lig tv izle
justin tv

VIDA PLENA

Un camino para avanzar en el crecimiento personal y espiritual

 
promosyonbank.com promosyon canta

Archivo de Mayo, 2010

Cada circunstancia nos permite aprender y crecer

No permita que las dificultades lo lleven a la derrota

 

Fernando Alexis Jiménez

El examen en la universidad fue un rotundo fracaso. José Simón recibió la nota de mano del profesor de matemáticas. Impasible, como siempre; como tomado de una fotografía en un museo de cera. Sin gestos. “El suyo”,  se limitó a decirle. Para el joven fue un golpe demoledor. Alrededor rostros que reflejaban alegría. En su corazón una profunda tristeza.

 

Pensó en su padre. Albañil Pasados los cincuenta años. Ojos cansados, canas que emergían traviesas poblando sus sientes, y movimientos lentos, dejando entrever que el tiempo no pasa en vano. “No puede ser que mi papá esté enfrentando el sol, y yo aquí, tranquilo, perdiendo evaluaciones”, se quejó, molesto consigo mismo.

 

Al principio creyó que era un fracasado. “Mi abuelo sí me dijo que ésta no era mi carrera”, razonó, pero inmediatamente después recordó que ser ingeniero industrial era su sueño desde niño, cuando le dijo a su familia—en ese hecho incoherente que jamás se explicará–, mientras visitaba un parque de diversiones: “Seré el que dirige empresas, como aquella en que trabaja papá”.

Usted y yo fuimos concebidos como vencedores

Usted y yo fuimos concebidos como vencedores

 

 

 

Perder el quid se constituyó en un enorme reto. Pidió explicaciones aquí, comprobó allá. Y se enamoró de los números, los mismos que le parecían una tortura. Desde entonces, le apasionaron más que las películas de Patrick Swaize. No solo terminó su carrera como un aventajado estudiante, sino que admitió que un aparente fracaso fue el que le llevó a convertirse en ganador.

 

No se pregunte: ¿Por qué? Sino, ¿Para qué?

 

La vida está llena de sorpresas. Situaciones que tocan a nuestra puerta de manera inesperada y que, si no estamos preparados para enfrentarlas, sin duda nos moverá el piso. A una amable señora que me escribía desde Chile, desesperada por los tropiezos que le presentaba la vida, le respondí: “Como somos vencedores en Jesucristo, nos esforzamos en Él para vencer y no nos preguntamos ¿Por qué? Sino, ¿Para qué?”.

 

Cada circunstancia nos permite crecer. ¿La razón? Aprendemos, y cuando se aprende, se avanza. Es un principio de éxito que aprendemos en la Biblia:  “El que ama la disciplina ama el conocimiento, pero el que la aborrece es un necio. El Señor aborrece a los de labios mentirosos, pero se complace en los que actúan con lealtad. ”(Proverbios 12:1, 22. Nueva Versión Internacional)

 

Ahora, es posible que ante circunstancias adversas usted se oriente a la queja y auto compadecerse. Puedo asegurarle que jamás dará un paso adelante. Por el contrario, experimentará tremendos reveses que le llevarán a sentirse derrotado.

 

Bien sea que se trata de hechos que nos tomen desprevenidos o que los acontecimientos contrarios sean producto de nuestros errores, si somos fieles a Dios y además, estamos dispuestos a aprender a partir de las fallas, adquiriremos sabiduría en cada nuevo episodio y escalaremos siempre hacia la victoria. Jamás olvide que en Jesucristo usted es un vencedor…

La decisión más importante

 

Probablemente no ha tomado la decisión más importante de su vida: recibir a Jesucristo como Señor y Salvador. Hoy es el día para que de ese paso.  Es muy sencillo: basta que le diga—allí donde se encuentra: “Señor Jesús, reconozco que he pecado y que gracias a tu muerte en la cruz, me perdonaste y abriste las puertas a una nueva vida. Te recibo en mi corazón como mi único y suficiente Salvador. Haz de mi la persona que tú quieres que yo sea. Amén”

 

Como no dudo que oró recibiendo al Señor Jesús, tengo ahora tres recomendaciones para usted:

 

1. Comience y termine su día orando. Orar es hablar con Dios.

2. Lea la Biblia. En ella aprenderá principios maravillosos, sencillos y prácticos, que le ayudarán en su crecimiento personal y espiritual.

3. Comience a reunirse con otros cristianos, al igual que usted desde hoy, dispuestos a que Dios obre una transformación en su existencia.

 

Si tiene alguna inquietud, por favor, no dude en escribirme a pastorfernandoalexis@hotmail.com o llamarme al (0057)317-4913705

 

© Fernando Alexis Jiménez

Sin categoría

¿Le tiene miedo a morir y emprender el viaje a la eternidad?

Fernando Alexis Jiménez

Cuando Laura abrió los ojos, en medio del bip-bip enloquecedor de monitores en la sala de cirugía, se encontró a boca de jarro con la mirada entre asombrada e incrédula de tres enfermeras, dos médicos y alguien que entró por accidente a preguntar cómo iba la paciente.

 

Tenía la firme convicción de haber vuelto de la muerte y así se lo confesó a su familia, dos días después, cuando se encontraba en casa. “Sentí que mi cuerpo abandonó el cuerpo y que, en un momento indeterminado, volví en mi, con esa sensación extraña que uno siente cuando un ascensor baja muy rápido del piso más alto del edificio”, explicó.

Hay esperanza en Jesucristo para la eternidad

Hay esperanza en Jesucristo para la eternidad

 

 

 

Una pregunta que asalta a millares de personas: ¿Cuál es la experiencia de quien vuelve al cuerpo después de unos minutos o quizá segundos en el umbral de la muerte?

 

Hay quienes señalan que al final del túnel, en el aseguran adentrarse cuando se desconectan de la vida, hay un ser especial a quien coinciden en asegurar que es angelical, esperándolos para llevarles a la presencia de Dios.

 

Otros por su parte indican que vieron personas alrededor del lugar donde se encontraba su cuerpo y, aunque deseaban hablar, no podían.

 

Pero unos y otros coinciden en un aspecto común: al momento de atravesar esa frontera que les separa de la vida y la muerte, no los ha albergado el temor.

 

¿Por qué temer a la muerte?

 

La muerte es un tránsito obligado para todas las personas. Lo más interesante es que no sabemos cuándo ocurrirá; sin embargo, todos debemos estar preparados para enfrentarla.

 

La Biblia habla de dos lugares: castigo para quienes vivieron sin Dios y sin ley, y vida eterna para quienes tienen a Jesucristo en su corazón. Eso no quiere decir que los cristianos no teman a morir, pero sí que tenemos una esperanza y es que después de cruzar el umbral de la vida hacia el más allá, tenemos al amado Salvador esperando por Su pueblo, que somos usted y yo.

 

El apóstol Pablo no temía a morir, por su confianza en el Señor Jesús, y en ese convencimiento se atrevió a decir: Porque sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos.   Y por esto también gemimos, deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial;   pues así seremos hallados vestidos, y no desnudos.   Porque asimismo los que estamos en este tabernáculo gemimos con angustia; porque no quisiéramos ser desnudados, sino revestidos, para que lo mortal sea absorbido por la vida. Más el que nos hizo para esto mismo es Dios, quien nos ha dado las arras del Espíritu.   Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor.”(2 Corintios 5:1-6)

 

Hemos de morir, es cierto, pero nuestra confianza está en llegar a Su divina presencia y pasar la eternidad a Su lado. Por eso es esencial que usted reciba a Jesucristo hoy en su corazón. Es la mejor decisión que cualquier persona pudiera tomar. Le invito a abrirle las puertas de su ser… Jamás se arrepentirá…

 

Si tiene alguna inquietud, por favor no dude en escribirme a pastorfernandoalexis@hotmail.com o llamarnos al (0057)317-4913705.

 

© Fernando Alexis Jiménez

 

 

Les recordamos que acabamos de actualizar nuestros sitios en Internet, en los que podrá leer los siguientes Estudios Bíblicos:

1. ¿Cómo integrar un Equipo de Liberación?.- Acabamos de publicar el séptimo capítulo de la Guía de Liberación Espiritual que usted no pude dejar de leer ahora mismo.

2.- María virgen, ¿Reina del Cielo o un demonio?.- Aunque haya millares de personas en todo el mundo que aseguran haber tenido mensajes e incluso, haber visto a la virgen María, el trasfondo histórico revela algo muy distinto de la divinidad que pretenden mostrar de ella. Antes de elevar su opinión, le invito a leer este Estudio Bíblico, haciendo click en el título…

3.- La pornografía en el hogar, una puerta al mundo de las tinieblas.- En millares de hogares, incluso de cristianos comprometidos, las personas leen material o ven películas e imágenes con contenido altamente pornográfico. ¿Qué perjuicios encierra?¿Cómo afecta a un cristiano?¿Qué puertas se le abren al enemigo? Le invitamos a leer ahora mismo este Estudio Bíblico haciendo click en el título…

 

Sin categoría

¿Tienes un corazón limpio delante de Dios?

Fernando Alexis Jiménez

Aunque al gerente de aquella empresa le advirtieron que el nuevo asistente financiero tenía un historial de fraudes en otras factorías, sintió paz cuando vio la hoja de vida. Sin duda reunía las características profesionales que necesitaban. “No creo que alguien haya hecho un recorrido así siento un timador”, razonó.

 

Sin mayores miramientos aprobó su ingreso, el cual fue avalado por la junta directiva. “Considero que se trata de una buena contratación”, les dijo.

 

Once meses después descubrieron un desfalco progresivo y, tan bien disimulado, que resultó difícil comprobar los faltantes. Además muchos recibos que soportaban compras de insumos, eran falsos.

 

Aquél hombre los había engañado. Aunque atrayente en su imagen y con facilidad de expresión, el problema estribaba en lo que guardaba en su corazón. No había transparencia en sus acciones, y aunque se amparara en un buen desenvolvimiento pasado, temprano o tarde iba a aflorar lo que en verdad sentía.

Nuestras vidas pueden ser diferentes, en manos de Dios

Nuestras vidas pueden ser diferentes, en manos de Dios

 

 

 

Igual con el joven que llegó a la congregación. Al pastor le llamó la atención el tamaño de la Biblia que siempre llevaba. Era bastante grande. “Las letras son más fáciles de ver”, les explicó.

 

Vestía impecablemente. Sabía muchos versículos bíblicos y, además, manifestaba un vivo interés por predicar a todos acerca de las Buenas Nuevas.

 

–Será un buen líder en nuestra congregación—dijo un día a sus inmediatos colaboradores.

–Es probable que sí. Tiene mucha disposición para la obra—coincidió con él, el diácono administrativo.

Sólo la voz de una anciana, a cargo del grupo de oración, constituyó la nota discordante:

–Yo considero—dijo—que debemos esperar un tiempo. Analicemos su testimonio. Luego veremos–.

–No sea tan prevenida—intervino alguien–. Uno no debe ni puede moverse alrededor de prejuicios. Hermana, por favor, recuerde los principios del amor cristiano…—

La mujer prefirió callar. Y el tiempo le dio la razón…

 

Tres meses después y para escándalo de todos, una de las jovencitas del grupo de alabanza había caído en inmoralidad con él. La sedujo e incluso, parapetándose tras unos versículos bíblicos, le hizo creer que no había nada de malo en lo que hacían. Y desapareció, cuando comprobó, días después, que la chica estaba en embarazo.

 

–Yo les advertí…—dijo la anciana el día que se reunieron a analizar el caso.

–Lo sabemos, hermana. Pero no es hora de lamentarnos sino de encontrar una salida–, le interpeló el pastor.

 

¿Se ha preguntado cuántas veces fuimos víctimas del engaño por guiarnos por las apariencias de los demás?¿Ha meditado en el sinnúmero de ocasiones en las que usted obró movido más por lo que hay dentro de su corazón que por los buenos principios que deben motivarlo en todo su desempeño social, eclesial y familiar?

 

¿Qué hay en su corazón?

 

Pregúntese con detenimiento, ¿Qué hay en mi corazón? “¿Todavía albergo maldad o estoy limpio y dejándome tratar por el Señor de manera que se produzca una transformación en mi forma de pensar y de actuar?”

 

Lo que hay dentro nuestro es muy importante, porque lleva a la práctica lo que guardamos en el corazón , incluso lo que nadie jamás imagino. Al respecto el Señor Jesús enseñó: “El bien que hacen los buenos proviene de lo que hay en el corazón, y el mal que hacen los malos proviene de lo que hay en su corazón, porque las palabras denuncian lo que hay en el corazón”(Lucas 6:45. Versión La Biblia, la Palabra de Dios para todos).

 

Hombres y mujeres de corazón limpio, en el que no anide la maldad, que se alimenten de cosas buenas y no del engaño, donde no hallen cabida la mentira, las conversaciones deshonestas, la vulgaridad, la pornografía y  la hipocresía, es lo que Dios anhela.

 

En su magistral intervención en el Sermón de la Montaña, el Maestro destacó como “Afortunados los que tienen corazón puro, porque ellos verán a Dios”(Mateo 5:8. Versión La Biblia, la Palabra de Dios para todos).

 

Un mundo interior atormentado, en el que se forman grandes huracanes, movido por la pasión, nos arrastra con la corriente del mundo y paralelamente nos distancia de Dios.

 

Alguien con quien hablé un domingo, después del servicio religioso, me explicaba lo profundo que había calado el mensaje en su corazón. Es gerente comercial de una importante empresa en Santiago de Cali. Tiene reconocimiento social, solidez económica y una familia encantadora. Si embargo, su vida es un desastre.

 

Tras revisar el panorama que ofrecía todo alrededor, descubrimos que tenía todas las condiciones a favor. El problema no estaba en los demás; el problema estaba en él. Y coincidimos en que, superar aquella crisis, obligaba un examen cuidadoso de lo que guardaba en su corazón y abrirle las puertas al Señor Jesús para que operara la transformación anhelada. Aquél hombre fue libre. Se abrió, sin prejuicio alguno, al mover de Dios. Y cuando eso ocurre, Dios se glorifica…

 

Un corazón limpio, parte de una actitud…

 

Nadie cambia bajo presión. El borracho no dejará de beber porque su esposa le dé cantaleta. El hijo drogadicto no abandonará el vicio por mucho que sus padres decidan dejarlo durmiendo en la calle. El adúltero no se apartará de su mal proceder porque la esposa, gritando, le anuncie la disposición de divorciarse.

 

El cambio comienza con una actitud. Primera, de reconocer que las cosas no andan bien en nuestra vida, y la segunda, el convencimiento de que es urgente aplicar algunos cambios.

 

La mejor fórmula la ofreció el apóstol Pedro al dirigirse a los creyentes del primer siglo y también a nosotros hoy: “Entonces, no hagan ningún mal: no digan mentiras, no sean hipócritas, no sean envidiosos ni se maldigan unos a otros. Sean como bebés recién nacidos y busquen con ansia la leche espiritual pura. Así podrán crecer y ser salvos, ya que han saboreado lo bueno del Señor”(1 Pedro 2:1-3. Versión La Palabra de Dios para todos).

 

Hay dos elementos significativos para resaltar. El primero, la disposición que debe nacer de lo más profundo de nuestro ser para cambiar. Y la segunda, tomar conciencia que el propósito de Dios es que crezcamos en las dimensiones personal y espiritual, lo que amerita una transformación que sólo Él puede ayudarnos a alcanzar.

 

El plan de nuestro Creador es que haya cambio en nuestra forma de vida, resultado de un corazón limpio en el que Dios ocupe el primer lugar. No de otra manera se explica que, como lo explica Pedro, Él …los rescató a ustedes de la vida sin sentido que llevaban antes; así vivían sus antepasados, y ellos les enseñaron a ustedes a vivir de la misma manera. Pero ustedes saben muy bien que el precio de su libertad no fue pagado con algo pasajero como el oro o la plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, quien es como un cordero perfecto y sin mancha”(1 Pedro 1:18, 19. Versión La Palabra de Dios para todos)

 

Cuando reconocemos que estamos actuando mal y que reincidimos en esa conducta, causándole daño a quienes nos rodean y por supuesto, a nosotros mismos, debemos meditar en el hecho de que es hora de “romper los paradigmas”.

 

Muchos de los principios de vida que aprendimos en la familia, en la universidad o en el trabajo no son necesariamente los mejores, así todos los practiquen. Es necesario reemplazar esos patrones de comportamiento por los principios que aprendemos cada día en la Biblia. Constituyen el camino al éxito y a la realización en todos los órdenes.

 

Un corazón limpio nos acerca a Dios

 

La Biblia nos enseña que cuando permitimos que se produzca una limpieza en nuestro corazón, logramos un acercamiento e intimidad permanentes con Dios nuestro Hacedor: “¿Quién puede subir al monte del SEÑOR?¿Quién puede entrar y adorarlo en su templo santo? El de manos limpias y corazón puro, el que no adora ídolos ni ha hecho faltas promesas. Esta gente lleva a otros las bendiciones del SEÑOR, y busca que Dios el Salvador haga justicia”(Salmo 24:3-5. Versión La Palabra de Dios para todos)

 

Limpiar nuestro ser interior tiene dos efectos altamente beneficiosos. El primero, es mantenernos en contacto con el Supremo Hacedor, en Su presencia. Y el segundo, ser bendecidos por Él y convertirnos en instrumentos de bendición para quienes nos rodean.

 

Los grandes hombres de la Biblia como Abraham, José, Moisés, Gedeón, David y Salomón, para colocar sólo unos ejemplos, fueron bendecidos por el Señor e impactaron con bendición a sus congéneres. ¿Por qué ocurrió esto? Porque Dios mira lo que hay dentro del corazón, no las apariencias. Y no podemos olvidar que justamente por dejarnos mover por lo que “ven nuestros ojos” hemos cometido grandes equívocos con las personas que tenemos enfrente.

 

Dios te ayudará a cambiar

 

¿Cómo poder cambiar y empezar de nuevo una vida que nos conduzca al crecimiento personal y espiritual? La respuesta es sencilla: permitiéndole a Dios que tome el control. Él como poderoso gigante y como experimentado Capitán, llevará la embarcación de nuestra existencia a puerto seguro.

 

Fue Dios mismo quien hizo este anuncio y a la vez promesa a Su pueblo: “Cuando regresen, echarán de allí todas las cosas detestables y todo lo que profana. Entonces les daré un corazón sincero y un espíritu nuevo. Cambiaré el corazón de piedra que tienen por uno de carne para que cumplan mis leyes y obedezcan mis mandamientos. Entonces ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios”(Ezequiel 11:18-20. Versión La Biblia, la Palabra de Dios para todos).

 

Recuerde que se dirigía en particular a los israelitas que estaban cautivos en Babilonia como consecuencia de su pecado y alejamiento del Señor. Les dijo que, si se volvían a Él, produciría un enorme cambio en sus corazones, que redundaría en tres factores: el primero, un corazón renovado; el segundo, asumir nuevos parámetros de conducta en consonancia con las Escrituras y, el tercero, andar en rectitud ante el Creador, siendo agradables en Su presencia.

 

Hoy es el día para comenzar esa transformación. ¿De qué manera? Reciba al Señor Jesús como su único y suficiente Salvador. Dígale en una sencilla oración: “Amado Señor Jesucristo, te recibo en mi corazón. Gracias por perdonar mis pecados y ofrecerme una nueva vida. Cambia mi corazón y haz de mi la persona que tú quieres que yo sea. Amén”

 

¡Lo felicito! Ha dado el mejor y más grande paso. Es lo mejor que pueda haber ocurrido en su existencia. Ahora tengo para usted tres sugerencias: la primera, que hable con Dios diariamente. Orar es hablar con Dios. Contarle todo lo que hay dentro de nosotros. Expectativas, sueños frustraciones, todo.

 

La segunda, que aprenda principios de vida exitosa, contenidos en la Biblia. Le ayudarán a crecer como persona y en su desenvolvimiento espiritual. Y la tercera, que comience a congregarse en una iglesia cristiana. La comunión con otros hermanos en la fe y el pastoreo permanente que recibirá, serán altamente beneficiosas para su ser.

 

¡Ánimo!¡Hoy ha comenzado una nueva vida! Si tiene alguna inquietud, escríbanos a pastorfernandoalexis@hotmail.com o llámenos al (0057)317-4913705

 

Basado en los apuntes del Ps. Fernando Alexis Jiménez para la conferencia “Un corazón limpio”, dictada en la Iglesia Cristiana “Santuario del Espíritu Santo”, en la ciudad de Trujillo, en el Perú.

 

Les recordamos que acabamos de actualizar nuestros sitios en Internet, en los que podrá leer los siguientes Estudios Bíblicos:

1. No permita que Satanás gobierne su mente.- ¿Sabía usted que una de las áreas que más ataca nuestro Adversario espiritual es la mente? Él sabe que si logra tener control, tendrá dominio sobre todo el cuerpo. Conozca todo lo que implica una fortaleza espiritual y cómo ser libre. Basta hacer click en el título de  este Estudio Bíblico para que pueda leerlo ahora mismo…

2.- María virgen, ¿Reina del Cielo o un demonio?.- Aunque haya millares de personas en todo el mundo que aseguran haber tenido mensajes e incluso, haber visto a la virgen María, el trasfondo histórico revela algo muy distinto de la divinidad que pretenden mostrar de ella. Antes de elevar su opinión, le invito a leer este Estudio Bíblico, haciendo click en el título…

3.- La pornografía en el hogar, una puerta al mundo de las tinieblas.- En millares de hogares, incluso de cristianos comprometidos, las personas leen material o ven películas e imágenes con contenido altamente pornográfico. ¿Qué perjuicios encierra?¿Cómo afecta a un cristiano?¿Qué puertas se le abren al enemigo? Le invitamos a leer ahora mismo este Estudio Bíblico haciendo click en el título…

 

 

VIDA NUEVA

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda