Perlas Del Pensamiento

Temas y artículos sobre superación personal, sicología,realidad cuántica,cuentos para reflexionar

 

Francisco Piria

Hijo de inmigrantes italianos, nació en Montevideo el 21 de agosto de 1847 Francisco Piria. Su padre muere cuando él tiene cinco años y su madre lo envía a Italia, a un pueblo en las cercanías de Génova, donde es criado por un tío que es monje jesuita. Gracias a él tuvo oportunidad de realizar estudios en Europa.
Vuelve a Uruguay cuando tenía 12 años y desde muy joven empieza a ser comerciante en el Mercado Viejo (Mercado del Puerto). Aparece en el mundo de los negocios, instalado en una tienda en la cual “había de todo”, vendiendo los artículos personalmente o rematándolos si las circunstancias lo exigían. Fue quien inició la venta de ropa de confección en Montevideo, imponiendo las prendas “Remington”. Un incendio dejó a Piria prácticamente en la calle, no obstante haciendo gala de su afán de lucha, y su gran capacidad de trabajo a pesar de los obstáculos se rehízo y continuó en el ramo comercial de tienda.
En 1873 cambió de rubro, funda su empresa “La Industrial” y se dedica al remate de terrenos, que lo llevaría a afianzarse en la actividad comercial que signaría su vida en el futuro: la de rematador. En esa época nuestro país recibía miles de inmigrantes europeos –especialmente italianos y españoles y Piria les dio la oportunidad de tener su propio terreno, el cual vendía en pequeñas cuotas de hasta 100 mensualidades.
Compraba chacras en los alrededores de la ciudad y los subdividía en solares, creaba calles, plazas, y así se formaba un nuevo barrio. Fue fundador de setenta barrios montevideanos, muchos otros en localidades del interior y un pueblo de Canelones (Joaquín Suárez). Pionero en la venta de solares a largo plazo, se le considera el segundo fundador de Montevideo. Para cada remate hacía una programación, con grandes volantes, donde aparecía el nuevo fraccionamiento, hora de salida del tren, menú que se ofrecía, entretenimientos, no dejando nada librado al azar. Desde su primer remate efectuado en Las Piedras con un martillo prestado, mostró por su originalidad las condiciones que poseía que lo convertirían en el más progresista y pintoresco hombre de negocios del país.
Sus remates eran una verdadera fiesta, alquilaba coches de tranvías y llevaba la gente gratis a la zona del remate. Allí ofrecía un verdadero show con bandas de música, espectáculos, comida y bebida gratis, fuegos artificiales. Inició en el país una peculiar forma propagandística que hizo escuela.
Su fortuna fue creciendo y siempre con inquietud busca un lugar para levantar su “Establecimiento Agronómico”, que encontrará de regreso de uno de sus viajes en la falda del cerro Pan de Azúcar. Comienza así una empresa de un esfuerzo notable que irá creciendo a través de los años, donde trabajarán de 800 a 1000 hombres.
En 1890 adquiere tierras en los alrededores del llamado Puerto Inglés, al pie del enorme cerro que hoy lleva ese nombre. Adquirió 2700 cuadras sobre el mar e inició su proyecto de ciudad balnearia, imitando aquellas famosas que en Europa le impresionaban a cada viaje.
Se trasladó hacia el lugar y construyó hacia 1897, una residencia que hoy se conoce como el Castillo de Piria. Es réplica de alguno de la Riviera italiana. Poseía un parque con especies de palmeras y otros árboles traídos de todas partes del mundo, así como una gran cantidad de estatuas de terracota. Hoy funciona como museo.
Inició la plantación de árboles para contener las arenas de los médanos móviles que tapaban cualquier cosa que deseara construirse. Se encarga de la transformación del paisaje: planta 40.000 árboles, los campos inhóspitos se convierten en viveros, olivares, viñedos, huertas y bosques, pinares.
En 1904 cuando comienza la promoción del lugar, la infraestructura es asombrosa: hay una ciudad totalmente abastecida. En 1905 se construyen en Pi-riápolis una serie de hoteles, el primero de los cuales es el Gran Hotel Pirlápolis. Sus muebles fueron importados de Italia. Allí funcionó por primera vez el casino. (Actualmente cumple funciones como Colonia de Vacaciones de Primaria)
Comienza la explotación de granitos, una variedad que va del gris al rosado y al violeta, se extrae de la propia región al igual que el mármol. Se exportaron distintas variedades de granito. Los materiales para la construcción estaban disponibles y usa locomotoras para transportarlos. En 1910, a través de un trazado abierto en la roca viva, el ferrocarril de Piria llega a Pan de Azúcar como primer tren de pasajeros.
El puerto de Pirlápolis fue una obra de gran envergadura. Casi toda la pared del muelle y todo el espigón fue construido con rocas de más de una tonelada, extraídas del propio Cerro del Inglés .La obra del puerto se complementa con una Rambla de siete kilómetros de longitud por cuarenta metros de ancho, que se extiende desde Punta Fría a Playa Grande. La ornamentan maceteros de cemento armado y la marginan tamarices, luego sustituidos por palmares. En esa época comenzaban a llegar cruceros a Piriápolis una novedosa forma de turismo de fin de semana.
En 1912 realiza los primeros remates de lotes de Piriápolis en Buenos Aires y Montevideo. Luego más tarde hará una campaña promocional del balneario en Buenos Aires.
En 1920 se inauguran grandes obras de infraestructura turística: Rambla de los Argentinos, Fuente del Toro, Templo de Venus, Cascada de San Antonio y parques urbanizados.
El Argentino Hotel fue el broche de oro que puso Piria a su gran obra. Inaugurado en 1930. Se trata de una construcción espectacular, inspirada en palacios italianos.
Se considera hoy uno de los mejores hoteles de turismo del Uruguay. Piria además de sus múltiples actividades escribió libros, a través de ellos se puede apreciar la esmerada educación que recibió. En uno de sus libros “Impresiones de un viajero en un país de llorones” se entrevé su buen sentido del humor.
Además tuvo tiempo también para cultivar su espíritu. Una minuciosa investigación realizada por uno de sus descendientes condujo a la posibilidad de que Piria conociera y practicara la antigua ciencia de la Alquimia. Son varios los detalles que se pueden apreciar en su obra física que reflejarían esta faceta desconocida de este visionario que engrandeció nuestro país con un poder carismático que toca los límites de lo irreal.

Político y pensador

En sus orígenes se proclamó blanco, y en la adolescencia luchó en el ejército contra Venancio Flores. Más adelante, tendría ideas asimilables a un socialismo utópico, y se opuso férreamente a José Batlle y Ordóñez. Inclusive imaginó la descentralización del Uruguay, el uso de energía solar y la construcción de diseños urbanísticos progresistas. Fundó el partido Unión Democrática, de cuño conservador. En 1919 se postuló a la Presidencia; pero apenas obtuvo 600 votos. Creó además el diario La Tribuna Popular.
Poco tiempo después de la gran inauguración, Francisco Piria fallece el 16 de diciembre de 1933.

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Biografías, editorial

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda