Colectividades Argentinas

historia y actualidad

 

Inmigraciòn y Literatura

Escribe Leonardo Gastón Herrmann

Ese rio que nos nombra

Si, en verdad, queréis contemplar el espíritu de la muerte,
abrid de par en par vuestro corazón en el cuerpo de la vida.
Porque la vida y la muerte son una, así como el río y el mar son uno también.
Khalil Gibrán

Crecí escuchando las historias de mi padre, de ese rio que nos envolvía, de esos parajes extraños donde la naturaleza era una fuerza vital que infundía su fuego en mi imaginación que volaba traspasando las espesuras del tiempo y me transportaba a los bordes del Paraná.
He estado pensando cual fue el punto de partida de este viaje. El rio es un eco que corre por las venas, que contiene los recuerdos de las generaciones sepultadas en el espacio amniótico e inconciente de la memoria, en que instante comenzaron las huellas de mi vida?. Evidentemente no surgieron con mi nacimiento aquel 20 de Marzo de 1975. Ya que yo no soy un yo individual, soy un ser compuesto por los fragmentos de esta historia que al fin después de tanto tiempo puedo comenzar escribir.
Tampoco surgió en ese colectivo que salió de Entre Ríos donde mi padre de 16 años conoció a mi madre de 14. Ni siquiera cuando aquel alemán absolutamente irreverente y loco ,cuando mi abuelo con sus 13 veranos comenzó a trabajar en la panadería de Pueblo Brugo.
Que es la familia? pienso mientras miro las imágenes ajadas de una infancia congelada en el tiempo…Es decir los rastros de la familia de mi padre se perdieron con la partida de mi abuelo cuando este abandono a mi progenitor que tenía tan solo 1 año. Desde ese entonces no tenemos ninguna noticia ni información de los antepasados HERRMANN…Sin embargo en qué lugar de mi cabeza tengo grabados esos recuerdos imperceptibles que de alguna forma misteriosa se transmiten de generación en generación? Quizás la literatura sea la búsqueda de ese significado perdido en los montes donde van a parar los viajeros que la muerte transporta en sus alas de marfil.
El significado del apellido Herrmann según lo investigado es “Guerrero o soldado”. El apellido se expandió por Prusia a lo largo del Medioevo. A veces usado como nombre, a veces como apellido, las H en algunos registros históricos fue cambiado por G, en otros es sacada o una R o una N según el caso…pero más allá de las variantes que pueden indicar quizás ascendente judío o simplemente atribuciones de las autoridades de la aduana que modifica a su gusto los nombres de los viajeros. El apellido llego a cubrir desde las márgenes del Volga hasta al norte de Italia cuando el imperio Austro Hungaro ocupo estos territorios. Fundamentalmente en la zona de Lombardía y el Véneto. Dando inicio a la mezcla italiana del apellido que se trasluce exponentes tan ilustres como Dardo Herrmann Consomi, nacido en Argentina y padre del poeta y revolucionario centroamericano Hermann Hamlet. Otros antecedentes del apellido Herrmann contienen un dato que le agrega cierto misterio a esta historia, los hermanos homónimos ( Karl y Alexander) fueron magistrales magos europeos que asombraron al mundo contemporáneos a Robert-Houdin entre 1860 y 1900. Estos legendarios prestidigitadores venian de familia de magos su padre Samuel Herrmann era medico y a su vez un eximio ilusionista que llego a mostrar sus trucos al propio Napoleón Bonaparte sus hijos heredaron como un deber familiar la escuela de medicina, pero más temprano que tarde sucumbieron ante los encantos del arte de la magia. Carl el hijo mayor de entre 16 hermanos, abandono la escuela y se sumo a una compañía de actores y pronto comenzó a montar su show. Alexander fue en principio discípulo y ayudante en los trabajos de su hermano mayor que lo tomo bajo su cuidado. Ambos estuvieron de giras por varios países y continentes siendo una de las más destacables las que realizaron en EEUU para Abraham Lincoln. Llegaron a la fama y en la cima de su carrera se dividieron el mundo para sus giras artísticas Alexander se radico en EEUU y Carl termino sus días en Europa.

Su rastro en América el sur es confuso de hecho no solo se resume a personas, “Herrmann” se llamaba el bergantín de 342 toneladas que traslado en 1850 a los primeros 95 inmigrantes Alemanes a las orillas de Valdivia Chile. Es extraño pero en el mismo barco había homónimos navegantes que pronto poblarían la naciente ciudad, estaban entre estos “adelantados” : Georg Herrmann, Fiedrich Herrmann, August Herrmann, Karl Immanuel Herrmann Kuntsmann Von Luttichau. Desconozco el origen del apellido del navío, el devenir de estas personas y si tienen relación directa con mi familia. Según el doctor Klaus Keller Finsterbusch “El precio de un pasaje Hamburgo-Valdivia en entrecubierta era en ese tiempo de 70 Reichsthaler (Taleros), mientras que los pasajeros de cabina debían pagar entre 160 y 180.”
El viaje era un verdadera prueba que constaba de varias etapas que en si mismas todas eran riesgosas “ La primera etapa del viaje del puerto de Hamburgo a lo largo del rio Elba al Mar del Norte…los emigrantes…debían esperar viento favorable para poder navegar por el rio hacia la desembocadura del Elba y llegar a mar abierto. –esto duraba – de 2 a 7 dias. Para no atrasar en demasía la salida al mar fueron remolcados por un vapor hasta Gluckstadt o Stade”
Karl Anwandter de Calau cuenta en su diario fechado el 8 de Julio 1850 de las penurias de su viaje en el “HERRMANN “Todos están con mareos con excepción de 12 pasajeros. Describir este horrible estado no vale la pena. La muerte me habría parecido como un gran alivio de este insoportable estado, el cual una persona sana no se lo puede imaginar. El asco que se siente ante ante cualquier alimento es tan monstruoso, que me producía tormento si escuchaba otros hablar de comida, de tal manera que habría preferido tirarme al mar antes de tocar algún comestible”

El eco del mar nombra a mi bisabuelo
Pienso que la historia de la humanidad es la historia de los viajes. De esos intrépidos y desesperados pasajeros de lo desconocido. Basta decir que mi bisabuelo que es el rastro lejano más claro y directo que tengo de mi estirpe era militar de aquella confusa región del Volga…Para algunos Alemán del Volga, para otros ruso del Volga… Mi bisabuelo se llamaba Jacob Herrmann. Nació aparentemente el 20 de Febrero de 1889 .
En definitiva el Herrmann pretérito con sus 20 años partió ocultándose entre los árboles del bosque y caminando kilómetros atravesando los infinitos paramos cubiertos de nieve junto a dos compañeros. Producto de aquel cruento periplo Jacobo perdió sus dedos por el congelamiento. Así llegaron hasta algún puerto del viejo continente. El plan era fácil encontrarse de alguna manera con su hermano Felipe, que también estaría buscando su forma de escapar. Algunos cronistas para agregar mayor extrañeza a la historia dicen que ambos hermanos eran mellizos. El viaje fue terrible, de los tres polisones ocultos en las entrañas del barco solo logro sobrevivir mi bisabuelo. A la embarcación no lo dejaron anclar en las costas del Brasil por los cadáveres que dormían su último sueño y el profundo temor a las hipotéticas enfermedades que podían expandir.
Esta historia heroica que se fue dibujando con retazos de comentarios e hipótesis es inexacta. Con el tiempo y lo averiguado la realidad fue un mucho más terrible y menos romántica. Mi bisabuelo habrá participado presumiblemente de la guerra de Crimea en aquella época perdió los dedos. Esos relatos se desprenden de los recuerdos de Maria Herrmann (hija de mi bisabuelo) quien todavía tiene con sus 87 años frescas las imágenes de ella siendo niña y su padre que relataba como en una especie de ensoñación las crónicas de sus días en las trincheras. El infinito frió pegado en el cuerpo, el estar enterrado por capas de nieve esperando con su fusil alerta la presencia del enemigo en el horizonte. El hambre que carcome cada tripa, el silencio absoluto, los ruidos del bosque que suenan a pasos, a ramas secas que se quiebran, a silbidos de aves por la tarde. Y el hambre que grita en las tripas, el hambre que lleva a buscar en los sacos los pocos granos de maíz, garbanzos o una galleta…lo que sea que se pueda comer con desesperación. De esos días y noches en las regiones congeladas cuando luego de pisar lagos congelados y caminar kilómetros con el agua gélida acumulada en lo borceguís rotos, cuando ya no se sienten los pies y uno camina casi con la inercia y el sueño, viendo todo como desde otro lugar, como si fuera otro el que camina y nosotros solo espectadores. Producto de esas caminatas perdió los dedos del pie Jacob. María siempre dice que mi bisabuelo hablaba de Moscú con nostalgia. “Cuando los lobos aúllan es porque va a nevar” repetía Jacob murmurando a sus hijos.
La compañía Royal Mail Steam Packet Co había comenzando sus viajes en 1839, en principio llevando correos. Luego la empresa fundada por MacQueen creció y comenzó a transportar pasajeros en su flota de vapores. Para 1900 sus 14 vapores a paleta de madera de aproximadamente 1.800 toneladas cubrían gran parte de las rutas marítimas de Europa a norteamerica, centroamerica y sudamerica. El “vapor Asturias” con sus 12.005 toneladas,tuvo su viaje inaugural el 2 de Enero de 1908 desde Londres hasta Australia, inaugurando a su vez la ruta recientemente adquirida por la empresa.
El puerto de Riga desde donde partió mi Bisabuelo cubre unos 15 kilómetros, unas nueve millas de longitud. Esta situado a orillas del rió Daugava. Tal como figura en el pasaporte de Rusia N° 9849 sellado por el encargado de Cancillería de Kurtlandia-Actual Letonia- había zarpado quizás en otro barco el 5 de Noviembre de 1909. Subió al Vapor Asturias probablemente en las costas del Brasil.

“El Asturias” llego a Buenos Aires el 1 de Enero de 1910 mi bisabuelo Jacob Herrmann. …En su Rusia natal había dejado a una familia que jamás volvería a ver una mujer, y tres hijos (2 varones y una hija llamada Rosa) a su hermano mellizo o gemelo y a su padre Enrich Herrmann
Mi bisabuelo como muchos otros parias del mundo huyeron hacia las costas de nuestra América en busca de una paz y un sustento que no conseguían en las famélicas fauces belicosas de su tierra que los expulsaba. Dejo tras de sí a una familia que jamás volvería a ver. Allá del otro lado del mundo según tengo entendido dejo por lo menos a su mujer y a una hija. De su hermano Felipe tampoco tuvo más rastros. Escribió muchas cartas hacia el que nunca fueron contestadas. Incluso le giro ingenuamente dinero a su familia sin saber si llegaba o no, sin tener ninguna contestación.
Parece ser que al viejo Herrmann aquella perdida lo marco de por vida. De hecho le trajo más de un problema ya que aquí radicado en la Pampa, en Guatrache , el 13 de Julio de 1920 formo una nueva familia se caso con Teresa Kloster nacida el 16 de Marzo de 1901 (hija de Juan Kloster y Margrita Onecker de Kloster) A Una de sus hijas le puso el nombre de Rosa, aparentemente el mismo nombre de su hija abandonada del otro lado del mundo. Según los comentarios de Rosa (a quien conocí recientemente y por sus aportes entre otros puedo reconstruir esta historia) este hecho generaba continuas discusiones con su madre. A su vez Rosa reconoce entre lagrimas que mi bisabuelo en sus charlas a solas, casi murmurando acariciaba sus cabeza, miraba sus ojos buscando otros ojos a la deriva del tiempo y suspiraba diciendo “Que será de mi niña?”.
Mi bisabuelo decía era militar y por los datos que tengo era un ser sumamente culto. Hay anécdotas delirantes y hermosas que lo sitúan tocando el Harmonium de la iglesia de Hernandarias. Hay quien afirma que escribía partituras. Hay quien dice que se dedico a la docencia. Pero lo indiscutible es que tuvo 12 hijos de los cuales 7 nacieron en la Pampa y 5 en Entre Ríos: Jorge, Anselmo, Juan, Ana, Agustín, Felipe, José (Mi abuelo), María, Marcelo, Rosa, Antonio. Los Herrmann a decir verdad tenían tres características que algunas se mantienen en el tiempo sanamente y otras creo que hemos mejorado. La primera una vida familiar bastante errática, por definirla de alguna manera. La segunda los Herrmann eran aparte de tormentosos espíritus, creo que complementariamente bastante cultos, docentes, escritores y artistas se amontonan en la familia generación tras generación. La ultima y menos notable los Herrmann no eran nada originales en los nombres, a todos sus hijos varones les ponían Jose. Jacobo envejeció en una huerta donde paseaba con sus nietos. Mi bisabuela murió primero de cirrosis el 25 de mayo de 1969 hospicio. Mi bisabuelo murió en 1955.
Mi abuelo Jose Herrmann nació según los registros poco creíbles de la época el 9 de Septiembre de 1928 en Colonia Santa María, La Pampa. Luego viajaron aparentemente en un barco a Paraná Entre Ríos, su hermana María Herrmann nació en Aldea Santa María en 1932. Este poblado fue creado por inmigrantes Alemanes del Volga quienes compraron unas 3 mil hectáreas de un monte de espinales pertenecientes a una estancia de Enrique Woodrich cerca del año 1887. Aparentemente llegaron a aquel paraje porque allí vivía Ana Kloster (hermana de Teresa) que estaba casada con Jose Aphelanz. María describe luminosamente sentada en la silla de ruedas del geriátrico y los ojos se incendian como si volviera a la infancia “ Yo era la regalona-dice María- le sacaba los abrojos de las medias a papa cuando llegaba del campo” La historia dirá que José y María eran muy unidos. Que el niño que sería mi abuelo era chistoso y alegre, lo describen como un niño travieso. La versión de Lucia Teresa Herrmann (mi tía) dice que mi abuelo era muy pegado a mi bisabuela, que le cantaba “Desde el alma” un valsecito que acompañaba con la guitarra. De ese poblado se mudaron cuando María tenía 4 años (aproximadamente 1936) de allí se fueron a orillas de Hernandarias. La imagen de las palabras de María me dibujan un carro lleno de objetos , cacharros y muebles cuando el padre Juan Griger les propuso mudarse al centro de Hernandarias para que Jacob lo ayude en la Iglesia “Nuestra señora de la merced” .Mi bisabuelo incluso llego a oficiar como una especie de sacristán, dando misa o asistiendo en extremas unciones. Mi abuelo tenía 12 años cuando junto con María comenzaron a trabajar vendiendo verduras en una canasta a los marinos que amarraban las embarcaciones en el puerto de Hernandarias. Fue en ese momento que José encontró trabajo en la panadería de los Everley como limpia latas. Allí conoció a un señor de apellido Santoro que le propuso trabajo y se mudo a Brugo para trabajar como peón en la panadería del pueblo.
Aquí es cuando la historia se vuelve extraña, según Rosa su hermana, Jose ya con 17 años terminaría siendo dueño de la panadería, incluso ella recuerda que varias veces los hermanos Herrmann lo acompañaron a trabajar viajando al pueblo. María que también lo acompaño en ese periplo recuerda que mi abuelo era muy compañero, que vivían cantando y que incluso llegaron a ganar en un baile de disfraces. Eran épocas felices. Mi abuelo Jose conoció a Josefa Cosnard, le decían Pepa, tenía una hija chiquita cuando comenzaron a noviar. Un año y ocho meses estuvo María en Pueblo Brugo y allí conoció a un muchacho de apellido Aquino del que se enamoro. Comenzaron los problemas la familia no acepto a Josefa y al darse cuenta que María estaba con esa historia con un correntino, su hermano mayor Anselmo le encomendó viajar a la Pampa por trabajo. Fue un engaño que pretendió separar a la joven pareja, pero que no impidió que María con 19 años terminara casandose bajo la autorización del juez y a escondidas con el mismo candidato.
Por mi lado buscando descubrí algo que quizás podría dar una nueva perspectiva a este rápido ascenso laboral ( e incluso en las razones de porque termino mi bisabuelo en Aldea Santa María) indagando en la historia de Pueblo Brugo encontré que en el 17 de Enero de 1888 en Aldea del Valle María nació Ana María Herrmann y murió en Pueblo Brugo el 24 de Julio de 1923. Es probable entonces que Ana guardo alguna relación familiar con mi bisabuelo y que a su vez sus familiares después de muerta ella siguieran en contacto con mi abuelo Jose, he incluso que tuvieran algo que ver con aquella panadería de la cual termino siendo dueño mi abuelo…pero por el momento lo desconozco y todas estas afirmaciones solo son teorías.
Continuara

Inmigraciòn y Literatura, Inmigrantes y Exiliados Destacados

Antes del Atardecer

Inmigraciòn y Literatura, Inmigrantes y Exiliados Destacados

Inti Raymi Tinkuy

Inmigraciòn y Literatura

Maletas Italianas

Inmigraciòn y Literatura

Maria D’Alessandro, premiada

La escritora Lic. Maria D’Alessandro es finalista en el Concurso literario
“Raccontami la storia” de la localidad italiana Rocca San Giovanni – Región Abruzzo-.
Rocca San Giovanni está situado sobre una colina rocosa frente a la Costa dei
Trabocchi es parte de la costa adriática en la provincia de Chieti. El nombre
trabocco deriva de la presencia de los característicos utensilios para la pesca que
se usaban a lo largo de toda la costa.
Este Municipio, Rocca San Giovanni, con la Asociación Cultural “Ericles D’Antonio”, la Biblioteca Municipal “Arturo Colizzi” y la Asociación de Editores de Abruzzo, organizan la 2ª Edición del Premio Nacional de Narrativa Histórica: ”contar la historia”. Está reservado para las novelas históricas y cuentos publicados y no publicados, de cualquier género y autor residente italiano o italiano en el extranjero, en lengua italiana.
Siendo la escritora abruzzesa Maria D’Alessandro residente en Buenos Aires una de las finalistas con el título: “Al primo chiarore dell’Adriático” (En la despejada madrugada del Adriático)
En uno de sus párrafos dice: “Ahí, estaban el reloj y al igual que aquella vez daban las dos, el asiento
desgastado y la cartelera; ya no estaban ni aquel pequeño hervidero de vecinos…”
La autora nació en la localidad de San Vito Chietino que también corresponde a la provincia de Chieti, lugar al que retorna siempre que puede. De los premios recibidos en su País de origen se destaca “Premio Dean Martin 2014” por difundir la cultura italiana fuera de Italia. Ha participado en la Muestra exposición
fotográfica “Retratos poéticos en tiempos controvertidos” con su poema ‘Desarraigo’, en Pescara.
El día 3 de julio será la ceremonia de premiación y el orden de mérito. Los diez relatos finalistas serán publicados en un libro por uno de los editores que pertenecen a la Asociación de Editores de Abruzzo y se presentará el mismo día del evento de la 3ª Edición del Premio.

Inmigraciòn y Literatura, Inmigrantes y Exiliados Destacados

María de la Fe Alvarez

Inmigraciòn y Literatura, Inmigrantes y Exiliados Destacados

Extraño Oficio

Inmigraciòn y Literatura

Teatros Ejemplares

Inmigraciòn y Literatura

Coloquio a cargo del Prof. Carlos Brandeiro

Colectividades Argentinas, Inmigraciòn y Literatura

Día de las Letras Asturianas

Inmigraciòn y Literatura
chatroulette chatrandom

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda