RA Abogado

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Abril, 2017

LAS SOLICITUDES Y LAS DEMANDAS EN EL CÓDIGO PROCESAL CIVIL Y MERCANTIL

No cabe duda que el Código Procesal civil y Mercantil ha venido a romper paradigmas, tal como el caso de la fuerza ejecutiva, tema que hablaré en otro momento.

Tradicionalmente se ha concebido la idea de una demanda asociada a la idea de un proceso o lo que anteriormente se llamaba juicio, es decir, un conjunto de actuaciones procesales entre dos o más partes contenciosas; no se podía considerar de otra manera, pues las solicitudes se referían exclusivamente a diligencias de jurisdicción voluntaria, donde los intereses ventilados eran propios del interesado y no involucraban a otra persona bajo ningún carácter.

Ahora el Código Procesal Civil y Mercantil, los procesos monitorios que pertenecen a una serie de procesos simplificados, básicamente de dos clases: a) Por obligaciones dinerarias; y b) Por obligaciones de hacer, no hacer o dar; inician con una solicitud.

Según el Artículo 489: “Puede plantear solicitud monitoria el que pretenda de otro el pago de una deuda de dinero, líquida vencida y exigible, cuya cantidad determinada no exceda de veinticinco mil colones o su equivalente en dólares de los Estados Unidos de América, cualquiera que sea su forma y clase o el soporte en que se encuentre, o que el acreedor justifique un principio de prueba suficiente.”

En este caso particular, existe un deudor y un acreedor, es decir, el interés no se limita a la esfera personal de una persona, sino que afecta la esfera jurídica de otro sujeto; sin embargo, por el hecho que éste proceso no supone oposición y si esto ocurre, el proceso debe degenerarse en un proceso declarativo, Art. 496, un proceso abreviado.

Requisitos de la solicitud

Art. 491.- El proceso monitorio se iniciará con la presentación de una solicitud en la que se dará conocimiento de la identidad del deudor, del domicilio o domicilios del acreedor y del deudor o del lugar en que residieran o pudieran ser hallados, y del origen y cuantía de la deuda, debiéndose acompañar a la solicitud el documento en que conste aquélla. La cuantía que se señale a efectos del requerimiento judicial podrá incrementarse en un tercio del monto inicial de lo adeudado.

La admisión de la solicitud por parte del Juez, implica la realización de la siguiente providencia judicial que es el requerimiento de pago al deudor.

El deudor tiene tres opciones: a) Mantenerse inactivo ante el requerimiento de pago; b) Pagar; y c) Oponerse.

En el primer caso, procede embargo de bienes; en el segundo caso, pues dar por terminado el proceso y en el tercer caso, realizar el proceso abreviado.

POR: LIC. JUAN RAMÓN ARAUJO LÓPEZ

Sin categoría
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda