RA Abogado

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Abril, 2010

LA CUEVA DE LA CUCA (CUENTO)

En una ocasión, un hombre llamado Gabino revisaba el drenaje de su casa y cuando miraba debajo de un lavamanos recibió un fuerte golpe en la cabeza que le hizo caer y mirar de cerca a una cucaracha que caminaba con sus seis patitas entre la tubería de agua… Gabino se vio cara a cara con este pequeño ser que con sus antenas parecía querer decirle algo… y Gabino no quería más que aplastarlo de un chancletazo y seguir su vida.

Pasaron unos segundos antes que Gabino se enterara que había quedado trabado entre tuberías de drenaje y de agua potable, cuando… el pequeño insecto comenzó a hacer vibrar sus antenas y a Gabino le pareció escuchar que le decía “Bienvenido a mis dominios”…

Qué… qué… qué… cómo de qué… dijo atónito Gabino… quien no entendía lo que estaba pasando… y agregó… pequeño insecto… necesito matarte, pero para ello debo poder mover mis manos y alcanzar algo para destriparte…

Y mientras Gabino intentaba liberarse desesperadamente, la cucaracha siguió haciendo vibrar sus antenas y dijo… ¿Por qué quieres hacerme daño… yo no quiero lastimarte?… solo quiero vivir en paz y tranquilidad, junto a mi familia y amigos… somos muchos, cientos de miles, aun y cuando ustedes nos aplastan, envenenan, queman y asfixian a diario… tenemos una gran capacidad de reproducirnos, ya que cada individuo de nosotros pone miles de huevos de una vez, pero de todas manera no es grado morir anticipadamente.

Gabino, que no racionalizaba lo que estaba viviendo, no podía contestar a aquello que escuchaba… me estoy quedando loco decía… estoy oyendo cosas que no pueden existir… ha der ser ese nuevo medicamento nuevo que estoy tomando… sí, eso es… esa carambada es muy fuerte y me está trastornando, pero mañana no la tomo de nuevo y no pasará nada…

Óyeme… puedes llamarme cukzzz4pri… y dime porque nos odian… porque quieres matarme… entonces Gabino casi aceptando el dialogo, dijo… tú y tu especie le han hecho mucho daño a los míos… son sucios, asquerosos y siempre andan entre suciedad, luego vienen husmean en entre nuestros alimentos, trayendo parásitos en sus patitas… transmitiéndonos enfermedades… además dejan su suciedad en cualquier parte… muchos humanos han enfermado gravemente y muchos han muerto por esa misma causa… por eso necesitamos urgentemente acabar con ustedes, exterminar hasta el último, no dejar un solo individuo de tu especie…

Sabes qué… nosotros podemos escondernos en los lugares más remotos y pasar por las ranuras más pequeñas, podemos sobrevivir a cualquier catástrofe y hacer hazañas que tu ni imaginas… te ayudaré a entrar a mi mundo… solo tienes que cerrar los ojos y dejar tu mente en blanco… que te contaré nuestra historia…

Entran al sistema de drenaje, donde cientos de miles de huevos de cucaracha yacen en las paredes, esperando nacer y muchos ya han nacido y caminan de un lado a otro o están quietos en un recodito.

Escucha bien lo que te diré… dijo… hemos habitado este mundo desde varios cientos de miles de años antes que tu especie existiera… entonces todo era tranquilidad, nosotros vivíamos en nuestras cuevas… muy aseadas por cierto y comíamos cascaras de frutas y a veces, otros insectos más pequeños que nosotros; así pasaron muchas generaciones, hasta que llegaron ustedes; al principio, no tuvimos nada que ver, pues ustedes no eran nuestros depredadores ni nosotros los suyos; así las cosas, no había una relación de amistad ni de enemistad entre nuestras especies… pero ustedes empezaron a vivir en colonias y a concentrar toda clase de suciedades en espacios reducidos, fue entonces que nosotros comenzamos a infectarnos con bacterias y pestes y devolvimos ese mal a su propio origen, ustedes… claro todo esto sin intención alguna… fue entonces que ustedes llegaron a crear sistema de organización más complejos, escarbando subterráneos para sacar su suciedad hacia los ríos , lagos y quebradas y nosotros ya no podíamos vivir libremente entre ustedes, porque éramos despiadadamente asesinados… huimos, pues a éste mundo que crearon ustedes… las alcantarillas… como puedes ver aquí solo hay suciedad… y no queremos vivir aquí, no estamos por nuestra voluntad; simplemente no tenemos otra opción.

Recuerda que uno no vive donde quiere, sino donde puede… suerte para aquellos que pueden vivir donde quieren… pero ese no es nuestro caso… también necesitamos alimentarnos y ustedes han acaparado todos los recursos, dejando casi nada a las demás especies… y solamente alimentan a aquellos seres serviles que los acompañan en sus tristes vidas sin sentido, como los perros y gatos… cuando otro busca alimento… lo llaman ladrón y lo matan despiadadamente, pues ustedes se inventaron eso de la propiedad privada, almacenando la comida y llamándola “patrimonio”.

Hacen juros, cercos y barreras y dijeron del mundo “nuestro hogar”… de ustedes… solo de ustedes, olvidándose que muchos de nosotros llegamos aquí primero y siempre lo compartimos como el hogar de todos… sí hubo especies territorialitas que protegieron su espacio y su sobrevivencia, pero era y sigue siendo algo muy diferente a lo que ustedes hacen.

Se hicieron dueños de las demás especies, de los frutos y hasta del suelo… ya no podíamos estar ahí, porque…

Espera… dijo Gabino… porque me cuentas esto, yo no tengo nada que ver, soy solo un sujeto, en medio de un drama… que en definitiva no puedo resolver… y además, que ya existían cuando nací y seguirá existiendo cuando muera…

… Si, porque tú le das continuidad y haces de éste mundo… un enorme retrete, de tu especie… todo está lleno de los excrementos humanas… ríos, mares… mantos acuíferos… ustedes mismos están consumiendo a diario, en pequeñas cantidades, las consecuencias de su irresponsabilidad… y nos han hechos parte de éste desastre… pero vienen con el mayor cinismo, a culparnos a nosotros… cuando son ustedes y nadie más que ustedes los únicos responsables…

De la misma manera condenan a los zancudos, acusándolos de transmitir enfermedades, como el dengue; y, que hay de las enfermedades creadas por ustedes y que han transmitido a todas las especies.

También van a culparnos de las guerras, los secuestros, los asaltos… del hambre en los países de lo que en su lenguaje llaman “tercer mundo”… dense cuenta que son solo una especie más…

Más… más… más… más… más… con un zumbido muy fuerte en la cabeza, Gabino volvió en sí de su desmayo provocado por el golpe en la cabeza y se vio tirado en el suelo y sujetando con la mana una parte del cuerpo de una cucaracha, que luchaba infructuosamente liberarse del enorme cuerpo que la retenía…

Levantando su brazo, la liberó y nunca más volvió a matar a insecto alguno…

JUAN RAMON ARAUJO LOPEZ

Sin categoría
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda