lig tv izle
justin tv

VIDA PLENA

Un camino para avanzar en el crecimiento personal y espiritual

 

Archivo de Febrero, 2011

¿Cómo edificar hijos triunfadores?

 

Fernando Alexis Jiménez

Aunque creció en medio de circunstancias adversas, sus padres lo cimentaron para ser un triunfador. James Eugene “Jim” Carrey, nació en Ontario, Canadá el 17 de enero de 1962, fecha que marcó el inicio de una prolongada lucha para sobreponerse a la adversidad. Este actor y comediante—hoy famoso—tuvo un comienzo difícil al interior de una familia muy pobre.

 

Su padre, Percy Carrey, quien fuere músico de jazz aficionado y ejecutivo de  una  empresa que se fue a la quiebra, murió Alzheimer. Mientras que su madre, Kathleen, contrajo una enfermedad de la que no lograría reponerse nunca y que la llevó a la muerte por falta de un riñón.

 

Luego de llegar a la cumbre como uno de los artistas más famosos de los Estados Unidos, Jim recuerda que su padre le enseñó a reírse de la vida a pesar de que compartían un espacio muy pequeño en el que toda la familia dormía, a veces pasaban días con una sola comida y adolecían de lo más elemental. “Me preparó para enfrentar lo difícil”, relató.

 

Trabajó como limpiador de autos en las noches, y luego como operario en una factoría de neumáticos. En la juventud y sin abandonar su sueño de ser cómico, incursionó en varios escenarios hasta que por fin le dieron la oportunidad de actuar en el cine. Su talento innato lo llevó a escalar progresivamente desde actor secundario hasta protagonista.

 

Uno de sus anhelos: regalarle a su padre, fallecido, mucho dinero que comenzó a ganar en buenas cantidades cuando entró al cine. A su progenitor le atribuye haberlo forjado para enfrentar lo peor de la vida.

Con ayuda de Dios podemos edificar familias e hijos triunfadores...

Con ayuda de Dios podemos edificar familias e hijos triunfadores...

 

El común denominador que identifica a muchos padres interesados en el futuro de sus hijos es, ¿cómo asegurar que desarrollarán todas las potencialidades de Dios en sus vidas? Para responder a este interrogante, comparto con usted una serie de recomendaciones que le serán muy útiles:

 

1. ore por sus hijos siempre

 

Un principio esencial para asegurar una generación de hijos triunfadores, estriba en orar por ellos, en lo posible cada día. La Biblia enseña que el patriarca Job clamaba siempre por sus hijos e hijas: “Los hijos de Job hacían grandes fiestas, y siempre invitaban a sus tres hermanas para que comieran y bebieran con ellos. Eran tantas las fiestas que hacían, que se iban turnando entre ellos. Después de cada fiesta, Job llamaba a sus hijos y celebraban una ceremonia para pedirle a Dios que les perdonara cualquier pecado que pudieran haber cometido. Se levantaba muy temprano y le presentaba a Dios una ofrenda por cada uno de sus hijos. Job hacía esto pensando que tal vez sus hijos podrían haber ofendido a Dios o pecado contra él. Para Job esto era una costumbre de todos los días.”(Job 1:4, 5. Traducción en Lenguaje Actual)

 

Observe que era un principio en la vida de este hombre. Igual usted y yo: estamos llamados a clamar por nuestros hijos. Dios guardará sus vidas y sus caminos, como tuvo que admitirlo el propio Satanás ante Dios: “… tú siempre lo proteges a él y a su familia; cuidas de todo lo que tiene, y bendices lo que hace…” (Job 1.10, 11. Traducción en Lenguaje Actual).

 

Si el edificar hijos triunfadores gravita en los pensamientos de su corazón y en lo más profundo de sus anhelos, lo estimule para que ore permanentemente por ellos.

 

2. Trate a sus hijos con amor

 

El amor que prodigamos a nuestros hijos reviste particular importancia para cimentar en ellos seguridad y auto confianza. Los niños que crecen en ambientes rodeados de afecto y estímulos, aprenden a hablar más rápido y registran rendimiento escolar. Todo esto como consecuencia de amor que reciben de sus progenitores. Los predispone a enfrentarse a nuevos retos.

 

3. Permita que sus hijos desarrollen su propia personalidad

 

Los principios y valores se reafirman en nuestros hijos con el ejemplo que les brindamos. El Señor recomendó a los israelitas cuando se encontraban a las puertas de la tierra prometida: “Apréndete de memoria todas las enseñanzas que hoy te he dado, y repítelas a tus hijos a todas horas y en todo lugar: cuando estés en casa o en el camino, y cuando te levantes o cuando te acuestes.”(Deuteronomio 6:6, 7. Traducción en Lenguaje Actual)

 

Hago especial énfasis en el ejemplo que le de sus hijos porque ayuda a cimentar su personalidad. Si bien es cierto en los últimos 30 años los sicólogos han sostenido enconadas discusiones en torno a si la personalidad está ligada a la estructura genética u obedece a factores externos que terminan moldeando al ser humano, personalmente y con base en principios bíblicos, considero que nosotros edificamos la personalidad de los hijos.

 

Los principios bíblicos son fundamentales en su crecimiento permanente, tanto en lo emocional y comportamental, como en su forma de pensar. Usted y yo, téngalo presente, articulamos a los chicos reafirmando esas pautas al enseñarles con hechos.

 

4. Estimule a sus hijos para que jueguen libremente

 

Con frecuencia algunos padres coartan la alegría, la creatividad y el desarrollo motriz e intelectual que los niños bien podrían adelantar con el juego, especialmente al aire libre. Los videojuegos que son los más populares hoy en día, e incluso, millares de padres los regalan a sus hijos, tienden a generarles adicción, disminuyen su capacidad de concentración y  propicia bajo rendimiento escolar; al mismo tiempo les estimulan estados depresivos y la compulsión a estar frente a un televisor o computador. De hecho, en Houston, Texas (EEUU), y en Barcelona (España), hay instituciones que trabajan en la “desintoxicación

 

Jugar al aire libre ayuda a los niños. Los ejercicios que demandan –por ejemplo—los tradicionales juegos de columpio, pasamanos o los deslizadores, favorecen el crecimiento adecuado de su sistema óseo así como su capacidad de coordinar los movimientos. Lo importante es que esos períodos de recreación los compartan con sus padres.

 

5. Enseñe pautas claras a sus hijos

 

Como padres usted y yo definimos pautas en el hogar. Son parámetros deben ser claros para que las instrucciones permanezcan a pesar del paso del tiempo, como enseñó el rey Salomón: “Educa a tu hijo desde niño, y aun cuando llegue a viejo seguirá tus enseñanzas.”(Proverbios 22:6, Traducción en Lenguaje Actual)

 

Cada principio que afianzamos en los hijos contribuye a fraguarles una personalidad de triunfadores, por encima de las circunstancias.

 

6. Discipline a sus hijos

 

Dejar que los hijos se críen sin Dios ni ley no hace otra cosa que prepararlos para el fracaso. Si sus chicos transgreden las reglas establecidas en casa, y pese a la advertencia, reinciden en el comportamiento, es necesario corregirlos.

 

Al respecto la Biblia enseña: “Si amas a tu hijo, corrígelo; si no lo amas, no lo castigues.”(Proverbios 13:24; Cf. 22:15 Traducción en Lenguaje Actual) No obstante, los principios correctivos no deben estar ligados a la violencia, como recomienda la propia Escritura: Corrige a tu hijo antes de que sea muy tarde, no te hagas culpable de su muerte.”(Proverbios 19:18; Cf. Efesios 6.4, Traducción en Lenguaje Actual). La amalgama perfecta es disciplinar con amor.

 

7. Pase el mayor tiempo posible con sus hijos

 

Como padres debemos pasar el mayor tiempo posible con nuestros hijos. ¿Cuánto? El que más podamos, insisto. Es una forma sencilla pero eficaz para transmitirles amor, al tiempo que fortalecemos los lazos de progenitores y de amistad con ellos.

 

Traigo a colación un estudio de las Universidades de Cornell y de Chicago, Estados Unidos, según el cual entre más tiempo pasan las madres trabajando, mayor tendencia hay a que sus hijos sufran hiperactividad, depresiones y sobrepeso. El análisis se realizó entre 900 niños. No hubo evidencia –por ejemplo—de que el sobrepeso estuviera asociado en ellos, con ver más televisión, disminución de las actividades físicas o más horas sin supervisión. Estaba directamente relacionado con los períodos de ausencia de los progenitores, lapso en que ellos estaban laborando.

 

Otros estudios asocian el ausentismo de los padres con la inseguridad que desarrollan los chicos.

 

Déle a Dios el primer lugar en su familia

 

Todos anhelamos un hogar sólido con hijos triunfadores. Eso sólo es posible si le concedemos a Dios el primer lugar en nuestra familia. Permítale que gobierne no solo en su corazón sino en toda su vida y, por supuesto, en el hogar. Es una decisión de la que no se arrepentirá jamás.

 

¿Qué hacer? El camino es recibir a Jesucristo como el Señor de su vida. Es muy sencillo. Allí donde se encuentra, dígale en oración: “Señor Jesucristo, gracias por morir en la cruz por mis pecados, perdonarme y abrirme las puertas a una nueva vida. Te recibo en el corazón como mi único y suficiente Señor y Salvador. Inscribe mi nombre en el libro de la vida y haz de mi la persona que tú quieres que yo sea. Amén”

 

Lo felicito por esta decisión. Es el paso más acertado que ha podido dar. Ahora le invito a asumir tres principios que serán enriquecedores en las dimensiones personal y espiritual. El primero, haga de la oración un cimiento de vida diaria. Orar es hablar con Dios; el segundo, lea la Biblia. Es un libro maravilloso que contiene pautas sencillas para el éxito y, por último, comience a reunirse en una iglesia cristiana.

 

Si tiene alguna inquietud, por favor no dude en escribirme a pastorfernandoalexis@hotmail.com o llamarme al (0057) 317-4913705.

 

© Fernando Alexis Jiménez

 

No olvide sintonizarnos en www.triunfandostereo.org de lunes a viernes a la 1:00 pm. hora Colombiana; 12:00 m. hora de Miami (EEUU); 6:00 pm, hora de Londres y 7:00 pm. hora de Barcelona (España). También lea nuestros espacios http://lacomunidad.elpais.com/guerraespiritual; las Reflexiones Diarias en http://estudiosbiblicos.jimdo.com y el Blog http://estudiosdeguerraespiritual.blogspot.com

 

 

 

Sin categoría

Cristo rompe todas las cadenas que lo atan al ocultismo

 

Fernando Alexis Jiménez

Las personas se tiran al suelo, gritan, lloran, cambian la voz… pero creo que es un show… Nada de eso puede ser verdad—Al otro lado de la línea, una joven mujer me compartía su incredulidad respecto a las posesiones demoníacas.

 

Decenas de personas consultan a los astros, acuden a médiums, se bañan con riegos de cuanta hierba pueda imaginarse. La comercialización de libros sobre espiritismo, metafísica, desdoblamiento, el supuesto poder de las velas y los colores, entre otros, se ha disparado en los últimos años.

 

Hay quienes mantienen fluctuaciones inexplicables en su estado de ánimo, escuchan voces extrañas que les incitan a prácticas igualmente extrañas, que ven sombras y perciben fenómenos inexplicables, y aún así no quieren admitir la influencia espiritual que prevalece en nuestro mundo.

 

La Biblia relata en varios apartes sobre la confrontación a los demonios. Uno de los textos más gráficos de este asunto lo hallamos en el evangelio de Lucas, capítulo 8, versículos del 26 al 39. Si tiene acceso a un ejemplar de las Escrituras allí donde se encuentra, le sugiero que lea este pasaje ahora mismo.

 

El mundo demoníaco sí existe

 

Las Escrituras confirman que sí hay influencia demoníaca a nuestro alrededor.: “Al llegar él (Jesús) a la tierra, vino a su encuentro un hombre de la ciudad, endemoniado desde hacía mucho tiempo; y no vestía ropa, ni moraba en casa, sino en los sepulcros”(versículo).

 

El mundo espiritual de maldad se opone al bien y a la predicación del evangelio. Pero cristo ya venció y nos confirió autoridad cuando dijo

:”He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo , y nada os dañará. Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino de que vuestros nombres están escritos en los cielos”(Lucas 10: 19, 20).

 

 

La oposición de espíritus de maldad

 

Señala la Palabra que “Este (endemoniado), al ver a Jesús, lanzó un gran grito, y postrándose a sus pies exclamó a gran voz:¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios altísimo? Te ruego que no me atormentes. (Porque mandaba al espíritu inmundo que saliese del hombre, pues hacía mucho tiempo que se había apoderado de él; y le ataban con cadenas y grillos, pero rompiendo las cadenas, era impelido por el demonio a los desiertos)”(versículos 28 y 29).

 

Aunque el espiritismo avance, es un hecho que nuestro amado Señor Jesucristo ya venció, nos hizo vencedores y contra El ninguna fuerza del ocultismo se puede resistir…

 

Jesús libera al ser humano

 

El pasaje bíblico también relata que finalmente los demonios que habían poseído a este hombre, salieron, le dejaron libre por la orden de Jesús (lea los versículos 30 al 34).

 

“Y vinieron a Jesús, y hallaron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio; y tuvieron miedo”(versículo 34).

 

Usted puede ser libre hoy. Basta que se disponga. Jesucristo le ofrece la oportunidad de ver rotas esas cadenas que lo atan al ocultismo.

 

¿Cómo? Primero, recuerde en qué momento tuvo contacto con el ocultismo. La decisión de incursionar en el espiritismo es suya, y también es usted y nadie más que usted quien toma la decisión de salir de las garras de Satanás.

 

Segundo, renuncie a todo compromiso, pacto y atadura con el ocultismo. Hágalo con una oración sencilla. Repita algo como lo siguiente: “Señor Jesucristo, reconozco que por tu muerte en la cruz, me diste la libertad. Perdonaste mis pecados y me ofreces una nueva oportunidad. Acepto en fe tu obra redentora, te pido que mores en mi corazón, y confieso que mi vida te pertenece por la eternidad. También declaro que renuncio a todo pacto y contacto que haya tenido con Satanás y sus fuerzas demoníacas. Declaro sin poder esos acuerdos, por sangre derramada por Jesús en la cruz”. Amén.

 

Estoy plenamente convencido que su vida será diferente. Le invito para que, si tiene algún interrogante o necesita que oremos por su vida, me escriba. Jesucristo le ofrece una nueva vida, y debe comenzar a vivirla ahora. No lo dude, escríbame…

 

El mundo de las tinieblas también opera milagros

 

Nuestro enemigo espiritual es muy habilidoso; por ese motivo obra portentos de tal manera que haya practicantes de la Nueva Era que testimonian de sanidades y prosperidad operadas en sus vidas. No es algo nuevo, ya que Satanás siempre lo ha hecho para engañar a las personas.

 

En la ciudad de Samaria “…estaban convencidos, porque por sus artes mágicas (Simón) los había maravillado durante mucho tiempo, pero cuando creyeron a Felipe, que proclamaba el reino de Dios, hombres y mujeres eran bautizados en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.”(Hechos 8.11, 12, versión Aramea-Peshita)

 

No podemos dejar de orar y proclamar el Evangelio. Debe ser una lucha constante, en la que caerán a tierra las fortalezas de Satanás en nuestros países, provincias y ciudades. Los cristianos tenemos la victoria asegurada.

 

Cuando los demonios tiemblan

 

Cuando derribamos las fortalezas de Satanás, en el poder de Dios, hasta los demonios se convierten. El ministerio de Felipe fue tan eficaz en la ciudad de Samaria, que “… aún Simón creyó y fue bautizado, y seguía a Felipe, y viendo las señales y milagros extraordinarios que se hacían por medio de él, estaba atónito y asombrado.”(Hechos 8:13, versión Aramea-Peshita)

 

No podemos renunciar a la batalla. Hasta tanto recobremos la beligerancia en la lucha, el adversario seguirá ganando terreno. El panorama es diferente cuando comprendemos la estrecha unidad que hay entre el Evangelismo y la Guerra Espiritual. Las almas se convierten a Cristo y los muros de las tinieblas se desmoronan.

 

¿Qué está esperando? Usted es un soldado de Cristo y está llamado a batallar, en el convencimiento de que la victoria está asegurada. ¡Usted es un vencedor, recuérdelo siempre!

 

Si tiene alguna inquietud, no dude en escribirme a pastorfernandoalexis@hotmail.com  o llamarme al (0057)317-4913705.

 

© Fernando Alexis Jiménez

 

Escúchenos de lunes a viernes en www.triunfandostereo.org a la 1:00 pm. (hora de Colombia y Ecuador), a las 12:00 m. hora de Miami (EEUU); a las 6:00 pm. en Londres (Inglaterra) y las 7:00 pm. (hora de Madrid, España). Lea nuestros Blogs http://estudiosdeguerraespiritual.blogspot.com y www.estudiosbiblicos.jimdo.com

 

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda