VIDA PLENA

Un camino para avanzar en el crecimiento personal y espiritual

 

Principios para la familia, lo que jamás se debe desechar

Por Fernando Alexis Jiménez

Un celular. Última generación, la versión más reciente. Los ojos le brillan a mi esposa con entusiasmo. Esos ojos que me enamoraron cuando nos conocimos.  “Gracias, me sorprendiste”, dice Lucero mientras le explican las ventajas que tiene el teléfono. Y, después, la búsqueda del estuche para protegerlo.

Aún no llega el protector para ese modelo porque el teléfono es muy nuevo en el mercado. Tal vez en un mes—explica la dependiente del centro comercial.

Sin duda, en 30 días conseguiremos el estuche para ese dispositivo, pero habrá otro celular mucho más moderno. Siempre ocurre. El promedio de las personas renueva cada año su teléfono y desecha el anterior. Compran una versión actualizada.

Personalmente tengo un celular moderno, pero tiene ya varios años. No creo necesitar otro por ahora. A pesar de que tengo instaladas las aplicaciones de redes sociales y correo electrónico, no las utilizo; tampoco chateo. Me parece una perdedera de tiempo. Si debo decirle algo a mi esposa y a mis hijos, no lo hago por el Whatsapp sino mirándolos a los ojos.

No obstante, hay quienes desean estar actualizados en materia tecnológica o dedican tiempo al chateo o las redes sociales, lo cual es respetable.

DESECHAR Y COMPRAR

La sociedad nos ha llevado a esa situación: desechar y comprar algo más nuevo cada día. Ocurre con los electrodomésticos, la ropa que vestimos, el auto, con todo. Comprar, comprar. Ese es el objetivo al que se orientan los anuncios de la televisión. Se convierte para muchos en una obligación.

De la mano con el deseo de tener lo más reciente, la decisión de desechar lo que consideramos está pasado de moda.

ALGO QUE JAMÁS PIERDE VIGENCIA

Lo único que jamás perderá vigencia son los principios y valores bíblicos que deben aplicarse en nuestra vida familiar.

Hace muchos siglos un hombre nos trazó un ejemplo a todos los esposos y a las familias modernas. Se trata de Josué. Habían entrado a disfrutar la tierra prometida. Lo mejor de lo mejor para ellos y su generación.

Pero ante los ofrecimientos de una sociedad sin principios y valores, él fue muy claro cuando le dijo a un grupo de líderes que lo acompañaban:

“Pero si no quieren servir al Señor, elijan hoy a quién van a servir: si a los dioses a los que sus antepasados servían a orillas del Éufrates, o a los dioses de los amorreos que viven en esta tierra. Por mi parte, mi familia y yo serviremos al Señor.”(Josué 24:15. Versión Dios habla hoy)

Fue una decisión valiente. Marcó toda una línea generacional. Aún hoy nos impacta.

TRANSMITA VALORES Y PRINCIPIOS BÍBLICOS A LA FAMILIA

Usted y yo somos líderes en nuestro hogar. Nos asiste una enorme responsabilidad. Sobre nuestros hombres pesa el edificar familias sólidas, con principios y valores.

No podemos desperdiciar oportunidad. Cada espacio de tiempo con nuestro cónyuge e hijos, debemos aprovecharlo. Hablarles del Dios de poder en el que creemos, el Dios de la familia.

Cuando lo hacemos, retomamos lo que enseñó Dios en hace siglos y que cobra particular vigencia hoy:

“Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.”(Deuteronomio 6:6-9)

Si lo hacemos, si invertimos tiempo en formar a nuestros hijos en principios y valores bíblicos, aseguramos generaciones de familias sólidas, que sirvan a Dios.

El curso de la historia en su hogar sólo cambiará el día que usted se decida a concederle a Dios el primer lugar. Él traerá cambios a su vida, a su relación conyugal y en la forma como interactúa con sus hijos.

Hoy es el día para iniciar esos cambios. El primer paso es abrirle las puertas de su corazón a Jesucristo. Permita que Él tome el control de su existencia. Pronto comprobará que habrá tomado la mejor decisión.

© Fernando Alexis Jiménez es Director del Portal cristiano www.MensajerodelaPalabra.Com y junto con su esposa Lucero son pastores de la Misión Edificando Familias Sólidas en Colombia (www.FamiliasSolidas.Com)

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda