¿A vos te pasa lo mismo?

Este espacio está dedicado a toda la gente que desee expresar sentimientos, compartir sus historias, para enriquecer el proceso de la vida. Este Blog fue creado para la gente que se atreve a sentir y manifestar lo que le pasa.

 

Aparecemos y desaparecemos, estamos de paso

El otro día fui al cine a ver Antes del atardecer. La película es un poco lenta, pero tiene unos diálogos imperdibles. Hay una escena donde están almorzando 3 parejas jóvenes y dos personas mayores, una mujer y un hombre, ambos viudos, entonces todos cuentan la historia de cómo se conocieron.

Uno de los chicos que estaba en la mesa, le pide a su abuelo que cuente la historia de cómo conoció a su abuela. Entonces el señor mayor dice que ella siempre le pidió que él se preocupara de él, que si él era feliz, ella también, que en vez de ser uno siempre fueron dos, y que siempre se encontraban en el medio.

Otra de las parejas jóvenes contó que se colonizaban el uno al otro, hasta que le tocó el turno a la mujer mayor que contó que cuando dormían juntos él la abrazaba y ella de esa manera se sentía protegía. Que muchas veces soñaba con él y que no sabía si era realidad o había sido un sueño, que aparecía y desaparecía y que a veces se olvidaba de su cara. Y su conclusión fue todos aparecemos y desaparecemos, estamos de paso.

Imagen

Tan cierto todo. Hace dos años y medio, más o menos, que falleció mi mamá, y es verdad que a veces me olvido por completo de ella, no sé si fue real, si alguna vez existió, si fue un invento. Pero uno sabe que es real porque lo siente en lo más profundo de su alma; porque sé que me diría en cada una de las situaciones, porque estando sola siempre me siento acompañada.

Y cuando pasan este tipo de cosas uno se da cuenta que el amor es mucho más que una relación, es mucho más que una presencia, que podés amar sin la necesidad de tener al otro al lado, que podés amar aún sin que te amen. Puede ser que simplemente nuestra naturaleza sea amar.

Enlace al artículo completo: aparecemos-y-desaparecemos-estamos-de-paso

Cosas cotidianas

Evolución, amor y libertad

La libertad es el valor supremo. Sin libertad no hay amor. Si no hay amor, no hay evolución.

El amor está basado en la libertad, no en la expectación o en la necesidad.

La libertad es el oxígeno del amor. ¡Evolucionemos!

Foto
Las cosas, imperceptiblemente,
Se desprenden de sí mismas
Y se fugan hacia otras formas,
Hacia otros nombres.
Me quedan
Estas palabras: con ellas te hablo.
¡Buenas noches amigos!
Sentimientos

Las mujeres que no encajan demasiado

Hay mujeres que vivimos nuestras vidas sin encajar en los parámetros que se esperan de nosotras o no acatamos los mandatos sociales: ya sea porque no vivimos como una necesidad o una obligación formar una familia, elegimos novio con cama afuera o somos felices sin novio… en cualquiera de estos casos no estamos bien.

Imagen

Pienso que la verdadera libertad reside en estar desapegado de cualquier necesidad. Y también creo que no es lo mismo ser libre que ser liberal.

El mundo está lleno de personas liberales, pero de poca gente libre. La liberalidad es una condición, es una forma de pensamiento, por lo que siempre vas a estar condicionado por tu pensamiento.

Continúa…

Cosas cotidianas

Sapo de otro pozo: Los boludos también queremos que nos quieran

Si, muchas veces me siento sapo de otro pozo. Encuentro pocas personas que piensan y sienten la vida como yo. Seguramente las personas ligadas a alguna rama del arte podamos desarrollar más nuestra capacidad de expresión que el resto.

Siempre pensé que lo que uno escribe, dice o hace, una vez que se encuentra en manos, boca y ojos (mente) de otra persona, automáticamente deja de ser nuestro. Ya no nos pertenece, carece de sentido alguno hasta que el otro les da un sentido nuevo. Entonces los escritores, los músicos y los actores siempre están expuestos a ser mal interpretados.

Todos los que nos expresamos de alguna manera sabemos que tenemos la posibilidad de fracasar. Y generalmente, fracasamos más de lo que ganamos. Somos conscientes de la posibilidad que puede salir mal y como siempre hay que volver a empezar. El tema está en saber cuándo es el momento indicado y no caer en errores de concepto.

(Continuar leyendo »)

La vida

¿A dónde está el límite?

Muchas veces me cuestiono cuál es el límite de las cosas. ¿Cuál es el límite de la bondad para no ser buenuda? ¿Cuál es el límite de la maldad para no ser jodida? Y también me pregunto si es necesario llegar al límite de la decepción para terminar con algo.

A veces siento que mi flexibilidad y apertura hacen que para poner un límite tenga que llegar a decepcionarme. Pero, ¿Hace falta llegar hasta ahí?

Suelo pensar que para ver como actúan verdaderamente las personas, hay que darles el lugar para que lo hagan. Todo vínculo debería estar basado en el amor (cariño, afecto, estima, aprecio) y la libertad (que es el oxígeno para que ese amor funcione), ya sea una relación familiar, de amistad, una pareja, o cualquier otra relación. Considero que cuando se aprende a querer, hay amor para todo y para todos. Lo difícil es eso, saber querer.

(Continuar leyendo »)

Cosas cotidianas

El amor: ¿necesidad o deseo?

Nunca pude entender la gente que ama por necesidad, si eso realmente se puede llamar amor. Esta clase de amor me parece sumamente egoísta. Estamos poniendo la responsabilidad de nuestra felicidad en manos de otra persona.

La felicidad es un estado del ser, y el amor es un estilo de vida. Todos deseamos estar acompañados, pero realmente ¿lo necesitamos?

(Continuar leyendo »)

Sentimientos
chatroulette chatrandom