuyo rey es un
    inmaduro,
    y cuyos príncipes banquetean
    desde temprano!

    ¡Dichoso el país cuyo rey es un
    noble,
    y cuyos príncipes comen cuando
    es debido,
    para reponerse y no para
    embriagarse!

    Por causa del ocio se viene abajo el
    techo,
    y por la pereza se deploma la
    casa.

    Para alegrarse, el pan;
    para gozar, el vino;
    para disfrutarlo, el dinero.

    No maldigas al rey ni con el
    pensamiento,
    ni en privado maldigas al rico,
    pues las aves del cielo pueden
    correr la voz.
    Tienen alas y pueden divulgarlo.

    Eclesiastés 10: 8-20

  114. joise dice:

    Mis queridos Jorgev, Osvaldo, B. Estela, muy lindos y sublimes vuestros citados versos, aunadosm, a unas sendas tanto sublimes como reflexivas entregas.

    Por ello me remito a vosotros especialmente a Mora con lo siguiente:

    “Yo el trabajo”

    He vivido lo efímero del tiempo
    Y he soñado un cuento
    Lo he contado contento
    Y respuesta aun no encuentro

    He visto maestros
    He visto doncellas
    Niños, vivos, muertos
    Pero, mas aun, concebir querellas

    Esas que ganan mi desprecio
    Y, que olvidarlas es mi desvelo
    Por tanto invitado a mis hermanos
    Solidarios a conquistar en la tierra el cielo.

    Ciao! os amo.

  115. socorro dice:

    Italo Alberti y amigos todos:
    Me siento plenamente hermanada en tu comentario. A veces también pienso en un bar en la playa. Considero ésto como un sueño de esos que llevo como compañero de viaje. Tengo amigos que sienten parecido, en tanto parece que uno se tensiona porque en esta actividad está en juego la vida de la gente, en el mejor de los casos, o los juicios de mala praxis en la peor forma de ver ésto.
    Sin embargo hace un tiempo que he tenido algún cambio en relación al peso con que registro la carga de la que yo hablo. Ahora me reulta más intensa la relación que se establece con la gente. Me ha sucedido que en momentos muy difíciles de mi vida el trabajo me organizaba la cabeza. Ponía al derecho algo escencial para vivir y muchísimas veces aprendí de mis pacientes por el modo en que peleaban sus batallas.
    Ahora que estoy escribiendo mi comentario, me parece que lo interesante de un bar en la playa, además del paisaje y de que la única preocupación esta dada por el clima, es el contacto con personas, el escuchar de sus vidas y expresarme acerca de la mía.
    A Osvaldo, Joise, Jorgev, Blanca Estela y José Itriago, muchas gracias (Hay dos cuentos que me impresinaron, el del niño y el de aquella, que si no entendí mal, es rescatada aunque no se bien de que.

    Propongo agregar :

    “Amar bien, trabajar bien”
    S. Freud

    Un abrazo
    Socorro

  116. enith dice:

    si alguna vez pudieras pasar por mi blog…
    y hacerme una critica….te lo agradeceria mucho…
    admiro tu trabajo…..
    http://elcielolasestrellastuyyo.blogspot.com/

  117. FRANCISCO RAMOS GARCIA dice:

    ANTES QUE NADA HOLA Y SALUDOS A TODOS LOS QUE LEEN ESTE BLOG. LES QUIERO COMENTAR QUE CUANDO TENIA OCHO AÑOS APROXIMADAMENTE EMPEZE A TRABAJAR PARA SOLVENTARME ALGUNOS GASTOS ESCOLARES, Y ES QUE NO ES POR DECIR QUE NO FUI FELIZ EN MI NIÑEZ, PERO EN VERDAD HUBO CARENCIAS EN MI HOGAR, SOBRE TODO ECONÓMICO. Y ASÍ FUI TENIENDO OTROS TRABAJOS: ALBAÑIL, MESERO, PESCADOR, Y AHORA SOY ORGULLOSO DE SER UN MAESTRO DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

    PIENSO QUE MUCHAS DE LAS VECES LAS COSAS QUE NOS SUCEDEN EN LA VIDA HACE QUE CAMBIEMOS DE TRABAJOS, PERO SI HAY ALGO EN ELLO ES QUE CUALQUIER TRABAJO HONRADO ES BUENO Y NOS DEJA UNA ENSEÑANZA. TODOS LOS SERES HUMANOS VALORAMOS CUANDO ALGUIEN TRABAJA LÍCITAMENTE, PUES ES POR EL BIEN COMÚN, APARTE DEL PERSONAL, Y NO HAY QUE DISCRIMINAR A LAS PERSONAS “DIFERENTES” DE NOSOTROS, PUES ELLOS HACEN MÁS QUE UNO QUE SE CONSIDERA “NORMAL”.

  118. MAYRA dice:

    hola mora! y un saludo para Mayra pues no sabia que habia alguien mas en el blog con el mismo nombre que yo (ja.ja) saludos y espero que disfrutes los articulos de mora que son buenisimos, claro el de esta vez no fue la excepxion estuvo genial valio la pena el suspenso de esperar el final no tan final de tu relato. y aprovecho tambien para mandar saludos a Oswaldo es genial tu Decalogo del trabajo me diverti mientras lo leia asi tambien dfelicito a Osvaldo y Blanca Estela, bueno hasta la proxima, vale!

  119. Eugenio dice:

    La desfiguración de las cosas no es necesaria. Es bastante difícil construir, crear algo a partir de la nada, para que “otro”, sea o no un Gran Yo Soy lo desfigure, mutile o incluso lo destruya. Mi concepto personal es que el trabajo no es ni bueno ni malo, simplemente es… Lo que si es censurable es la finalidad de las obras humanas. Existen obras de Misericordia y obras de maldad, obras de salvación y obras de perdición, obras de grandeza generalmente hechas por hombres pequeños y obras de soberbia y vanidad generalmente hechas por grandes hombres. Para los que sí creen en el diablo quiero anunciarles que para un sólo propósito vino el Señor Jesús a este mundo: a deshacer sus obras. Esas obras malintencionadas destructivas, ilegales y llenas de violencia y maldad. Cuando la figura presentada en Génesis habla de la “maldición” no se refiere al hombre normal, sino al hombre “caído”, sí, al que desgraciadamente sucumbió ante las ofertas del enemigo, convirtiéndose en su vasallo. Esto puede ser abstracto, pero real. Las dos cosas he experimentado a saber estar empleado y desempleado, a disfrutar estar solvente y a apreciar lo poco que tengo al estar pelado. Quiero a través de este blog exaltarles a todos ustedes y en especial a Mora sus virtudes humanas normales que el Creador ha puesto en todos…y que esa generosa obra de la Cruz sea vuestra tambén. Un gran Abrazo de Corazón.

    Eugenio.

  120. martin dice:

    34 años, trabajndo desde que tengo conciencia, creo con un padre como el mio uno no merece decir “busco trabajo” la filosofia es la siguiente si no eres intelectual eres manual.

  121. Julian dice:

    Gracias Mora!!
    recibir tus escritos siempre es un placer que no puedo (ni quiero) postergar!!
    Este en especial me parece muy bueno.
    Saludos.

  122. yubiny dice:

    a todos nos pasa que añgun dia tendremos la ilusion de crear nuestro curriculum e iremos muy emocionados, a buscar trabajo pero luego nos daremos cuenta de la dura y cruel realidad, LOS SALARIOS, que no alcanzan, ni para tratar de sobrevivir

  123. Wilfredo Bohórquez dice:

    Saludos amigos:
    Regresé al blog para encontrame con unos versos copiados del Eclesiastés en los que debí ejercitar lo que el Catedrático Manuel Benza enseñó en una materia altamente conflictiva aunque deliciosa por lo crítica: Análisis de Contenidos. Aun creo recordar su expresión incisiva al manifestar que toda expresión verbal (hablada o escrita) esconde una definida intención que merece exponerse, definirse, desenmascararse si es necesario porque esta es ideológica, por tanto, militante, a favor del cambio o del quietismo.
    Usando algo de mi tiempo libre me he permitido hacer un sucinto análisis de contenidos el mismo que anoto al lado de los versos para que la persona que lo envió via blog descubra los contenidos que nos ha hecho llegar.
    El que cava la fosa,
    en ella se cae…………………………….. No caves
    Al que abre brecha en el muro,
    la serpiente lo muerde…………………… No rompas muros
    El que pica piedras,
    con las piedras se hiere…………………… No piques
    El que corta leña,
    con los leños se lastima…………………… No cortes
    Si el hacha pierde su filo,
    y no se vuelve afilar,
    hay que golpear con más fuerza……………………. Anticipa
    El éxito radica en la acción
    sabia y bien ejecutada………………………………. Actúa apropiadamente
    Si la serpiente muerde antes de ser encantada,
    no hay ganancia para el encantador…… Sé eficaz
    Las palabras del sabio son placenteras,
    pero los labios del necio son su ruina;
    sus primeras palabras son necedades,
    y las últimas son terribles sandeces.
    ¡Pero no le faltan las palabras!………………………Palabras sin contenido son inútiles
    Nadie sabe lo que ha de suceder,
    y lo que será aún después, ¿quién podría decirlo?……El futuro no tiene dueño
    El trabajo del necio tanto lo fatiga
    que ni el camino a la ciudad conoce…………………Necedad es ignorancia
    ¡Ay del país cuyo rey es un inmaduro,
    y cuyos príncipes banquetean desde temprano!
    ¡Dichoso el país cuyo rey es un noble,
    y cuyos príncipes comen cuando es debido,
    para reponerse y no para embriagarse!………………Los gobernantes deben ser nobles y frugales
    Por causa del ocio se viene abajo el techo,
    y por la pereza se desploma la casa……..Ociosidad y pereza destruyen hasta lo más sólido
    Para alegrarse, el pan; para gozar, el vino;
    para disfrutarlo, el dinero.
    No maldigas al rey ni con el pensamiento,
    ni en privado maldigas al rico, pues las aves del cielo pueden
    correr la voz. Tienen alas y pueden divulgarlo………………..Te castigarán si cuestionas el orden establecido
    Eclesiastés 10: 8-20

  124. Wilfredo Bohórquez dice:

    Tenía 17 años y a través de Aquiles me conecté con su padre quien me refirió, a su vez, con un amigo entrañable para conseguir trabajo. Una sencilla conversación me aseguró el empleo y la certeza de que comenzaba el siguiente lunes. Mientras mámá me abrazó emocionada al enterarse de tan tremenda noticia, papá decidió posponer su intervención hasta terminar con sus dos buenos amigos, café y cigarro.
    Como era su costumbre me tomó desprevenido. Entonó mi nombre de una manera especial y me congeló al mencionarlo. “Eres mi primer hijo y debo repetirte lo que me dijeron muchos años atrás. Tu te encargarás de continuar con la enseñanza con tus hermanos y tus hijos. Recuerda siempre:
    -El trabajo no existe. Tú lo inventas, le das ese carácter especial, lo transformas para hacer mejor el mundo. En suma, te haces indispensable.
    -Ten presente que donde se come no se ensucia, por tanto jamás tengas ningún tipo de relación sentimental o de las otras con nadie en tu trabajo. Es la cosa más pérfida que puedas hacer a quien paga tu salario.
    -Tu sueldo es por trabajar no por hacerte de amigos, caerle bien a los demás o ser el más simpático. Tienes que hacer una tarea por la que descuentas un sueldo, y debes hacerla mejor cada día.
    - Aléjate de conversaciones privadas porque todo espectador es un cómplice.
    - Durante los primeros 6 meses deberás tener la cabeza inclinada como evidencia de que estás aprendiendo. No podrás contradecir a los antigüos ni a tu superior ya que ellos saben más que tú y deberás aprender de ellos.
    - Se humilde y mantén la boca cerrada. Las palabras que salen de tu boca, si hirieron a alguien, regresarán para pedirte cuentas.
    -Finalmente, el sueldo que recibas lo deberás partir en tres, una parte para ahorro, la segunda para tus gastos y la tercera para contribuir con las compras de la casa, justo con aquello que siempre reclamas debería haber más”.
    Este fue el mensaje que transmití a Arturo, mi tercer hijo, en su primer día de trabajo.

  125. Wilfredo Bohórquez dice:

    Estimados.
    Me faltó agregar a mi nota anterior sobre el trabajo:
    7.- Las personas de cargos más humildes: Conserjes, recepcionistas y secretarias conocen mejores soluciones en momentos de crisis. Ellos serán siempre tus mejores ojos y oídos en esas circunstancias 8.- El trabajador más exitoso, el más productivo y más buscado es aquel que sabe hasta donde ha de llegar y no ambiciona sin sentido el asiento de su jefe. 9.- Huye de la gente depresiva, negativa y carente de humor. Los dos primeros te pegarán la mala suerte que se adueñó de ellos, mientras que los cuadriculados jamás entenderán que el optimismo es el padre del buen humor y la esperanza, atributos que jamás deberás abandonar.

  126. virginia Reyes dice:

    bueno en realidad a veces uno piensa que el trabajo es el mejor refugio cuando tenemos problemas en la casa y trabajamos hasta el cansancio solo para evadir nuestros problemas familiares, luego nos damos cuenta que nos estamos desagastando la vida por no enfrentar los problemas y tratar de solucionar hablando, cuando es tan facil expresar lo que guardamos dentro por temor de no herir a los demas permitimos que nuestros jefes nos humillen pensando que por ser mas preparados que nosotros debemos permitirselos cuando en realidad no es asi. trabajemos mas pero esforcemonos menos, tratemos de buscar un trabajo que realmente este plenamente identificados con nosotros es lo mas sano. Porque si no haces lo que quieres, ni trabajas como es, no estas donde debes.

  127. ernestino dice:

    Una vez màs quiero felicitarlos por enviar este articulo por su confianza gracias.

  128. VERO dice:

    Hola Mora: Me encanta leer tus escritos, a veces prefiero no incluir mis comentarios porque creo que mi redaccion o forma de expresarme no son los correctos, pero esta vez me encanto tu escrito. Eso de BUSCO TRABAJO nos ha pasado a todos, y aunque lei por ahi a alguien que no ha tenido que hacerlo, pues que suerte tiene, yo no conozco a nadie que no haya tenido que buscarlo al menos una vez, yo soy de Mexico, el indice de desempleo aunque digan que es bajo es cada vez mas alto, las empresas aqui hacen cortes de personal, dandole a los que se quedan el trabajo de los que salen. Tengo 34 años y a pesar de que no me costo trabajo entrar aqui donde estoy, he podido ver como han pasado tantas personas por aqui, el unico problema es que para tener un puesto en su recepcion, quiere personas lintas aunque no tengas ni la capacidad ni la actitud para ocupar el puesto, y tal vez personas no tan agraciadas pero con una capacidad increible han estado aqui por 2 o 3 dias y es por el trato que el les da, yo estoy en la administracion, y como lo dije anteriormente no me costo conseguir el trabajo, pero a veces es dificil entender, no se como explicarlo, como podemos vivir cosas como dices tu al final de tu escrito cosas escalofriantes, sinceramente desde que entre, tendo solo un año y medio aqui, no he podido escuchar un comentario bueno sobre mi jefe, bueno creo que ya me sali del tema de tu escrito Mora, me encanto y creo que la razon de que hay tantos comentarios es porque todos nos identificamos con el tema, muchisimas felicidades a ti y a todas aquellos que se toman el tiempo de incluir su comentario, tal vez algunos crean que perdemos el tiempo, pero no es asi, bueno al menos no para mi, me encanta tu blog y tengo un espacio especial en mi correo para ti, adios.

  129. VERO dice:

    Hola, soy Vero otra vez, en mi comentario escribi que no me costo conseguir el trabajo, pero no es que sea yo muy linda, en realidad, tengo la carrera de administracion y consegui el empleo por mi capacidad y empleos anteriores, solo queria decir que es una realidad en mexico que hay muchas personas con puestos importantes que solo quieren tener chicas linda y no estoy generalizando, hay chicas muy guapas con grandes capacidades. Eso es todo, adios Mora y felicidades por tu blog nuevamente.

  130. ALLAN dice:

    hola, disculpa que en mi primer comentario solo haya puesto 3 letras, no soy tan corto de palabras (incluso a veces me piden que me calle).
    es la primera ves que leo esta pagina, y a ti, sabras lo hazaroso que es hallar un sitio web en donde puedas demostrar de verdad el talento de la escritura.

    me gustaria entonces aportar algo de mi, siento pódre algun dia competir con algun literato principiante como yo, si a alguien interesa lea yo sus poemas, cuentos, mininovelas, con gusto lo hare, aprenderes de ustedes y espero aprendan algo de mi: alanjesus_5@hotmail.com. expondre lo que escribo, es que aqui donde recido el gusto por la escritura es nulo. se despierta con novelas, se duerme con chismes de colonias, ni modo, el mundo en el que me toco vivir. eso me deja, pesadumbre, pero me ha hecho ser el arquetipo que deseo. aios

  131. Tonny dice:

    Hola a todos. Realmente me hizo reir, son las 6 y 38 am en miami y comence el dia de reposo (domingo) riendome, que agradable. el resto de comentarios los leere, despues de que me prepare unos huevos revueltos con cebolla y tomate, pan colombiano y un chocolate con queso, tambien colombianos, vendidos aqui en miami. La vida es agradable, todo el mundo buscando empleo y si se tiene, haciendo lo mismo, por uno mejor.
    Un abrazo a todos.

  132. walter estrada dice:

    Un saludo a tdos saven yo tengo 25 años de trabajar en la misma empresa y desde el primer dia que llege comense a trabajar como que si fuera mi empresa y me paso asi a qui hay un cuaderno y comensemos a trasar formas de trabajo usted manjelo como crea que pode sacar a delante su escritorio saven Mabel dice alg muy sirto, Marta Lilian tine sus dudas y es parte de confrmar un conjunto de ideas, Maria Celeste como simpre muy amplia en sus conjeturas y tine mocha razon en todos los comentarios la mayoria tine las mismos conclusiones muchos de nostros somos conformistas pero eso pasa despues de un timpo ladogo de trabajar en una misma empresa o llegamos a confornos tal como somos y estamos bien so que pasa es que todos tenemos diferentes culturas y reglas me inmagino que casi todos se ponen metas de trabajo de vida de superaciòn pero que pasa cuando llegamos a creer que tenemos lo suficiente o que ya llegamos al limite nos quedamos hay y nos conformamos con lo que tenemos y construimos yo soy un conformista y cada dia que pasa me conformo con terminar vivo ese dia y me conformo con lo que gano y tengo y uno de los grandes males como dicen en mi pais gutemala es que como uno no es ambisio y es conformista no es nadie pero saven las ventajas de no ser ambisio al dinero al poder a muchas cosas es que uno se puede sentar a tomar un cafe tranquilamente que dadie lo señala nadie lo critica yo pinso que trabajar en una empresa por mas de diez años es que llego el momento de conformarse con lo que tine y vive Maria Celeste es muy ingenosa save como son ñlos sentidos de la lectura y la critica es una buna lector felicitaciones yo soy un pricipiante pero me justa mcho las conjeturas de la lectura saludos a todos y sigan a delante por todas las criticas que he podido leer casi en todos temas me doy cuenta que amuchos les justa contar sus experincias con los libros y su vida todos nos vasamos en una bu7na lectura y lo relacionamos los lectores les justa experimentar la aventura de la lectura con la relaidad de la vida por cada libro es una vida.
    saludos y adelante

  133. lener bach dice:

    señoy buenas quiero trabajar en argentina por favor quiero q alguien me lleve para trabajar alla o q se requiere como requisito por favor ayudeme
    cuando tenia 10 años mi meta era irme a italia no pude por q notenia quien me lleve por a hora quiero irme del peru trabajar alla solo tengo20 años de eda

  134. lener bach dice:

    por favor quiero viajar a españa ayudenme quiero que alguien me llebe tengo buena presencia tengo 20 años por favor quiero que mis sueños se asen realida por favor cada dia me pidi a Dios que alguien me llebe por quiero trabajar alla

  135. lener bach dice:

    hola amigo quiero q me lleves benezuela quiero viajar y quiero que alguien me lleve por favor llebame o escribime o a hotro paiz me gusta el trabajo quiero salir adelante por mi familia y por mi peru

  136. Mauricio Morante dice:

    Esta padre este blog, encontre esta pagina de trabajo
    http://www.bolsamexicanadetrabajo.com

  137. Claudia E dice:

    Hola; me gusto leer tu relato espero conocer mas escritos tuyos. En cuanto a mi solo me surgió un apregunta como le hago para conseguir trabajo; me atrevo a pedirte consejo ya que tu tienes mayor experiencia sobretodo por que también estudie la licenciatura en periodismo y de restauración en obras de arte. Como no hay mas que agregar te envio un gran saludo

  138. clarisa dice:

    NECESITO BUSCAR UN TRABAJO SEGURO Y TRANQUILO DONDE NADIE ME MOLESTE.

  139. Liberto Brau dice:

    Quiero que leas mi novela en entregas “Amanece púrpuraW… ¿Por qué no? Gracias

  140. bad urach dice:

    Grand emplacement - le bon travail ! ! !


Trackbacks

  1. Polar Golf
  2. tv on pc
  3. pc satellite tv software
  4. tv tuner for laptop
  5. Homepage
  6. URL


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom