lig tv izle
justin tv

Noticiencias

Blog en Monografias.com

 

Tradición e historia

Josefina García

Doña Josefina García

-

Para proclamar la independencia de Chiapas, Fray Matías de Córdova llamó a los fieles a las 5 de la mañana, para que asistieran a misa de 8 de la mañana en el templo Santo Domingo.

-

En misa, Fray Matías propuso la proclamación de la independencia de Chiapas, que fue aprobada por los asistentes y de ahí se fueron a la Sala Capitular del Cabildo, en donde se celebró una reunión con todo el pueblo. En esta asamblea popular se formaron dos grupos: Por un lado los ricos beneficiados por los españoles; y por otro lado, personas comunes del pueblo.

-

Los ricos opinaron que no debían adelantarse a las demás provincias de la Audiencia de los Confines, recomendaban esperar las decisiones de las provincias vecinas.

-

Entonces doña Josefina García, del grupo del pueblo, pidió permiso para hablar en esa reunión. Una vez concedido el permiso, por la mayoría, tomó la palabra y dijo:

-

” Si los caballeros ricos no quieren correr riesgos, les pedimos que ellos se queden a cuidar a los niños y los hogares, para que las mujeres caminemos a la frontera a invitar a los pueblos vecinos a secundar el movimiento de independencia”.

-

Esto enardeció los ánimos de los asistentes exigiendo que se levantara el acta correspondiente para firmarla inmediatamente. Decididos aportaron dinero y armas, aquel 28 de agosto de 1821.

-

Este movimiento que inició en Comitán, fue secundado por las demás provincias de Chiapas y de Centroamérica pertenecientes a la Audiencia de los Confines: Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y El Salvador.

Educación y cultura, Tradición e historia

FEBRERO DEL 2113. Autor David Gómez Salas

Febrero del 2113

Autor David Gómez Salas

Aniversario del asesinato  de Francisco I. Madero

Hace doscientos años, en esta desértica región

existían bosques y selvas,  incluso una Nación

Los que mataron a Madero iniciaron este agujero,

después lo continuaron, sus gobiernos herederos

——

Traicionaron al país a favor del extranjero

Se llevaron oro y plata, vaqueros aventureros

Agotaron el petróleo, triunfó la corrupción

El agua se volvió escasa, sucumbió la vegetación

—–

Estos páramos contaminados, son el resultado

de la inversión extranjera con empleos mal pagados.

Sin objetivos patrios, sin saber a donde ir.

Los traidores a Madero, acabaron el país.

-
-
Francisco I Madero, héroe mexicano, asesinado el 22 de febrero de 1913. Golpe de Estado.
Cuentos y poesías, Tradición e historia

TRES GRANDES MIGRACIONES DE ASIA POBLARON AMÉRICA

Un estudio internacional publicado en la revista Nature, en el que participaron investigadores de más de 40 instituciones de educación superior de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, entre ellas la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, revela que no fue una, sino tres oleadas migratorias provenientes de pueblos distintos de Asia, las que poblaron América.

Los resultados del estudio Reconstrucción de la historia del poblamiento de América, coordinando por el colombiano Andrés Ruiz-Linares, del University College de Londres, modifican la teoría de que este proceso se hizo a través de una sola oleada, y aunque había hipótesis que sugerían más migraciones, no habían podido ser demostradas, informó el académico de la FQ y participante en este proyecto, Samuel Canizales Quinteros.

El estudio, que apareció recientemente en Nature –una de las publicaciones de divulgación científica con mayor prestigio en el mundo–, demuestra con datos robustos que la oleada inicial, que se produjo a través del Estrecho de Bering hace 15 mil años, habría dado lugar a todos los pueblos indígenas de México y hasta el sur del continente, mientras que las poblaciones de Norteamérica (Estados Unidos, Canadá y Alaska) evidencian desplazamientos posteriores de otros grupos de Asia.

La información permite demostrar “que el proceso migratorio se dio por la costa en la primera oleada, mientras las otras dos se quedaron en el norte”. Incluso, se infiere que las poblaciones sureñas volvieron a migrar hacia el norte, porque en Centroamérica se encontraron linajes tanto de una, como de otra procedencia, explicó Canizales.

Estos resultados, adelantó, son de utilidad no sólo para los estudios evolutivos, sino para aplicarlos a “enfermedades metabólicas como la obesidad y sus complicaciones”, principal línea de investigación del universitario, cuyo grupo de trabajo evalúa en población indígena el perfil metabólico y cuestiones antropométricas asociadas a enfermedades.

En el análisis –producto de uno de los múltiples proyectos emprendidos de manera conjunta con Ruiz-Linares– se abordó la parte demográfica evolutiva, “pero ahora analizamos la implicación metabólica”, agregó.

Samuel Canizales, quien estudia poblaciones nativas desde hace 10 años, señaló que en esta iniciativa se tomó información de 52 grupos étnicos de México como tepehuanos, nahuas, mayas, zapotecos y yaquis, principalmente. Ello permitió interpretar cómo se gestó el proceso de migración incluso dentro de esos grupos, para pasar a Centro y Sudamérica.

Respecto a la forma como se llevó a cabo el estudio, Canizales Quinteros –quien recibió el Premio Miguel Alemán Valdés 2010 en el área de Salud– refirió que para determinar el perfil genético de las poblaciones seleccionadas, se analizaron alrededor de un millón de polimorfismos de un solo nucleótido; “particularmente informativos, fueron cerca de 300 mil”.

Esta investigación sin precedentes constituyó un desafío científico, tanto por el tamaño de la muestra como por las características de las poblaciones, pues el gran problema que enfrentaron los investigadores fue el alto grado de mestizaje detectado, sobre todo después de la Conquista y periodos de esclavitud, momentos de gran mezcla con los componentes europeo y africano.

Ello complicó los análisis, pero gracias a la metodología empleada fue posible concentrarse sólo en los segmentos del genoma amerindio, y dejar de lado los segmentos europeos y africanos. De esta forma, “nos quedamos sólo con el componente indígena, que se quería evaluar”, puntualizó.

Al aseverar que los resultados propiciarán un impacto importante en la visión sobre el poblamiento en el continente, Canizales Quinteros destacó que la investigación cobra relevancia al incluir al mayor número de poblaciones nativas del continente, desde Alaska hasta la Patagonia. Entre ellas, se estudiaron las de México que, junto con Perú y Bolivia, es quizá una de las que tiene mayor componente indígena en Latinoamérica.

Las aportaciones de la indagatoria en la que se establece que el poblamiento de nuestro país, de Mesoamérica y Sudamérica proviene de una misma oleada migratoria, son de gran relevancia para América Latina, “porque la información obtenida de las poblaciones de nuestro territorio será de utilidad para la región”. Asimismo, tendrán impacto en las áreas de genómica poblacional.

En este proyecto, además de la FQ y el Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM, participaron por México los institutos nacionales de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, y de Medicina Genómica; además de la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

FUENTE: Boletín UNAM-DGCS-659

Educación y cultura, Posgrados, Social, Política y economía, Tradición e historia, opinión

Solferino y Huitzilopochtli. Autor David Gómez Salas

La palabra solferino está relacionada con la vida, la muerte, el cielo, la sangre y la tierra.

Leyenda mexicana prehispánica…

Coatlicue, la Madre Tierra, se embarazó cuando una pluma azul cayó del cielo al estar barriendo un templo en el Cerro de la Serpiente. El inexplicable embarazo enfureció a sus otros cuatrocientos hijos, quienes pensaron que su madre había engañado a su padre Mixcóatl. Así que decidieron matar a su madre Coatlicue, para vengar a su padre.

Pero del vientre de Coatlicue, salió su hijo Huitzilopochtli completamente armado y mató de inmediato a sus cuatrocientos hermanos. Ese día el azul del cielo y el rojo de la sangre de sus hermanos se mezclaron y el lugar se tiñó de un color muy especial que entrelaza la vida y la muerte. El color solferino.

A Coatlicue, diosa de la tierra y la fertilidad, se le representa con una cabeza que simboliza la vida y la muerte, una mitad es un rostro de mujer y la otra mitad es solo el cráneo sin carne.

Educación y cultura, Tradición e historia

Solferino y Jean Henry Dunant. Autor David Gómez Salas

El 24 de junio de 1859, en la localidad de Solferino Italia, se llevó a cabo una batalla sangrienta del ejército austriaco contra los ejércitos de Francia y el reino de Cerdeña. Después de nueve horas de batalla las tropas austriacas se rindieron. Oficialmente se reconocieron que del lado austriaco hubo 3,000 muertos, 10,807 heridos y 8,638 capturados o desaparecidos; y del bando aliado hubo 2,492 muertos, 12,512 heridos y 2,922 capturados o desaparecidos.

Jean Henry Dunant llegó a Solferino esa tarde y vio que heridos, agonizantes y muertos permanecían en el campo de batalla. Impresionado, organizó la población civil, para auxiliar a heridos y enfermos.

Levantó hospitales en el sitio y convenció a la población para que atendiese a los heridos sin fijarse en qué bando fueran. El lema fue “Tutti fratelli”. Todos somos hermanos. Logró la liberación de los médicos austriacos capturados por los franceses.

Al regresar a Ginebra escribió el libro que tituló “Un Souvenir de Solferino”, en donde describió la batalla, sus consecuencias. Desarrolló la idea de que debería existir una organización neutral para curar a los soldados heridos. Distribuyó su libro a infinidad de líderes políticos y militares famosos de Europa.

La Sociedad Ginebrina para el Bienestar Público, analizó el libro y sus sugerencias el 9 de febrero de 1863. Las recomendaciones de Dunant se valoraron positivamente y crearon un comité, que incluía a Dunant, para llevar a cabo sus ideas. La primera reunión fue el 17 de febrero de 1863, que hoy se considera la fecha de fundación del Comité Internacional de la Cruz Roja.

En 1901, Dunant recibió el primer Premio Nobel de la Paz por su papel al fundar el Movimiento Internacional de la Cruz Roja e iniciar la Convención de Ginebra.

Al felicitarlo el Comité Internacional declaro que “No hay hombre alguno que merezca más este honor, pues fue quien hace cuarenta años, puso en marcha la organización internacional para el socorro de los heridos en el campo de batalla. Sin usted, la Cruz Roja, el supremo logro humanitario del siglo XIX probablemente nunca se hubiera obtenido.”

El día del cumpleaños Dunant, 8 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Cruz Roja y la Media Luna Roja. En Ginebra y otros lugares, hay numerosas calles, plazas, y escuelas que reciben su nombre. La “Medalla Henri Dunant”, que se da cada dos años por una comisión del Movimiento de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, es su máxima condecoración.

Educación y cultura, Tradición e historia

LA CONSTITUCIÓN MEXICANA PARA NIÑAS, NIÑOS, JÓVENES… Y TODOS

Para explicar en forma sencilla y accesible nuestra Carta Magna, y resaltar los valores que contiene, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) editaron la serie “La Constitución comentada para niñas, niños y jóvenes… y para todos”.

Se trata de un instrumento de apoyo para formar mexicanas, mexicanos, ciudadanas y ciudadanos conocedores de sus derechos e instituciones.

En la presentación de los primeros tres fascículos de la colección, que servirá como punto de partida de una serie de actividades dirigidas a distintos sectores, el rector de la UNAM, José Narro Robles, expuso que los adultos podemos decir a los niños y niñas que “no nos vamos a equivocar y no les vamos a fallar”; para quienes estamos aquí es una gran oportunidad de compartir con ustedes.

En el Museo de las Constituciones, se pronunció porque al momento en que los menores se conviertan en adultos y les toque asumir responsabilidades, sus acciones se guíen por la ley, el respeto, y los valores cívicos y laicos.

Narro Robles pidió a los pequeños pensar con los ojos cerrados en lo que les gustaría fuera nuestro país, y en lo que quisieran ser. Estoy seguro que pensarán en un México diferente, mejor, y se verán como hombres y mujeres útiles para la nación, su familia y para ustedes mismos. Eso se consigue con estudio y educación.

Ojalá, añadió, que a través de estos fascículos se convenzan de la importancia de respetar nuestras leyes, que de ser necesario, tienen que ser cambiadas.

En ese sentido, el ministro Juan Silva Meza, presidente de la SCJN, consideró que los infantes no deben requerir de traductores para entender que tienen derechos. Los adultos somos responsables de lograr que reflexionen en torno a lo que significa ser titular de garantías, y deben saber que cuentan con estas últimas y que nadie, ni siquiera su padre o tutor, puede transgredirlas.

Por su parte, Luis Raúl González Pérez, abogado General de la UNAM, afirmó que una de las mejores formas de prevenir la violencia, la inseguridad, el crimen, la corrupción y la impunidad en el país, radica en que se atienda y eduque a los niños y jóvenes.

A su vez, Rodolfo Lara Ponte, oficial mayor de la SCJN, sostuvo que la edición se inscribe en un momento del país en el que los derechos humanos se afirman como eje principal para la consolidación de una sociedad democrática e incluyente.

Por último, José Gamas Torruco, director del Museo de las Constituciones, explicó que la serie está conformada por 17 fascículos. Se entregan los tres primeros, en el curso del año seis más, y el resto, en 2013. Contienen textos revisados por pedagogos y están diseñados en forma atractiva y con material gráfico adecuado a sus destinatarios. Su distribución en la República se hará a través de las casas de la Cultura Jurídica de la SCJN.

FUENTE:Boletín UNAM-DGCS-358

Educación y cultura, Social, Política y economía, Tradición e historia

MURALES DE LA UNAM, CON EL PASO DEL TIEMPO

“Cuando entramos a Ciudad Universitaria, ya no vivía Orozco; él murió en 1949 y nosotros llegamos en 1952, así que nos quedamos sin saber qué hubiera propuesto para un espacio como éste”, solía decir José Chávez Morado cada vez que le preguntaban por el capítulo en el que los muralistas tomaron la UNAM.

Lo que sí pudo ver el artista guanajuatense fue cómo O’Gorman hizo un tapiz multicolor de la fachada de Biblioteca Central; el empeño con que Siqueiros incrustó dibujos tridimensionales en Rectoría, o cómo Rivera sometió la roca xitle del Estadio Olímpico hasta transformarla en lienzo, y lo hizo desde primera fila, pues presenció este espectáculo al tiempo que decoraba la Facultad de Ciencias, o al menos el conjunto de edificios que ocupó hasta 1977.

“Tal fue el escenario en el que Chávez Morado creó sus tres murales (El retorno de Quetzalcóatl, La conquista de la energía y La ciencia del trabajo), los cuales tenían una forma muy particular de dialogar con su espacio y época, interacción un tanto desvirtuada en la actualidad por el tiempo y las modificaciones a las que ha sido sometida CU, pues para empezar, se trataba de obras pensadas para un recinto donde se impartirían clases de física, matemáticas y química, pero a 60 años de distancia, esos lugares se destinan a actividades muy diferentes”, explicó Cristina López Uribe.

Para la profesora de la Facultad de Arquitectura, acompañar a este creador en su paso por el campus equivale a adentrarse en la historia de la UNAM y a hacer una comparación entre cómo era la Universidad hace 60 años y cómo es hoy. “Mucho ha pasado y obviamente no somos los mismos; hemos dejado de creer en demasiadas cosas y ponemos acento en otras tantas, y esto se pone de manifiesto en la obra de Chávez Morado, claro, si sabemos y nos atrevemos a ver”.

El mural que desapareció tras un muro

El retorno de Quetzalcóatl fue concebido por Chávez Morado como una suerte de mascarón de proa, porque esto era lo primero que veía todo aquel que se aproximaba a la Facultad de Ciencias. Además, se trataba de una propuesta que, para ser apreciada, debía contemplarse desde lejos, pues fue elaborada sobre un espejo de agua que, en el ángulo correcto y en lontananza, exhibía el reflejo invertido del mural.

“En este trabajo, el pintor representó a la serpiente emplumada transformada en balsa, en el trance de llevar sobre sus espaldas a siete representantes de las distintas culturas del mundo. Se trata de una composición que retoma, de manera un tanto simplista, tanto las ideas planteadas por Vasconcelos en La raza cósmica, como el mito de Quetzalcóatl, que relata que esta deidad, tras ser expulsada de Tula por sus enemigos, prometió retornar”, expuso López Uribe.

Para soportar los embates de la intemperie —pues la composición fue diseñada para adornar un patio abierto—, el guanajuatense empleó una técnica no usada en México hasta entonces: mosaico de vidrio. De esta manera, mediante pequeños fragmentos multicolores y engastados en la pared de una biblioteca, Quetzalcóatl volvió a la vida.

Otra de las ventajas de usar este material vítreo fue que permitió dar forma al mural justo encima de un estanque, recurso que más que a un capricho, respondía a la necesidad de crear la ilusión de hallarse ante una embarcación prehispánica que flota sobre olas.

“El efecto se apreciaba desde la distancia; sin embargo, al momento en que estas instalaciones dejaron de pertenecer a Ciencias y se convirtieron en el hoy Posgrado de Arquitectura, se tuvo el mal tino de construir un edificio frente a esta obra. La finalidad era hacer de ese patio abierto uno cerrado. ¿El resultado?, se ganó espacio para aulas, pero se perdió un mural, que ahora sólo puede ser visto por quienes tienen la suerte de entrar a la cafetería del lugar y pedir un americano”, señaló la también colaboradora del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE).

Sobre la irónica decisión de erigir un muro frente a un mural, Chávez Morado diría: “El retorno de Quetzalcóatl originalmente tenía una mejor ubicación, con un amplio espacio para ser visto y un espejo de agua que daba mayor idea del mar; pero este ambiente ha sido destruido y el mural hoy se encuentra prisionero entre las construcciones que posteriormente se levantaron”, donde actualmente se imparte la carrera de Diseño Industrial, justo frente al CELE.

A decir de Cristina López, si se quisiera devolver a esta obra su vocación primigenia, sería necesario echar abajo el edificio que le construyeron enfrente. No obstante, es una medida que se antoja imposible, admite, pese a que romper ese claustro significaría que Quetzalcóatl finalmente retornara.

Papeles que se invierten

Hablar del Auditorio Alfonso Caso remite inmediatamente a La conquista de la energía, un mural que obliga al caminante a levantar la mirada y descubrir, en una pared convexa, a aproximadamente 10 metros de altura, un relato visual de cómo el hombre transitó de la ignorancia y el pensamiento mágico al saber científico y el dominio del átomo.

“Es curioso que este mural, ubicado en lo que era la parte trasera de la Facultad de Ciencias, haya desbancado en importancia —al menos en el imaginario colectivo— a El retorno de Quetzalcóatl, que en los años 50, 60 y 70 era un ícono del lugar”, comentó López Uribe.

Sin embargo, a decir de la titular de la materia Arquitectura en México, Siglo XX, esta relación jerárquica se invirtió en el momento en que a la representación de la deidad prehispánica se le impuso un cerco de cuatro paredes.

“Hoy resulta indudable que el mural más conocido de Chávez Morado, al menos en CU, es La conquista de la energía, también elaborado con mosaico de vidrio. Éste refleja el pensamiento de la posguerra, momento en que se creía que el poder nuclear auguraba un futuro prometedor, como demuestra la figura representada a la extrema derecha de la pared: un hombre moribundo que es resucitado por las bondades del átomo”.

Para la maestra en Arquitectura, éste es precisamente uno de los mejores ejemplos de cómo las certidumbres de una generación colisionan con las certezas de otra, “pues hoy pocos describirían a la energía nuclear como la panacea. De hecho, si este desarrollo en algún momento avivó nuestras esperanzas, bastó con que llegara la Guerra Fría para que alimentara todos nuestros miedos”.

Al respecto, la candidata a doctora añadió que hoy esta composición comunica un mensaje muy distinto al de hace 60 años, “no obstante, pese a las cosas que se pierden y a las que se ganan, hay un aspecto que permanece: el valor artístico que encierra la obra”.

Una obra fuera de agenda

“Y como sucede con frecuencia, lo más interesante es lo no planeado”, aseguró Cristina López al referirse al mural La ciencia y el trabajo, pintado por Chávez Morado en el vestíbulo del Auditorio Alfonso Caso, en un arrebato de espontaneidad.

“Se localiza en el peor lugar posible, pues está en un sitio escondido, de poca iluminación y mucha humedad, a una altura que favorece el vandalismo y, por si esto fuera poco, en su creación se usó una técnica poco adecuada para ese tipo de superficie: vinelita ácida, y pese a todo, estamos ante la obra más interesante que realizara este artista en la UNAM”.

Sobre la obra, la arquitecta explicó que es una crónica de la construcción de CU, tan acuciosa, que no sólo es posible señalar las diferentes etapas en las que surgió el campus, sino reconocer los rostros de los obreros, académicos, ingenieros, arquitectos y científicos que participaron en este magno proyecto.

Ciudad Universitaria se erigió sobre ejidos de Tlalpan, Copilco y la Magdalena Contreras expropiados en 1946. Esto obligó a muchos campesinos a convertirse, de la noche a la mañana, en peones de construcción. “A Chávez Morado le impresionó ese fenómeno y quiso dejar constancia gráfica del papel que tuvo la gente del campo en una edificación de esa envergadura”.

Para un hombre acostumbrado a hacer crítica social y plasmar elementos sumamente mexicanos en su obra, tanto El retorno de Quetzalcóatl comoLa conquista de la energía resultan piezas de excepción, pues en ambos abundó en símbolos universales e hizo de lado referentes de índole local, pero en La ciencia y el trabajo volvió a ser el Chávez Morado de siempre, aseguró López Uribe.

La integrante del Seminario de Arquitectura Moderna del IIE apuntó que pese a que La ciencia y el trabajo no es un mural muy popular entre los universitarios, sí lo es entre los turistas extranjeros, siempre curiosos de saber cómo fue posible que algo tan grande como CU se concretara y llegara a buen fin.

“Y es que esta pintura explica todo tan a detalle, que queda poco lugar para la duda, pues de izquierda a derecha retrata a campesinos convertidos en albañiles, pero también a los arquitectos e ingenieros que planearon el campus, y a los científicos mexicanos más importantes de la época, con todo y su acelerador Van de Graaff, la pieza de tecnología más importante en posesión de la UNAM, allá por los años 50”.

Pese a esto, Chávez Morado siempre se sintió a descontento con esta obra, pero no por la temática escogida, sino por otro tipo de elecciones. “Cometí el error de pintar el mural abajo del auditorio y éste se ha destruido por los malos elementos técnicos de que disponíamos entonces, y por el vandalismo”, decía en sus memorias.

En realidad no desapareció, pero durante mucho tiempo sufrió por el deterioro y la indolencia de estudiantes que se empeñaban en pintar sobre él toda clase de trazos, desde declaraciones de amor hasta consignas políticas. Sin embargo, hace algunos años fue rescatado, se devolvió el color perdido a sus tonalidades pálidas y se le colocó una vitrina para evitar el asedio de los grafiteros.

“Estas medidas enmiendan algunas de las fallas que tuvo Chávez Morado. Visitar esta obra para ver qué hay en ella y qué nos dice de la historia de CU es otra manera de enmendar otro fallo, pero uno que hemos tenido nosotros, como universitarios, que pasamos de ojos ciegos frente a la obra más interesante que dejó aquí el guanajuatense”.

Lo que el tiempo se llevó

“Diré que la Ciudad Universitaria fue un campo que nos dio a los muralistas, y a mí, claramente, la primera oportunidad de adquirir experiencias y formar criterios, que luego perfeccionamos en las obras siguientes”, comentaba Chávez Morado en 1983.

Aquí, estos artistas probaron estrategias creativas que más tarde afinarían en edificios como el de Telecomunicaciones, ¿pero qué tanto de ese experimento funcionó y qué tanto quedó desfasado?, preguntó Cristina López, a lo que ella misma respondió, “los murales de Chávez Morado (con excepción de La ciencia y el trabajo), y en general los otros que se hicieron en CU, son exitosos en el sentido de que son fácilmente recordables e icónicos, pues funcionan a la manera de un anuncio publicitario; de hecho, el mismo Siqueiros admitió haber estudiado la técnica de los billboards para conformar su obra. En ese sentido son sumamente modernos”.

Lo que resulta anacrónico, agregó, son sus temáticas, “pues hoy resulta ingenuo pensar que la energía atómica será la respuesta a cualquier problema, o que Quetzalcóatl retornará y que la raza de bronce marcará pauta a la humanidad, como afirmaba Vasconcelos. En ese aspecto, el mensaje de estas creaciones ha perdido vigencia, no así la obra plástica, que es en sí misma un gran logro estético. Si nuestra lectura de las obras difiere en mucho de la de un mexicano de hace seis décadas, quizá sea tiempo de elaborar una interpretación nueva, para así, a partir de ésta, volver a dialogar con los murales”.

Boletín UNAM-DGCS-086
Ciudad Universitaria.
Febrero de 2012

Educación y cultura, Tradición e historia

¿EL MODELO ECONÓMICO GLOBAL?

Para afrontar los graves desequilibrios que aquejan a la economía global, es necesario establecer un nuevo modelo, distinto a la vía propuesta por los líderes mundiales en el Foro Económico de Davos, Suiza, sostuvo Guadalupe Mantey de Anguiano, académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Acatlán.

Una verdadera transformación del panorama económico y social imperante, caracterizado por el lento crecimiento, aumento en el desempleo e inestabilidad financiera, requiere incrementar el gasto público para estimular el ingreso y el empleo.

En este contexto, mencionó la académica, no se promovería la reducción de los salarios, pues la fortaleza del mercado interno es fundamental para estimular mayor inversión física, obtener las ventajas derivadas del progreso técnico y generar nuevas plazas.

“Este nuevo esquema precisa de la intervención del Estado en la regulación del volumen de crédito y su asignación, que es lo que rechazan los líderes que se congregan en Davos, y que responden a los intereses de las mayores instituciones financieras”, afirmó.

Las reformas contempladas en el Resumen Ejecutivo de la cumbre, coinciden con las políticas que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó en el Informe para la Reunión de Primavera 2011, aseguró.

Entre las medidas destacan: implantación de la consolidación fiscal como regla de política, flexibilización del mercado laboral para estimular a la iniciativa privada, y reforma de los sistemas de pensiones para atenuar la presión financiera sobre los gobiernos.

Además, contempla la exigencia de una mayor participación de los países emergentes en el salvamento financiero de las economías desarrolladas, a cambio de un incremento en el poder de voto dentro del FMI; freno al crecimiento de las naciones en vías de desarrollo, para liberar recursos y transferirlos a las economías más influyentes, protección de los derechos de propiedad intelectual y la libre comunicación de ideas y conocimientos.

“Llevamos tres décadas con la aplicación de estas políticas y no se recuperan los ritmos de avance económico, se advierte un deterioro persistente en la distribución del ingreso en contra del factor trabajo a nivel global, y la mayor participación de las utilidades en el ingreso no se ha visto correspondida con un aumento relativo en la inversión”, advirtió Mantey de Anguiano.

Países emergentes

Respecto a las economías en desarrollo, destacó que la globalización productiva y la apertura financiera con desregulación, han tenido altos costos pero, en buena medida, son procesos reversibles.

Las naciones emergentes, dijo, pueden ser los acreedores del FMI y de las potencias económicas en desgracia. Registran niveles de crecimiento más rápidos que las industrializadas y en varios países de ingresos medios existen movimientos muy favorables hacia una mejor distribución del ingreso.

En naciones como Argentina, Chile, Perú y Uruguay se recibirán grandes flujos de capital externo, que darán estabilidad a sus tipos de cambio y les permitirán mantener su crecimiento. Los procesos de integración productiva en el cono sur, además, difundirán los beneficios en esa región, estableció.

En territorios latinoamericanos con menor avance, y menos integradas a esa región, pueden registrarse volatilidad del capital externo y de tipos de cambio, que desalentarían la inversión y dificultarían aún más su crecimiento, agregó.

Respecto a México, subrayó que está expuesto a salidas de capital por las perspectivas de bajo crecimiento, deterioro en la balanza de pagos, por la dependencia de importaciones de alimentos, e inestabilidad política, que puede verse agravada por el año electoral; alta dependencia de la economía norteamericana, y el incierto desenvolvimiento de esta última

FUENTE:

Boletín UNAM-DGCS-058
Ciudad Universitaria.
28 de enero de 2012

Educación y cultura, Social, Política y economía, Tradición e historia

Komada. Autor David Gómez Salas

Al excavar junto al río, encontré nueve piezas de metal con un grabado rústico que decía 24 K. Parecían tabiques de color amarillo. Las limpié y de inmediato imaginé que eran de oro (zlato), brillaban.

No vivo en mi parcela y no deseaba trasportar el oro a casa porque en la carretera al pueblo existían dos retenes: uno de soldados y más adelante otro de policías. Podrían revisar mi morral y quitarme el oro.

Tampoco podía dejarlo enterrado en el mismo sitio, porque la gente va seguido al río.

Así que hice un cajete en medio del terreno, entre las hortalizas, puse los nueve tabiques de oro en tres filas, las cubrí con tierra y encima encajé plantas de ajo. Dejé el oro enterrado en mi parcela y fui a casa.

Al camión de pasajeros que tomé para ir al pueblo, lo detuvieron en los dos retenes y en ambos revisaron mi morral. Por primera vez sentí alegría por tener el morral vacío, así que sonreí cuando lo revisaban.

Concluí que aunque ya era rico, seguiría vistiendo como pobre, para que nadie pensara en robarme.

¿De que me servirá ser rico, si seguiré viviendo como pobre?, me preguntaba. Y me convencía mi mismo: será por mi seguridad.

Decidí evitar que visitaran mi parcela, para cancelar la posibilidad de que fueran a descubrir el oro.

—¿Cómo venderé el oro?—me pregunté. En mi comunidad no hay bancos, solo hay tiendas de abarrotes.

Si viajo hasta el banco de la ciudad regional, cuando les muestre el oro, pensarán que lo robé. Pues notarán que soy campesino (seljak).

Un día fui a la ciudad regional y visité una tienda llamada Mr. Gold , que tiene un letrero que dice: compro oro en joyas y en “pedacería” (komada). Pagaban a 4,125 dinares el gramo de oro de 18 kilates. De 24 kilates casi no hay, me dijo la señorita que atendía, pero si tienes algo de 24 kilates, lo pagamos a 5,500 dinares el gramo.

Al día siguiente llevé una báscula a mi parcela. No pesaban lo mismo todos los lingotes, había diferencias de gramos. En total los nueve lingotes pesaban 173 kilos 790 gramos. Si el oro era de 24 kilates, todo valía más de 955 millones de dinares, 8.9 millones de dólares.

Con marro y cincel, corté una rebanadita en una orilla, más o menos dos gramos y viajé de nuevo a la ciudad regional.

No puedo saber de cuantos kilates es tu oro—dijo la señorita.

Pensaba que traerías un anillo o una cadena rota, que ya tiene grabado de fábrica, los kilates. Solo puedo comprarlo, si lo dejas para que el dueño haga unas pruebas para conocer el “kilataje”.

—¿Cuánto tiempo?—pregunté.

—No sé—contestó de inmediato. Bueno, una semana o más. ¿Lo dejas?

—Dejaré la mitad—contesté. Con una navaja corté la laminilla, más o menos, a la mitad. Pésala por favor, le dije mientras la entregaba.

Pesó 1.1 gramos.

—Bueno, déme un recibo por favor y regresaré el próximo miércoles—le dije.

Me dio el recibo y dijo: hasta el miércoles después de las tres de la tarde, adiós (zbogom).

Fui a otras dos tiendas que compran oro. En una de ellas me dijeron que solo compraban oro en alhajas. En la otra me pidieron que llevara primero una identificación oficial y comprobante de domicilio.

El miércoles siguiente acudí a la tienda Mr. Gold (zlato).

—Dice el patrón que te pagará a 4 mil dinares el gramo—dijo la señorita.

Me dijo que te explicara que te paga solo 3 gramos porque se pierde oro al realizar la prueba y que además te descuenta 2 mil dinares por la prueba del “kilataje”, Así que, aquí tienes 2 mil dinares.

—Está bien—contesté. Te dejaré otro tanto, pésalo por favor. (Pesó 3.1 gramos).

—Te pagarán 10 mil dinares en total, descontando el costo de la prueba—me dijo. Nos vemos el próximo miércoles, añadió al entregarme el recibo.

Los boletos del autobús costaban 600 dinares, así que gastaba 1,200 dinares de ida y vuelta. Por lo tanto necesitaba vender 4.65 gramos para que me quedaran 15 mil dinares (140 dólares), después de descontar la pérdida de oro, el costo de la prueba y los pasajes de autobús.

Era difícil cortar una rebanadita con el peso deseado exacto, lo cortaba con un cincel. Me convenía llevar una sola tira, si llevaba dos me descontaban dos pruebas y dos pérdidas de oro. Cada vez tenía más práctica para cortar tirillas de casi 5 gramos y me sentía con más confianza con Jasna, así se llamaba la señorita que atendía en Mr. Gold.

Había realizado 12 entregas y cuando fui a cobrar esta y realizar la treceava entrega…

— David, ya no vengas; el dueño sospecha de ti—me dijo Jasna. Está pensando en llamar a la policía. Está intrigado sobre el origen de tu oro. ¿De dónde sacará el oro, este campesino? Ha preguntado varias veces

Busqué a Marius un viejo amigo, que tiene casi ochenta años y mantiene gran claridad. Le pedí consejos.

—¿Si encontraras un tesoro, que harías?—pregunté.

—Para cualquier persona es una bendición encontrar un tesoro. Disfrútalo, los riesgos forman parte de la vida—contestó.

Pensé que si Mr. Gold hubiera seguido comprándome 5 gramos cada semana, habría asegurado ingresos por más tiempo del que se puede vivir.

Decidí que podría vender el oro fabricando alhajas, para lo cual necesitaba comprar herramienta y equipo. Necesitaba mudarme a una ciudad que fuera muy grande, para pasar inadvertido y abrir una joyería. Al principio vendería joyas de marca conocidas y después iría vendiendo mis propios productos.

Corté un pedazo grande de oro, aproximadamente medio kilogramo y viajé a la gran ciudad para comprar las herramientas. Salí a las 6 de la tarde, normalmente era un viaje de 4 horas. Arribaría a la gran ciudad a las 10 de la noche.

Pero a las ocho de la noche, empezó a caer una lluvia de proyectiles que explotaban por todas partes, iluminando el cielo y destruyendo la carretera y los vehículos.

El chofer condujo el autobús fuera de la carretera, lo detuvo y gritó: huyan, corran, aléjense de la carretera.

El bombardeo duró hasta las cinco de la mañana, caminamos de regreso dos días. Cuando llegamos todo el pueblo estaba destruido, había tanques y soldados por todas partes.

Intenté ir a mi parcela, pero estaba prohibido ir a los campos de cultivo. Solo nos permitían viajar al sur, a la costa. Debíamos abandonar el país por barco, porque ésta Nación, donde nacimos, ya no era nuestra. Se apropiaron de las casas, negocios, parcelas…de todo. Fuimos expulsados, desterrados por nuestro origen étnico.

Actualmente vivo en México, en la costa de Chiapas, el Soconusco, rodeado de selva exuberante, con grandes tormentas, y gente apasionada. Aquí recuerdo el consejo de mi amigo Marius: “es una bendición encontrar un tesoro. Disfrútalo, los riesgos forman parte de la vida”.

No fue mejor aquella vida, fue aterrador el final. Pero pienso mucho en esa etapa. Me duele aceptar la idea de que ya no existe mi patria natal, la que conocí completa, no en pedazos (komada).

Derechos de autor

David Gómez Salas

México

Cuentos y poesías, Tradición e historia

Tenacatita, Jalisco, México. Autor David Gómez Salas

En Internet existe información sobre el problema de Tenacatita Jalisco, pero es muy escasa. Urge la presencia de periodistas y los medios de comunicación, para que la injusta situación actual se conozca de manera más amplia. Encontré entre otras, la información siguiente:

http://www.youtube.com/watch?v=KjrQ0iBeQlg&feature=related

http://www.youtube.com/watch?v=w1PHaBbuur4&feature=fvw

http://www.youtube.com/watch?v=o0-P0H9Su18

http://www.milenio.com/node/561813

La falta de comunicación juega en contra de la difusión de la verdad. El acceso a la playa está cerrado, La Policía Estatal vigila, No se permite el acceso a los turistas, no hay entrada y salida de camiones de pasajeros, el servicio de Internet es muy lento, etc. Les comparto estos comentarios:

En 1955 llegamos a este lugar 30 familias para fundar el ejido El Rebalsito—me dijo el señor Filimón García, el sábado 30 de octubre de 2010.

El lugar estaba lleno de moscos, alacranes y otras alimañas. No había agua, ni luz, médicos, medicinas, no había nada. Nos enfermamos muchas veces y sobrevivimos con muchos sacrificios. Algunos no aguantaron, ya solo quedamos 8 vivos—comentó.

Yo llegué en 1960 con mis dos hijos, de 5 y 3 años—agregó José Cornejo Iñiguez. Con más de 70 años, gracias a Dios, todavía tengo fuerzas para trabajar. Lo hago en el campo, ahora que nos han quitado la playa y toda la bahía.

Los habitantes de este ejido están acostumbrados al trabajo rudo, al sol, al calor y a enfrentar diversos peligros naturales. Siempre han logrado vencer los obstáculos que les han puesto personas mal intencionadas. Han desarrollado fortaleza, temple y paciencia. Lo cual les ayudará a recuperar el acceso a sus playas, a la Bahía de Tenacatita.

Bahía de Tenacatita, Jalisco. 30 de octubre 2010.

Social, Política y economía, Tradición e historia

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda