Ruido: Nuestro Legado

Blog en Monografias.com

 

Sociedades del ruido

“Polución Acústica” Caricatura original de Dídac Campano tomada de su blog.

Hace escasos doscientos seis años, un músico de treinta y dos años se vio forzado a aceptar su sordera, este acontecimiento marcaría su destino artístico y como el mismo lo aceptaría en su testamento de Heiligenstadt, todavía faltarían sus mejores obras por ser escuchadas, estoy hablando quizás del músico más influyente de nuestra era, estoy hablando de Ludwig van Beethoven.

A mis hermanos Carl y Johann Beethoven
Vosotros que me consideráis hostil, testarudo o misántropo, ¡Cuán injustos habéis sido conmigo!
¡Ignoráis las razones ocultas que me hacen parecer así! Mi corazón y mi alma han sido, desde mi infancia, inclinados hacia la benevolencia, incluso siempre he estado dispuesto a realizar grandes acciones. Pero debéis considerar, que desde hace seis años, he sido afectado por una enfermedad incurable, agravada por médicos ineptos, engañado de año en año con la esperanza de un mejoramiento, solo para verme obligado, al final de confrontarme con la idea de una condición permanente, cuya cura puede tomar años tal vez o puede ser enteramente imposible.
Aunque nací con un temperamento fiero e impulsivo y anuente a las distracciones de la sociedad, me he visto obligado a aislarme de los contactos sociales, para pasar mi vida solitario. Si a veces procuro ignorar todo esto, duramente he sido recordado por las rígidas consecuencias de mi pobre audición y me he dado cuenta de lo incapaz que soy de decir a otros: Alzad la voz o gritad, porque soy sordo ¿Cómo me iba a ser posible ir revelando la debilidad de un sentido que debería ser en mí más perfecto que en los demás?
… Pero que humillación cuando alguien a mi lado, escuchó el sonido de una flauta a la distancia y yo no la he escuchado, o alguien escucho el canto de un pastor y otra vez, tampoco he oído nada. Esas experiencias me han traído cerca de la desesperación. Me hubiera costado poco terminar con mi vida, solo el arte me lo ha impedido.

Si uno posee un problema de sordera, no significa solamente que perdemos nuestra capacidad auditiva, también implica que perdemos mucho de nuestro sentido del equilibrio, pues este depende de lo que escuchamos y además como bien lo vivió Beethoven “si la sordera es especialmente aguda, puede afectar considerablemente en la forma en que la persona sorda se relaciona con su entorno humano, al encontrarse con una seria limitación en su capacidad de encontrar una vía de comunicación por el canal auditivo, es decir, con el lenguaje oral.

Ellos hacen la música a niveles altos de volumen, para obtener la atención de los escuchas” dijo David Bendeth, productor que ha trabajado para bandas de rock, en una entrevista para la revista Rolling Stone.
Nosotros como sociedad nos vamos ensordeciendo de forma gradual, la multiplicación descontrolada de fabricas, de maquinas y de tecnología nos han convertido en sociedades de ruido, en las que valoramos absolutamente todo respecto a la cantidad de decibeles que producen, hasta la música, cada vez más la música suena más alto pero pierde calidad debido a la compresión de formatos como mp3 y como sociedad nos ha pasado lo mismo, producimos mucho ruido pero poca comunicación, nos hemos acostumbrado tanto a producir ruido y a escuchar ruido de distintas fuentes que resulta incluso algo normal para nosotros.

Links de interés:
- Una de las tantas traducciones del testamento de Heiligenstadt
- Ludwig van Beethoven en wikipedia
- Sordera según wikipedia
- “The death of high fidelity”, artículo de la revista Rolling Stone

Sin categoría

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda