Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

YA SE PELEA SIN CABECERA EN EL BOXEO CUBANO


Julio César La Cruz  (izquierda) campeón mundial de los 81 kgs. dijo: «sin cabecera me siento más fresco y cómodo. Además, me quité algo que me molestaba mucho y que afeaba el espectáculo».

Crecí viendo pelas espectaculares entre boxeadores fajadores de verdad, con dinamita en ambos puños, dominadores de las tres distancias y reales atletas de este varonil deporte. Luego vinieron aquellos años de cuidar al atleta y afear el espectáculo y el boxeo se convirtió en un ajedrez donde los jueces jugaban con los peleadores, poniendo punto que tenían que coincidir, balanceando las pelas y hasta robándosela a unos en beneficio de otros, que de todo se ha visto.

Volvemos al boxeo clásico, donde el cuidado del atleta no lo convierta en un cacher de beisbol, lento, marcando más que golpeando y haciendo de este deporte algo deslucido.

Por las característica del boxeador cubano, esta medida le beneficia, porque siempre la escuela cubana se ha caracterizado por su técnica depura del golpeo y la esquiva, donde se había perdido la potencia de la pegada, vuelve esta y exige del boxeador, una mayor cuidado de sí mismo, olvidando ese retador “baile alrededor de su contrario” bajando la guardia y provocando lo que ahora si es potencial, perder fulminantemente un combate que se va ganado.

El boxeo es un deporte espectacular, donde el perdedor puede triunfar con frecuencia en el último minuto por un golpe que saque fuera de combate a su oponente, lleno de emociones y en Cuba de calidad.

Esperamos que todos estos cambios convenzan a los dirigentes de Cuba de que el amateurismo se acabó y que en todo deporte se debe asumir la postura profesional, no solo en el entrenamiento esmerado, sino en la compensación justa del principal protagonista, el atleta, que está ansioso de pelear con los mejores, pero ganar lo justo y lo que se merece y a su retiro ser un hombre recordado, pero con un futuro asegurado con lo que supo hacer bien.

Ojo en el deporte también hay que hacer cambios, los atletas y el público cubano lo merecen, hay que respetarlo, ser profesional no es ser un mercenario, es ganar con justeza por lo que se sabe hacer, ¡entiéndalo bien mentes alta y obtusa!

Deporte

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom