Editorial Monografias.com

por Mora Torres

 

Coctel

No, no voy a darles la receta de una bebida.

Éste es un cóctel de idiomas, más precisamente uno que bauticé “Cóctel de pequeña caña dulce española” en homenaje a nuestra letra eñe.

Un homenaje más sentido se lo ofrece Jeremías Díaz en “El idioma español“, donde puede leerse: “Ñ: decimoquinta letra del alfabeto español. Su nombre es eñe y sólo se usa en español. La tilde que lleva en la parte superior tiene su origen en la escritura de los copistas medievales, que la emplearon desde el siglo XII como signo escrito sobre una letra y que significaba carácter repetido, es decir, ñ=nn…”. Y luego sigue el capítulo “La Ñ en la Internet”.

Yo quise usar precisamente esa letra en el título de esta nota, y su ausencia o escasez en Internet me lo impidió. Tal vez sea posible sacar alguna conclusión al respecto leyendo el trabajo de Díaz. El nombre de mi título era “Con eñe de español y de morriña”.

Antes de continuar, y como, aunque uso la palabra, no conozco muy bien el significado de morriña (más que de habérsela oído repetir a mi padre), abro el diccionario:

Morriña: coloq. Tristeza o melancolía, especialmente la nostalgia de la tierra natal (Diccionario de la Real Academia Española).

Cierro el diccionario y recuerdo con morriña la antigua sonoridad de ciertos escritores y oradores leídos y escuchados.

Sé muy bien, como reza la cita de Valenzuela que encabeza “Spanglish: un cóctel lingüístico“, que “la pureza lingüística no existe. Todas las lenguas se influyen entre sí y todas las lenguas cambian constantemente…”.

Pero pretendo para mi idioma -aun dentro de ese sensato relativismo- un alto puesto. No es tan sencillo como que no se puede olvidar que en español escribieron sus versos Lope, Quevedo, Vallejo, Borges, porque del mismo modo puede hablarse homenajeando al quechua, el elaborado idioma que habló un pueblo tan importante como el de los incas, y sobre el cual convendría leer “Dialectos en el Perú. Dialectos en la serranía“.

El español ahora -y después de todo lo remoto y excelso, como El Quijote y el Siglo de Oro- conserva su singular encanto y, a la vez, ha actualizado su practicidad.

Dejando toda nostalgia de lado, revuelvo mi carpeta de recortes periodísticos y encuentro que hace unos meses se realizó en Cartagena de Indias, Colombia, el Congreso Internacional de la Lengua Española.

Allí Antonio Skármeta (autor entre otras cosas del libro de la película El cartero, sobre la vida de Neruda) expresó varias preocupaciones referentes a nuestro idioma. Habló fundamentalmente de “el español que no se habla”, que, según su definición, es el de “aquellos que están más cerca del silencio que de las palabras”, no por decisión propia sino por debilidades y carencias del sistema educativo e influencia dañina de los medios. Lo cual implica según él (y nosotros junto a él) una “indefensión cultural y una reducción del mundo”. Dijo respecto a su país de origen que Chile sufre una “pavorosa reducción del español”. Tal vez no se atrevió a incluir a otros países latinoamericanos, pero que la sufrimos es muy cierto para casi todos.

En igual oportunidad, sin embargo, se lo vio eufórico al colombiano Juan Gossaín. En China estaba a punto de aparecer (ignoro si finalmente apareció o si sigue “estando por aparecer”) un diario en español. Aparte, 48 millones de personas en el planeta están aprendiéndolo; y Estados Unidos es la quinta nación en número de hablantes. Todas estas afirmaciones fueron hechas por Gossaín en su disertación sobre “El español, lengua de comunicación universal”. (Para acompañar su optimismo, empezamos leyendo “Origen del Español“, y de allí partimos hacia “Historia de la Lengua Española“.)

En esta misma sesion del por mí recordado, o recuperado, Congreso, Enrique Durand, de la CNN, aseveró que la nuestra es una lengua “vigorosa, cambiante y viva” y “vehículo por excelencia para la expansión de los medios de comunicación”. Manfredo Kempff, académico boliviano, se sumó a las preocupaciones de Skármeta y puso en alerta sobre los cuidados que deben tenerse, ya que al ser una lengua universal corre los “riesgos de la diversidad” y “existen factores que atentan contra él desde adentro”. (En este caso, nos consolamos leyendo “Cervantes y la lengua española“.)

Mis recortes cuentan que cuando la sesión terminó, Gabriel García Márquez invitó al ex presidente norteamericano Bill Clinton a visitar su casa cartaginesa. He aquí la noticia que redacté entonces:

De cómo el Congreso de la Lengua Española puede influir en la salud de Fidel Castro

García Márquez -cada vez más leído y más famoso, aunque parezca imposible: hay una noticia en Internet que afirma que cada pocos segundos se venden cantidades enormes de Cien años…- posee una deliciosa casa de vacaciones en Cartagena de Indias, donde se reunió el Congreso de la Lengua.

Gabo, ni lerdo ni perezoso, lo invitó a conversar en casa a Bill Clinton, que se encontraba en el Congreso como invitado.

Repasaron todo tipo de temas literarios -Kafka y Faulkner, tal vez Hemingway, Onetti, Fuentes, ya que Clinton es un buen lector-, hasta que el escritor colombiano percibió que había llegado el momento de tocar el asunto que más le interesa: Cuba. García Márquez le había pedido en una oportunidad a Clinton, cuando éste era presidente de EE.UU., el desbloqueo de Cuba. Pero no obtuvo la respuesta que ahora le daría el mismo Bill si tuviera el poder, es decir, un Sí redondo.

Parece que de todos modos Gabo le dio consejos sobre cómo utilizar estratégicamente sus influencias de “ex” y quizá de “futuro” mandatario.

La conversación de 3 horas incluyó también -hay que ser generosos- la mayor preocupación de Clinton, que es el descrédito creciente que padece Norteamérica en el mundo.

Nunca se baja dos veces al mismo río

Tenía razón Heráclito el Oscuro (”Heráclito de Éfeso: ¿melancolía o esquizofrenia?“). Hoy bajé al río virtual y no vi lo que vi hace unos meses, en cuanto al último punto del artículo que transcribí en parte. Ya no es Bill Clinton un posible futuro presidente, aunque sí es un posible “príncipe consorte”, ya que no se puede decir “primer caballero”, como sustituto de “primera dama” (pero, ¿por qué no se puede?).

Gabo está en este momento bastante alejado, pero Fidel Castro, aunque ya no al volante del gobierno, no tiene descanso -Bush le hace encontrar réplicas apropiadas y lo mantiene mentalmente ágil- y está recuperándose (no sé si influyó la reunión de García Márquez con Clinton, según profeticé). A esto último tómenlo como humorada…

En qué no influyeron los Beatles

La monografía que cité algunos párrafos arriba, “Spanglish: un cóctel lingüístico“, asegura que fue a partir de los años 60, “con el surgimiento de los Beatles”, que “nuestra lengua materna… se ha visto más influenciada por el inglés”.

En este caso, perdonamos de todo corazón a los “influenciadores” y leemos “Los Beatles” en busca de alguna revelación. Es difícil, porque todo parece haber sido dicho -y escuchado- sobre ellos, pero tengamos esperanzas, o continuemos con “Impacto de la música sobre los adolescentes“, que los menciona y que además nos haría bien leer si somos padres jóvenes.

¡Y que viva la eñe! (aunque los Beatles no la conocían).

Mora Torres

Monografias

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

19 respuestas a “Coctel”
  1. Blacutt dice:

    Excelentes percepciones
    Por mi parte, me gustaría añadir dos de las mías

    Primero: no creo que los nelogismos, especialmente los que provienen del Inglés, atenten en contra de nuestro idioma; al contrario, creo que lo ayudan a expandirse y, para bien de todos, ésa debería ser la actitud que deberíamos tomar con respecto a la influencia de otros idiomas en el nuestro; recordemos también como el Español influye sobre otros, especialmente en el caso del Spanglish

    La única aristocracia que yo reconozco es aquélla que se legitima a pesar de ser completamente inútil; en este caso, la letra “H” en el abecedario español

    No sirve absolutamente para nada, pero ¿qué sería de nuestro idioma sin ella?
    Se imaginan escribiendo “uevo” o “iguera”

    La vieja iniciativa de García Márquez de eliminarla, junto con otras más para simplificar el idioma nunca me pareció apropiada y escribí muchas líneas en contra de la inciativa

    Saludos
    Blacutt

  2. Guillermo Reyes dice:

    Una maravillosa nota, sobre uno de los más hermosos idiomas del planeta, que viva el Español y que viva la “Ñ”

  3. Helios dice:

    Muy interesante artículo, no soy experto en idiomas pero encuentro que el español tiene mejores recursos que el inglés.

    Pero lamentablemente los medios de comunicación lo dañan y confunden al público. Ej., 1,- Hace algún tiempo hubo un incendio acá en San Salvador (El Salvador) y por la noche en tv dijeron que “no hubo desgracias personales, pero lo más álgido del incendio fue cuando cayó una pared en llamas”.
    2.- Y también, tanto la prensa como los funcionarios dan a la palabra “contundente” (que produce contusiones) diversos significados, excepto el verdadero.

    Atentamente.

  4. HEMBER GUSTAVO GARZON BALLESTEROS dice:

    Excelente que hayan abanderados mundiales en pro de evolucionar el español. He terminado un documento en donde consigno las pautas para evolucionarlo y hacerlo que al escribirlo, pronunciarlo y leerlo, tenga coherencia y estructura cercana a lo igual.

    Identifico en el los errores e inconsistencias, con sus consecuencias además de unos ejemplos, esta a la dispocisión de aquellos guerreros que amemos el idioma español. Y lo evolucionemos

    GARZONBALLESTEROS@YAHOO.ES

  5. carlos.oyarzabal dice:

    A mí me encanta mi idioma, el Español o Castellano y aunque originalmente en mi tierra natal debía hablarse el Nahuatl, por razones del destino ahora nuestro idioma oficial es el Español.
    Con el Español he tenido la fortuna de leer mejor y copmrender mejor muchas cosas difíciles de decir en otros idiomas, solo por citar un ejemplo: he, hube, hubiese, hubiere… Cómo decirlo fácilmente en Inglés?

    El Español es el idioma donde se pueden expresar todos los sentimientos en todas las formas.

    Y ya se le hizo justicia en Internet.
    Chequen por favor:
    http://realacademiaespañola.es/
    y
    http://www.mundo-contact.com/enlinea_detalle.php?recordID=6349

    Ocasionalmente hago referencia a una nefasta costumbre de algunos maestros de educación básica. Recuerdo que en tercer grado la maestra solía decirnos de la “V” y la “B”: se pronuncian igual pero se escriben diferente.
    Hoy, después de unas décadas procuro enseñarle a mi hijo la diferencia en la pronunciación de esas letras, para que hable bien.

    Saludos desde México

  6. HOMERO dice:

    Hola Mora: te felicito por este interesante artículo. Toda lengua viva es cambiante. Es co-sustancial al proceso complejo de relaciones que desarrolla el hombre en sociedad. Siempre surgirán nuevas palabras; nuevas expresiones idiomáticas todas vinculadas al quehacer humano en sentido lato. Es inevitable. ¿Como garantizar entonces la pureza del idioma? Desde esa perspectiva, la del no cambio, no se puede. La diversidad no hay que verla como un riesgo; si no mas bien como una excelente oportunidad para el intercambio y la comunicación precisamente desde ese encuadre: la multietnicidad, género, interculturalidad. Promuevo la defensa y desarrollo del idioma español en su esencia pero sin anquilosarse. Necesitamos una Academia de la lengua mas dinámica; a veces hasta da risa el aval tardío que le dan a palabras y expresiones idiomáticas que estuvieron en boga y ya no se usan. Y hay otra cantidad de palabras nuevas que cuando las estudien y avalen; igual será tarde. El pueblo es el que las crea y las pone en practica; en realidad no necesita de la academia. Si esta situación es inevitable; al menos defendamos el idioma en su esencia; aquellas palabras o expresiones idiomáticas que no cambian en el tiempo; que son imperecederas. Esto último, también es relativo. Saludos. Homero.

  7. dmarraffini dice:

    Es verdad que la letra eñe es característica de nuestro idioma y que su bello sonido da el alma a palabras muy importantes, morriña y español, nada menos. Pero nuestra autora cae en una confusión largamente extendida, que consiste en asimilar la lengua oficial del Estado Español con la lengua de España. España es un país plurilingüístico, y no ya de cócteles se trata, sino que todo lo contrario, pues de diferencias sostenidas a lo largo de siglos y e identidades nacionales e idiomáticas fuertemente arraigadas. El idioma español No Existe, Sí el Estado que lleva ese nombre. Políticamente no es inocente hablar del “idioma español”, cuando hay tantos vascos, catalanes y gallegos que hablan con su lengua de origen y han luchado hasta obligar al Estado Español a reconocer oficialmente su uso dentro de las autonomías. Particularmente me quedo con el Idioma Castellano, definición correcta -histórica y políticamente-, como lo llamaban en mi escuela laica y gratuita de la Argentina, en vez de este engendro surgido de la simplificación globalizante de los monopolios.

    Gracias

  8. Isabel de Roos dice:

    Es un articulo para compartir. De verdad el español es el idioma de la versatilidad. Se puede seducir con pasión e insultar con violencia, poniendo en cada una de las palabras un torrente gigante de sentimientos.

    Tristemente y con el respeto que merece el pueblo español, yo creo que en la actualidad no son el mejor ejemplo a seguir en cuanto al vocabulario. Por lo menos eso muestran los medios de comunicación. Cada vez que hablan funcionarios publicos dentro de los pueblos hispanoparlantes, sacan terminos que tergiversan totalmente lo que desde nuestra tierna infancia aprendimos a hablar y a conocer como concepto.

    Pero bueno, me imagino que eso forma parte de los cambios en el tiempo y quizas yo aun no los acepto, y aunque no entendía mucho el español del Quijote, añoro el español de cuando aprendí a hablar.

    Atentamente

  9. Guillermo Goussen dice:

    No fueron los Beatles, sino esa ola babosa de los sesenteros rockeros mexicanos que pergeñeron a la nueva generación de gringos en México, con los “satelucos”, y luego, lo peor: los “comunicadores” televisivos, los tecnócratas y los braseros mentales, que sin tener conocimiento de nuestro idioma, no tradujeron sino extrapolaron palabras que les “sonaron”. Ahora “recepcionan”, en lugar de recibir; “instrumentan”, en vez de realizar; “implementan”, en lugar de hacer, y se quedan “contemplando” porque no son capaces de prever.

  10. Ángel dice:

    La melancolía y la morriña son primas hermanas de la depresión y si Heráclito era presa de la extrañamente llamada melancolía o secreción de bilis negra (Melanos: negro y Colein: acto de secretar) y esta afección se distingue entre otros síntomas, por la casi incapacidad de tomar decisiones, no es de extrañar que una de sus frases sea:
    “El hombre que pretende ver todo con claridad antes de decidir, nunca decide” y esta otra: “Los hombres despiertos no tienen más que un mundo pero los hombres dormidos, tienen cada uno su mundo”
    ¿Habla acaso de las ensoñaciones de una mente que no desea enfrentar sus realidades y sueña? La morriña llevada a su exceso es solo melancolía aguda y negra que incapacita para resolver la más nimia cuestión, pero florece ante los atrevimientos de la imaginación ¿Qué otra cosa es la creación literaria? Imaginación escapista que elude la definición precisa.
    Lleno de precisiones imprecisas, Neruda nos dice en su poema 15:
    Me gustas cuando callas por que estas como ausente
    Y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
    Parece que los ojos se te hubieran volado
    Y parece que un beso te cerrara la boca.
    Como todas las cosas están llenas de mi alma,
    Emerges de las cosas llenas del alma mía.
    Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
    Y te pareces a la palabra melancolía.
    La melancolía nos enfrenta cotidianamente y del mismo modo en que se combaten las fobias, debemos enfrentarla y atacarla con una decisión que no se expende en las farmacias y debe surgir de nuestro corazón.
    Saludos
    Ángel

  11. Galileus dice:

    El 23 de abril de este año, me parece, por el Dia de la Lengua (española), leí un artículo en el periódico muy interesante respecto de este tema. Coincido totalmente con lo expuesto aquí y me siento muy orgulloso del idioma natal que me tocó!

    Saludos!

  12. Gonzalo dice:

    Apreciado Mora. En su newsletter #343-Coctel, en el apartado donde dice “Gabriel García Márquez invitó al ex presidente norteamericano Bill Clinton a visitar su casa cartaginesa”. Me gustaria hacer una aclaracion referente a la palabra “cartaginesa” ya que esta no es correcta, lo correcto seria “CARTAGENERA”, ya que ese es el gentilicio con que se determina a las personas o cosas de Cartagena de Indias, Colombia.
    Agradeciendo la atención prestada.

    Un cordial saludo.

  13. maese dice:

    Enhorabuena por tan extraordinario trabajo. Me gustaría contar con un extracto del mismo, que puedo hacer yo y someterlo a tu inspección, para subirlo a la bitácora que administro dirigida al fomento de la lectura y la escritura de los escolares de la Sierra de Cádiz.
    Puedes ver la página en:
    http://www.omerique.net/bitacora
    Mi correo es maese@omerique.net
    Gracias y mis felicitaciones por la calidad de tu trabajo.

  14. joise morillo dice:

    Ciertamente mí querida Mora, y apreciados bloghabientes, ¡Con la previa palabra! Estoy aplicando esa maravillosa oportunidad de evolucionar en el lenguaje, ya que igual que la naturaleza todo cambia “nada” desaparece, y/o el devenir cíclico de Heraclito; de hecho ciertas acepciones absurdas manifiestan y/o afirman que fue una desgracia la injerencia española en nuestro ámbito, se puede coincidir en cierto modo en la afirmación, al respecto, pero, no por el idioma ni la estirpe del español sino por la pléyade de burros “y que me perdonen los equinos” (tripulación, no comandantes ni técnicos) que invadió “nuestro” –actualmente- terruño, valga la afirmación. Por tal motivo, aunque con ciertas objeciones se debe estar orgulloso igual que Goussin -relativamente- de poseer y usar el lenguaje hispánico como medio de comunicación. Si fuera lo contrario España estuviera en el mismo plano que nosotros (tercermundistas) pero gracias a su nivel de cultura ha sido integrado, o, mejor se integró al mundo civilizado que va a la vanguardia del progreso mundial “la UE”. Si, en muy poco tiempo espero se convierta el español en la segunda lengua universal.

  15. Carlos dice:

    Con el mayor respeto.
    Cuando en el planeta hay tanta injusticia, tal miseria, tanta explotación, en fin un planeta al borde del colapso, Uds., le dedican el espacio que le han dedicado a “la importancia de la letra ñ”. Semejante falta de perspectiva resulta clamorosa en personas que tienen el privilegio de tener un espacio para expresar ideas que deben servir para levantar el cúmulo de cosas desordenadas que afligen al planeta, sin embargo mandan Uds. miles de correos con un editorial sobre “la importancia de la letra ñ”.
    Por favor mas sensibilidad y solidaridad. Hagan algo de lo que se enorgullezcan y no escriban sólo para llenar espacios. Sí desconocen los aspectos fundamentales sobre los que gira el ser humano, adquieran conocimientos o pidan colaboraciones.

  16. ignacio dice:

    Me permito recomendar a Carlos las monografías “Patología alimentaria. Anorexia y bulimia,” “Los alimentos” y “Medicamentos del sistema digestivo,” en la esperanza de que pueda salir de la constipación que le implica su posición de realizar exclusivamente actividades moralmente probas.
    Adelante amiguito, ¡deja que fluya!

  17. carlostovar dice:

    Muy bueno el texto se nota que nuestro idioma es y será el mejor del mundo, por eso debemos perfeccionarlo al hablarlo y escribirlo, no permitamos que la flojera mental nos arrope y tengamos que pronunciar frases refiriendonos a palabras completas.

  18. lotus dice:

    Excelente artículo. Vivo en Chicago, y hablo Espanglish.

  19. evert dice:

    Es impresionante conocer y valorar nuestro idioma, sin embargo dos cosas puntuales quisiera espresar al respecto, una de ellas es que en nuestra forma de espresarnos atraves de nuestro idioma español tambien existe conceptulismos propio de cada pais, por ejemplo en Nicaragua hay muchos terminos que son duales que no tienen el mismo significado incluso se habla de manera comun y se entiende auque a muchos extranjeros le es extraño, agradezco a todos ustedes su atencion gracia.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom