Colectividades Argentinas

historia y actualidad

 

Archivo de Junio, 2012

Habitar la letra: Judaísmo, escritura y transmisión

de Liliana Ruth Feierstein.
Acervo Cultural Editores.
Buenos Aires: 2011. Con capítulos escritos con Liliana Furman.
Habitar la letra: Judaísmo, escritura y transmisión, por Liliana Ruth Feierstein1 es el libro que he estado esperando desde hace mucho tiempo. Frustrado por una lectura de The Jewish Mind (1977) de Rafael Patai, que se enfoca en el efecto del contacto con otras culturas sobre la experiencia judía, he revisado una multitud de estudios sicológicos o sociológicos -y hasta teológicos- que no me dieron satisfacción. Yo buscaba un trabajo que explicara desde adentro el funcionamiento de la mentalidad judía y cómo difiere de la no judía. En otras palabras, ¿por qué los griegos, los romanos, los españoles, los nazis consideraron a los judíos como el otro, un pueblo al que necesitaron dominar, expulsar y hasta aniquilar?
En este libro, Feierstein apunta a lo que considero ahora una pieza principal del enigma. Según ella, a lo largo de los siglos, los judíos han mantenido una relación íntima y muy personal con sus textos, es decir, con cada tableta, documento, libro que poseen o escriben. Llamados con el cliché “el Pueblo de Libro”, los judíos no solamente tienen reverencia por lo escrito, sino que están compenetrados sicológica y comunalmente por sus muchísimos libros. Ella arguye que la base del modo de ser judío es la interpretación y la reinterpretación ad infinitum de la escritura, comentarios sobre comentarios, punto de vista sobre punto de vista. Es una discusión constante y atemporal: nada es estático, nada tiene fin. Y la Ley es circunstancial; cada caso es tratado como único. Feierstein concibe a las notas al pie y las notas del traductor en un documento como extensiones del proceso de interpretación.
Los judíos habían perdido su tierra y no tuvieron por milenios otra segura. En fin, los textos se convierten entonces en una tierra portátil, un hogar espiritual y práctico. Y tiene la posibilidad de adoptarse a las circunstancias. La práctica de interpretar textos -a menudo vagos o pertenecientes a épocas muy lejanas-, que se concreta con los comentarios bíblicos en el Talmud, el compendio de leyes judías que es “una obra abierta” de textos complejos y comentarios atemporales, en los cuales un sabio del siglo diecinueve reflexiona sobre una opinión dada en el octavo siglo.
Esta manera de pensar continúa hasta el día de hoy. Un pensamiento analógico que pone en cuestión la lógica occidental, lo lineal, lo deductivo, lo dogmático, la creencia que hay una sola respuesta a una pregunta de fe o doctrina. Es un modo de ser que separa a los judíos de todo tipo de totalitarismo o dogma, sea de estilo religioso, romano o nazi.
Habitar la letra es una colección de artículos entrelazados, densos y condensados, bien organizados. Es un libro original y perspicaz, obra de una investigadora madura y de vista aguda, ingeniosa. Lleva consigo la erudición y la claridad, lo teorético y por supuesto los comentarios innovadores de la autora misma. Y usa como arma su habilidad excepcional para aplicar conceptos de la los filósofos judíos alemanes Hermann Cohen, Walter Benjamin y Emmanuel Levinas, o de los judíos franceses Henri Bergson y Jacques Derrida, para comprender el significado de la escritura judía. La bibliografía que informa el libro es extraordinariamente completa.
Los capítulos incluyen estudios y meditaciones, empleando ejemplos reales e históricos del significado la escritura en la tradición judía. Destacan los aquellos sobre libros quemados, perdidos y escondidos, durante y después de la aniquilación de la mayoría de los judíos europeos, así como los números sobre la piel, la poesía escrita en el gueto, los libros escondidos en pozos y las autobiografías de las víctimas. Desde una dirección distinta, Feierstein contribuye con dos capítulos fascinantes sobre la relación entre El Quijote y el pensamiento judío. En uno, ella apunta que los dos comparten los conceptos del viajero en peligro constante, el incendio inquisitorial, la fuerza de los libros para guiar la vida, y en particular, el deseo de la justicia. Además, discute Alberto Gerchunoff, el padre de literatura judío-latinoamericana, quien emplea al Caballero de la Triste Figura como parte del su política de integración.
Habitar la letra es de interés especial para los que estudian la cultura judeo-argentina porque Liliana Ruth Feierstein analiza, como ejemplo de la relación entre los judíos y los escritos, la fascinante historia de la prensa judía en Argentina. Estos periódicos escritos en idish, una mezcla de idish y castellano y solamente en castellano, que surgen desde 1909 hasta alrededor de 1983. Los primeros, publicados en idish, sirvieron para educar a los colonos y crear una red entre las colonias agrícolas judías de las pampas. Luego, otros periodistas se enfocaron en la integración en Latinoamérica, basada en la reinterpretación del español como una lengua intrínsicamente judía y con Argentina como “patria de los exiliados de la Inquisición”. Luego, aparecen los traductores y legitimadores que trabajaron incesantemente para hacer disponibles a una población de inmigrantes las grandes obras de la literatura mundial (Cervantes, Shakespeare, Dostoievski) tanto como la literatura idish en su original y en traducción al castellano. Quienes los siguieron crearon revistas para una difusión masiva de “una voz judía”, destinada a un público amplio y diverso. Y durante los días peligrosos de la dictadura militar del Proceso (1976-83), alguna prensa judía llevó a cabo “una lucha escrita” contra el gobierno, dando a conocer la situación de la política nacional a través de un código donde la reemplazaron con notas que aparentemente “trataban” sobre la comunidad judía.
Liliana Ruth Feierstein habla poco de las tendencias asimilatorias, seculares y multiculturales que afectan la mentalidad judía actualmente y que puedan metamorfosearla. Pero eso no importa. Es un tema para otro libro. En este Habitar la letra de Liliana Feierstein podemos acceder a una perspectiva singular, amplia y apasionante para acceder a la temática judía de nuestro tiempo.
Stephen A. Sadow, PhD.
Northeastern University, Boston
1 Liliana Ruth Feierstein se doctoró filosofía en la Universidad Heinrich-Heine-Dusseldorf, Alemania en 2007; su tesis es sobre la relación educación-histórica con el otro desde la perspectiva del pensamiento judío. Recibió el Premio Augsburg de Ciencias de Estudios Interculturales 2008. En 1999, completó su Maestría en Educación y Método de Investigación, Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados (CINVESTAV), México. Estudió por semestre en Canadá, en la Universidad de British Columbia, Vancouver (”La historia de las minorías culturales y la educación”); en 1995 recibió la Licenciatura en Ciencias de la Educación, Universidad de Buenos Aires.
Libros publicados: Astillas en la memoria: de fantasmas, heridas y ausencias en los discursos de educación indígena, Galerna, Buenos Aires 2008; Von Schwelle zu Schwelle. Einblicke in den didaktisch-historischen Umgang mit dem Anderen aus der Perspektive jüdischen Denkens (De umbral a umbral. Miradas en torno a la relación educativa-histórica con el otro desde la perspectiva del pensamiento judío), Edition Lumière, Bremen, 2010; Habitar la Letra: Judaísmo, escritura y transmisión, Acervo Cultural Editores y Seminario Rabínico Latinoamericano, Buenos Aires, 2011. Es autora de diversas publicaciones sobre pensamiento judío, filosofía de la alteridad, pedagogía de la diferencia y literatura judeo-latinoamericana.
Inmigración y Literatura

Homenaxe a Valentín Paz Andrade

Inmigración y Literatura

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda