VIDA PLENA

Un camino para avanzar en el crecimiento personal y espiritual

 

Política y ocultismo: Cuando los gobernantes atan sus países al mundo de las tinieblas

Descubra, con fundamento bíblico, de qué manera perjudica a una Nación, provincia o ciudad, los pactos y ceremonias ocultistas realizadas por sus gobernantes.

Fernando Alexis Jiménez

El hombre se quita cuidadosamente el traje sastre, desanuda la corbata, la dobla cuidadosamente y coloca sobre una mesa de madera rústica. En la distancia se escucha el canto de los pájaros y un fuerte olor a incienso invade la estancia. Un murmullo de voces acompasa el ambiente mientras que un flash, de una cámara fotográfica, ilumina el espacio en una fracción de segundos que parecen una eternidad.

 

Un día cualquiera, en un lugar distante, muy alto en las montañas por donde sale el sol en las mañanas todavía adormilado, anunciando el nuevo día.

 

No es que nuestro personaje—muy importante como lo denota su vestido de marca, traído de Francia—se vaya a preparar para un descanso ni que se apreste a presidir una reunión con su equipo de asesores de alta gerencia. No. Es un ritual indígena al que se somete el protagonista (póngale el nombre que quiera y ubíquelo geográficamente donde le parezca más conveniente).

 

El chamán, con aire de solemnidad, se acerca para ofrecerle una pócima. El mandatario la bebe lentamente, percibiendo el amargo de las yerbas y, muy lejano en su percepción gustativa, el dulce de alguna planta amalgamada para hacer más fácil el consumo.

 

Ahora repita conmigo…—le dice el sacerdote que preside aquella celebración con tintes indígenas y ocultistas.

 

Ambos, Presidente y oficiante, elevan su voz con frases que para algunos de los asistentes resultan incomprensibles, pero que revisten un profundo significado para los participantes asiduos.

 

En aquél momento, que resulta excéntrico para los políticos, curioso para los periodistas, muy noble para lectores y televidentes, pero trascendente para los chamanes y sacerdotes aborígenes, el mandatario somete su gobierno a la guía espiritual de dioses ancestrales… Y de paso, como cabeza de gobierno, entrega su territorio al dominio del mundo de las tinieblas…

 

¿Le resulta sorprendente? Pues todavía no ha leído lo suficiente para darse cuenta que este fenómeno está cobrando fuerza en América, como desde la antigüedad fue una práctica común entre reyes, monarcas y presidentes de países Europeos, orientales y asiáticos.

 

Presidentes latinoamericanos ligados a ceremonias rituales

El ocultismo trae maldición, miseria, violencia y muerte a los países

El ocultismo trae maldición, miseria, violencia y muerte a los pa</p>

	<p class=

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.