lig tv izle
justin tv

VIDA PLENA

Un camino para avanzar en el crecimiento personal y espiritual

 
promosyonbank.com promosyon canta

¿De qué sirven las riquezas si no tenemos paz interior?

Fernando Alexis Jiménez

No quiso mirar a nadie cuando mirar a nadie cuando lo sacaron del edificio de apartamentos, esposado. Lo seguían seis agentes de policía. Uno de ellos hablaba por intercomunicador. “Ya lo capturamos y vamos para la Comisaría“, anunció.

Al día siguiente apareció en todos los diarios. Un periodista incluyó una leyenda. Lo calificaban de peligro enlace del narcotráfico. Distinto del hombre sencillo y amable que diez años antes recorría las calles de Toledo, un barrio céntrico de la ciudad.

Cuando hay paz interior, sin duda querremos vivir al máximo; incluso, en medio de la adversidad...

Cuando hay paz interior, sin duda querremos vivir al máximo; incluso, en medio de la adversidad...

 

 

No ocultaba su deseo de cambiar su nivel de vida. “Ojala dejara de vivir en medio de tanta pobreza“, repetía a sus amigos.

Y la ocasión llegó. Primero, desplazar un cargamento de coca entre dos barrios, eludiendo dos retenes. Lo hizo camuflando la droga en una carretilla, que cubrió con desperdicios y papel para reciclar. En adelante, sus acciones fueron más osadas y escaló rápidamente hasta ser uno de los hombres más cercanos a jefes de traficantes.

Dinero, posición, buen barrio, carros lujosos, mujeres lindas… y la cárcel. Y allí, en medio de otras personas que como él pagaban muchos años de condena, se preguntaba si la vida tenía sentido…

Sí, una existencia con sentido y propósito parte de un análisis sobre cómo estamos viviendo, y definir hacia dónde nos dirigimos si seguimos el curso de los hechos. Un segundo elemento es tener el valor suficiente para que abramos el corazón a los cambios que obra Dios, y tercero, asumir la nueva vida que nos ofrece a nivel personal y espiritual.

Es hora de revaluar principios y valores

Con frecuencia viene a mi memoria la historia de una mujer de la zona marginal de una ciudad. Era muy pobre. Por años guardó dinero con el anhelo de comprarse un pequeño aparato de televisión. Y pese a la precariedad, lo logro.

Pasado algún tiempo el lugar que habitaba se inundó. Tratando de salir a tiempo, tomó a un hijo de pocos meses, ordenó al segundo que se asiera de uno de sus brazos y como pudo, tomó el telerreceptor. La fuerza del agua arrastró a su hijo recién nacido… pero salvó el televisor…

Igual con la vida de muchos hombres y mujeres: venden su vida a cambio de las posesiones materiales que son, al fin y al cabo, solo propiedades perecederas. Si nuestros principios y valores sólo giran en torno a las posesiones, experimentaremos una vida vacía y sin sentido.

A quienes enfrentaban una situación así, el Señor Jesús les dijo: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

El orden lógico de Dios para nosotros es, primero, buscarle y después recibir bendiciones materiales y espirituales. Sin embargo muchos lo invierten: buscan primero las bendiciones materiales, luego las espirituales y por último—si es que se acuerdan de Él —buscan a Dios.

Si tiene alguna inquietud, no dude en escribirme a pastorfernandoalexis@hotmail.com  

© Fernando Alexis Jiménez – Contacto (0057)317-4913705

 

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda