lig tv izle
justin tv

Noticiencias

Blog en Monografias.com

 
promosyonbank.com promosyon canta

El conocimiento del mundo. Parte 10


El conocimiento del mundo. Parte 10

Autor José Gabriel Gutiérrez Pantoja

Hasta ahora se ha hecho referencia a una tipología simple de cómo los humanos a partir de nuestras condiciones fisiológicas, psicológicas y sociales podemos aproximarnos al conocimiento de nuestro mundo. Y se dice aproximarnos porque no obstante las capacidades humanas para entender y transformar su entorno, su vinculación con los objetos es unilateral, espacial e histórico.

Esto nos indica que nosotros solo podemos percibir de los objetos con los que nos relacionamos, por muy pequeños y simples que sean, lo que se manifiesta de ellos a nuestros sentidos. Es decir, lo que de ellos podemos percibir. Y solo percibimos lo que se nos presenta, ya que otra parte se nos oculta, sea el otro lado o su interior. Además de de que esa percepción corresponde al momento y al sitio en que nos relacionamos con ese objeto.

Por ende, el conocimiento del mundo, y particularmente de nuestro mundo vida, como se señaló inicialmente, implica la dificultad que nos presentan los objetos para su conocimiento. Es decir, nuestras posibilidades de conocer los objetos están relacionadas directamente con las características de los objetos.

De manera general podemos decir que los objetos tienen mayor dificultad para su conocimiento cuando ellos son inestables, y el criterio de inestabilidad lo da la vitalidad del objeto. Todos los objetos que consideramos dentro del llamado reino de lo animado, o animal, es decir, todo lo que tiene autonomía de movimiento y una temporalidad de vida que será consecuente con sus circunstancias.

En ese reino animal encontramos diversos tipos de vida que incluye desde los virus, los microbios, los insectos, las serpientes, los felinos, los peces, las aves y los seres humanos, entre otros, en sus diversas características y composiciones. De estos el que mayor dificultad implica para su conocimiento es el ser humano, debido a que tiene el elemento que lo distingue de los otros entes animados: la razón.

A todos los demás entes animados se les puede condicionar para que tengan ciertas formas de comportamiento y, en muchas ocasiones, pueden ser previsibles. Pero en el caso de los humanos, sus formas de comportamiento pueden variar aún bajo ciertos condicionamientos, por lo que el conocimiento de su individualidad y de su relación con otros seres humanos, eso que se llama relación social tiene una enorme dificultad para poder conocerse.

Esa dificultad para el conocimiento del mundo, se va reduciendo cuando los objetos son más estables. Por ejemplo en el caso de lo que se ha clasificado como parte del reino vegetal, donde se incluye todo tipo de vegetación, desde las selvas hasta los desiertos. Pasando por todo tipo de árboles y flores que se han vuelto parte de la cotidianeidad humana, en sus diferentes hábitats, ya sea rural, semiurbano o urbano. Si bien en la historia del conocimiento humano sobre ese reino se han hecho diversas clasificaciones que pretenden dar cuenta del mismo, todavía hay mucho por conocer, pues sus procesos de vida también cambian de acuerdo con las condiciones medioambientales.

Finalmente en el llamado reino mineral, que podemos calificar como más estable que los otros, también se ha hecho un gran avance en el conocimiento de los diversos elementos. Muchos de ellos que fueron descubiertos desde hace muchos años y fueron transformados por la inteligencia humana para ponerlos a su servicio, siguen siendo investigados para saber que nuevas combinaciones y aleaciones se pueden hacer para darles utilidades distintas a las hasta ahora conocidas, estos son los avances de la tecnología aplicados a los diversos productos de consumo humano.

Si hacemos una breve referencia sobre la vinculación de los objetos con los tipos de conocimiento, podemos identificar que por lo inestable del objeto de conocimiento humano, los productos del conocimiento y los saberes se orientan principalmente hacia lo mítico, debido a que ese objeto, por su constante transformación, no puede ser comprobado lo que se dice de él ya que lo que se percibe en un tiempo y un espacio, no se puede reproducir, salvo mediante el uso de instrumentos de registro como las cámaras fotográficas y de video, o las grabadoras, pero ello solo nos permite aproximarnos al objeto que puede ser interpretado de diversas maneras. Y no podemos descartar los conocimientos precientíficos por lo novedoso de la información.

En el caso de los objetos más estables como los denominados reinos vegetal y mineral, los conocimientos precientíficos y los saberes empíricos son los que prevalecen; y en el caso de aquellos investigadores que están constantemente trabajando con los objetos de la realidad podemos encontrar los conocimientos científicos. Como se dijo los conocimientos y saberes filosóficos se vinculan con los otros tipos.

Cierto que estos procesos de conocimiento y saberes son mucho más complejos que lo que aquí se describe, pues habría que buscar ejemplos particulares que nos lleven a su mayor explicación.

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Educación y cultura, filosofía

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda