¿A vos te pasa lo mismo?

Este espacio está dedicado a toda la gente que desee expresar sentimientos, compartir sus historias, para enriquecer el proceso de la vida. Este Blog fue creado para la gente que se atreve a sentir y manifestar lo que le pasa.

 

Si quieres cambiar el mundo ama a un hombre

Si quieres cambiar el mundo… ama a un hombre… realmente ámalo…

Ama al hombre cuya alma llame a la tuya con claridad… al hombre que te ve… al que tiene suficiente coraje como para tener miedo…

Acepta su mano y guíala suavemente hacia el fondo de tu corazón donde él pueda sentir tu calidez y descansar… y quemar su pesada carga en tu fuego…

1005702_581458625231878_206333100_n

Míralo a los ojos… encuentra a sus padres y abuelos y esas guerras donde sus espíritus lucharon… en tierras lejanas en tiempos remotos…
encuentra sus dolores y peleas y tormentos y culpas sin juicio… y déjalo todo ir… suéltalo… siente su carga ancestral… lo que busca es un refugio seguro en ti… déjalo derretirse en su firme mirada sabiendo que no necesitas espejar esa furia… porque tienes útero… una puerta profunda y dulce… para lavar y renovar viejas heridas…

Enlace a artículo original completo: si-quieres-cambiar-el-mundo-ama-a-un-hombre

Cosas cotidianas

Aparecemos y desaparecemos, estamos de paso

El otro día fui al cine a ver Antes del atardecer. La película es un poco lenta, pero tiene unos diálogos imperdibles. Hay una escena donde están almorzando 3 parejas jóvenes y dos personas mayores, una mujer y un hombre, ambos viudos, entonces todos cuentan la historia de cómo se conocieron.

Uno de los chicos que estaba en la mesa, le pide a su abuelo que cuente la historia de cómo conoció a su abuela. Entonces el señor mayor dice que ella siempre le pidió que él se preocupara de él, que si él era feliz, ella también, que en vez de ser uno siempre fueron dos, y que siempre se encontraban en el medio.

Otra de las parejas jóvenes contó que se colonizaban el uno al otro, hasta que le tocó el turno a la mujer mayor que contó que cuando dormían juntos él la abrazaba y ella de esa manera se sentía protegía. Que muchas veces soñaba con él y que no sabía si era realidad o había sido un sueño, que aparecía y desaparecía y que a veces se olvidaba de su cara. Y su conclusión fue todos aparecemos y desaparecemos, estamos de paso.

Imagen

Tan cierto todo. Hace dos años y medio, más o menos, que falleció mi mamá, y es verdad que a veces me olvido por completo de ella, no sé si fue real, si alguna vez existió, si fue un invento. Pero uno sabe que es real porque lo siente en lo más profundo de su alma; porque sé que me diría en cada una de las situaciones, porque estando sola siempre me siento acompañada.

Y cuando pasan este tipo de cosas uno se da cuenta que el amor es mucho más que una relación, es mucho más que una presencia, que podés amar sin la necesidad de tener al otro al lado, que podés amar aún sin que te amen. Puede ser que simplemente nuestra naturaleza sea amar.

Enlace al artículo completo: aparecemos-y-desaparecemos-estamos-de-paso

Cosas cotidianas
chatroulette chatrandom