VIDA PLENA

Un camino para avanzar en el crecimiento personal y espiritual

 

Desarrolle santidad en su vida personal y familiar

Por Fernando Alexis Jiménez

¿Recuerda la serie de televisión “La dimensión desconocida”? Sin duda que sí. Muchas generaciones nos levantamos al amparo de los capítulos que se transmitían diariamente. En particular uno de ellos impactó mi vida. Era sobre un viaje que promovían al paraíso.

Las escenas mostraban de qué manera quienes deseaban ir a ese lugar insistían en comprar el boleto. Otros mostraban desinterés y muchos, sencillamente desistían. Y aun cuando los que deseaban ir hasta allá trataban de convencer a su familia, generalmente no encontraban eco a sus pretensiones.

Por fin llegó el día de partir hacia el paraíso. Millares que no creían, se quedaron. Apreciaban a lo lejos a las personas que partían con el rostro iluminado por la felicidad. ¡Jamás volverían a verlos!

Igual ocurre en nuestros días. Se comparten las Buenas Nuevas de Salvación. Las personas se mantienen renuentes. Desprecian la oportunidad para escapar de la condenación.

Otro fenómeno es que, si ya conocen al Señor Jesús, viven dominados por la mundanalidad. Cuando menos lo esperan puede llegar Jesucristo por su pueblo, como lo anuncian las Escrituras (1 Tesalonicenses 4:13-18). Pregúntese por un instante: ¿Se irá usted con el Señor Jesús?¿Está viviendo en Santidad?¿Qué le impide vivir en Santidad?

Una lectura Bíblica que le ayudará en el proceso de reflexión es la siguiente: Así que preparen su mente para actuar y ejerciten el control propio. Pongan toda su esperanza en la salvación inmerecida que recibirán cuando Jesucristo sea revelado al mundo. Por lo tanto, vivan como hijos obedientes de Dios. No vuelvan atrás, a su vieja manera de vivir, con el fin de satisfacer sus propios deseos. Antes lo hacían por ignorancia, pero ahora sean santos en todo lo que hagan, tal como Dios, quien los eligió, es santo. Pues las Escrituras dicen: «Sean santos, porque yo soy santo»”(1 Pedro 1:13-16. NTV)

Tenga siempre presente que el Dios que amamos y en cuya Presencia estamos, es un Dios santo. Ese hecho determina que vivamos también nosotros en Santidad. Ser santos no es otra cosa que vivir a Cristo, caminar en Sus mandamientos, permanecer fieles a Él. Esa permanencia en Dios nos permite experimentar crecimiento constante, y llegar siempre a nuevos niveles.

¿Por qué razón debemos mantenernos en santidad? Porque Dios demanda de nosotros santidad. Es posible lograr ese nivel cuando desarrollamos intimidad con el Señor a través de la Oración y la meditación diaria de Su Palabra. No olvidemos jamás que Jesucristo viene en cualquier momento por su pueblo y debemos estar preparados para partir (Apocalipsis 3.3; 16:15)

Si no ha recibido a Jesús como Señor y Salvador, hoy es el día para que lo haga. Puedo asegurarle que no se arrepentirá.

Síganos en http://facebook.com/mensajerodelapalabracom

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom