VIDA PLENA

Un camino para avanzar en el crecimiento personal y espiritual

 

¿Está preparado para emprender el viaje sin retorno…?

Fernando Alexis Jiménez

G

olpeó duro contra las paredes de cristal. En cada segundo se le iba la vida. Sintió que no podía respirar. Un agudo dolor pobló su cuerpo. Lo intentó de nuevo. Cada instante le pareció interminable. Por momentos toda su existencia pasó por su mente como una película en la que incidentes agradables se conjugaron con los días difíciles. Estaba a las puertas de morir…

La reacción rápida de sus colaboradores, que retiraron la manta que cubría la urna y accionaron un mecanismo para evacuar el agua, evitó una tragedia. Dentro, el ilusionista colombiano José Simhón, atado hacia abajo con fuertes cadenas, intentaba repetir ante decenas de espectadores el truco que le costó la vida al estadounidense Harry Houdini. Algo salió mal. Aquélla pudo ser su última presentación.

El transcurrir del minuto cuarenta segundos le pareció una eternidad. Respiró profundo y agradeció a Dios… Ahora ¡Había vuelto a la vida!

Adolph y Steve Freeman, dos limpiadores de ventanales de edificios en San Francisco California, lo último que recuerdan es la velocidad con la que pasaba delante de sus ojos la estructura de hormigón. Cuestión de segundos que duraron una eternidad. Tenían la certeza de que pronto chocarían con el pavimento, a una altura como la que segundos estaban, la velocidad y otros factores concatenados, sin duda les darían el boleto a la eternidad…

No contaban, sin embargo, que para fortuna de ellos los esperaba un parasol de lona que amortiguó el impacto y llevó la plataforma de metal sobre la que se encontraban, a un costado, chocando con un camión distribuidor de víveres. Los dos jóvenes trabajadores terminaron con lesiones leves y horas después estaban contando el incidente a sus familias, que no salían del asombro.

Nunca sabemos ni el día ni la hora…

José Simhón, Adolph y Steve jamás imaginaron que algo así ocurriría. Estaba fuera de sus planes. Igual el día y la hora –que es desconocido para todos nosotros–, en el que tendremos que partir a la eternidad para rendir cuentas por nuestros hechos.

¿Está preparado para ese momento inevitable? Reflexionar sobre el asunto debe llevarnos a revisar cómo andamos con Dios, cómo es nuestra relación de pareja y con nuestros hijos, así como las relaciones que sostenemos con quienes nos rodean. ¿Hay principios y valores en todo cuando pensamos y hacemos?¿Qué ocurriría si el Señor nos llama ahora mismo a Su presencia?

Pero hay algo más. Dios compartió con nosotros una promesa. La hizo a través del apóstol Pablo. Ocurrirá en el momento en el que, si no hemos muerto, partiremos a la presencia del Señor Jesucristo. Es el rapto.

Ha sido la promesa en la que por siglos han descansando los creyentes en el Señor. “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.”(1 Corintios 15:51, 52).

Pero es necesario permanecer velando, atentos, caminando en santidad delante de Dios. No olvide: desconocemos el día y la hora en que Jesucristo, como Rey de reyes y Señor de Señores, regresará por su iglesia… y es imperioso aguardarlo como corresponde, a usted y a mí que somos sus seguidores…

Otro aspecto fundamental es que mantengamos con Él una relación íntima y permanente, mediante la oración, como describe la autor ay conferencista internacional, Evelyn Christenson: “Dios cambia circunstancias y gente cuando oramos de forma muy personal que se haga Su voluntad en la esfera de influencia que nos pertenece… ¡Piense lo que sucedería si cada cristiano trajera la voluntad de Dios a su pequeña esfera, haciendo que en ella nada fuera contrario a la voluntad de Dios!!Qué diferente sería nuestra nación, nuestras ciudades, nuestras iglesias, nuestros hogares!”( Evelyn Christenson. “Que sucede cuando las mujeres oran”. Editorial Clie. España. 1978.Pg. 59)

Todo alrededor, su mundo y las condiciones que enfrentan, pueden ser transformados. La oración es esencial.

Hoy es el día apropiado para que le abra las puertas de su corazón a Jesucristo. ¿Acaso ya tomó esa decisión o la está eludiendo? Recuerde que si lo hace, nuestro Señor Jesús transformará su existencia para siempre. No deje pasar la oportunidad de recibirle en su corazón como su único y suficiente Salvador.

Ahora, si tiene alguna inquietud, por favor, no dude en escribirme a pastorfernandoalexis@gmail.com o llamarnos al (0057)317-4913705

© Fernando Alexis Jiménez – Síganos www.guerraespiritual.org

Si desea leer sobre temas de familia y las relaciones interpersonales –de pareja y con los hijos—HAGA CLIC AQUÍ…

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
LEYES DE EXITO, MEDITACIONES

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda

film izle Home Design Spielaffe sesso video giochi