Noticiencias

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Marzo, 2012

La grasa, el estrés, la mosca y el ser humano

En un trabajo precursor, investigadores del Instituto de Neurobiología (INb) campus Juriquilla de la UNAM, estudian las grasas y su relación con el estrés (entendido como cambios en las condiciones ambientales que pueden inducir respuestas alteradas en los organismos) con el uso, como modelo, de la mosca de la fruta (Drosophila melanogaster).

“Los lípidos son los componentes de las células menos estudiados. Hasta hace muy poco tiempo se pensaba que sólo estaban presentes en las membranas biológicas compuestas de una bicapa lipídica que limitaba y protegía el contenido de las células, y que constituían también una especie de reservas de energía y tejido graso”, expuso Juan Rafael Riesgo Escovar, investigador de la entidad.

Sin embargo, se ha descubierto que sirven también como señalizadores, entre muchas cosas más, y debido a ello, hay un creciente interés.

Ha resultado difícil estudiarlos porque una buena parte son hidrofóbicos, es decir, no se disuelven fácilmente en agua, medio donde más se han analizado las proteínas, los carbohidratos y los ácidos nucleicos, y porque no están codificados directamente en el genoma, es decir, no hay genes que lo hagan para cierto lípido, sino que hay para enzimas que, a su vez, sintetizan ese lípido.

Genomas similares

A pesar de que, en apariencia, son muy distintos como organismos, la mosca de la fruta y el ser humano tienen grandes semejanzas. El genoma de aquélla, muy compacto, es muy parecido al nuestro, y tiene equivalencias.

“Estaba interesado en indagar los sentidos, es decir, cómo vemos, u olemos. Hacía tiempo había aislado moscas mutantes con defectos visuales y olfatorios. Una vez aisladas estas mutaciones, lo primero que se hace en el laboratorio es tratar de saber cuáles son los genes responsables.

“Con mis colaboradores los clonamos, y vimos que eran enzimas del metabolismo de lípidos. ¿Qué tienen qué ver los lípidos con la vista y el olfato?, nos preguntamos”, explicó el investigador.

Esto los obligó a pensar que quizá tenían otras funciones, además de tradicionales (estructurales y de reserva de energía).

Los investigadores estudiaron qué había en los insectos normales, sobre todo los fosfolípidos, porque son los que metabolizan las citadas enzimas.

“Hicimos purificaciones y separaciones para ver si había cambios en general y qué tipos de ácidos grasos tenían, qué tan abundantes eran, cómo se comparaban con los de otras especies. A partir de estos trabajos, surgió el interés en caracterizar la lipidómica de la mosca de la fruta”.

También se dieron a la tarea de estudiar otras clases de lípidos, para disponer de un panorama más general de los que tiene la mosca de la fruta.

Los investigadores dudaban incluso si esta última era capaz de sintetizar colesterol, y se comprobó que sí; éste también es precursor de muchas moléculas señalizadoras, como las prostraglandinas.

Conexión importante

Hay una conexión importante entre el tejido adiposo –que en la mosca de la fruta, al menos, es señalizador de las condiciones generales y del estado normal de salud– y el estrés.

Trabajamos, asimismo, con la vía de la insulina, muy importante para el crecimiento y la proliferación, y también ahí participa el estrés, que puede desarrollarse si surgen problemas con la homeoestasis, es decir, si el organismo se sale del equilibrio por estar expuesto a algún agente mutagénico, a cambios de osmolaridad en las células o a daños al material genético.

Otra vía de estudio en el laboratorio es la de la cinasa de Jun, conocida también como vía activada por estrés. Hay indicios de que estos puentes de comunicación se relacionaron de alguna manera, y que parte tiene que ver con el tejido adiposo.

“Volvemos a los lípidos y a su condición de moléculas señalizadoras. Nuestro objetivo es conjuntar esas vías que se activan en condiciones de estrés; por ejemplo, sabemos ya que, si uno somete a una mosca de la fruta a radiación ultravioleta, que es mutagénica, se activa la vía de la cinasa de Jun por daño al ácido desoxirribonucleico (ADN)”.

En efecto, si uno va constantemente a la playa a broncearse es posible que desarrolle cáncer de piel por la radiación solar ultravioleta, agente que puede generar mutaciones.

Al exponer a moscas a la radiación, se desencadenan cambios en sus lípidos, como lipoperoxidación, lo que indica que estos últimos son moléculas orgánicas muy sensibles a la oxidación, es decir, al estrés.

“Si los lípidos de la membrana se alteran, también las células lo hacen; entonces, el organismo puede tener problemas graves”, advirtió Riesgo Escovar.

Caracterización de genes

Los investigadores universitarios actualmente caracterizan los genes relacionados con el metabolismo de los fosfolípidos. Forman una especie de catálogo para tener una idea de qué tipo de lípidos hay en la mosca de la fruta, y estudian las condiciones en que puede haber diferentes tipos de estrés.

“Estamos por publicar un par de trabajos con la caracterización de estas enzimas. Desafortunadamente, entre las moscas control y las mutantes no encontramos diferencias en la composición lipídica. Creo que la razón es que las diferencias se manifiestan en muy pocas células. Los genes del metabolismo que estudiamos son enzimas que se expresan sólo en el sistema nervioso, y dentro de éste no en todas las neuronas”, concluyó el investigador.

FUENTE:

Boletín UNAM-DGCS-164
Ciudad Universitaria.
Marzo de 2012

Educación y cultura, Posgrados, Salud

Promesa incumplida desde 1949 hasta 2012 ¿Y más? Autor David Gómez Salas

PROMESA INCUMPLIDA POR LOS GOBIERNOS DE MÉXICO. 1949 -2012

Desde 1949 los diferentes gobiernos, a nivel federal y estatal, han prometido construir la carretera Aguascalientes - San Blas (Nayarit).

Con esta carretera  México quedaría comunicado de costa a costa, desde Tampico Tamaulipas hasta San Blas Nayarit. Utilizando la red actual de carreteras que existe entre Aguascalientes y  Tampico. Construyendo un pequeño tramo de carretera quedaría integrado un gran corredor comercial industrial que beneficiaría a todo el País.

El gobierno de del periodo 2006- 2012 prometió, como los anteriores, que esta carretera quedaría terminada en el año 2011. Y no cumplió.

Ver a continuación imágenes  del proyecto,  promesas e “informes de avances”. Después los que vivan en México pueden ir a los sitios señalados en este documento y ver directamente lo que existe y…  LO QUE NO.

Social, Política y economía

MÉTODO DE ADSORCIÓN PARA REMOVER ARSÉNICO DE AGUAS RESIDUALES

Los complejos geotérmicos que en México generan electricidad también producen aguas residuales que se pueden limpiar si se les quitan los metaloides tóxicos (como arsénico y boro). Generalmente ese líquido se reinyecta al acuífero, pero su aprovechamiento y reutilización sería benéfico en regiones donde hace falta para riego, como en zonas semiáridas del país.

En 2011, Rosa María Ramírez Zamora, del Instituto de Ingeniería (II) de la UNAM, fue distinguida con el Premio León Bialik por sus innovaciones al proceso de adsorción con escorias metalúrgicas de hierro, un método eficiente para la remoción de esos contaminantes en aguas residuales y subterráneas.

El trabajo con que obtuvo esta distinción a la innovación tecnológica fueProceso de remoción de fosfatos, metales pesados y colorantes presentes en agua empleando como adsorbentes escorias metalúrgicas de la industria del hierro.

El año pasado se presentó, ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual, la solicitud de registro de patente de este proceso desarrollado por Ramírez Zamora, en coautoría con Rafael Schouwenaars, de la Facultad de Ingeniería (FI), y Bertha Mercado Borrayo, alumna de doctorado en Ingeniería Ambiental de esta casa de estudios.

En la siguiente etapa del proyecto, patrocinado por la Dirección General de Asuntos del Personal Académico (DGAPA) y el Conacyt, en colaboración con una empresa mexicana (TICSA) y otra francesa (L’Eau Pure), se evaluarán nanomateriales. Ariadna Alicia Morales Pérez, estudiante de doctorado, sintetizó nanopartículas de óxidos de hierro soportadas en zeolita o en carbón activado, mediante un método “más económico y sencillo que otros”.

Originalmente, dijo Ramírez Zamora, estos nanomateriales se desarrollaron con apoyo del Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal, para la remoción de contaminantes emergentes, como los compuestos farmacéuticos de hospitales del DF. Al estudiar las escorias, observó que aquéllos tienen los mismos compuestos que pueden remover el arsénico por adsorción, así como los farmacéuticos por el proceso de fotocatálisis.

Por eso, indicó, para remover y disminuir la carga contaminante se le da un pretratamiento con escorias metalúrgicas, que retienen en su superficie el arsénico y el boro. Éstos forman un compuesto con los hidróxidos de hierro protonados de la superficie de las partículas, y una vez que se satura, se tiene que confinar como residuo peligroso.

Resultados de laboratorio muestran que el uso de esas escorias, como de otros materiales comerciales, pero caros (una resina de intercambio iónico y dos nanopartículas de hierro cerovalente), son muy eficientes para reducir las concentraciones de arsénico, como de otros iones competidores, tanto en aguas residuales como en subterráneas contaminadas.

Para concentraciones iniciales de arsénico de 0.3 mg/L se llegaron a niveles menores, por debajo de la concentración que marca la normatividad de México y de la OMS para líquido potable. “Resultaron atractivas desde el punto de vista de eficacia y costo de materiales”. Sin embargo, para concentraciones superiores no se alcanzó este límite, solamente con la combinación de escorias y otro adsorbente.

El siguiente paso es probar el método de adsorción desarrollado en plantas piloto, que se instalarán en Zimapán, Hidalgo, una de las zonas del país más representativas de la contaminación por arsénico.

Ahí se evaluarán las escorias y los nanocatalizadores de óxido de hierro soportados sobre zeolitas o sobre carbón activado para determinar, desde el punto de vista técnico y económico, cuál es el más factible para México. En un año se espera tener resultados.

Estas innovaciones probadas exitosamente a nivel laboratorio en la UNAM, eventualmente podrían traer beneficios a la salud, al ambiente y a la economía del país.

Reutilizar subproductos o escorias metalúrgicas de la industria del hierro, indicó Ramírez Zamora, permitirá reducir costos de producción en las plantas de tratamiento de agua y disminuir el volumen de residuos generados en éstas, en comparación con otros procesos como el de coagulación-floculación.

Asimismo, contribuirá a disminuir riesgos a la salud, pues eventualmente podrían aplicarse estas innovaciones no sólo en el tratamiento de aguas residuales, sino en plantas potabilizadoras de México, nación de América Latina con más población expuesta a arsénico en agua.

En Argentina hay de 1.2 a dos millones de personas en esa condición; en Chile, 500 mil; en Perú, 250 mil; en Bolivia, 200 mil; en Asia (varios países), 50 millones, mientras que en nuestro país hay seis millones.

Los mexicanos expuestos viven en la zona centro-norte. En Baja California Sur, Jalisco, Michoacán, Guerrero, Puebla y Morelos la contaminación es de origen natural, y en Sonora, Chihuahua, Coahuila, Durango, San Luis Potosí, Guanajuato e Hidalgo, es de origen antropogénico.

El consumo de agua contaminada, advirtió la investigadora, además de daño fetal y al sistema inmunológico, es causa de diabetes, cáncer (piel, hígado, pulmón, vejiga) y arsenicismo.

Si no se trata de manera eficiente y económicamente viable el agua (la residual tiene seis miligramos por litro de arsénico, mientras que la subterránea, un miligramo por litro; la norma indica que sea de .025), concluyó, habrá repercusiones económicas y para la salud en el país

Boletín UNAM-DGCS-153
Ciudad Universitaria.
Marzo de 2012

Educación y cultura, Posgrados, Tratamiento de aguas residuales

UN TERCIO DE LAS MUJERES, ES VÍCTIMA DE VIOLENCIA. NIVEL MUNDIAL

La violencia contra las mujeres no tiene fronteras, ni distingue clases sociales, étnicas o culturales. Se calcula que una de cada tres en el mundo es golpeada, obligada a mantener relaciones sexuales o sometida a algún otro tipo de abuso a lo largo de su vida, aseguró en la UNAM, Paola Velasco, de Amnistía Internacional México.

Estas violaciones a los derechos humanos son tan comunes, que son invisibilizadas, lo que provoca que gobiernos, comunidades y particulares sean omisos en sus responsabilidades, sostuvo en la plática Violencia hacia las mujeres en México, en el marco del ciclo Mujeres en Movimiento, organizado por la Dirección General de Atención a la Comunidad Universitaria (DGACU), en coordinación con la Facultad de Economía (FE).

En el país, el aparato estatal está obligado por el derecho internacional a prevenir, investigar y castigar actos contra este sector en el hogar, lugar de trabajo, comunidad y sociedad; capacitarlas, condenar estos hechos y no invocar costumbres, tradiciones o prácticas para eludir su obligación. También, utilizar medidas legislativas, educativas o sociales existentes para prevenir estas conductas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el 70 por ciento de los asesinatos de mujeres son perpetrados por su pareja o ex pareja y es la principal causa de muerte entre los 16 y 44 años de edad, puntualizó.

Además, más del 70 por ciento de las personas que viven en la pobreza son mujeres, y por diversas cuestiones, no tienen derecho a herencia, a crédito o a la propiedad sobre sus bienes, se les paga menos que a los hombres por las mismas responsabilidades, o su trabajo –como el que realizan en el ámbito doméstico– no es remunerado.

Respecto a los derechos sexuales y reproductivos, hay 200 millones que no tienen acceso a métodos anticonceptivos o a información para controlar su fertilidad. Ello, vinculado a la falta de asistencia médica adecuada, provoca el deceso de 500 mil al año; cada minuto, una muere en el parto, refirió.

Violencia: expresiones y espacios

La integrante del Grupo 12 de la organización internacional, dedicada a la Defensa y Difusión de los Derechos de los Pueblos Indígenas, definió la violencia hacia este sector como todo acto basado en la pertenencia que tenga o pueda tener, un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico; las amenazas, la privación arbitraria de la libertad, tanto en la vida pública como en la privada.

Estas agresiones tienen diferentes expresiones y espacios: en el entorno familiar, matrimonios forzados, desobediencia castigada con la muerte, trata, prostitución impuesta y trabajo obligado, violencia del Estado, por pertenecer a una determinada minoría étnica. Además, son a menudo objetivo militar en tiempos de guerra y son quienes resultan refugiadas y desplazadas internas a causa de los conflictos.

En su oportunidad, Judith Arteaga, integrante de la misma organización, mencionó que para ellas no existen los mismos mecanismos de justicia para atender estos incidentes, tanto en la vida privada como en el ámbito público. Falta avanzar en el reconocimiento de la violencia sistemática, en particular, hacia las integrantes de pueblos indígenas.

FUENTE:

Boletín UNAM-DGCS-150
Ciudad Universitaria.
Marzo de 2012

Educación y cultura, Social, Política y economía

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda