Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Por toda otra boca

El mito, el alma, los contrastes

No sé si esta noticia ha sido confirmada, pero copio:

La gruta de Rómulo y Remo: Un grupo de arqueólogos italianos anunció el hallazgo de una gruta en la que los antiguos romanos creían que una loba amamantó a Rómulo y a Remo - BBC Mundo.”

Descubren cueva donde loba amamantó a Rómulo y Remo - El Universal (México).”

Dicen haber hallado la cueva de Rómulo y Remo - La Nación (Argentina).”

Hay también un “ex superintendente de Cultura italiano” que, según Radio Cooperativa, niega que “el cubil descubierto sea la cueva” donde, “según la leyenda, la loba Luperca amamantó a Rómulo y Remo, fundadores de la ciudad de Roma”.

Y recuerdo “Los constructores”, de Lila Spreafico:

“Servio, Honorio, Aurelio, arquitectos de Roma, / la construyeron para que allí naciera/ un antepasado mío/ de modo que yo pudiera hoy / distraídamente escribir que sin Roma/ esta tinta no mancharía la página/ y el destino de estos papeles sería/ quizá una invitación para una muestra de pintura/ o el cálculo detallado de los gastos del mes de alguna otra persona/ o una receta homeopática que indicaría la cura a contemplar/ aunque jamás podría indicarla si Roma no existiera.”

“Si Roma no existiera…”…

Es posible entrever lo que pasaría en América Latina en ese caso leyendo “Inmigración y literatura: los italianos“, de Ana María González Rouco.

El mito y el alma

El hombre primitivo se sentó un día en medio de su caverna y se puso a pensar en los extraños fenómenos del sueño (ver “Los sueños: productos automáticos de nuestra mente“, de Félix Larocca). Y los comparó con los de la muerte (”No quitar la esperanza“), que él había advertido en algunos vecinos.

De allí, dándole muchas vueltas al asunto -quién sabe cuántos días estuvo sentado en la oscuridad de esa cueva para llegar a esto-, concluyó que debía haber algo intermedio entre lo desconocido e invisible y el mundo de las cosas concretas, tan concretas como la carne de los animales, las tormentas, el hielo, los árboles, el sol que a veces mata con sus rayos o cocina la presa (”Los desastres naturales y sus consecuencias” de Ariadna E. Navarro y otros, de México).

A eso invisible, con el tiempo y la aparición del habla lo llamó alma.

La intuición (o invención) del alma dio origen a la invención (o intuición) del Mito (ver “EL Mito“, del colombiano Santiago Gallego).

Mitos devenidos en “leyendas urbanas”

Mucho se habla de leyendas urbanas actualmente (”Lecturas urbanas. Semiología y ciudad“; para lograr algún contraste, conviene leer seguidamente “El duende del bosque y la cosmovisión forestal del poblador rural amazónico“).

Da la impresión de que seguimos necesitando mitos, y de que los hemos adaptado a nuestra forma y mundo.

Es posible que esas pequeñas (o “minimalistas”) y entretenidas leyendas - por ejemplo, fantasmas en el tren subterráneo- tengan el mismo sentido para nosotros que el mito para los pueblos antiguos. Es posible que obren de igual modo en nuestra psiquis que los Mitos, que sean sus “réplicas”.

¿Estamos luciendo la réplica de la joya en el pecho y dejando bajo siete llaves la verdadera?

Los humanos tenemos inmensas riquezas que no usamos y las ponemos a buen resguardo en el Museo (podemos ilustrar esta afirmación con la lectura, entre otros muchos trabajos sobre el tema, de “Museos de la ciudad de Quito“).

Al museo sólo van los que ya tienen esas riquezas.
Ya conocen el arte o los testimonios científicos que se exponen y van a confirmarlos, lo que es de todos modos una suerte para quien los creó o descubrió.

Aunque, tal como las riquezas cotidianas, estas otras que tienen que ver con la cultura están mal repartidas, y la curiosidad del espíritu también. ¿Por qué no les enseñamos, a todos los niños al menos, a reclamar su parte? (Podemos repasar al respecto el excelente trabajo dedicado a niños especiales y llamado “Instructores de arte“, que viene desde Cuba.)

Todo se educa, hasta el alma que “inventaron” los pueblos primitivos puede educarse. Hasta el deseo de participar del festín del arte como muy respetable espectador.

Contrastes argentinos

Ocurre frente al palacio de Aguas Argentinas, un edificio enorme y rococó o barroco cuyo estilo de todos modos híbrido debe ser único en Buenos Aires.

La construcción soporta todo tipo de leyendas urbanas, como niñas asesinadas y sus espectros de cabellos largos sentados en las cúpulas.
Se ha dicho que es la réplica de un palacio europeo, que lo trajeron en barco y lo armaron antiguos albañiles de fines del siglo XIX aquí, frente a mi departamento.

La acera del palacio sin embargo es estrecha.

Hace algunos sábados por allí pasaba una fila infinita de señoras, señores y adolescentes muy “paquetes” que volvían de un festejo en el Lasalle, el edificio que está en la otra manzana, más sobrio pero tan lujoso como éste. El Lasalle es un colegio privado, católico, muy caro.

Caminaban de a una, en hilera, estas personas, y era de noche y había una media luna perfecta sobre la palmera de Aguas Argentinas.

Su marcha era interrumpida en algunos trechos por bultos grises grandes, medianos y pequeños.

Y es que en la misma calle estaba estacionado un enorme y desvencijado camión sobre el que los “cartoneros” hacían su descarga desde esos bultos de basura.

Ya habían seleccionado de la basura los objetos que podían servirles, y hombres y mujeres de una complexión más fuerte en cuerpo y carácter que la de los padres de los alumnos del Lasalle trabajaban en silencio.

El perfume de los que venían de la fiesta se fundía con el olor de la basura; la basura era dulce entonces, y los cuerpos perfumados tenían cierto hedor.

Las figuras elegantes pasaban en silencio también; no había “choque” audible entre trabajadores y festejantes.

Pero la imagen tenía tanta fuerza que parecía estar filmando Fellini. O pintando Goya, quizá Brueghel.

Envío

Lectores, no crean demasiado lo que digo en cuanto a referencias personales. Tal vez me invento una nacionalidad para que no me descubran la verdadera, y elijo por ahora la argentina.

Dentro de un tiempo quizá seré mexicana, colombiana, guatemalteca. O del Caribe más desconocido, de un pequeño lugar desconocido y soleadísimo. O de un “pueblito blanco” de España.

Intento hablar por toda otra boca.

Mora Torres

Editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

13 respuestas a “Por toda otra boca”
  1. Befana17 dice:

    Bien sabido es por todos, que el hombre en su condición, no es capaz de lograr poseer todo el conocimiento que hay en el mundo y mucho menos encontrar una explicación convincente a todo aquello con lo que se topa; debido a esto es que se genera en la mente algo que trate excusarlo, algo sobrenatural, como los fantasmas, seres mitológicos e incluso Dios-sin ofender a nadie!!- y existan o no, siempre hay un toque de exagerción en cuanto a relatar eventos relacionados con estos….
    Estén o no, en la historia del hombre se seguirán encontrando muchas de estas leyendas, mitos, etc..

  2. andrés felipe valencia dice:

    Cordial Saludo:

    Veo con pesar como el contenido de monografías.com ha cambiado, no digo que para empeorar, pero sí en mi concepto y en el concepto de muchos se ha vuelto menos atractivo. Lo digo por las editoriales…, debemos preguntarnos (por lo menos en mi caso) que me motivó a inscribirme en el boletín: la necesidad de conocimiento e información calificada, lo cual evidentemente encontré. Dado el poco tiempo con el que contamos muchos, nos guiamos por el título del boletín, el cual era elegido según los artículos que contenían; pero últimamente han puesto un editorial (no veo nada de malo en esto), pero el título del correo es el de este!. La verdad cuando veo títulos como:

    * Mitad plata y penumbra
    * Divinas palabras
    * Cartas Muertas
    * Vidas ligeramente paralelas
    * La entranable transparencia

    No me dicen ABSOLUOTAMENTE NADA, si la necesidad que tengo de conocimiento e información es compartida por muchos lectores, probablemente estarán dejando de visitar el sitio como yo; si hago parte de las minorías entonces van por el camino correcto, en ese caso sigan así.., la persepción mía y de algunos amigos es que por lo menos cambien el título del boletín para saber si abrir o no el correo…

    Saludos.

  3. Ángel dice:

    Befana 17 dice: “Bien sabido es por todos, que el hombre en su condición, no es capaz de lograr poseer todo el conocimiento que hay en el mundo y mucho menos encontrar una explicación convincente a todo aquello con lo que se topa” Esa curiosidad difícil de saciar, me llevaba a las enciclopedias, hasta que hallé monografías.com en este maravilloso sitio, encuentro una variedad temática mas allá de mis dudas, por que tiene mas respuestas que inquietudes y además de esto, cada vez que accedo a él, lo hago en el blog y me topo con un encabezado que logra envolver lo más posible de las propuestas que encontraremos en éste, ya que el valor de los títulos que escoge Mora, está en su amplitud, pues con ellos logra incluir muchas propuestas y si tan solo se limitara a un lema, estaría dejando de lado la verdadera esencia de “Monografías” que para mi es la variedad. Otro aspecto que deriva de esa particularidad, se refleja en las respuestas y si las leen con atención, cada uno de quienes respondemos, tomamos para hacerlo, uno o varios de los puntos destacados por Mora y si en toda esta información alguien no encuentra nada, debe preocuparse y revisar su forma de valorar lo que está al alcance de su vista. Comento esto, por que me parece chocante que alguien descalifique la increíble prosa en que describen tantos temas diferentes y sin conexión entre ellos, me extraña que alguien se tome tanto tiempo para descalificar algo que evidentemente no comprende.
    Saludos
    Ángel

  4. juan carlos dice:

    Excelentes referencias las expresadas por el autor, aunque no la conozco, reune muy bien ideas acumuladas de un tema especifico. Pero a mi parecer, con todo respeto, seria mejor encaminarlas a un tema genaral que ate todos los cabos plasmados en el presente escrito. Saludos.

  5. Charo dice:

    Los niños ávidos de información son capaces de transformar la poca que tienen para explicarse el mundo y aceptan gustosos toda ayuda de los adultos, tal es el éxito de Santa en Navidad, y bueno a los adultos nos pasa igual, lo que es más, alguna parte de nuestra mente se regocija al encontrar respuestas extraordinadias, sobrenaturales, mitológicas.
    Es esa búsqueda del hombre por conocer y explicarse el mundo que lo rodea. Claro que la ciencia es una lucha humana por conseguir información que tenga rigor, exactitud, solidez, universalidad, necesidad y sistematización. Sin embargo los mitos, alimentarán siempre el espíritu de la humanidad.

  6. joise dice:

    Queridos bloghabientes, desde tiempos inmemoriales, “los conocimiento” -excepto los registrados en los antiguos documentos o vestigios de ellos en sus diferentes formas de grabados- han sido el producto de la inquietud de saber ¿cómo? y ¿Por qué? el evento o fenómeno, bien sea natural o social, por supuesto, padecido en el momento y en el espacio que le toca vivir a quien tiene la inquietud, indudablemente. aceptando lo antedicho se debe afirmar que: “El mito”, es la actitud inteligente de quien tiene en su haber la virtud de amar la sabiduría y con su lógica arcaica concibe una explicación de: lo que debe haber sido y porque, Ej. “El rayo que mato a Prometeo”. En tal sentido debemos preguntarnos es que acaso con todo el modernismo que tenemos en nuestros tiempos, ¿no existen o se continúan tejiendo mitos? La diferencia es que ahora prefieren llamarlo ciencia-ficción, ahí tenemos a Julio Verne y su luna de queso, o a Wrig van Winklel y su juego de bolos, el primero dio en el clavo al inspirar a muchos científicos y gobiernos para incursionar en los viajes espaciales, y, el segundo emulando a la historia por de Calderón de la Barca y su “Vida en sueños”, lo importante del mito es que crea una inquietud de escudriñar en lo visto o sentido que sin más nos plantea un estado sublime como producto del cosmos cargado en el intelecto. Y lo mejor de todo es que: aunque no lo crean el mito genera más beneficio que perjuicio.
    Respecto al segundo comentario creo que el caballero esta desubicado, porque monografías.com no es texto ni cátedra, y si quiere adquirir conocimiento de forma eficiente y efectiva lo más lógico es ir a las fuentes: libros, tratados, etc. con sus autores respectivos y tópicos deseados, principalmente; un editorial, no ilustra lo suficiente pero si fomenta la inquietud de conocer más afondo de lo que se está profesando, dando como producto menos ignorancia de algo que: a lo mejor nunca el lector, siquiera de ello había oído hablar.

  7. Julio Atencio dice:

    El hombre en su orfandad ideologica busca en los mitos la respuesta que no logro encontrar en la ciencia, su propia esencia, esta en su aparente disconformidad la conformidad de ese mundo de lo irreal.

  8. S.E.M. dice:

    Alma no te espantes; no eres como la vida “real”; pero no por eso te escondas en el museo.
    Ciudad museo la de Chichen Itza; pero no la poseía yo antes de caminarla invitado; y guardarla en el alma. Afectos los de esa gente que me invitó.
    Hay caminos que no se comprenden, y por esto se descalifican; como dijo arriba “Angel”. Afortunadamente no somos las personas entes inteligentes para procesar y almacenar la información. La denominación lógica con una semantización precisa más tiene que ver con lenguaje-máquina que con las personas, sus almas, la belleza, su historia y sus afectos.
    Aquello que conocí de Chichen Itza me fue dado por un camino sin términos, por compartir en buena voluntad un afecto, un emerger del alma. Y esto creo que tiene resultados mucho más instructivos que un plan de estudios lógicamente categorizado y nombrado con rigurosidad terminológica. Andrés Valencia tiene otros puntos de vista. Me parece oportuno mentar un título: “Hablaba con las bestias, los peces y los pájaros”, del premio Nobel Konrad Lorenz. No está diciendo: “Experiencias sobre el comportamiento de los animales -Resultados vivenciales del riguroso trabajo de un etólogo-”. ¿Y para qué abundar sobre la complejidad, la verdad, que pone de manifiesto un nombrar evocador?; así como revelan un entramado de existencias los títulos del newsletter.
    Mejor que Buen Saludo; para todos… Fresas.

  9. gloria vasquez dice:

    Me gusto mucho su reflexion, excepto por su comentario sobre la superior fortaleza de cuerpo y caracter(?) de las personas dedicadas al reciclaje sobre los padres de los escolares del lujoso colegio catolico. Como sabe usted, quien claramente no conoce ni a los unos ni a los otros, solo los observa, quienes son superiores en el caracter? con base en que propone esa afirmacion? Los padres o los recicladores, como grupo no tienen un caracter uniforme, cada uno es un individuo con o sin firme caracter. Parece, no afirmo, que su percepcion es prejuiciosa.

  10. juan carlos dice:

    Ah!!!!
    Te has dado de cuenta de lo evidente Angel, para tratar de entender el origen o la verdadera INTENCIONALIDAD de redactar apartir de pedasos o fragmentos se necesita desmenusar. Tarea aburrida porque quita perspectiva y dirección o idea general de lo que se quiere decir y no revela el verdadero estilo de la complise pluma y el amigo papel. Saludos.
    Posdata: si encuentras muchos errores ortograficos, mi querido Angel, te doy el permiso de suprimir este mensaje. Gracias.

  11. Ángel dice:

    No puedo responder a la gran variedad de propuestas que nos hace Mora Torres, pero alguna de ellas, se me prende en la imaginación y me trae recuerdos queridos. Al leer “El duende amazónico” surge en mi memoria la poesía de Antonio Mediz Bolio quien inmortalizó en su poética lugares y situaciones de Yucatán, la tierra del faisán y del venado:
    El caminante del Mayab, era víctima de una aparición seductora que sorprendía al peregrino solitario, quien al escuchar un canto, perdía su alma y quedaba preso ante la aparición de una nube blanca que le auguraba su fin. Yucalpeten vibra con tristeza diciendo: “Luna de sangre/ mancha la tierra/ la santa tierra/ de Itzamatul”. Y todo esto en medio de los aturdidores sonidos del Tunkul que con su terrible fuerza que no pudo librarse del dominio castellano, a pesar del valor de los Mayas. De ellos quedan Bonapak, Chichen Itzá, Uxmal, Palenque y muchas otras grandes obras en México y en Centroamérica. Mi país tiene por todo su territorio vestigios admirables de las culturas que lo poblaron. Cerca de la ciudad de Papantla en el noroeste sorprende el espíritu, la presencia de las ruinas del Tajin y su pirámide con misteriosos nichos. Teotihuacan emerge gigantesca con su pirámide del sol y la de la luna, Oaxaca tiene aun muchos misterios en la ciudad mixteca de Monte Alban y en Mitla florón de la cultura zapoteca. Para dar una idea de lo que son estos lugares que menciono, debería mostrar fotos de ellos y acompañar cada uno de una amplia monografía histórica y descriptiva. Tan solo los sugiero, tratando de provocar a quien lea esto a investigar sobre la historia prehispánica de nuestra América indígena.
    Saludos
    Ángel

  12. Gonzalo dice:

    ¡Recopilacion! una secuencia de apuntes con los cuales se nos plantea una variedad de conceptos e ideas muy diferentes, sin ninguna conexion aparente los cuales ponen a volar la imaginacion de aquellos de mente inquieta y soñadora sin perderse de la realidad.
    Todos estos apuntes nos presentan temas que algunos casos, no son de nuestro dominio o conocimiento y somos tan ignorantes de ellos, lo cual nos plantea el interrogante de la famosa frase: “Solo se que nada se”. Pero en esta era, donde la informacion esta a nuestro pies gracias a la “red de redes” nuestra falta de conocimiento solo esta limitada a nuestras ansias de investigar.
    Apuntes como estos nos hacen reflexionar y abrir el horizonte a nuestro conocimiento.
    Leyendo un día, una revista de informatica me encontre con esta frase:
    “SI NO ENCUENTRAS LA SABIDURIA POR TI MISMO, PRUEBA CON INTERNET”

    Saludos.

  13. Aura Colombet dice:

    Evidentemente nosotros los humanos creemos que controlamos todo y a todos, pero la dialéctica de la vida nos dice cada día que existen muchas cosas que generan dudas; pero además para manejar esas interrogantes hacemos una representación….que permite darle sazón a la vida…El joven que expresó la poca importancia que le ocasionó lo expresado, es libre de manifestar su descontento, sin embargo, nos parece que la cultura general nunca está demás…y cada aspecto que conocemos abre nuevos horizontes…



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom