VIDA PLENA

Un camino para avanzar en el crecimiento personal y espiritual

 

Usted determina si quiere volar más alto

Fernando Alexis Jiménez

N

o era un acontecimiento cualquiera. “En muchos años, desde que me conozco—comentó alguien maduro–, se había producido un hecho como este”. El asombro asistía a los presentes, que comentaban admirados y con cierto grado de asombro, el incidente de aquél día. Por primera vez en 130 años, un joven que nació sin la mano derecha, se graduó del reconocido Royal College of Music, de Londres.

            ¿Por qué el incidente resulta fuera de serie? Porque se trata de uno de los conservatorios más famosos del mundo, por cuyas aulas han pasado compositores como Gustav Holst y Andrew Lloyd Webber, inolvidables en la galería de los músicos más destacados de la historia..

 

            Por eso no deja de ser sorprendente que un chico que nació con una limitación física, se haya convertido en el primer pianista sin una de sus extremidades superiores, en desde que se fundó la institución.

 

            Nicholas McCarthy, de 23 años, aprendió a tocar por su cuenta en un viejo teclado eléctrico luego de que varias academias de música lo rechazaron.

 

            Yo más o menos sabía leer el pentagrama y también tenía un muy buen oído para interpretar obras de Mozart y Beethoven”, explicó a la prensa británica, al tiempo que reconoció, muchas personas a su alrededor no creían en sus capacidades y en reiteradas ocasiones quisieron desanimarlo. 
            Incluso, un profesor le dijo que no lo siguiera intentando, pero McCarthy empezó a tomar clases de piano a los 14 años. Poco tiempo después consiguió uno de los tan anhelados cupos del Royal College. Hoy toca piezas escritas para zurdos y ya tiene la agenda de presentaciones copada durante el resto del año. Es un triunfador.

 

Las acciones determinan los resultados

Los seres humanos fuimos concebidos por Dios como ganadores; con enormes potencialidades para ser triunfadores. Los límites no pueden impedir que lleguemos al a cima. Quien decide no seguir intentándolo es usted mismo. No hay nada que determine que el fracaso sea su sino.

 

            El reconocido autor, John Maxwuell, señala que “Los resultados surgen de las acciones. Esto parece obvio en el terreno de la física. La tercera ley del movimiento de Sir Isaac Newton declara que por cada acción existe una reacción opuesta e igual. Hay dos clases de personas en este mundo: las que quieren que las cosas se realicen y las que no quieren cometer errores. Sin embargo, en el terreno humano muchas personas no hacen esa conexión. Sencillamente esperan tener buenos resultados. La esperanza no es una estrategia. Si quieres buenos resultados, necesitas realizar buenas acciones. Si deseas realizar buenas acciones, necesitas tener expectativas positivas. Para tener expectativas positivas, tienes que creer primero. Todo llega a ese punto.” (John Maxwell. “Talento nunca es suficiente” Editorial Caribe. EE.UU. 2010. Pg. 27)

 

            En criterio de este motivador de talla mundial, todo comienza con creer en sí mismo. A este hecho se debe sumar una buena dosis de sueños y agregarle un ingrediente  más: la perseverancia.

 

            El mayor problema, de acuerdo con Maxwell, es resignarnos al estancamiento, que es un paso previo al fracaso. “Lo mismo sucede con las personas que no aprovechan su talento al máximo, que no creen en sí mismos y en su potencial, que no actúan por lo que creen ni aprovechan lo máximo de cada oportunidad. ¡No permitas que esto te pase a ti! Vive la vida para la cual fuiste diseñado. Intenta verte a ti mismo como debieras ser, y luego haz todo lo que sea posible para creer que puedes convertirte en esa persona. Ese es el primer paso importante para convertirse en una persona extra talentosa.” (John Maxwell. “Talento nunca es suficiente” Editorial Caribe. EE.UU. 2010. Pg. 27)

 

            Si nos quedamos quietos, sin aportar un ápice de nuestra creatividad, talentos, dones y potencialidades para que las cosas ocurran, vamos a ver pasar la vida sin pena ni gloria. Todo será gris, sin sentido. Es el distintivo de los fracasados, aquellos que vemos por todos lados y que sin duda nos mortifican porque no queremos ser como ellos. 

            No podemos ampararnos en las limitaciones, físicas o económicas, para justificar la derrota. Es una decisión nuestra y nada más que nuestra, sobreponernos y avanzar hacia la victoria. Deposite su confianza en Dios

Quien transforma nuestra vida de fracasados en vencedores, es Dios mismo. Él nos concibió con enormes potencialidades, pero la decisión de quedarnos en el mismo sitio, es nada más que nuestra. ¿Cómo transformar las circunstancias y salvar los obstáculos que salen al paso? Depositando nuestra confianza en Dios.

 

            En la Biblia leemos que el Señor es nuestra fortaleza para lograr elevarnos siempre a nuevos niveles en todas las áreas de nuestra vida: “Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa; tú sustentas mi suerte.”(Salmo 16:5)

 

            Si el Seños es Aquél en quien depositamos nuestra fe cada vez que emprendemos uno proyecto o quizá, cuando iniciamos un plan que a todas luces parece imposible de materializar, podremos ver de qué manera las dificultades se convierten en oportunidades y los problemas en bendiciones, como escribe el rey David: “Las cuerdas me cayeron en lugares deleitosos, y es hermosa la heredad que me ha tocado. Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.”(Salmo 16:6, 11)

 

            Confiar, creer y actuar. Tres elementos que van ligados y que constituyen los pilares para quienes sueñan en grande, aun cuando a su paso salgan mil dificultades.

            Nicholas McCarthy descubrió que se podía ir muy lejos, y desarrollo –con ayuda de Dios—todas sus potencialidades de triunfador. Igual usted. Nada puede detenerlo de camino hacia la cima.

 

            Y en todo ese proceso, no olvide que la mejor decisión que podemos tomar y, que además, urge asumir, es recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. Él es quien nos ayuda en el proceso de crecimiento personal y espiritual que usted tanto anhela. Puedo asegurarle que si le abre las puertas de su corazón hoy, ahora mismo, no se arrepentirá.

 

            Si tiene alguna inquietud, no dude en escribirme a pastorfernandoalexis@gmail.com o llamarnos al (0057)317-4913705

© Fernando Alexis Jiménez – www.guerraespiritual.org

Twitter @oraciondepoder

Facebook http://facebook.com/fernandoalexis.jimenez Escúchenos en www.triunfandostereo.org

 

 

VIDA NUEVA

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom