Noticiencias

Blog en Monografias.com

 

El té de guarumbo controla la diabetes tipo 2

Té de guarumbo controla la glucosa en diabéticos tipo 2

Investigación de la Facultad de Ciencias establece bases científicas de la herbolaria

Vocero Adolfo Andrade Cetto

Tema: Investigación herbolaria propiedades de la infusión de guarumbo contra la glucosa en diabéticos tipo 2

Síntesis Durante al menos medio siglo, desde que la diabetes mellitus tipo 2 alcanzó una alta prevalencia en México y que hoy en día afecta a más de 11 millones de habitantes, en varias zonas rurales del país personas con esta enfermedad controlan sus niveles de glucosa con té de guarumbo (”Cecropia obtusifolia Bertol”), árbol de grandes hojas extendidas que crece hasta 20 metros de altura en regiones cálidas de Hidalgo, Puebla, Jalisco, San Luis Potosí, Veracruz, Guerrero, Oaxaca y Yucatán. A partir del conocimiento empírico aplicado por comunidades nahuas, chinantecas y mayas, Adolfo Andrade Cetto, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias, ha indagado por 20 años en modelos experimentales la eficiencia de la infusión y su mecanismo de acción, para desarrollar un fitofármaco avalado científicamente. Biólogo egresado de la UNAM y doctor en Ciencias en programa mixto por esta casa de estudios y el Instituto de Farmacia de la Universidad de Bonn, Alemania, Andrade Cetto es especialista en etnofarmacología, rama de la etnobiología que estudia las propiedades de las plantas medicinales y genera nuevos medicamentos a partir de ellas, con respeto al conocimiento tradicional y aportes de rigor científico. “El té de hojas de guarumbo tiene un efecto hipoglucemiante similar al del fármaco metformina, utilizado en los tratamientos convencionales para controlar los niveles de glucosa en pacientes con diiabetes tipo 2″, señaló el especialista. Ese padecimiento ocurre por una combinación de resistencia a la insulina en células musculares, adiposas y hepáticas, y la descompensación en la producción de esa hormona. “Es una doble fase”, dijo. Los seres vivos necesitan glucosa todo el tiempo, ya que está involucrada en procesos básicos como respiración, movimiento y pensamiento. Tenemos dos vías para obtenerla: los alimentos y el hígado, que provee de esa sustancia a las células en los periodos en que no ingerimos alimentos, por ello tenemos un almacenamiento de “glucosa” hepática, explicó. “La comida que no es quemada inmediatamente se almacena como glucógeno, si el cuerpo está en ayuno el hígado aporta glucosa por dos vías principales, rompe esa molécula o forma glucosa por un proceso llamado gluconeogénesis; ello nos permite estar vivos mientras dormimos, respiramos, el corazón late y se realizan distintas funciones metabólicas”, detalló. En pacientes, la producción de glucosa se altera porque hay una falta de señalización de la insulina. Si esta última está presente, “apaga” ese funcionamiento del hígado, es como si le dijera que ya no produzca aquélla, ejemplificó. La insulina es el mecanismo de “apagado (switch off)” que en el diabético está alterado y el hígado continúa con la aportación de glucosa, apuntó. Con dos principios activos del guarumbo (identificados por Andrade Cetto durante su doctorado en Alemania), se realiza el “apagado” para que el hígado deje de sobreproducir la glucosa. “La planta hace el ’switch off’, ya que bloquea enzimas de salida”. El universitario reveló que, tradicionalmente, el té de guarumbo se ingiere como agua de uso, no con comida. Ello coincide con la inhibición de la gluconeogénesis (síntesis de glucosa en el hígado), ya que debe frenarse en el día, en el momento que no se consumen alimentos. “En este caso, la observación popular sí tiene una explicación farmacéutica”, comentó. Andrade Cetto se interesó por el guarumbo porque se lo mencionaron en comunidades rurales y en mercados para controlar la enfermedad. “En el doctorado en Alemania decidí analizar la planta, identifiqué los dos principios activos más abundantes, los aislé, se comprobó que no tenían toxicidad y se diseñó el estudio con pacientes”. Andrade Cetto detalla el proceso de la investigación, en donde en la primera etapa experimentó con ratas, y después con pacientes humanos, con la colaboración de Cristina Revilla Monsalve, del Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En la parte química cuenta con la colaboración de Helmut Wiedenfeld, de la Universidad de Bonn, Alemania. Mientras que la deducción del mecanismo de acción y su comprobación se realizó en la Facultad de Ciencias, con la colaboración de René Cárdenas. Una vez publicados sus resultados científicos sobre cómo funcionan los dos principios activos de la planta para controlar la glucosa, el investigador busca financiamiento para patentar un novedoso método de extracción y de acción de la planta.

FUENTE: Gaceta UNAM Registro  No.051814

Educación y cultura, Posgrados, Salud

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom