Noticiencias

Blog en Monografias.com

 

EN LA CIUDAD DE MÉXICO CALOR CON MÁS FRECUENCIA, NO MÁS INTENSIDAD.

Los capitalinos cuentan con una percepción climática más aguda, porque estaban habituados a tener un clima muy benévolo en la Ciudad de México, señaló Elda Luyando López, del Centro de Ciencias de la Atmosfera (CCA) de la UNAM.

Hace algunos años, subrayó, los días calurosos, que rondan los 30 grados centígrados, se presentaban con menor periodicidad. “Esta temperatura máxima no ha aumentado sensiblemente en cuanto a rebasar un cierto umbral, no es que antes tuviéramos 30 y ahora 34, la diferencia radica en que no se presenta con la misma frecuencia”, indicó.

Antes, se tenían dos o tres veces al año, generalmente de forma discontinua, ahora incluso se han llegado a registrar 10 días seguidos; los capitalinos no están acostumbrados a esa situación, señaló. Además, “no es que decidamos resistirnos a la evidencia del cambio climático, pero efectivamente se vive”.

La investigadora del CCA atribuyó el incremento al efecto de la urbanización, aunque apuntó que el calor se presenta con mayor intensidad por las mañanas.

“La diferencia entre el campo y la metrópoli en esa parte del día es muy marcada, incluso durante la época invernal (temporada de sequía) se tienen diferencias que pueden alcanzar los ocho y nueve grados”, precisó.

Isla y Onda de calor

Para confirmar que transitamos por una Onda de calor, se requiere hacer un registro diario, con ayuda de la técnica del Percentil 95. “Si las temperaturas están excedidas durante tres o más días, se habla de ese término, que suele confundirse con el de Isla de calor, fenómeno provocado por el hombre”, indicó.

Esta última contribuye a que una onda sea más incómoda, de poco bienestar. La primera, que se presenta preferentemente en invierno, es producto de la actividad humana, y de la forma en cómo hemos deteriorado el ambiente, por las construcciones sin áreas verdes ni cuerpos de agua.

La climatóloga universitaria subrayó que las ondas suscitadas en los últimos 10 años se han intensificado en frecuencia. “En la noche, el calor acumulado por las edificaciones a lo largo del día no se disipa completamente, y los interiores no alcanzan a enfriarse lo suficiente. Al día siguiente, la mañana continúa calurosa en el momento que el Sol sale de nuevo; en consecuencia, los habitantes no pueden refrescarse ni descansar por la incomodidad”,

FUENTE: Boletín UNAM-DGCS-361

CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA, Física y Química, Social, Política y economía, opinión

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom