Después de Auschwitz y otras yerbas

Blog en Monografias.com

 

El adiós - Mario Alberto Geller

          ¿Cuándo uno empieza a decir adiós?
 
           Quizás cuando  presiente que el invierno asoma con la primera brisa que anuncia 
el fin del estío y una persistente tristeza, como una llovizna, va ganando poco a poco el 
correr de las horas transcurridas, día tras día. 
 
           Tal vez, cuando uno descubre que todo el afecto que siente no alcanza para 
compensar el dolor del desdén.  Cuando tratando de alcanzarte y, creyendo lograrlo, 
tu imagen se escurre irremediablemente entre las manos.
 
          Siempre supe que te habías ido aún cuando estabas tan cerca.  Creí que, de 
alguna manera, no necesitarías convertirme en un recuerdo y, de esa manera, la 
vida seguiría transcurriendo como hasta entonces. 
 
          Pienso muchas veces que, hablando ambos el mismo idioma, jamás nos 
conocimos verdaderamente.  Que todo fue como si dos corrientes de agua hubieran 
coincidido en su constante fluir pero que nunca comprendieron la esencia del otro.
 
          Pusiste a prueba mis principios más elementales.  Tuve que volver a recrearme, 
pedazo a pedazo, como si fuera el resultado de un nuevo y maquiavélico Frankenstein.  
Pasé muchísimo tiempo rindiendo exámenes, uno tras otro, para volverme a aprobar 
como ser humano real.
 
          No creo haber dejado de vivenciar y reconocer cada una de mis más escondidas 
y secretas miserias.  He odiado y maldecido todo lo que hiciste nacer en mí;  para 
descubrirme implorando tú mirada aunque más no sea por un momento, por un instante 
fugaz.
 
          Como dios destructor que eres no has tenido ninguna piedad.  Y está bien, porque 
así me has regalado una luz infinita con que volver a mirarme más clara y profundamente.
 
          Debo dejarte ir de mí para que la historia concluya y se complete la obra en su último 
acto con la caída del telón final. 
 
          No podía, tragedia al fin, ser de otra manera.
 
Mario Alberto Geller

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom