VIDA PLENA

Un camino para avanzar en el crecimiento personal y espiritual

 

Todavía hay esperanza si enfrenta problemas familiares

Con ayuda de Dios podemos encontrar soluciones a los problemas familiares

Con ayuda de Dios podemos encontrar soluciones a los problemas familiares

Fernando Alexis Jiménez

¿Quién a dicho que los problemas en una familia se resuelven con violencia o contemplando la posibilidad de una separación? El común de las personas piensa así, pero el que unos y otros lo propongan como la única salida, no significa que sea así.

La diferencia del cristiano de quien todavía no tiene a Cristo morando en su corazón, es que procuramos-ustedes y nosotros-encontrar salida a la encrucijada dándole a Dios el primer lugar. Si Él es el capitán de nuestra embarcación, no hay problema por grande que parezca que no tenga solución. (Continuar leyendo »)

Sin categoría

¿Qué hacer cuando el liderazgo se rebela?

No debemos pensar, por el desánimo, en renunciar al ministerio

No debemos pensar, por el desánimo, en renunciar al ministerio

Fernando Alexis Jiménez

“¿Qué hacer?” Se preguntó una y otra vez el pastor de la Congregación el día en que un grupo de líderes irrumpió en su oficina para expresarle la seria inconformidad que les asistía ante la disminución progresiva de la asistencia, la que se reflejaba en una merma considerable de los ingresos y las posibilidades de vida de la iglesia.

Conforme van las cosas—se quejó el diácono administrativo—pronto no habrá ni siquiera para cancelar su salario–.

Llevamos dos meses de atraso en las facturas de servicios básicos. Lo más probable es que nos cortarán el suministro de agua y energía—argumentó la secretaria de la junta asesora. (Continuar leyendo »)

Sin categoría

Tres distintivos de los triunfadores

Dios nos creó con las potencialidades para ser vencedores

Dios nos creó con las potencialidades para ser vencedores

Fernando Alexis Jiménez

Las quedas palabras que escuchó aquel día la sustrajeron de los pensamientos que poblaban su mente. El tren se iba deteniendo en la estación de Calcuta y en medio de la multitud de hombres y mujeres que marchaban apresurados, sobresalió la frase implorando ayuda. “Tengo sed”, murmuraba un hombre viejo, muy delgado y harapiento, que permanecía sentado sobre la acera.

Se veía mal de salud. Nadie prestaba atención. Se dirigían de un lugar a otro, ajenos a su drama. Hacía un calor insoportable.

Ese incidente, pequeño y aislado en sus muchas ocupaciones como docente, transformaría la vida de Agnes Gonxha Bojaxhiu, a quien el mundo conocería como Madre Teresa. (Continuar leyendo »)

Sin categoría

Dios se toma su tiempo, pero siempre nos responde


Fernando Alexis Jiménez

Oró no una sino muchas veces. Anhelaba que su esposo, Alberto, dejara de beber. Al evaluar una y otra vez en la soledad de su habitación, en qué se había convertido su marido, rememoraba con nostalgia cuando lo conoció saliendo de la empresa un martes al caer la tarde. Era alto, apuesto y la cortejó con una frase que le impactó. Ella se limitó a sonreír pero, al día siguiente, esperaba encontrarlo de nuevo. Y ahí estaba él, como siempre, sonriente… (Continuar leyendo »)

VIDA NUEVA

Recupere su realización plena como esposo

Con ayuda de Dios debemos ejercer un adecuado liderazgo familiar

Con ayuda de Dios debemos ejercer un adecuado liderazgo familiar

Fernando Alexis Jiménez

¿Qué hemos logrado con distanciarnos de Dios y manejar la familia a nuestro antojo. Le tengo una  respuesta: Muchos problemas. Marginar a Dios de nuestras vidas nos llevó a perder el sentido de realización en la vida. Dios no creó al hombre para que experimentara amargura y cada día fuera una desdicha. Tampoco para que la relación de pareja o el interactuar con los hijos se convirtiera en un infierno.

Esa realización plena a nivel personal, a nivel familiar y a nivel social, se desmoronó. La causa fue, sin duda, el que al recibir la capacidad de escoger entre el bien y el mal, el hombre no tomó las decisiones acertadas.

Una luz al respecto la encontramos en el origen de todo, cuando Dios se dirige al hombre: “Luego el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Sopló aliento de vida en la nariz del hombre, y el hombre se convirtió en un ser viviente. Después, el Señor Dios plantó un huerto en Edén, en el oriente, y allí puso al hombre que había formado. El Señor Dios hizo que crecieran del suelo toda clase de árboles: árboles hermosos y que daban frutos deliciosos. En medio del huerto puso el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal. El Señor Dios puso al hombre en el jardín de Edén para que se ocupara de él y lo custodiara; pero el Señor Dios le advirtió: «Puedes comer libremente del fruto de cualquier árbol del huerto, excepto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Si comes de su fruto, sin duda morirás». “(Génesis 2:7-9; 15-17. NTV) (Continuar leyendo »)

LEYES DE EXITO