Noticiencias

Blog en Monografias.com

 

filosofía

“La era de la desconfianza” Autor Juan Ramón de la Fuente

Cada vez son más las instituciones que pierden credibilidad ante los ojos de una población

en creciente desconfianza

Tengo la impresión —y me lo confirman con frecuencia los hechos cotidianos— de que uno de los

grandes problemas que confrontamos en estos tiempos inciertos es el de la desconfianza. Desconfiamos

de todo (o casi) y de todos (o casi). Por lo menos desconfiamos más que antes, y quizá sea porque

estamos continuamente expuestos a una cantidad de información que nos rebasa. No tenemos tiempo

de sistematizarla, ni de ordenarla, ni de digerirla. Es tanta que nos abruma.

Cuando se popularizó el uso de Internet, en la última década del siglo pasado, se pensó que se iniciaba

con ello una suerte de liberación que fortalecería los derechos de las personas y la vida democrática. Si

la información es poder (y lo es), entonces, al ser más barata y accesible para amplios sectores, estos

podrían —finalmente— incursionar en territorios de los que históricamente habían sido excluidos. Unos

años después, las redes sociales reforzarían tal percepción.

-

Dicha narrativa, mutatis mutandis, es cierta. La experiencia personal de cada uno de nosotros puede

incluso ser argumento que así lo acredite. Pero, en todo caso, no deja de ser una verdad incompleta. Hay

un lado más oscuro que se gestó en paralelo durante estos mismos años. Hubo una respuesta dialéctica

(deliberada en muchos casos) para manipular, controlar, distorsionar la información que circula en las

redes cibernéticas. Los fines pueden variar, pueden ser económicos, políticos, sociales o personales.

Pueden obedecer a estrategias mercantiles con fines de lucro, o bien tratarse de propaganda política o

pertenecer simplemente a la categoría de escenas editadas, bromas de buen o mal gusto, memes, etc.

Lo importante es que los contenidos no tienen censura alguna. Su impacto virtual (que puede volverse

real) lo determinan con frecuencia robots por medio de algoritmos. Están dirigidos. La confusión que

crean puede llegar a ser realmente caótica. Ahora sí que, como diría el vate Campoamor: “Nada es verdad

ni es mentira…”

-

La desinformación siempre ha sido un instrumento para la intriga. Los regímenes autoritarios la usan

para imponer sus verdades y logran seducir a muchos, intimidar a otros y confundir a todos los que

puedan. Sembrar la desconfianza entre unos y otros es una estrategia malévola, corrosiva, viral. Es capaz

de generar guerras, derribar gobiernos y destruir familias. Se trata de un enemigo ante el cual es más

fácil sucumbir de lo que parece. En principio, no hay estructura social que se salve. A menos, claro, que

el embate desinformativo se ataje a tiempo con una estrategia eficaz y argumentos contundentes. Pero

en el fondo, el único antídoto es la confianza, la credibilidad de quien lo desmienta. Y no siempre

funciona.

-

El Presidente de los EUA ha dicho, por ejemplo, que el cambio climático es una farsa. La Academia de

Ciencias de su país —que concentra al mayor número de Premios Nobel de la historia— lo desmiente y,

no obstante, unos días después, se retira de los acuerdos de París que se suscribieron, precisamente,

para tratar de detener el cambio climático. Muchos estadounidenses apoyaron la decisión presidencial.

Se supone que, en una sociedad abierta, donde hay un libre mercado de las ideas, la información veraz

es la que prevalece. Si alguna vez fue así, ya no es tal. Los medios de información tradicionales (con todos

sus sesgos), sobre todo los más rigurosos, que eran por cierto los de mayor prestigio, cumplían en cierta

forma con la función de depurar la información “objetiva”. Cierto, había de todo y también excesos. Pero

hoy no hay nada en su lugar. La información fluye y cada quien decide, dicen los ultras de la liberalización

informativa. Yo lo dudo. Creo que en el fondo decidimos cada vez menos, mientras que cada vez más

son otros los que deciden por nosotros, aunque a veces ni cuenta nos damos. Basta revisar los patrones

colectivos de consumo o, para el caso, algunas decisiones electorales sobre nuestro futuro. Ambos

fenómenos comparten elementos que pueden llegar a ser irracionales. Que no haya coerción evidente

al tomar una decisión, no garantiza que esta sea realmente libre.

-

Y ya que la información fluye libremente, ¿por qué creerle más a un hecho que a otro?, dicen los que

prefieren creer en lo uno y no en lo otro. Más aún, si nos ponemos exigentes, ¿cuántos de esos hechos

podemos verificar de manera personal? Es obvio que necesitamos instituciones imparciales, objetivas,

pero sobre todo confiables, que nos ayuden a discernir, a distinguir por medio de la inteligencia y de la

razón una cosa de la otra; qué sí es verdad y qué no lo es, aunque esta sea relativa y no siempre nos

guste aceptarlo. Todos necesitamos de alguien en quien confiar, sean individuos o sean instituciones, y

mejor aún: que sean de ambos tipos.

-

Pero ocurre que cada vez son más las instituciones que pierden credibilidad ante los ojos de una

población en creciente desconfianza. Aún las instituciones tradicionalmente más confiables han perdido

autoridad: las iglesias, las fuerzas armadas, las universidades. Otras están en plena decadencia: la

Presidencia, el Congreso, la Corte, los Partidos Políticos, etc. Tampoco se salva el sector privado, ni

siquiera la familia. Y a nivel individual, unos más y otros menos, pero todos están erosionados por la

desconfianza: el sacerdote, el médico, el maestro, el policía, el periodista, el juez, etc. Claro, hay

excepciones que se distinguen precisamente por serlo.

-

Desde luego, no puede atribuírsele de manera exclusiva a la desinformación la alta prevalencia de

desconfianza que parece ser característica de nuestro tiempo. Las fuentes de la desconfianza pueden ser

muchas, y eso explica también por qué esta se expresa de manera disímbola en la pluralidad individual

y en la diversidad social. A veces se agudiza, como lo muestran algunos períodos de la historia de los

países; otras, en cambio, se vuelve crónica, ¿será el caso del nuestro? Sus efectos son, en todo caso,

devastadores. Existen, asimismo, elementos comunes en sus causas y en sus consecuencias: el engaño

repetido genera desconfianza; la pérdida de la confianza genera decepción y ruptura. Recuperarla puede

ser tarea ardua, acaso imposible en ciertas circunstancias.

-

En la psicología clásica, la confianza se considera un elemento fundamental en la construcción de

relaciones de verdadero apego. Mientras más temprano lo aprendamos en la vida, tanto mejor. El

estudio sobre el desarrollo humano en adultos de la Universidad de Harvard, que se inició en 1938 y se

ha mantenido ininterrumpido desde entonces, muestra resultados contundentes: el factor determinante

de la calidad de vida de las personas estudiadas durante décadas, no es el dinero, ni el éxito, ni la fama,

sino la capacidad de establecer relaciones de apego con otros (la familia, los amigos, los compañeros de

trabajo). Tener alguien en quien confiar, pues. Y usted, ¿se considera confiable?

Profesor de Psiquiatría, Facultad de Medicina,UNAM

Fuente el Universal 7/08/2017

Educación y cultura, Salud, Social, Política y economía, filosofía

La química del amor, desde un punto de vista científico

La química del amor, desde un punto de vista científico:

Sobre la atracción sexual y el apego. Noticia publicada el 18 de Marzo de 2013.

En diversas especies animales, las hormonas y los neurotransmisores son esenciales en la atracción sexual, la elección de pareja y el apego, expresó Raúl Paredes Guerrero, director e investigador del Instituto de Neurobiología (INb) de la UNAM.

En humanos, ratones, cabras, cerdos e insectos, hormonas como la oxitocina participan en la elección de pareja y en el apego; mientras que la dopamina, se activa durante la conducta sexual, aunque no hay evidencia de su relación con procesos placenteros en nuestra especie, aclaró.

Ante estudiantes de la Facultad de Química, el científico presentó la charla de divulgación La química del amor, como parte de las actividades del 62° Encuentro de Ciencia, Arte y Humanidades, que se realiza en esa entidad.

Psicólogo, maestro en ciencias biomédicas y doctor en investigación biomédica básica, Paredes Guerrero es especialista en neurobiología de la conducta sexual y en plasticidad cerebral. Estudia, a nivel experimental, la acción de diversas sustancias químicas en el cerebro para lograr estados afectivos positivos.

Feromonas y sistema olfatorio

El sistema olfativo es el primer contacto que muchos animales utilizan para elegir pareja; lo hace por medio de las feromonas, fundamentales en varios procesos relevantes fisiológicos y reproductivos, como la selección de pareja y la identificación de las crías.

Son sustancias químicas liberadas por un individuo que producen una respuesta fisiológica y conductual en un miembro de la misma especie.

También, “son fundamentales para la comunicación en diversos aspectos de muchas especies animales. Una de las más estudiadas es el Bombykol, que libera la hembra del gusano de seda, y que un macho puede detectar hasta a 10 kilómetros de distancia”, explicó.

El sistema olfatorio, es fundamental para que cabras y borregas reconozcan a sus crías si están en grupo, algo que se demostró en un experimento en el que, al dañar los receptores del olfato, ellas no pudieron reconocer a sus crías.

“En los humanos no se ha identificado la fórmula química de ninguna feromona, sólo se conocen en insectos, en roedores y alguna que otra especie, así que las que se venden como sustancias comerciales para humanos, si tienen algún efecto, el placebo”, precisó.

La falacia de la dopamina

Desde la década de 1960 se asoció a la dopamina con muchos procesos placenteros, pero eso es una falacia, aclaró Paredes Guerrero.

Es un neurotransmisor involucrado en la actividad locomotora y sexual, en la comunicación neuro-endocrina y en la ingesta de agua y alimentos.

“Se relaciona con enfermedades como la esquizofrenia, el mal de Parkinson y la adicción a las drogas, y también aumenta si existe estrés o una pelea. Sin embargo, no hay evidencia concluyente de que esté involucrada en procesos placenteros y parece estar más relacionada con la activación general del sistema nervioso central”.

En tanto, la oxitocina está vinculada con patrones sexuales y conducta maternal. “Se activa para seleccionar pareja, se relaciona con el apego y en humanos aumenta la confianza”, acotó.

Asimismo, los opioides son sustancias que producen estados placenteros y aseguran que la conducta se vuelva a repetir.

“Se han estudiado en muchos animales y también en el humano. Se sabe que durante la actividad sexual aumenta el umbral del dolor, proceso que parece estar mediado por los opioides en nuestra especie”,

FUENTE: Boletín UNAM-DGCS-151 Ciudad Universitaria. 9 de marzo de 2013

Educación y cultura, Física y Química, Salud, Social, Política y economía, filosofía

Doña Guadalupe. Autor David Gómez Salas

Doña Guadalupe © David Gómez Salas

Soconusco Anthology

-

Doña Guadalupe hacía tortillas a mano, en aquella época las vendía “a cinco por veinte”,  cinco tortillas por 20 centavos, porque eran tortillas grandes. Las vendía en su casa, tenía un terreno muy espacioso con árboles de mango,  aguacate, anona, nance, caspirol  y muchos más. La entrada al terreno era un portón como de cinco metros de ancho, porque su hijo era mecánico automotriz y en el mismo predio reparaba camiones y autos. Las tortillas se elaboraban bajo un tejaban que se ubicaba al entrar al predio, del lado izquierdo.

-

Cuando tenía 7 años de edad me enviaban a comprar las tortillas como a las 2 de la tarde. A esa hora siempre había personas esperando sus tortillas. Era necesario esperar 30 minutos o más, para ser atendido.

-

Las tortillas las hacían a mano dos o tres personas, que tomaban una porción esférica de masa y con palmadas la extendían hasta hacer un círculo de 20 centímetros de diámetro y 2 milímetros de espesor, y con cuidado colocaban la tortilla sobre un comal caliente, tenían dos comales sobre su respectivo fogón con fuego de leña.

-

La tortilla se cocía primero por una cara y se forma una capa gruesa de ese lado; y luego se volteaba sobre el comal para que se cociera por la otra cara y se formara una capa delgada de ese lado. La tortilla se volteaba varias veces hasta que quedaba bien  cocida. Cuando la capa más delgada se levantaba, inflada con vapor de agua contenida en la masa, indicaba que faltaba poco para que la tortilla quedara bien cocida. Doña Guadalupe y sus ayudantes eran expertas.

-

Como hacía mucho calor alrededor de los comales, esperaba mis tortillas en el patio, fuera del tejaban. A las dos de la tarde hace bastante calor en Tapachula.  Me gustaba ver como hacían las tortillas, así que sin dejar de jugar echaba un vistazo en forma intermitente.

-

Creo que la tortilla y el comal, simbolizaban en algunos aspectos al ser humano y la vida en aquel barrio. Desde niños, las personas de aquel barrio se iban cociendo en un ambiente ardiente y se les formaba la capa gruesa que les permitiría al menos subsistir y quizás mantener unidas la materia y pensamientos para alcanzar un mejor futuro. Y claro también se formaba la capa delgada, la más débil.

-

El marido de Doña Lupe era bolo, alcohólico, y con frecuencia la golpeaba; ella resistía callada, nunca supe la razón con que justificaba aceptar esas condiciones de vida. Ella trabajaba todo los días, incluso domingos y días festivos. “La gente come todos los días…  y yo también” decía sonriendo.

-

En una ocasión, en que su marido la golpeaba, su hijo la defendió y su padre le cortó, al joven mecánico, un brazo a machetazos. Llegó la policía y se llevaron preso a su marido. Ella siguió haciendo tortillas todos los días;  sonreía menos pero nunca descansó un día. Jamás se separó de sus dos comales, continuó recibiendo el calor que irradiaba el fuego de los dos fogones, parecía que deseaba tener cada día una capa dura de mayor espesor, ya solo para subsistir.

-

El  Soconusco es pródigo, pero ni la fuerza del trópico puede vencer al ron.

Cuentos y poesías, filosofía

No asustan al mexicano, lo corrompen

No asustan al mexicano, lo corrompen

Autor David Gómez Salas

Todos políticos quieren hacer reformas que convengan a sus intereses. Para algunos políticos las reformas estructurales se deben hacer, siguiendo las recomendaciones que señalan los organismos financieros internacionales. Dicen que hay que fomentar la inversión privada en extracción de petróleo, en producción y comercialización de la energía eléctrica, y en servicios de atención médica.

¿Porqué es bueno regalar el patrimonio de los mexicanos, vendiendo nuestra infraestructura a un valor menor al real?

¿Porqué establecer monopolios privados, en los servicios estratégicos para el desarrollo del País?

Los que impulsan los objetivos de los organismos financieros internacionales simplemente descalifican a los que no están de acuerdo con ellos llamándoles: populistas,

Antes, para descalificar al adversario político se usaron los calificativos de: plebeyos y rústicos, en las monarquías; herejes y apóstatas, en los gobiernos religiosos; comunistas en los países con industria que pagaba miserias a sus trabajadores, etc.

¿Pero realmente, la población en pobreza rechazará al político que sea señalado como populista?

Dos de cada tres mexicanos ganan menos o igual a seis mil quinientos pesos al mes. El jefe de familia que gana el máximo de este rango, es decir seis mil quinientos mensuales, gasta aproximadamente: a) Dos mil pesos mensuales en renta o pago del crédito para su vivienda. b) Mil  pesos mensuales en pago de energía eléctrica, teléfono, gas doméstico, agua, alcantarillado, y demás servicios. c) Tres mil quinientos pesos mensuales en transporte, comida, ropa, calzado, detergente, jabón de baño, pasta de dientes, papel sanitario, medicinas, educación, entretenimiento, etc.

Los jefes de familia que ganan menos de seis mil quinientos pesos al mes, sobreviven en condiciones de vida muy limitadas, y difícilmente pueden hacer frente a un accidente o problema de salud. Están acostumbrados a hacer largas filas de espera en hospitales, clínicas y centros de salud públicos. No podrán pagar un servicio de atención médica privada. Con tan bajos ingresos, estos mexicanos llegarán a ser viejos sin ahorros, y dependerán del apoyo económico de sus hijos.

Por lo anterior, imagino que será difícil espantar estos mexicanos (con bajos ingresos), diciéndoles que no deben apoyar a los políticos que “regalan” dinero a los ancianos e inválidos porque esos políticos son Populistas ¿Usted cree que se espantarán?

Si los mismos que regalan televisiones acusan de populistas a sus rivales ¿Les creerán?

¿De quién es el dinero que los políticos populistas “regalan” a los ancianos para ayudarlos a sobrevivir? Teóricamente es dinero de todos los mexicanos, ya que proviene de los impuestos y de la venta de petróleo, propiedad de la Nación.

Varios políticos declaran que no gastemos en protección de los ancianos, que no asumamos un compromiso con ellos, porque eso es Populismo. No entran en detalles, no presentan justificaciones; solo repiten con frecuencia que es Populismo, y con esa palabra descalificar el apoyo a los ancianos y otras medidas de carácter social.

¿Es mejor que este dinero se aplique para pagar a los bancos los intereses y capital del FOBAPROA?

¿Es mejor que este dinero se aplique para cubrir los sueldos de los funcionarios públicos?

¿Es mejor que este dinero se desvíe a los bolsillos de los corruptos?

¿Es mejor que este dinero se aplique para apoyar la instalación empresas extranjeras de los corruptos?

¿Es mejor que este dinero se aplique para apoyar a los monopolios privados?

Probablemente la población seguirá votando por los grupos que han empobrecido al país, la propaganda de los medios de comunicación es aplastante, pero no será porque los mexicanos pobres estén asustados del populismo, del comunismo, etc.  Estimo que la pobreza en un ambiente de tanta corrupción, permite la compra de votos en miles de formas, la promesas de tener palancas para ganar dinero fácil, las promesas de tráfico de influencias, etc.  Todos los actos inmorales que realizan los políticos y que se han vuelto cotidianos en nuestro país.

Ensayo, Social, Política y economía, filosofía

Analistas políticos a la baja - Autor David Gómez Salas

Analistas políticos a la baja - Autor  David Gómez Salas

Se supone que política es un proceso orientado a la consecución de objetivos que beneficien a la sociedad. Así que los analistas políticos, comparsas del sistema, no pueden descalificar a los ciudadanos que acudieron a votar anulando su voto, porque estos electores manifestaron que ningún candidato los convenció y enviaron un mensaje que honestidad. No mintieron y contribuyeron plantear que el país requiere cambios de verdad.

Eso de votar por alguien que no los convenció solo para perjudicar a otro candidato, no es honesto y es peligroso para el bien común. Las elecciones son para elegir a los mejores, no para elegir a los menos peores. ¡Como si fuera fácil, cuando hay empate entre peores!

Pedirle al ciudadano que acuda a votar por cualquier candidato solo porque se gastó mucho dinero en las campañas políticas tampoco es ético, es contribuir a ocultar la verdad. Sí se desea que se reduzca el costo unitario de los votos, se debe reducir drásticamente el financiamiento público a los partidos.

El costo unitario se obtiene al dividir el costo de las campañas entre el número de votos totales. Así que al disminuir a la quinta parte el numerador, disminuirá el costo unitario a la quinta parte; pues se supone que denominador (número de votos válidos) casi no varía, es el llamado voto duro.

Para lograr que crezca el denominador, el número de votos válidos, se necesitan buenos candidatos. Para impulsar la presencia de buenos candidatos, habría que suspender el financiamiento público a los partidos políticos. Al no haber dinero fácil, se irán de la política quienes van tras la lana. Bueno no todos, pero habrá mas opciones para la gente honrada, hoy fuera de los partidos políticos.

Los analistas políticos, comparsas del sistema, llamaron antipolítica a la acción del ciudadano que expresó su punto de vista, de manera honesta, sin simular nada.

Es una reacción normal está dentro de lo esperado, algunos de estos analistas son hombres que ha tenido éxito como críticos políticos, son inteligentes y cultos. Pero no son personas comprometidas con el país, son hombres que juegan un papel que permite maquillar al sistema. Nunca comprometen su relación con el sistema, con sus ingresos. No creo que desarrollen este papel de manera voluntaria. Debe ser temor a un cambio real, trascendente, que afecte su estilo de vida.

Estos analistas cada día tienen menos contacto con la pobreza, y con la población suburbana y rural. Cada vez visitan menos los barrios pobres, los poblados sin servicios. De alguna manera su bienestar personal los ha hecho insensibles y por eso sus críticas ya no tienen fuerza, son tibias. Son como los boxeadores que después de alcanzar la fama entran en decadencia, ya no entrenan con el mismo entusiasmo, han perdido el hambre de triunfo, ya están cómodos, empiezan a engordar y se les dificulta su profesión.

Hay otros comentaristas que ellos mismos se han denominado analistas políticos, pero solo son publicistas que llevan a cabo su trabajo. No me refiero a ellos.

Educación y cultura, Ensayo, Social, Política y economía, filosofía

Más propaganda política, menos votos. Autor David Gómez Salas

MÁS PROPAGANDA POLÍTICA, MENOS VOTOS - Autor: David Gómez Salas

Todos los gobiernos en turno, informan que han alcanzado grandes RESULTADOS; según ellos, durante su periodo se avanza como nunca antes se había avanzado en toda la historia de México.

Anuncian todos los día grandes hazañas en el combate al narcotráfico y a la corrupción. Informan sobre la captura de delincuentes y limpia de los cuerpos de policía.

Todos los gobiernos en la República Mexicana (federal, estatal y municipal) anuncian importantes logros en el combate a la pobreza y presumen que el nivel de vida de la población es cada día mejor.

Según sus anuncios, hay menos pobres, menos desempleo, menos enfermos, mas habitantes con vivienda propia, más educación, mayores servicios de salud, mejores servicios de agua potable, recolección de basura y alumbrado público.

Los gobernantes declaran que el poder adquisitivo de la población aumentó, que los salarios se han incrementado porque nuestra mano de obra es más especializada. Afirman que las tarifas del agua potable, energía eléctrica y demás servicios públicos son más baratas.

La publicidad en Radio y Televisión del Presidente de la Republica, el Senado, la Cámara de Diputados, y otros gobernantes, nos dice que ellos DAN RESULTADOS, que MÉXICO YA CAMBIÓ.

Según ellos, se evalúan a sí mismos con gran imparcialidad, y nos le queda otra alternativa que reconocer que son genios, y modelo de eficiencia, honestidad y modestia.

Los gobiernos proporcionan información al Banco Mundial y demás organismos Internacionales; y de esta manera realizan los “estudios” y elaboran informes que nos reportan grandes resultados. Es decir, el Banco mundial les reporta a los países los mismos datos que ellos les proporcionaron. Los gobernantes preguntan ¿Quién puede dudar de los datos proporcionados por organismos internacionales?, y dicen que estos datos confirman sus éxitos.

Escuché en la radio a un locutor que dijo: “los que saben de economía, dicen que vamos bien. Así lo dice el Banco de México y el Banco mundial”. Mmmm… siempre en el extranjero se ha elogiado a quienes sirven a sus intereses, incluso les han otorgado reconocimientos académicos, en universidades extranjeras como premio a su capacidad,… capacidad para difundir y promover sus políticas económicas, ajenas al interés nacional.

En México la propaganda dice que en el extranjero nuestro País, tiene altas calificaciones. Así que sí usted observa zonas urbanas marginadas, deserción escolar, pandillas urbanas, tráfico y consumo de drogas, delincuencia, etc., imagine que no es real, olvídelo. De acuerdo a la propaganda, en México ya no existen desempleados, ya no hay limpiaparabrisas en los semáforos, ya nadie se va a buscar trabajo a Estados Unidos, no hay analfabetismo, desnutrición infantil, deforestación, ni contaminación ambiental, nuestra República es un Paraíso.

Podríamos anunciar que se sembraron 100 millones de árboles, se construyeron 20 millones de viviendas, se otorgaron 300 mil becas, ¿Quién los puede contar?. ¿Cómo demostrará un ciudadano común que no es cierto?. Las cifras están amarradas a nivel municipal, estatal y federal, dicen con solemnidad los publicistas.

Leí en el periódico que un político de Aguascalientes, comentaba: “los Estados vecinos, nos están ganando en generación de empleos” y allá dicen mas o menos lo mismo: Los estados vecinos nos están ganando en generación de empleo. Igual sucede en el sureste Mexicano, en Oaxaca piensan que el paraíso está fuera de Oaxaca, en Chiapas lo ubican fuera de Chiapas, etc.

En las campañas políticas los candidatos prometen combatir el narcotráfico y a la corrupción. Detener el incremento de la inseguridad, capturar a los delincuentes y limpiar los cuerpos de policía. Abatir la pobreza, detener el deterioro de la calidad de vida, oportunidades de tener vivienda propia, terminar con el analfabetismo y la deserción escolar, atender la desnutrición infantil y disminuir las enfermedades, terminar con los abusos en los precios del agua potable, recolección de basura y alumbrado público.

Prometen disminuir la perdida del poder adquisitivo de la población, reconocen que muchas familias mexicanas reciben ingresos muy bajos, se duelen por ello y prometen que MÉXICO VA A CAMBIAR.

Por eso los políticos han perdido credibilidad y su publicidad se ha vuelto ineficaz. Produce efectos contrarios a lo que persiguen, fomenta la cultura del “Sospechosismo”.

Muchos mexicanos creen lo opuesto a lo que dice la publicidad política, si dicen que no subirá el precio de la gasolina, corren a llenar los tanques de sus automóviles porque tiene la certeza que subirá.

También han identificado a locutores y periodistas aduladores y desconfían totalmente de ellos. Sí estos periodistas elogian a un político, desconfían de ese político; y si critican a un político, creen que algo bueno ha de tener ese político y por eso lo atacan. “Dime quien te alaba o te critica, y te diré quien eres”.

¿Sí se anuncian continuamente en radio y televisión alabándose ellos mismos y gastan tantos recursos económicos en publicidad, quien les cree?. Después de escuchar los anuncios tantas veces, la credibilidad se deteriora y crece el número de ciudadanos que no están de acuerdo con los enormes gastos de propaganda política y difícilmente votarán por quienes los realizan.

Educación y cultura, Social, Política y economía, filosofía

La vida en México, sin partidos políticos

La vida en México, sin partidos políticos

Autor  David Gómez Salas

Todo lo que ahora tenemos, no lo conoció un amigo que se fue a vivir fuera de México hace  cuarenta años.

Hace 30 años mi ciudad tenía graves problemas de abastecimiento de agua, una de cada diez personas que trabajaban, ganaban cuando mucho un salario mínimo; seis de cada diez ganaban cuando mucho tres salarios mínimos; y la mayoría de los jóvenes mayores de catorce años abandonaban sus estudios. En fin avanzaba el deterioro de la calidad de vida que había caracterizado a esta bella ciudad.

El deterioro continuó algunos años más, hasta que hubo necesidad de ser realistas, reconocer los problemas, resolverlos de verdad, y abandonar las declaraciones triunfalistas.

El gobierno dejó de ser juez y parte en la evaluación de sus labores; y tomó más en cuenta la opinión de los habitantes, que las evaluaciones elaboradas en los escritorios de los organismos financieros interesados en colocar préstamos.

Este realismo hizo que hubiera cambios de fondo en la educación. Desde preescolar se fomentó en el alumno el deseo de ser. Por eso en el alumno existe la curiosidad de saber y por lo tanto está interesado en adquirir conocimientos. Desde hace años ya no se otorgan calificaciones altas a los alumnos que no las merecen. Las mejores escuelas no son las que no reprueban a sus alumnos, son las que ganan los concursos de conocimientos y sus profesionistas son solicitados en el ámbito internacional.

Ahora las matemáticas se enseñan para que el alumno desarrolle habilidad para deducir, para que desarrolle capacidad de análisis, además de las aplicaciones que se dan en la administración, la tecnología y la ciencia.

La tecnología se volvió importante en el desarrollo económico. La contaminación ambiental disminuyó porque se aplicaron procesos productivos que no generan contaminantes.

Los partidos políticos que existían fueron perdiendo credibilidad hasta desaparecer y surgieron los sistemas y procesos electorales actuales. Lo mismo pasó con la mayoría de los medios de comunicación

Ahora, con menos desempleados, ya solo uno de cada treinta personas que trabajan ganan hasta un salario mínimo; seis de cada treinta ganan hasta seis salarios mínimos; y la 9 de cada 10 jóvenes, mayores de catorce años, termina la secundaria

Ocho de cada diez habitantes con edades comprendidas entre 7 años y 50 años de edad, practica un deporte. Nueve de cada diez personas menores de 7 años y mayores de 50 años, hacen ejercicio. Las tarifas del agua potable son accesibles porque se cobran costos reales y utilidades altas, pero menores al 1000%.

Las actividades deportivas, artísticas, culturales y de medicina preventiva crecieron exponencialmente, lo que provocó la construcción de la infraestructura actual con múltiples deportivos, teatros, jardines (15 metros cuadrados por habitante), albercas, centros de computo, sitios de esparcimiento, etc. Prácticamente no hay problemas socioeconómicos, ni ambientales. Hay salud, educación, vivienda, alumbrado publico, agua potable, vialidades, áreas verdes, teatro, música, economía sana, etc.

Además existe todo tipo de planes de desarrollo que aseguran un futuro feliz; y la sociedad ha desarrollado gran capacidad de reacción ante eventos inesperados, como tormentas, hundimientos, etc. Así que estos eventos ya no pueden ser calificados de inesperados.

Mucho perdió mi amigo que fue a estudiar a París en el año de 2015 y se quedó a vivir allá. Cuarenta años después, sin partidos políticos todo es mejor.

Educación y cultura, Social, Política y economía, filosofía

Ya supérenlo… reflexión de lo amargo

YA SUPÉRENLO - REFLEXIÓN DE LO AMARGO…

Autor David Gómez Salas

¿En que hemos fallado como sociedad?

¿Que dejamos de hacer para que llegaran a suceder atrocidades como las de Ayotzinapa?

-

Las imágenes que hemos visto en las redes sociales han sido impactantes, multitudes protestando contra la corrupción, impunidad y la crueldad de los gobernantes que no han dado resultados sobre la desaparición forzada de 43 estudiantes.

-

Declaraciones infames de un procurador malhumorado que declara al final de una conferencia de prensa ¡Ya me cansé! produjeron en los televidentes indignación y profunda tristeza, al ver a seres humanos declarando haber actuado sin misericordia, en forma desalmada, transformados en demonios. Para argumentar una versión de los hechos, ilógica e inverosímil.

-

Ahora escucho en las noticias que el presidente de la república pide a los guerrerenses superar y ver para adelante ¿Cómo vivir en paz y olvidar lo sucedido?

-

Creo que es imposible “olvidar” hechos tan crueles y además creo que necesitamos reflexionar sobre la conducta mostrada por nuestros gobernantes que suponíamos civilizados.

-

Deseamos conocer que podemos hacer para disminuir las posibilidades de que hechos delictivos, como este, se repitan.

¿ En que hemos fallado como sociedad?

¿ Porque algunos mexicanos en el poder, llegaron a ser tan crueles e insensibles?

-

De poca utilidad resultan las reacciones oficiales de los diferentes gobiernos y partidos políticos que se culpan mutuamente por no haber actuado oportunamente.

-

Será necesario reestructurar nuestro país para que disminuya la corrupción y se incremente la capacidad de respuesta ante hechos delictivos.

-

De gran utilidad será que la sociedad civil impulse la cultura de la NO VIOLENCIA y logre permear a los grupos de poder, que confunden el concepto de lealtad con el de complicidad. Los militantes de un partido político no pueden apoyarlo ciegamente, desear que no se investigue nada y esperar que transcurra el tiempo hasta que los inconformes se cansen. Se le apostó al olvido por eso ahora les piden que lo superen.

-

Cada individuo decide que hacer con su vida: Ser una persona de bien o un delincuente. Las personas pueden estudiar, desarrollar un talento artístico, practicar un deporte, ser productivo económicamente, amar al prójimo, ser auténtico, delinquir, engañar, etc.

-

Lo que decidamos ser individualmente, definirá el tipo de sociedad que conformamos y los límites que establezcamos a los gobernantes. nuestra conducta y acciones individuales nos definen colectivamente, en estos momentos los jóvenes han salido a la calle para intentar cambiar lo que está mal en el país.

-

Algunos escritores señalan que existen enfermedades colectivas que afectan a una parte de la sociedad, y que son padecimientos similares a las enfermedades crónicas degenerativas pero que además son contagiosas, en que los individuos enfermos contaminan a individuos sanos. Así explican el comportamiento de las masa inactivas que saben sobre los problemas sociales pero los aceptan con fatalidad y se ocupan únicamente de su bienestar personal.

-

Estimo que ante las enfermedades sociales que producen pereza colectiva, lo que pasó en Ayotzinapa fue una reacción inmunológica que se niega a propagar la enfermedad y a que la impunidad triunfe.

-

¿Nos enfermamos de fatalidad ?

Si cada uno de nosotros es una célula del tejido social ¿Cómo nos vemos a nosotros mismos?

Social, Política y economía, filosofía

Muertos inconformes. Autor David Gómez Salas

MUERTOS INCONFORMES  - Por: David Gómez Salas

Leí un libro en que los muertos relatan, de manera breve, los hechos que ocasionaron su muerte y escriben una conclusión sobre lo que fue su vida. Esta y otras lecturas, así como múltiples opiniones que he escuchado sobre la dificultad del ser humano para conocerse a sí mismo, dan origen al presente artículo, que por razones de espacio presentaré de manera simple y resumida.

-

Primero. Imagine lector que existe un lugar ocupado por muertos inconformes con ellos mismos, a causa de la conducta que tuvieron en vida.

-

Imagine también que, después de la muerte, ellos han tenido la oportunidad de ver y analizar continuamente la historia de su vida; y a partir de ese análisis individual, en este sitio se encuentran los que se han arrepentido de algunos actos (nunca es tarde, dice un refrán).

-

Por mencionar algunos ejemplos (perdón por las omisiones), se trata de muertos que en vida fueron: gobernantes que organizaron guerras y/o se enriquecieron con el dinero del erario público; políticos que sacaron provecho de los problemas sociales; delincuentes de tiempo completo; policías que se coludieron con los delincuentes; patrones que explotaron a sus trabajadores; empleados que robaron a los patrones; científicos que plagiaron ideas y trabajos de investigación; etc.

-

En esta historia existen dos reglas muy sencillas, que siempre se cumplen:

-

1. No existe manera de cambiar la historia de lo que fue la vida, incluyendo su muerte.

2. Todos pueden ver la historia real de la vida de los demás.

-

Además, existe la opción de que: “Siempre hay esperanza de un futuro mejor”. Los logros que pueden obtenerse con esta opción, dependen de la voluntad del muerto y de algo más… Lo contaré a final de este artículo.

-

Segundo. Ahora estimado lector recuerde dentro de su círculo de amigos, estudios o trabajo a: algún un equipo de fútbol u otro deporte, una empresa, una dependencia de gobierno, un grupo de comerciantes, un grupo de maestros universitarios, o cualquier grupo de trabajo formado por personas que usted conozca; y sepa que desean alcanzar un éxito deportivo, económico, político, científico, comercial, etc.

-

Ojalá no haya observado a entrenadores decirles a sus jugadores que para ganar, vale todo; espero no conozca empresas que acuden a practicas incorrectas para alcanzar mayores utilidades; no conozca funcionarios públicos que elaboran informes con datos irreales; no conozca políticos que se valen de todo para descalificar al adversario; no tenga la mala suerte de conocer a investigadores que copian los trabajos de sus colegas; ni haya conocido algún empleado que trabaja bajo la ley del mínimo esfuerzo.

-

Para vivir conforme con uno mismo, para no tener remordimientos de conciencia, para tomar vino por gusto y no para olvidar, para tener amigos y no cómplices, ó para que al anochecer se pueda sentir felicidad por la actividad diaria; podríamos guiar nuestras decisiones imaginando que al morir a cada uno de nosotros nos tocará escribir nuestro epitafio, o suponer que realizamos una visita el sitio imaginario descrito en el primer punto de este articulo. No puedo creer que existan personas amorales (que no distinguen el bien y el mal), por lo tanto no tengan escrúpulos.

-

En el primer punto señalé que al final del artículo mencionaría “ese algo más que se requiere para alcanzar un mejor futuro”. Bajo mi punto de vista, ese algo más es: LA FÉ. Desde el punto de vista religioso es la fe en Dios; desde el punto de vista humano es la fe en uno mismo, el deseo de ser una persona de bien.

Cuentos y poesías, Ensayo, filosofía

Libertad a la investigación científica o el regreso a la inquisición

MÉXICO REQUIERE LEGISLAR LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA CON CÉLULAS TRONCALES

-

• La existente es dispersa e insuficiente, por lo que se debe promover una normatividad democrática y laica que respete la libertad de investigación y establezca las condiciones adecuadas para realizarla, señaló Ingrid Brena Sesma, del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM

-

En México, la legislación para utilizar células troncales de origen embrionario es dispersa e insuficiente. Además, distintos sectores y grupos sociales impiden trabajos científicos con estos elementos, advirtió Ingrid Brena Sesma, del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM.

-

La regulación en el ámbito debe sustentarse en un trabajo legislativo democrático y laico que respete la libertad de investigación y establezca las condiciones adecuadas para realizarla. Sólo puede ejercerse en un Estado que no admite imposiciones ni trabas religiosas, subrayó al participar en el Taller Aspectos Éticos y Legales de la Investigación con Células Troncales y de la Neuroética.

-

En el encuentro, organizado por el Instituto de Fisiología Celular (IFC) de esta casa de estudios y el Instituto para la Ciencia, Ética e Innovación (ISEI, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Manchester, Inglaterra, señaló que los reglamentos, leyes y códigos existentes se refieren a la utilización de células troncales en terapias, pero no al uso con fines de investigación.

-

La coordinadora del Núcleo de Estudios en Salud y Derecho del IIJ, estableció que la legislación de las tareas con células troncales embrionarias debe estar apuntalada en información científica que permita el desarrollo de los trabajos en beneficio de la sociedad.

{

Frente a vacíos legales que generan incertidumbre se requiere establecer una regulación específica, sin que tal acción frene los avances científicos. Es necesario legislar con sensibilidad para no coartar la libertad de investigación dirigida a reducir el dolor, curar enfermedades o asegurar mejores condiciones de vida para el humano y salvaguardar valores dignos de protección.

-

Al respecto, María de Jesús Medina Arellano, de la Universidad Autónoma de Nayarit, aludió a la pertinencia de adoptar una regulación basada en principios, indispensable para solucionar la falta de actualización de las normas existentes a la velocidad de los avances y que facilita el mejoramiento de los centros de estudio.

-

En el Auditorio Antonio Peña Díaz del IFC, sostuvo que la adopción de principios mínimos para una evaluación ética y efectiva, con mecanismos de seguimiento e intercambio de información, garantizaría el respeto a los pacientes e impulsaría la investigación con células troncales en México.

{

Aspectos científicos y éticos

-

En su oportunidad, Rubén Lisker, emérito de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, mencionó que distintos sectores de la sociedad mexicana esgrimen argumentos éticos contra el uso de estas células troncales con fines de investigación. Es más falto de ética no utilizarlas con estos propósitos que evitar la posibilidad de curar padecimientos para los que actualmente no hay tratamientos, consideró.

-

Los avances en este ámbito se detienen al considerar al cigoto como un humano que debe protegerse. Un blastocisto no es persona porque las conexiones entre la médula espinal con la corteza cerebral se establecen entre las semanas 25 y 29 de la gestación; sin éstas no se siente ni piensa, características distintivas de nuestra especie, explicó.

-

El también director de Investigación del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, subrayó que el cigoto es, en potencia, un individuo y el respeto que merece es proporcional a su grado de desarrollo.

-

Para hablar de existencia humana se requiere que el feto tenga actividad cerebral, lo que descarta argumentos como que la vida inicia a partir de la concepción. Esta idea se complementa con el criterio de muerte cerebral, utilizado para donar órganos vitales, afirmó.

-

“¿Qué es más reprobable y falto de ética, impedir investigación con posibilidad de curar o mejorar a millones de personas con padecimientos devastadores o evitar el uso de embriones sobrantes de procesos de fertilización asistida por su potencialidad de convertirse en humanos, cuando en realidad están programados para desecharse?”, cuestionó.

-

Creación de quimeras

-

En su oportunidad, César Palacios, quien realiza estudios de doctorado en el Instituto para la Ciencia, Ética e Innovación de la Universidad de Manchester, Inglaterra, expuso que la creación de quimeras a partir de células troncales es útil para producir vacunas o estudiar la formación de tumores.

-

Son organismos biológicos compuestos a nivel celular por un mosaico de células con origen genealógico distinto. Se forman al unir dos embriones de especies diferentes o si a un animal se le injertan células de individuos tomados de otras especies, refirió.

-

Los argumentos en contra tienen como eje la dignidad humana. Ésta no sería socavada por transferir las funciones psicológicas emergentes y supracelulares humanas a un sujeto de experimentación, que en consecuencia poseería las mismas capacidades, sino por el tratamiento que dicha quimera recibiera por agentes morales, sostuvo.

filosofía
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda