Noticiencias

Blog en Monografias.com

 

Sobre Jacinto Canek

Sobre Jacinto Canek

Ermilo Abreu Gómez (1894–1971)

1. “Puedes conocer la naturaleza y la intención de los caminantes. El blanco parece que marcha; el indio parece que duerme. El blanco husmea; el indio respira. El blanco avanza; el indio se aleja. El blanco quiere poder; el indio, descanso”… Jacinto Canek

2. Los indios viven al lado de la tierra. Duermen en paz sobre el pecho de la tierra, conocen sus voces y sienten el calor de sus entrañas. Perciben el olor de la tierra; olor que enriquece los caminos. Los blancos han olvidado lo que es la tierra. Pasan sobre ella aplastando y atropellando la gracia de sus rosas. Son el viento que se quiebra y salta sobre el rostro de las piedras. … Jacinto Canek

3. ¿Por qué nos enseñan a querer a un dios que permite que los blancos nos peguen y nos maten? ¿Por qué hemos de cantar de rodillas un canto de contrición que no sentimos? No lo digamos más porque, aun diciéndolo con los labios, cometemos falta en nuestro espíritu… Jacinto Canek

Así se escribió Canek

Cuando era yo niño acompañaba a mi padre por tierras de Yucatán. Mientras mi padre realizaba las diligencias de sus negocios yo me quedaba en la posada rodeado de indios mayas.

Por la noche, después de la cena, junto al fogón de la cocina, aquellos hombres se ponían a contar historias y leyendas de la región. Una de ellas se relacionaba con la vida de Canek. Sus aventuras y sus sentencias quedaron grabadas en mi memoria.

Más tarde, ya de pupilo en la escuela, pude leer papeles acerca del personaje, los cuales acabaron por afirmar en mi espíritu su recuerdo y su imagen. Así pasaron muchos años hasta que un día apareció en mi conciencia el cuadro que abarcaba la historia del héroe. Empecé a llenar cuartillas y más cuartillas describiendo las escenas de aquella vida.

La primera edición la ilustró el grabador Abelardo Ávila. Manolo Altolaguirre hizo otra bajo el signo de su imprenta La Verónica. El poeta José Carner incluyó la historia en el tomo Héroes mayas. Otra edición la hizo la Antigua Librería Robredo. Existe una edición abreviada, para niños, que se publicó en El Salvador.

Según cuentas de la Biblioteca Nacional de México, entre ediciones y reproducciones, Canek ha aparecido veinte veces. También está en los discos de “Voz viva de México”, de la Universidad Nacional, con una advertencia de Luis Rius. Fue traducido al alemán por Ludwig Renn; al inglés por David Heft, y al ruso en una selección publicada en Moscú. Ahora, según me dicen, está a punto de salir a luz una versión portuguesa hecha por Bolivar de Freitas.

Por vía de juego en la historia de Canek va algo de mi vida y también de la vida de otros sujetos. El niño Guy es mi contrafigura; soy yo, convertido en gentil esqueleto a causa del paludismo. Exa es el recuerdo de una niña que se llamaba Ofelia. El Padre Matías es la evocación del Padre Ávila, cura de la parroquia de Santa Lucía. Ramón Balam es el criado de mi casa. La tía Charo es la caricatura de mi propia tía Charo. La tía Micaela es la estampa de la cocinera de mi abuela doña Margarita.

Canek, bueno o malo, es el libro que mejor refleja mi dolor por el dolor de los humildes, de los indios de mi tierra. Si su lectura aviva la conciencia del hombre frente a la injusticia, me tendré por satisfecho.

ERMILO ABREU GÓMEZ

Educación y cultura

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom