Noticiencias

Blog en Monografias.com

 

Luis Javier y Luis Donaldo. Autor David Gómez Salas

Luis Javier y Luis Donaldo

© David Gómez Salas

La mañana del jueves 12 de octubre de 1978 al desayunar con Luis Javier Castro Castro y Luis Donaldo Colosio Murrieta, en la ciudad de Mérida Yucatán; me propusieron que al terminar de desayunar rentáramos un auto y nos fuéramos a Chichen Itzá y sus alrededores. Se antojaba el paseo porque la zona es bellísima y además el paseo me permitiría convivir con Luis Javier, que años antes había sido mi compañero de trabajo en el Plan Nacional Hidráulico; y no lo había visto desde que renunció a ese trabajo, para ir a estudiar a Austria.

Siempre he tenido metido en mis huesos una interpretación extrema sobre mis compromisos y había viajado a Mérida a presentar una ponencia denominada  Modelo Auxiliar de Manejo del Agua en una Ciudad ese jueves a en la tarde. Una de las seis conferencias que se daban sobre el tema de Ingeniería Ambiental, en el IV Congreso de la Academia Nacional de Ingeniería.

Luis Javier  y Luis Donaldo ya había presentado el día anterior una ponencia titulada Migration, Urbanization and Development in México, era un trabajo desarrollado en Austria en International Institute for Appliied System Analysis. Tuvieron poca audiencia debido a que una línea aérea estaba en huelga y muchos congresistas habían cancelado su participación.

Con base a lo que había sucedido en su conferencia, me dijeron que  no valía la pena que me quedara a dar mi conferencia, debido que era muy probable que hubiera poca asistencia. Pero tengo muy arraigado el cumplir con mis compromisos, aún en circunstancias en que el logro por cumplirlos sea muy pequeño o nulo.

No fui al paseo, me quedé a dar mi conferencia y efectivamente hubo poca audiencia. Bueno al principio porque después llegaron muchos jóvenes estudiantes del Instituto Tecnológico Regional de Mérida; que imagino los llevaron forzados, con la motivación de subirles un punto en alguna materia. No me importó, porque los estudiantes fueron muy participativos e hicieron muchas preguntas, comportamiento que contribuye a  explicar mejor los conceptos.

También fue estimulante, darle ánimo a un joven conferencista que estaba nervioso porque era la primera conferencia que iba a dar. Le dijimos muchas palabras de ánimo y creo que resultó muy útil la observación siguiente: Tú desarrollaste el trabajo que vas a presentar, específicamente nadie sabrá más que tú sobre este trabajo.

Al joven conferencias le fue muy bien, porque efectivamente nadie podía saber más que él. Quizás podía asistir a su conferencia algún especialista en contaminación del aire, pero específicamente de los experimentos y resultados de aquel trabajo, no podría saber más. Durante toda su conferencia, lo vi radiante.

A Luis Javier y Luis Donaldo, los volví a ver otras veces, al primero como amigo y al segundo, de lejos, como personaje destacado en el gobierno: Director General de Programación y Presupuesto Regional en la Secretaría de Programación y Presupuesto, Secretario de Desarrollo Urbano y Ecología, dependencia que después se llamó  Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) y finalmente como candidato a la presidencia de México. Pocas personas conocen a Luis Donaldo como una persona interesada en el estudio de los aspectos económicos y sociales de México. Lo recuerdan muchísimo más como político, pero la mayoría de los seres humanos son polifacéticos, porque así es la vida, solo se vive una vez y no sabemos cuánto tiempo.

Luis Javier y Luis Donaldo eran dos jóvenes estudiosos, optimistas, alegres y perseverantes. Fue por  Luis Javier que conocí algunas definiciones matemáticas sobre bien público y privado. Tales como:

Sea:

X1=El bien que pertenece a la persona 1

X2=El bien que pertenece a la persona 2

X3=El bien que pertenece a la persona 3

Xn=El bien que pertenece a la persona n

y

Xt=El bien total existente

El bien privado, se puede representar en la forma siguiente:

Xt=x1+x2+x3+⋯+xn

Ejemplo: Los autos que existen en un estacionamiento tienen diferentes dueños, algunas personas pueden tener varios autos; y  la suma de los autos que tiene todas las personas es el número total de autos, el bien total.

El bien público, se puede representar en la forma siguiente:

Xt=x1=x2=x3= …= xn

Ejemplo: En un jardín o parque público, cada persona puede usar y disfrutar todo el jardín, caminar por toda su superficie; lo mismo puede hacer otro visitante; y la suma de la superficie que disfrutan todas las personas, el bien total,  es igual a la superficie que puede disfrutar cada persona.

Claro que el tema es menos simple, pero es una forma interesante de introducirse a los conceptos de bien público y privado, tan útiles para comprender el cuidado de la calidad del aire y del agua en la naturaleza.

Sin categoría

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom