Cultura Cuba

Un Blog para dar a conocer la cultura cubana, su gente y su historia, en pocas palabras.

 

VIVIR EN CUBA



(Esto no lleva imagen, la tristeza no la tiene)

Siempre es recomendable escribir de algún tema con la cabeza fría para que las pasiones, el resentimiento y lo malo que nos ha tocado en cada momento de la vida no dañe la objetividad del decir, el testimonio, nuestras opiniones o simplemente la descarga a la que tiene derecho el ser humano.

Yo nunca he vivido en otro país que no sea Cuba socialista, revolucionaria, bloqueada, intransigente y justificativa, por ello me resulta difícil compar con otras situaciones en el mundo, que tal vez sean peores que las nuestras, porque el mundo se mide con el termómetro de satisfacción e insatisfacción con que se vive: debe ser un índice de felicidad, que debe fluctuar con el cúmulo de satisfacciones e insatisfacciones de la gente.

No quiero seguir hablando, voy a atacar lo que siempre defendí, lo que siempre soñé como muchacho pobre y que se ha ido convirtiendo en una aberración ideológica de la que solo queda un grupo de gente aferrada al poder y aceptando “cambios” cuando estos ya se le viene encima.

No quiero hablar, porque crecí teniendo como guía a hombres que me hablaron de un “futuro luminoso” de ese futuro luminoso del que todo los cubanos nos burlamos, porque nosotros, aquellos niños entonces, somos ese futuro, sin nada, con millares de problemas que afrontar ahora que casi estamos abocados al retiro y sin “sueños” que defender, porque sabemos que son modos de mantener entretenida a la gente porque la “estructura burocrático-militar creada”, está hecha no para satisfacer nuestros simples sueños de gentes terrenales, sino para preservar el poder para la “clase obrera”, ¿qué clase obrera?, ¿qué pueblo?, si somos una bandada de gente descreída y suspendida en un limbo de promesas no cumplidas y de soluciones a medias que siempre vienen acompañadas de más restricciones, de nuevas trabas, de más diabólicos papeleos y “teques” cada vez más hueco, por favor yo solo quiero vivir en un país normal y corriente para la gente, donde la prosperidad sea la principal premisa de cada ser individual y de la sociedad representada por su estructura estatal, un país bueno y de buenos, donde los hipócritas no se escondan tras la ideología y donde la pertenencia a algo sea real y no representativa.

Quiero saber que hay un futuro, porque en él creo, tanto para los míos como para el resto de la humanidad.

Opinión, Política

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

3 respuestas a “VIVIR EN CUBA”
  1. yoli Gonzalez Trull dice:

    Entiendo tu aclamaciòn, Ramón. El pueblo cubano “heroíco” ha sido un pueblo sometido a dificultades unas detràs de las otras, sin reparo, sin sosiego ni amparo mas que el de creer y seguir creyendo y “esperando, “arreglandoselas” o mandàndose a correr hasta sus ùltimas consecuencias, irse. Ha dependido del tiempo, del momento histórico, del sueño, del idealismo a la vez que de la realidad material intransigente : penuría y economia revueltas en desajuste.

    Pero, me paro a ver a la gente aquí en Francia, donde estoy de paso. Hoy es primer día de rebajas. El centro está revuelto. Hoy clama bien alto su objetivo al igual que los monumentales hipermercados en periferia : hacer consumir a la población, sin sosiego.

    Corre corre, atropello, colas en las cajas, bolsas en los medios de transporte. Agotamiento y… felicidad. Poco importa si no es para todos. Poco importa si… les queda una pequeña, muy pequeña amargura.

    Cual es el bienestar al que se aspira aquì ? Es un sueño muy individualista. Es decir que pasamos cotidianamente al lado de decenas, centenas de seres humanos, sin verlos. Buscamos la receta culinaria mas exquisita, elaborada y original para deslumbrar a los amigos, porque es lo que está de moda. Miramos programas de televisión de como romper todo lo de tu casa aunque aún sirva, para comprarlo todo nuevo pero deslumbrante para impresionar a los “buenos” amigos con quien queremos sentirnos bien. “Tant pis”, que importa, que sea esteriotipado y fabricado para que la gente siga consumiendo aùn cuando lo tiene casi todo. Despúes de la comida y la habitación, el tercer renglón para el consumo es el tiempo libre, la relajaciòn, la buena forma física, las “vacaciones”. Se inventan tantas cosas para que aùn en el suspiro de felicidad o de bienestar, se consuma. Comprar, comprar, comprar… para todo. Y hasta para ser feliz. Es así que está muy de moda pagarle a alguien para que te guie en comprar felicidad. Es el “coaching”, nuevo oficio, ya no relacionado con deportes sino con como vivir.

    La trava es que… todo el mundo está tan extremadamente ocupado en ese programa de sociedad, que no hay tiempo para una sonrisa, una mirada o un encuentro humano. Acabo d epasarme 2 dias sin hablar con nadie.

    Que si en Cuba se empieza a ver ? Si, hay quienes porque pueden y quieren, se están deslizando por esa canal pero son infinitamente ingenuos comparados a un pueblo entero que marcha a ese combate.

    Si me dan a escojer, me quedo con el humanismo cubano pero sirvo la economia para que vivir cotidianamente no sea un problema de prestidigitadores depresivos que resta tanto a la vida y el placer de vivir. Jamás volvería a ser consumierista para sentirme viva.

    ¿ Por que los turistas se sienten tan bien en Cuba ? Que yo sepa consumen cada vez menos (lo que es un gran problema para la economía y el ánimo de mis amigos artesanos o dependientes pecunariamente del turismo). Pero como sonríen y se sienten bien, hasta entre ellos mismos ! Gracias a la cuna criolla y el escenario de humanismo. Porque cuando regresan a casita vuelven a ponerse el traje de consumidores ciegos a los que los rodean.

    Entonces, Cuba si, con sus logros históricos pero es hora que la economía acompañe al pueblo heroíco que ha ganado tantas batallas. Ese pueblo aspira al descanso y a la comodidad. Ha de ser mas duradera esa clase de felicidad efímera pero real que se consigue aún en mi Santiago por ejemplo, donde en el garaje de mi barrio aparece una botella y todos le brindan a todos en una esquinita. ¿ La palabra ? Compartir simplemente.

    La economia es la que debe hacerlo posible. Pero sola no funciona. Se necesitan a todos ! ¿Y no se está trabando en ello precisamente ? Lástima que nada se adquiera si no se cuenta con el tiempo. Pero hay, si, Ramón hay que apurarse por muy cansados que esten todos.

    Al pan pan y al vino vino. Lo expresastes cabalmente.

  2. agustin dice:

    Ramón, veo que estás en un estado depresivo. Como dices, no tienes sueños que defender, has perdido la visión de futuro. Yo sí he podido mantener mis sueños y he vivido dentro de mis logros. A veces no es suficiente, cada día se necesita un poco más. Hemos nacido con un futuro luminoso y nuestros hijos y nuestros nietos lo tienen también. No han sido solo promesas. Tienen un futuro asegurado, mínimo quizá, pero lo tienen.
    Cuando he tenido dudas sobre esto, entonces miro alrededor, con la cabeza fría, como dices, sin pasiones que me nublen la mente. Dime si alguna vez tuviste que guardar dinero durante toda tu vida para que tus hijos lleguen a la universidad. Dime si necesitaste alguna vez usar ese dinero para llevar a tu familia a un hospital. Eso es tener una buena parte del futuro asegurado. ¿Alguna vez has tenido la preocupación de que el banco se quedara con tu casa porque la perdiste por endeudarte?.
    Dices que solo has vivido en Cuba y que puedes no tener ejemplo de comparación. Pero tienes la información suficiente para darte cuenta en qué país vives. ¿Qué exigen los “indignados”, que viven en un país desarrollado?. ¿Qué piden los del movimiento Ocupa Wall Street, que viven en la mismísima meca de la abundancia?. Lo que nosotros hemos tenido asegurado desde hace 54 años. ¿Cuáles son las exigencias del estudiantado chileno, que han sido reprimidos como lo hacían en Cuba antes del 59?. Lo que hemos tenido asegurado desde hace 54 años. No fueron promesas lo del Moncada, sino realidades, hechos.
    No alcanza con lo que tenemos, necesitamos más. Pero para mejorar nuestra calidad de vida, no para sobrevivir a como dé lugar, como tienen que hacer ahora miles, quizá millones en Europa, porque perdieron el trabajo, la casa y todo lo que los sustentaban.

    Fíjate en lo que te escribe Yoli González, que está en Francia. Es la vida consumista, la competencia con el que está al lado, que aunque sea tu vecino, no lo conoces. Es el individualismo, el centrarse en uno mismo, donde no hay tiempo “para una sonrisa, una mirada o un encuentro humano”.

    Le vuelvo a dar la razón a Yoli. Es la economía la que hay que levantar, se está trabajando en eso y tú lo sabes, pero como dice él, es un asunto de todos.

    Levanta el ánimo, mira a tus hijos y disfruta el momento en que te dés cuenta que su futuro está ganantizado, al menos el elemental, lo más importante.Lo demás lo tendrán que conquistar ellos

  3. Ramón Guerra Díaz dice:

    Sabes Agustín, a veces hay que gritar para que te escuchen y eso es lo que hecho, gritar, porque no todo es color de rosas, “no creo ni quiero un futuro luminoso”, quiero un futuro seguro y a mi edad después de haber luchado tanto las precariedades y la estrechés de mente me siguen saliendo al paso. Me alienta que alguien de Cuba me conteste, hablé para los cubanos, no tengo nada que justificar pues le he entregado toda la vida a la sociedad en la que vivo y voy a morir, pero no quiero, ni debo cerrar los ojos ante tanta indolencia, la intolerancia y el discurso pre concebido, que van contra la corriente de lo que yo quiero para mis nietos, porque para mi solo espero el silencio ingrato de los que corren deprisa tras el éxito y el cariño inmenso de los míos, la familia que hice y que a veces me cuestiona la entrega. No te preocupes amigo esta es una catarsis, pero si vives en Cuba me darás la razón de que a veces en necesario decir estas cosas y las malas palabras que no digo por educación, porque sino alamos parejo no podremos hacer el país mejor, que hemos soñado y se nos quedó a medias. Aprecio tus valoraciones y las compartos más de lo que puedas creer.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom