Noticiencias

Blog en Monografias.com

 

Archivo de Agosto, 2009

Chíapaneco

Chiapaneco
Autor: David Gómez Salas

-
-

-

Nací en Chiapas
En la costa impetuosa
Crecí entre arroyos y ríos
Cascadas, manantiales y pozas

Jugué en esteros y playas
En el mar maravilloso
Agitado y poderoso
Arriesgué mi vida y fui dichoso

Mi piel y espíritu, se forjaron
Bajo el sol intenso y abrasador
En medio de la humedad y el calor
Entre insectos y mucho amor

Es un paraíso fascinante
Con naturaleza intensa
Con selva exuberante
Y tormentas excitantes

Así imagino al cielo: divertido
No lo concibo sosegado
Sin relámpagos y sin rugidos
¿Sin jaguares? ¡Que aburrido!

Cuentos y poesías

Historia de la estrategia para el cuidado de la calidad del agua, en México.

El problema de la contaminación del agua en México tiene un costo ecológico y social elevado, por lo que debe ser una tarea prioritaria el tratar las aguas residuales.

El alto grado de deterioro de la calidad de aguas nacionales, especialmente la superficial, muestra que es necesario realizar, entre otras acciones, una revisión del esquema de incentivos vigentes para el Tratamiento de Aguas Residuales.

Las leyes vigentes exigen que cuando se descarguen las aguas residuales a los cuerpos receptores, estas cumplan con las características de calidad que fija la norma NOM-001-ECOL-1996. Norma oficial mexicana, que establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en bienes nacionales. Publicada en el Diario Oficial de la Federación el 6 de enero de 1997.

Desde 1973 se expidió el Reglamento para la Prevención y Contaminación del agua. En 1988 se promulgó la Ley General del Equilibrio Ecológico y de Protección al Ambiente. En 1991 se estableció el cobro de derechos por el uso o aprovechamiento de los bienes del dominio público de la Nación, como cuerpos receptores de las descargas de aguas residuales.

La intención original de la ley Federal de Derechos en materia de Agua, es que las cuotas de los Derechos por uso de bienes del dominio público de la federación, como cuerpos receptores de aguas residuales; fueran mayores a los costos de tratamiento por metro cúbico. No tenía como objetivo ser un instrumento recaudatorio para lograr la autosuficiencia de la Comisión Nacional del Agua, sino pretendía propiciar la construcción de plantas de tratamiento. Tampoco se perseguía implantar un cobro que diera derecho a contaminar.

El principio que se manejó fue: ”el que contamina paga”. Sin embargo, la ley no ha logrado cumplir con este objetivo y tampoco recaudar ingresos significativos para invertirlos en acciones de saneamiento.

Leer más en el archivo adjunto siguiente:

historia-de-la-estrategia-para-el-cuidado-calidad-del-agua1

Cuerpos de agua continental

La sonrisa y el clima Autor David Gómez Salas

Es probable que por haber vivido en ciudades de la costa de la República Mexicana, en donde es común el baile y las fiestas, esté acostumbrado a ver a las personas con bellas sonrisas. Recuerdo que en el sureste de México la población sonría con frecuencia en las playas, campos deportivos, cines, teatros, bares, restaurantes, hoteles, albercas, comercios, oficinas y en las calles.

En el centro de la República Mexicana, en clima templado frío, observé que los adultos no acostumbran sonreír con frecuencia.

Por ejemplo los conductores de automóviles prácticamente no sonríen al ceder el paso al peatón; los vendedores en los comercios sonríen poco al atender a sus clientes; las personas que entran a un restaurante difícilmente saludan o sonríen con otros clientes. En ciudades de la costa es común que mexicanos y extranjeros se saluden y sonrían al ceder el paso, al entrar a un restaurante y al salir de él.

Es posible que en las ciudades formadas con inmigrantes de diversos puntos de la República y del extranjero; ciudades ubicadas en zonas con clima tropical húmedo, en donde la naturaleza es pródiga; sus habitantes tengan mayor deseo de relacionarse con los demás para crear una nueva identidad social. Recuerdo los mensajes de radio y televisión en Cancún que decían, mas o menos lo siguiente: Nací en el Distrito Federal, tengo 3 años de vivir aquí y soy orgullosamente Cancunense. El anuncio se repetía con los nombres de otras ciudades: Monterrey, Villahermosa, Culiacán, Guadalajara, Tampico, Mexicali, Mérida, etc.

Se puede suponer que la sonrisa de las personas que viven en esas ciudades, refleja la alegría por las oportunidades que han tenido para progresar, pues los polos de desarrollo turístico son tierras de oportunidades, sobre todo para la gente joven.

Quizás por el calor, al vestir con ropa más ligera las personas se sienten mas libres, mas cómodas, más alegres y por lo tanto sonríen más.

Realmente no sé a que se deba que en aquellos sitios las personas manifiesten más su alegría. En Chetumal, Coatzacoalcos, Acapulco, Tapachula, Veracruz, Tampico, Mazatlán, Puerto Vallarta, Huatulco, Tenacatita y, en general, en toda la costa las personas sonríen más.

No creo que los habitantes de la costa sean más felices que los habitantes del centro de la República, no creo que esa sea la causa por la que ellos sonríen más. Lo que creo es que ellos no contienen su felicidad como algo personal, para compartirla únicamente con su familia o amigos. No, el temperamento de los costeños los desborda, no pueden o no quieren contenerlo, así que van por las calles con buen humor, y dispuestos responder con una sonrisa ante cualquier contacto con los demás.

También me llama la atención que los niños de las zonas templadas frías sonríen tan fácilmente como los habitantes de las costas. No tengo la menor idea de cómo se fue perdiendo la capacidad de sonreír hasta alcanzar el aspecto adusto que manifiestan algunos adultos. Obviamente, no todos los adultos pierden la capacidad de sonreír, hay quienes sin conocerte te regalan una sonrisa al cruzarte es su camino.

Sonreír no implica falta de formalidad. Se puede sonreír y tener honor (cumplir cabalmente con los compromisos, respetar la palabra empeñada). Se puede sonreír y NO tener honor. Se puede ser “caradura” y tener honor. Creo que lo peor es ser “caradura” y NO tener honor.

En fin, sonreír y tener honor son características ajenas entre sí, y por lo tanto no se debe confundir una con la otra. Cada una de ellas se manifiesta, de manera independiente, en los hechos y en la conducta diaria.

No es fácil confiar en quien sonríe poco con sus subordinados y mucho con su jefe, equivale a quien es déspota con el débil y servil con el poderoso. También es difícil confiar en quien sonríe cuando lo ayudas y no sonríe cuando lo saludas.

Sonreír es un acto espontáneo, es un acto reflejo de buen humor, considero es un buen habito, es una forma de respetar y amar al prójimo. Es bello ver sonreír a personas de cualquier edad. Como dicen lo políticos: a niñas y niños; jóvenes; adultas y adultos; ancianas y ancianos. Sonreír para manifestar cariño, amor y simpatía por los demás.

Educación y cultura

LAS UNIVERSIDADES. Autor: David Gómez Salas

Las universidades son espacios en que convergen la cultura y la ciencia, que contribuyen a formar mejores seres humanos, y por lo tanto impulsan el bienestar de toda la sociedad.

El conocimiento y la cultura pertenecen y se extienden a todo el mundo, a todos los países, a todos los tiempos; por eso las universidades reciben, emiten, crean y desarrollan ideas, proyectos, inventos, patentes, obras de arte y enorme riqueza intelectual.

En general, el ser humano identifica cuatro grandes ideales: la verdad (ciencia y tecnología), el bien (salud, amor, justicia, ética y moral), la estética(belleza natural y el arte), y la abundancia(economía y medio natural). La función de la universidad y en general de la educación no es solo la difusión de conocimientos, también persigue que los alumnos avancen en estos cuatro grandes ideales. Entonces, ¿Cómo se puede pensar que las universidades, solo sirven para preparar empleados?.

En la escuela el alumno “aprende a aprender”; es decir, desarrolla habilidades para aprender más rápido, para analizar y resolver problemas de carácter social, técnico o científico. La educación contribuye a que el ser humano disfrute al estudiar, porque encuentra respuestas a su curiosidad y conoce más de la naturaleza, el universo, la sociedad y de sí mismo.

Por ejemplo las matemáticas no sirven únicamente como “herramientas” para resolver aspectos administrativos, científicos y tecnológicos. Sirven para eso y mucho más, pues ayudan a desarrollar la capacidad de análisis, la lógica, deducción y la inducción. Recuerdo la introducción de un libro que decía ”aquí se enseña el análisis matemático, no como matemáticas, sino como análisis”. El alumno aprende a disfrutar el análisis y la obtención de resultados.

Un deportista disfruta al correr por un bosque y tener tiempo para reflexionar, para pensar. No solo hace ejercicios para aplicarlos al fútbol, básquetbol ó un deporte especifico, también lo motiva alcanzar un estado de salud máximo, que le permita disfrutar la vida a plenitud. Le gusta el ambiente del deporte, le proporciona alegría estar sano y ser atlético.

El básquetbol y el fútbol no son solo habilidad física, requieren también el desarrollo de la agilidad mental para hacer la jugada que no esperan los jugadores del equipo rival, así como para anticiparse a sus intenciones y cortar sus jugadas. Quien ha jugado un deporte de conjunto sabe que se aprende algo más que jugar, se aprende a trabajar en equipo, a tener escrúpulos(respetar reglas de juego), a respetar al rival, cuidar la salud, ser creativo, ser humilde en las victorias, ser digno en las derrotas, tener temple, etc.

En las Universidades el ser humano estudia para a ser científico, tecnólogo, profesionista, deportista, responsable, productivo y sobre todo a ser un hombre de bien.

La higiene en el hogar y en las ciudades, la producción de medicinas, la atención medica, la imparcialidad al impartir de justicia, el respeto a los derechos humanos, el desarrollo tecnológico, la calidad de los alimentos, la producción industrial, el cuidado del medio ambiente, la calidad de los servicios públicos y privados, el comercio, y toda actividad humana individual y colectiva, dependen de la educación de la población y está relacionada con las universidades.

Bajo mi punto de vista la oferta de carreras (opciones) se debe incrementar, no reducir; la ley de la oferta y la demanda mostrarán las tendencias reales y provocarán de manera natural los ajustes. Cada ciudadano debe tener oportunidad de estudiar lo que guste, lo que disfrute; y así con libertad surgirán excelentes profesionistas en medicina, genética, ingeniería, robótica, computación, biología, leyes, etc.

Por el hecho de existir profesionistas que no tienen empleo, no se puede concluir que deban cancelarse algunas carreras en las que aún hay demanda. Primero habría que diferenciar entre los que no tienen un empleo y los que no aplican sus conocimientos; y después averiguar si estudiaron lo que querían o lo que encontraron (en este caso, el problema fue la falta de oferta y no la demanda).

Está demostrado que quien estudia o trabaja en lo que le gusta, tiene éxito. Sí un maestro no tiene vocación para enseñar, no disfrutará, no se comprometerá con la educación de los alumnos, hará su clase rutinaria, no se actualizará y faltará al aula con frecuencia. Igual pasará en otras áreas de trabajo. La estética en el estudio y el trabajo, es el placer de hacer lo que a uno le gusta.

Apoyemos a las universidades con todos los recursos posibles, difundamos la magnitud real de sus objetivos, para que los ciudadanos analicen un punto de vista diferente al de quienes, piensan que las universidades fueron creadas únicamente para capacitar al ser humano para ser empleado.

Educación y cultura

EL CEREBRO Y EL ALCOHOL. Autor: David Gómez Salas

El alcohol está considerado un depresor del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal).

El alcohol afecta los procesos normales de inhibición, que nos hace ser precavidos. El autocontrol de la excitabilidad cerebral se pierde y provoca conductas más audaces. Al disminuir los mecanismos de alerta de una persona (por tomar unos tragos); en forma equivocada, la persona puede pensar que hace mejor muchas cosas, como hablar, bailar, manejar, etc. Sin embargo,… eso no sucede.

Existe relación entre el contenido de alcohol en la sangre, el grado de depresión del sistema nervioso central y la conducta. Se puede expresar como relación entre el número de tragos (un trago = 28 mililitros de whisky, ron, tequila), la concentración de etanol en la sangre, y los efectos físicos y psicológicos.

A los primeros tragos (de 2 a 4), se deprimen los centros superiores que controlan el habla, el pensamiento, los conocimientos y el juicio. Al tomar los siguientes tragos (de cinco a ocho) se deprimen los centros inferiores, que controlan la respiración y los reflejos espinales.

Con mas alcohol en la sangre (más de 8 tragos), se afectan tanto los mecanismos de inhibición como los de excitación. Es así como la intoxicación alcohólica (20 tragos o más) puede llegar producir estado de coma.

Lo anterior, el numero de tragos, es una aproximación observada con personas no habituadas al consumo del alcohol. Es una referencia relativa, pues hay quienes ya desarrollaron cierta tolerancia y aguantan más.- Dicen.

Desde el punto de vista fisiológico, se sabe que el alcohol se metaboliza (transforma) en el hígado; y se elimina por la respiración, la orina, las lágrimas y el sudor. Las personas con hígado normal metabolizan (transforman) aproximadamente 10 mililitros de alcohol por hora. El alcohol que no metaboliza el hígado se empieza a acumular en la sangre, y se distribuye en forma homogénea en todo el organismo,

El alcohol irrita directamente el sistema gastrointestinal (daña la mucosa) y afecta indirectamente, por estimular la secreción de jugos gástricos. Produce gastritis (inflamación de la mucosa gástrica). Los pacientes con úlcera deben evitar el alcohol. Aumenta la acidez del organismo; la producción de ácidos grasos, y el ácido úrico.

El alcohol en cantidades moderadas, aumenta la frecuencia cardiaca, dilata los vasos sanguíneos en brazos, piernas y cara, lo que produce esa sensación de calor (un trago para el frío). Después, la misma persona siente más frío que antes, pues la vasodilatación ha provocado pérdida de calor.

El alcohol estimula de la producción de orina; y provoca la eliminación de calcio, magnesio y cinc a través de la orina, que son elementos esenciales para una vida sana.

En dosis moderadas de alcohol el daño es limitado, excepto en mujeres embarazadas, en las que el alcohol puede afectar al feto y producir retraso mental irreversible.

El consumo de grandes cantidades de alcohol daña el corazón (produce trastornos del ritmo cardiaco e insuficiencia cardiaca), y el hígado, (cirrosis, mala digestión de los alimentos, pérdida de peso, constipación, etc.).

En el caso del sistema nervioso central, se pueden observar trastornos mentales serios, pérdida de la memoria, deterioro del aprendizaje, inflamación de los nervios, incluso de pérdida de la realidad (será por eso la adicción).

Las fases avanzadas del alcoholismo se relacionan con alteraciones mentales serias y daño cerebral irreversible, menor resistencia ante las infecciones, anemia, mayor tendencia al sangrado y gastritis crónica. El alcohólico grave es más propenso al cáncer, y más aún si fuma.

Las mujeres que beben mucho durante el embarazo tienen mayor ocurrencia de abortos y mayor probabilidad de procrear bebés afectados del síndrome alcohólico fetal, cuadro de deficiencia mental y física característica.

Otro signo del alcoholismo son los periodos de amnesia, con alteración profunda de la memoria y de la conciencia que puede durar desde algunos momentos hasta varios días. Hay quienes después de estar con sus amigos toda una noche, al día siguiente no recuerdan nada. – Dicen.

Para finalizar mencionaré que a mayor concentración de alcohol en la sangre, menor es la respuesta sexual, a pesar de que se sienta mayor excitación. ¡Caray!.

Espero la información sea de utilidad. Basado en el libro del Dr. Simón Brailosky. Las Sustancias de los Sueños. Neuropsicofarmacología. Fondo de Cultura Económica

Educación y cultura

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda