lig tv izle
justin tv

Perlas Del Pensamiento

Temas y artículos sobre superación personal, sicología,realidad cuántica,cuentos para reflexionar

 

Publicidad en el cine

El empleo de estímulos subliminales no es exclusivo de la publicidad, sino que también lo podemos encontrar en el cine.
El empleo de estímulos subliminales no es exclusivo de la publicidad, sino que también lo podemos encontrar en el cine. Quizás uno de los filmes que más se ha comentado por su empleo de mensajes subliminales es “El exorcista”*ver debajo-. En esta escalofriante película, el director William Friedkin ha empleado técnicas subliminales visuales y auditivas para reforzar los efectos emocionales. Por ejemplo, entre los efectos de la banda sonora se incluye el zumbido de un enjambre de abejas enfurecidas, así como gruñidos de cerdos al ser degollados, rugidos de león y maullidos de gatos. Entre los sub estímulos visuales, cabe destacar una máscara de la muerte, proyectada en numerosas ocasiones durante el filme, que ocupaba toda la pantalla. También Hitchcock empleó la estimulación subliminal para aumentar el
efecto emocional de “Psicosis”. Si analizamos la escena final de esta película
fotograma por fotograma, podremos ver un estímulo que ha pasado inadvertido a millones de espectadores: en esta última escena, cuando la cara de Norman (Anthony Perkins) ocupa toda la pantalla se sobreimpresión de forma subliminal la calavera de la madre de Norman. De hecho, si recordamos, Norman tiene una psicosis de doble personalidad, por lo que el hecho de que estén sobre impresionadas las dos caras refuerza esta idea.
No solamente en películas tan impactantes como “El exorcista” o “Psicosis” se
encuentran mensajes subliminales, sino que también en inocentes películas de Walt Disney como “La Sirenita”, “El rey León” o “Aladdin” podemos encontrar imágenes subliminales. De hecho, la American Life League, de Virginia (EE.UU.) ha denunciado a la Disney por el empleo de sexo subliminal. He aquí unos ejemplos de algunas películas de este productor:
“Los rescatadores en Cangurolandia”
En esta imagen podemos observar cómo mientras los ratoncitos Bianaca y
Bernardo viajan en una lata de sardinas encima de un gaviota, de fondo podemos apreciar en lo que parece una ventana el torso de una mujer desnuda. La imagen aparece y desaparece a tal velocidad que no nos damos cuenta de ello, pero nuestro subconsciente se ve obligado a tener que aceptarlo sin la posibilidad de negarse a ello.
Esta aceptación inevitable se produce siempre que aparece una imagen subliminal en una película sea a del tipo que sea.
*Nota: la imágen del post fué bajada del sitio donde se encuentra esta sita:

“El cine de terror se adapta a las formas de entender el miedo en diferentes épocas y culturas. Juegos de sombras y sucesos paranormales generan esa tensión que sólo el miedo puede proporcionar.”

I. Jiménez:’El Exorcista es una de las primeras películas que habla al subconsciente’

Opinión personal

En mi opinión la publicidad subliminal es una táctica usada habitualmente por los publicistas para incrementar el consumo sobre dicho producto puesto que creo que es bastante arriesgado por su parte incluir en un spot o películas imágenes con connotaciones sexuales, satánicas…. Solo por hacer la gracia porque si la gente se percatara de ello crearía muy mala imagen sobre la marca y eso es precisamente lo contrario de lo que se pretende lograr.
Por otro lado tampoco creo que estas imágenes sean producto de una mera
coincidencia o de la imaginación de mentes perversas o retorcidas porque detrás de un simple anuncio hay un inmenso grupo de personas repasando una y otra vez el trabajo y creo que es imposible que no se dieran cuenta y después cuando se publica haya pocas personas que se percatan enseguida.
Sobre su efectividad dudo que por sí sola consiga convencer a los consumidores de que compren ese producto pero si pienso que ayuda a conseguir el objetivo de la publicidad aunque solo sea por el hecho de que cuando alguien consigue descubrir que en ese anuncio existen este tipo de connotaciones se habla de él y esto es uno de los resultados que quiere conseguir la empresa al utilizar estas técnicas.
Opino que la voluntad última de emplear este recurso, puesto que dudo de su eficacia, no es otra cosa que intentar llamar la atención de los espectadores y pretender conseguir crear un impacto tal que el consumidor llega a asociar esa marca o producto con una situación, sensación, sentimiento o experiencia placentera.
Hay muchos casos que considero tan obvia la presencia de este tipo de publicidad que dudo que se pueda considerar como tal porque si la finalidad es que no la percibamos pero nuestra conciencia si para crear el efecto deseado entonces pienso que no deberíamos darnos cuenta pero hay personas que sí que se percatan.
En conclusión opino que resulta muy complicado saber dónde está la línea que separa lo subliminal de lo que no lo es.

opinión, publicidad subliminal, sicología, sociología

Finalidad de la Publicidad Subliminal

La principal finalidad de la publicidad subliminal es incrementar las  ventas del producto ofrecido de una forma fraudulenta ya que intenta convencer al consumidor de que adquiera su producto atacando el subconsciente pero esta no es la única finalidad para la que se usa la publicidad subliminal. Entre otras destacan:

Evitar robos: En Estados Unidos utilizaron mensajes subliminales en muchas tiendas y almacenes escondidos en música ambiental con frases del tipo “NO ROBES” o “SI ROBAS, IRAS A LA CARCEL”.

Con fines policiales: Unos detectives americanos intentaron detener a un asesino insertando subliminales que describían al criminal en películas emitidas en televisión.

Con fines terapéuticos: Existe un gran mercado de cassetes que prometen ayuda para dejar de fumar adelgazar desarrollar la memoria… En estas cintas se escucha música o sonidos relajantes pero de forma subliminal contienen mensajes del tipo: “NO FUMARE MÁS”, “NO ME GUSTA EL TABACO” o “FUMAR ES PERJUDICIAL”. Sin embargo existen investigaciones en las que se han realizado análisis de alguno de estos casos y no contienen ningún tipo de mensaje por lo que son una pura farsa.

PEPSI

 En las latas de la fotografía de esta conocida marca se puede observar que si las colocas una encima d otra y unimos las líneas rojas y azules simulan ser luces d neon sobre un fondo negro. Se puede observar como estas líneas azules forman la letra S , las rojas del medio una E y como en la lata inferior ambas líneas se cruzan para formar la X dicho de otra manera la palabra SEX(equivalente a sexo) está escrita en la lata. El hecho de que aparezca la palabra SEX es muy común puesto que apela al sexo el cual es un recurso muy utilizado por los publicistas. Así se supone que se pretende conseguir un impacto emocional que atraiga al cliente al asociar el producto con algo placentero. Aunque esta marca utilice este recurso no significa que sus ventas se vayan a incrementar pero ante esto surge la duda de si realmente será efectivo o no ya que pepsi no va a arriesgar su imagen a cambio de nada.

 GILBEY`S

 

En la edición de la revista “Time” del dia 5 de Julio de 1971, en la contraportada, apareció un anuncio en blanco y negro la ginebra gilbey`s London Dry, en la cual la presencia de los hielos configuran la palabra sexo. Sobre este anuncio hubo una investigación realizada por Bryan Key: Bryan Key realizó un experimento con un millar de individuos, a los que pidió que observaran detenidamente esta  fotografía. Ninguno de los sujetos escogidos estaba familiarizado con las técnicas subliminales y recibió instrucciones para que trataran de expresar por escrito solamente las sensaciones o los sentimientos que les producía el anuncio, sin entrar en un análisis en profundidad del contenido.
Los resultados fueron sorprendentes. Según él: “Aunque un 33% sólo percibió una botella y un vaso con hielo, un 62% describió sentimientos como “satisfacción”, “sensualidad”, “romance”, “estímulo”, “excitación”, “agitación”, y varios jóvenes tuvieron sensaciones que interpretaron como de “lujuria”.

  COCA-COLA

 

La marca coca-cola ha suscitado una gran polémica  a través de su spot publicitario de los años 80. Sin duda es una de las más claras y también pornográficas publicidades subliminales que he visto, y de la que les encanta participar sobre todo a refrescos, empresas de tabacos y bebidas alcohólicas. Se publicó por Australia a mitades de los 80 y no fue hasta que se puso en la parte trasera de un camión cuando alguien se dio cuenta. Luego el autor confesó que simplemente lo puso ahí como una pequeña broma. Como se puede apreciar (por si alguno no lo ha visto todavía), se puede ver en uno de los cubitos de hielo a una mujer a punto de introducirse cierto miembro viril en su boca, así como el mensaje del anuncio dice claramente que sintamos las curvas.

Publicidad en el tabaco


La industria tabaquera pone el acento en la conveniencia de evitar que la publicidad incite al consumo de tabaco entre los jóvenes y adolescentes, lo único que se pretende con esto es un simple lavado de imagen y, también, un modo indirecto de publicidad subliminal, porque la industria sabe que a los jóvenes les tienta lo prohibido,  en Uruguay y varias partes del mundo no permiten que se publicite el tabaco en medios de comunicación tales como cine o televisión y sustituyeron los logos por imágenes de ratas muertas, cáncer de garganta –idea reforzada en los medios por publicidades cuyo slogan es “lucha contra el cáncer”- y todo tipo  de enfermedades que nos “dicen” produce el tabaco para que la gente deje de fumar aquí lo que desean hacer es “matar dos pájaros de un tiro” pues no solo se consume tabaco sino que además introyectan en el subconsciente colectivo la idea de enfermedad lo cual provoca que la asistencia médica tanto pública como privada se vea desbordada y como nada es gratis las instituciones médicas y la industria farmacológica y de análisis clínicos siguen facturando. Lo subliminal no sólo lo constituyen imágenes y/o símbolos ocultos, subliminal es toda percepción que llega al cerebro de forma inadvertida.

CAMEL

Ejemplos de este tipo de publicidad los encontramos incluso en los propios logotipos de las marcas, como es el caso de la conocida marca estadounidense de cigarrillos CAMEL™.En ella vemos a Joe, un alegre y simpático camello. Al fijarnos en su cabeza apreciamos que su boca tiene forma de órgano sexual femenino y que su nariz no es más que la imitación del órgano reproductor masculino, ¿coincidencia? todo apunta a que no. Y es que fue la marca de cigarrillos la que intentó seducir al público de una manera subliminal, esto es, sin que ellos sean conscientes, y conseguir así a través del subconsciente de los espectadores, futuros consumidores. Además de Joe, esta marca de cigarrillos también es famosa por el camello de sus cajetillas, donde podemos apreciar en la pata izquierda, oculta, la figura de un hombre desnudo. También existen otras imágenes como un feto, y un león en la parte trasera del camello. El león es fácil de apreciar ya que se encuentra en la parte trasera del león como si se lo estuviera tirando.

¿Realidad o ficción?

Hay ciertos comentarios que opinan que en estos dibujos que se pueden observar en el interior del camello son producto de la imaginación de alguien que se aburria y que comenzó a buscar parecidos, por lo tanto en este caso no se podría hablar de publicidad subliminal porque constituiría solo una mera coincidencia. Pero por otra parte resulta difícil creer esta teoría ya que probablemente si que se colocaron estas imágenes para llamar la atención y con una finalidad subliminal. Según la siguiente foto, Camel es la mejor carta de tu juego. Es una publicidad engañosa y subliminal que presenta a Camel como una de las mejores cartas en un juego por dinero. De esta manera esta conocida marca de cigarrillos pretende atraer a un mayor
número de consumidores

 

 

 

 

 

 

 

 

opinión, percepción, publicidad subliminal

Publicidad Subliminal

Parte I –Historia

La publicidad subliminal nace en 1956 en New Jersey, por James Vicary que estimula el inconsciente del consumidor intercalando en una película,”Picnic”,mediante parpadeos imperceptibles de dos fotogramas cada cinco segundos, en estos se decían las siguientes frases: “bebe coca cola” y “¿tienes hambre? come palomitas”, . Los fotogramas resultaron imperceptibles para el público pero la venta de refrescos aumentó un 18% y la de las palomitas un 58% de la coca cola números que parece demostrarse que estaban amañados por los científicos. Estudios posteriores parecen demostrar que estos resultados estaban algo amañados, al venir la prueba acompañada de publicidad adicional de tipo convencional sobre estos productos, situada en el hall del cine y de una subida de la temperatura de la calefacción del local. No obstante, estudios posteriores, como los realizados por la Unidad de Psicología Básica de la Universidad Autónoma de Barcelona, muestran que este tipo de estímulos tienen cierta influencia en la conducta, aunque nunca se han conseguido efectos tan determinantes.

Concepto

La publicidad subliminal se define como la que presenta a un producto o servicio de manera tan leve o breve que no es conscientemente percibida y lleva a consumirlo o usarlo sin saber las razones auténticas. Lo que se busca es una manipulación del subconsciente. La mente humana se divide en dos niveles: consciencia y subconsiciencia,la consciencia esa capaz de analizar criticar aceptar o rechazar las propuestas que recibe desde afuera por otro lado la subconsciencia esta constituida por deseos sentimientos e impulsos fuera del campo de nuestra percepción consciente. Este tipo de publicidad lo que busca es llegar a este subconsciente para programarlo a través de estímulos que apelan al sexo y a la muerte por el impacto emocional que estos provocan. En otras ocasiones también se busca que se relacione alguna sensación placentera con la marca o el producto que se está patrocinando, pero lo que ocurre es que si este estímulo se aprecia dejaría de ser subliminal. Ahí ya estaríamos hablando de otra publicidad que apela al consciente por medio del gusto sexual. Como por ejemplo mujeres semidesnudas ofreciendo con sensualidad una bebida alcohólica etc. También se utilizan complementos, o sea estímulos que no apelan ni a la muerte ni a lo sexual pero que responden a los intereses de quienes están manipulando con fines comerciales el mecanismo más íntimo, profundo y complicado del sistema nervioso humano.

Tipos de Percepciones 

Existen dos tipos:

 La percepción consciente: El mensaje se compone de elementos que son percibidos conscientemente, en el cualquier tipo de estímulo se reconoce con claridad por lo que el público que lo recibe tiene pleno conocimiento de lo que se le propone.

 Percepción inconsciente: el mensaje incluye estímulos que no son percibidos a primera vista, pudiendo generar en el individuo una respuesta que no controla al mismo nivel que cuando si es consciente de ellos. Consiste en la presentación de estímulos visuales o auditivos de una intensidad o un espacio de tiempo inferior a los requeridos por el umbral de la conciencia de modo que el receptor puede responder a ellos sin ser consciente de lo que hace por ello este fenómeno es conocido como persuasión subliminal. Los estímulos dirigidos al inconsciente (publicidad subliminal) pueden se de dos tipos:

• La emisión de un estímulo durante un tiempo o en un espacio muy breve o a una intensidad muy baja.

• La presentacion disimulada del estimulo.

¿ES REALMENTE EFICAZ?

En la actualidad existe un debate acerca de su eficacia el cual se inicio con el nacimiento de la misma. Algunos profesionales de la conducta humana aseguran que los estímulos ocultos dentro de la publicidad y la música tienen muy poco o ningún efecto en los individuos, de hecho hay investigaciones de carácter experimental que muestran lo poco efectivo de esos mensajes como por ejemplo el mensaje parpadeante con el que se inicio la publicidad subliminal de comer palomitas y bebe Coca-Cola llevado a cabo por james vicary. Tambien gran parte de la sociedad niega la efectividad de este recurso porque nuestros estímulos no perciben ningún mensaje y por ello no puede tener efectos ni a largo ni a medio ni a corto plazo. Por el contrario hay quien si cree en sus efectos, ya que existen estadísticas y porcentajes que demuestran su efectividad. Como muestra de esto es conocido el experimento con la bebida “lipton ice”: Johan Karremans de la universidad de Nijmegen en Holanda y sus colaboradores querían demostrar si podrían inducir subliminalmente a unos voluntarios a tener preferencia sobre esta bebida. Para ello eligieron una marca de agua llamada “Spa Rood” y realizaron 2 estudios paralelos:
En el primero se eligiern a 61 voluntarios a los que se le solicito una tarea “excusa”consistente en encontrar en una cadena de Bs mayúsculas contenía una b minúscula infiltrada. Durante 23 milisegundo aparecía una cadena con el mensaje subliminal “lipton ice”, tiempo muy corto para que fueran consciente de lo que aparecia.Al terminar se les pregunto cual de las dos bebidas prefiéranse puedo comprobar que los voluntarios que dijeron que estaban sedientos estaban más dispuestos a elegir lipton ice solo si habían recibido el mensaje subliminal.
En el segundo estudio hicieron que la mitad de 105 voluntarios se sintieron sedientos dándoles un alimento con mucha sal. El 80% de los expuestos al mensaje subliminal eligieron lipton ice frente solo al 20% que no fue expuesto al mensaje. Aquellos que no se encontraban sedientos no escogían preferiblemente la bebida aunque fueran expuestos al mensaje subliminal. Ahora estos investigadores tratan evaluar las consecuencias a largo plazo de este efecto. Esto muestra como ciertos estudios afirman la eficacia de la publicidad subliminal.
En el instituto Pro Conciencia se piensa que estos estímulos deben tener algún efecto sobre el comportamiento humano por lo que los mensajes subliminales no determinan el comportamiento del consumidor….pero lo pueden influenciar.
El grado que puedan influenciar va a depender de cada uno de nosotros:a mayor conciencia menor posiblilidad de manipulacion. La idea clave de la utilización de técnicas subliminales: La mente consciente escucha una afirmación, casi siempre elige una respuesta ante un determinado estímulo o información y eso ocurre en la mayoría de los casos. La mente puede elegir y tiene la prerrogativa de aceptar o rechazar. Por ejemplo, si se le dice a la mente consciente “Me gusta tomar coca cola”, la mente se plantea la afirmación y elige aceptarla, rechazarla o modificarla. El subconsciente, sin embargo, no sabe discernir, no tiene la misma habilidad para elegir. Si al subconsciente se le dice que le gusta la coca cola ….¡es que le gusta coca cola!. En 1894, el médico W. R. Dunham escribió sobre la mente y comunicación subliminal. . En “The Science of Vital Force” (La ciencia de la fuerza vital), el Dr. Dunham demostró la existencia de la comunicación subliminal. Sigmund Freud (descubridor del psicoanálisis, rama de la psicología, que nos mostró el camino para entender procesos mentales como este ), el Dr. Poetzle , demostró la percepción subliminal y los efectos subsecuentes en los sueños y comportamientos de las personas afectadas, incluso después de días y semanas del estímulo original.

Estímulos de corta duración 

Parece ser que los estímulos de corta duración no tienen solamente un efecto en la percepción consciente, sino también sobre las emociones. Un estudio realizado en la Universidad de Miami (EE.UU.) lo muestra con claridad. En esta investigación tres grupos de sujetos debían visualizar una película donde había imágenes subliminales insertadas, que eran diferentes en los tres grupos. Estas podían ser emocionalmente neutras, desagradables (accidentes sangrientos, monstruos, etc.) o agradables (Bugs Bunny, Mickey Mouse o similares). Una vez visualizada la película se distribuyeron cuestionarios de ansiedad a los tres grupos. El que puntuó más alto en estos cuestionarios, o sea, el más ansioso, fue el que estuvo expuesto a imágenes subliminales desagradables, seguido por el grupo de imágenes neutras y el más tranquilo fue el expuesto a imágenes positivas. Esta investigación, junto a muchas otras, parece mostrar que estos estímulos de corta duración sí parecen tener un efecto sobre las emociones. Los estímulos subliminales de corta duración sí pueden afectar a nuestra percepción y también a nuestras emociones aunque, por el momento, se puede afirmar que no se han mostrado eficaces para influir en nuestra conducta de compra.

 

percepción, publicidad subliminal, sicología

La capacidad de amar y trabajar

Así se titula un artículo muy interesante que he leído  en intramed.net, un sitio exclusivo para profesionales de la salud en todas sus áreas.  El referido artículo nos habla de la salud en general y trata de darnos un punto de vista sobre lo que es estar totalmente sano tanto  para algunas personas como para la OMS  que definió la salud como “un completo bienestar físico, mental y social “ en el año 1948. Si bien el asunto es muy personal (ya que hay personas que se preocupan demasiado por su salud mientras que otras ni piensan en ello) a medida que van pasando los años el tema va tornándose más importante y cuanto más avanzamos en edad más se nos representa su imagen…
El caso es que nadie se puede considerar  (desde mi punto de vista) una persona realmente sana aún en ausencia de enfermedad pues si tomamos en consideración la definición anterior realizada por la OMS, habría que ver a que se refiere cuando habla de “bienestar social”, particularmente pienso que depende mucho de la calidad de vida de cada individuo por lo que jugaría un papel muy importante el factor económico; pero también la manera de ver la vida una persona independientemente de su economía.
Hay personas que han logrado hacer  un culto de la felicidad aún  estando casi en bancarrota económica mientras que otras que tienen una buena economía viven su vida preocupados por que “un día les falte dinero”.
Nos cuenta que según Freíd la salud es “ la capacidad de amar y trabajar”, entendiéndose por trabajo no solo el remunerado sino también toda actividad ejecutada por mero placer.
Por cuanto culmina el artículo diciendo 
que “La idea de la salud, tienen entre otras muchas vertientes, desde la ecológica a la económica, una íntima y personal que quizá no se valora lo debido. La posibilidad de considerarse sano, aun a expensas de las propias limitaciones, achaques o enfermedades, tiene un incalculable efecto positivo sobre la salud individual y colectiva, sobre el propio bienestar y hasta sobre la salud económica del sistema sanitario.”….

Leer artículo completo:
Escepticemia

opinión

Literatura compartida

Hoy quiero compartir con ustedes este cuento que he leído y la verdad es que me gustó mucho pues lo encuentro muy bien redactado ya que aunque es corto nos hace sentir suspenso desde el comienzo hasta el fin y sé que a los amantes del género Terror y Suspenso también les va a gustar al final está el nombre de su autora y un link desde donde lo pueden descargar.

LA SINIESTRA

La noticia del hallazgo del cuerpo sin vida del renombrado escritor remeció al mundo literario. Su obra, destacada con importantes premios en el ámbito nacional e internacional,  se perfilaba como un clásico dentro de la literatura contemporánea.   El extraño escenario que rodeaba al cuerpo sin vida,  mantenía a la prensa las veinticuatro horas del día aferrada a algún lugar desde donde obtuviese la primicia que explicara  los vacíos que hacían perder la credibilidad del hecho.
El hombre se sentó frente al ordenador. La taza de café tintinó al compás del temblor de la mano que la llevaba. Aire enrarecido, olor a encierro, la fetidez del cenicero repleto de colillas de cigarro y los vasos con restos de vino barato dispersos por la habitación, conformaban una escena que, traspasada a la tela de un cuadro, podría haberse titulado: “Fracaso”

El ser humano, a menudo, contamina con sus estados de ánimo el ambiente que lo rodea.  Era el caso del hombre sentado frente al ordenador. Pulsaba las teclas escribiendo un párrafo que luego borraba una y otra vez. La desesperación hacía que las  manos se crisparan sobre su pelo.

No había transcurrido demasiado tiempo desde que sus libros se leían en varios puntos del planeta. Viajaba para cada lanzamiento a las principales capitales europeas luciendo elegante, mientras autografiaba cientos de ejemplares. Ahora las editoriales lo llamaban para solicitar nuevo material  y él prometía una, y otra vez, que pronto daría una sorpresa, pues el proyecto en que trabajaba se convertiría en un hito de la literatura latinoamericana.

Lo cierto era que la inspiración  se había marchado dejando su mente vacía, bloqueada e incapaz de generar el más mínimo texto.   La frustración lo hundía día a día en el alcohol y en una que otra droga, cuando podía obtenerla. Cualquier cosa le parecía válida en su intento de aplacar la angustia  por la pérdida de un don que creía inagotable.

Aislado, sucio y mal alimentado, construía eficazmente su derrota. Había intentado escribir a diferentes horas. Incluso, en mitad de la noche, despertaba seguro de tener una idea muy precisa para su gran obra y se lanzaba al ordenador para quedar una vez más estático frente al teclado con la mente absolutamente vacía.

Muchos días, no salía de la cama, evadiendo lo que sentía el preludio del final de una existencia sin sentido. Una mañana arrastró sus chancletas hasta la pantalla convencido de lo inútil de aquel esfuerzo. Y durante varias horas lo fue. Una sensación rara lo sacó de su modorra; algo ocurría dentro de su organismo. Como si el cerebro se desvinculara del  cuerpo y cada uno empezase a funcionar en forma autónoma.  Sintió una fuerte contracción en los músculos de su brazo izquierdo. Creyó que se trataba de un espasmo por la tensión en que vivía. Sin embargo, esa tensión, parecida a quien se pone en guardia para enfrentar una guerra,  fue abarcando toda la estructura del brazo hasta llegar a su mano. Esta comenzó a presionar el teclado  con firmeza y decisión.  El hombre era apenas un  espectador aturdido de lo que ocurría. Él era diestro, mas cuando trataba de que su mano derecha interviniera pulsando una letra, era repelida bruscamente por la mano que se había adueñado del ordenador.
De la incredulidad, el hombre pasó a la esperanza al leer parte de lo que aparecía en la pantalla. Las frases eran perfectas,  términos tan precisos que jamás a él  se le hubiesen ocurrido. ¿Estaba soñando?

Las horas transcurrieron. La oscuridad se apoderó del ambiente sin que la mano izquierda suspendiera su trabajo. El hombre no había comido, ni bebido; aquella mano gobernaba sobre todo su ser. Ya no sabía, ni le interesaba saber que querían decir los signos que aparecían en la pantalla a velocidad insólita. Quería descansar; no se lo permitía. Pasó la noche, la mañana siguiente, la tarde  y la noche. El hombre era un despojo medio tirado en el suelo, con el brazo en alto que no se desprendía del teclado. El dolor que esa posición le causaba no lo dejaba dormir. Sólo esperaba el momento en que la pesadilla terminase. Por alguna razón tenía la certeza que aquello terminaría en algún momento y podría descansar.
Olvidado ya de sus promesas a los editores, de su pasado de escritor estrella, su único anhelo era acostarse. En el futuro no veía nada, salvo dormir.

En la tarde del tercer día, bruscamente la mano se detuvo. El hombre se arrastró con mucho esfuerzo hasta su cama acomodando su cuerpo sobre esa superficie blanda tan conocida para él. La mano izquierda mantenía su independencia, pero ahora parecía tratar de calmarlo. Palpaba su cabeza dolorida,  su frente,  ojos, pómulos y boca hasta llegar  al cuello que acarició con detención. El hombre al fin durmió.

Dos días después los noticiarios se remecieron al informar que el cuerpo sin vida de un reconocido escritor, había sido encontrado en el cuarto de su pequeño apartamento. Las fotografías estaban en todos los periódicos en primera página. El hombre aparecía casi irreconocible por el aspecto descuidado de su ropa, su pelo y el entorno en que se hallaba. Sorprendía que, rodeando  su cuello, enlazada como una serpiente, su mano izquierda se mantenía aferrada a él, a pesar de que la vida había expirado a lo menos cuarenta y ocho horas antes.
La investigación ocular de los peritos que hicieron el hallazgo se centró en el cuerpo, su posición y en esa mano que se negaba a soltar el cuello del escritor. Recogiendo evidencias encontraron el ordenador encendido y un  texto escrito de no menos de cien páginas. En el último párrafo se leía: “En la tarde del tercer día, bruscamente la mano se detuvo. El hombre se arrastró con mucho esfuerzo hasta su cama acomodando su cuerpo sobre esa superficie blanda tan conocida para él. La mano izquierda mantenía su independencia, pero ahora parecía tratar de calmarlo. Palpaba su cabeza dolorida,  su frente,  ojos, pómulos y boca hasta llegar hasta al cuello que acarició con detención, lentamente, enrollándose en torno a él,  cada vez con más fuerza, hasta que  el hombre al fin se durmió.  Al fin durmió”

Escrito por Alejandra Gallero Urízar

Lo pueden descargar desde:
Emagister/La siniestra

editorial, horror, narrativa, suspenso

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda