Colectividades Argentinas

historia y actualidad

 

Archivo de Diciembre, 2010

UN HIMNO A LA PAZ

Un viejo sabio contaba
Que la paz no viene sola,
Es una planta muy frágil
Y hay que saberla cuidar,
No sirve desear solamente
Que ella por siempre se imponga,
Hace falta que la gente
Crea…en esta realidad.

Desde el confín de los siglos
El hombre ha sido soberbio,
Y se ha disfrazado mil veces
De Dios en su potestad,
Creando guerras a mansalva
Arrasando con principios,
Mostrando que el ser humano
Se olvida a veces…de amar.

Ya es hora que todos juntos
Y en un abrazo fraterno,
Sinceremos nuestras almas
En pos de un gran ideal,
Borrando por siempre asesinos
De costumbres e ideales,
Quiero vivir en un mundo
Donde nunca…triunfe el mal.

Para muchos suena esto
Propio como una utopía,
No digo que sea fácil
Pero es hora de empezar,
La mayoría está esperando
El milagro de algún cambio,
Quiero a los malos vencidos
Y a los buenos…avanzar.

Que esta consigna se imponga
A los duros corazones,
Y que cambiemos las armas
Por algo digno de amar,
Que la paz sea en nosotros
Camino a la tolerancia,
Si estamos todos de acuerdo
Esto…se puede lograr.

Sería muy lindo de ver
A la gente honrar la vida,
Tolerando al diferente
Y alegres de poder ser,
Iguales sin distinciones
Pobres ricos o insolventes,
Yo creo en este milagro
Si también tu…has de creer.

Boris Gold

QUERIDOS AMIGOS:
TUVE EN MI VIDA MUCHAS
UTOPÍAS, ALGUNAS SE CUMPLIERON
OTRAS ESPERAN SU TURNO, PERO LA
MÁS IMPORTANTE DE TODAS Y LA QUE
CON MÁS ANSIAS ESPERA LA BUENA
GENTE… ES LA AÑORADA PAZ.
¡QUE LA PAZ SEA EN VOSOTROS!

Inmigración y Literatura

María de la Fe

María de la Fe Álvarez González nació en Madrid (España), pero vive en Argentina y es licenciada en Psicología, escritora y poeta.

http://www.mariadelafe.com.ar/

Inmigración y Literatura, Inmigrantes y Exiliados Destacados

Biblioteca Martín del Barco Centenera

El 30 de Diciembre nos prepararnos para despedir el año 2010

2010-12-30 042.jpg

EL DIRECTOR:DE LA BIBLIOTECA DR. OSCAR RODRIGUEZ NOS INVITA A DESPEDIR EL AÑO
CANTANDO Y…
BRINDANDO POR ESTE 2011 QUE LENTAMENTE ESTA BROTANDO MAS FUERTE QUE NUNCA …

AÑO MUNDIAL DEL LIBRO POETAS MÚSICOS CANTANTES UNIDOS desde las 17 Hs.

NO SE OLVIDEN AÑO NUEVO “TEATRO EN MONTSERRAT” Prof. Lombard .

HASTA TODOS LOS CIELOS NILDA …

Canta :Mara Ester Loverde

Biblioteca Martín del Barco Centenera 2011 .
Año Mundial del Libro .
Presenta …Programa 2011—2º viernes de c/mes 17 hs …
El duende la luna y yo y Grupo Palmar
Dirección General : Prof. Nilda A. Pigazzini
Peña Artística y Literaria //Honorato de Balzac.
Pesentación de libros …
LIc.Ana Maria Fernandez
Exposición : Esculturas-
Maestro : Oscar Toro Musis
Artistas Plásticos ,Fotos…
Prof. Brigida Nocera -Curador-Victor Hugo Martelli -
Artístas Invitados -Poetas , Canto y música-
Coordina : Chela Cano
Secretaria General :Mabel Miranda
Sonidista :Gabriel Gomez
AÑO 2011
-8-ABRIL - 13 -MAYO - 10 -JUNIO-
-JULIO Y AGOSTO–VACACIONES DE INVIERNO
9-SETIEMBRE-7- OCTUBRE 11- NOVIEMBRE
¡FELICES FIESTAS !

Inmigración y Literatura, acerca de MGR

ESCRIBE IGNACIO GIANCASPRO

Uno a veces no tiene plena conciencia del valor de ciertas experiencias vividas, dicha conciencia va creciendo con el tiempo, cuando se mira hacia atrás. En mi caso se trata del hecho afortunado de haber pasado mi infancia en el tiempo y lugar justos, donde se dio la posibilidad o el privilegio de ser testigo de ese tiempo único de inmigración que se dio en Argentina en los primeros años del siglo XX. Si bien las corrientes inmigratorias empezaron mucho antes, en el intermedio entre la 1ra. y 2da guerra mundial, se produjo un incremento inmigratorio de gentes provenientes de Europa Central y del Este, así llegaron al pais, yugoslavos, checoslovacos, griegos, eslovenos, albaneses, croatas, polacos y lituanos, ucranianos, rusos, judíos de distintas partes de Europa y árabes y armenios. Muchas de estas gentes, no todas, se radicaron el La Boca, Isla Maciel y Barracas. Estos lugares tenían la ventaja inicial del relativo bajo costo del alquiler de viviendas, muchas de ellas lamentables, y la cercanía de las posibilidades de trabajo que daba el puerto y las fábricas como Alpargatas, Canale, El Aguila y otras, y donde frecuentemente encontraban paisanos que podían brindarles ayuda dadas las dificultades idiomáticas. Ahora bien, el segundo gran problema que debían resolver estas gentes era la educación de sus hijos, la mayoría nacidos como primera generación argentinos como era mi caso. En consecuencia aumentaba la demanda de plazas en las escuelas ya de por sí insuficientes. Recuerdo ahora la calidad de algunas escuelas como la de “Quinquela” como la llamban en el barrio, de aulas amplias, baños escrupulosamente limpios, o la de Berutti que tenia una verja a la entrada y jardín con una fuente ovalada con peces de colores, además de biblioteca con muebles lustrados, museo y otros lujos algunos de los cuales se repetían en escuelas mas humildes
Esta demanda era en parte satisfecha por las iglesias, católicas y evangelistas. De esta manera en la parroquia de San Juan Evangelista, ubicada cerca de puente de La Boca que comunicaba con la isla Maciel donde se radicaban principalmente los eslavos se daba el hecho de una gran concentración de descendientes de distintos países, era una especie de UN infantil. Fue en 4° grado donde conocí a mis compañeritos armenios, Sarkis y Martín, después conocí otros. Sarkis era un chico muy inteligente , religioso y divertido, muy noble y puro de sentimientos, diría un chico sin pecados. Martín era distinto, también inteligente, poco apegado al estudio, de gran viveza, siempre sacaba ventajas de todo, de cualquier cosa, un poco solitario, no creía en muchas de las cosas en qe creíamos otros, se mofaba de los curas, etc. En ese 4° grado el maestro era un sacerdote, el padre Olivieri, muy buen cantor y organista. Al comenzar el curso nos contó la historia de la rivalidad entre Roma y Cartago y de cómo los cartagineses estuvieron a punto de derrumbar al Imperio Romano. Acto seguido, nos comunicó que había dividido el grado en dos equipos, Roma y Cartago, con sus correspondientes estandartes de seda, rojo paara Roma y verde para Cartago, y que cada mes el equipo de mejores calificaciones sería premiado en su esandarte con una medalla. El lider de Roma era el lituano Padvalsky ademas N° 1 del colegio y el lider de Cartago era Sarkys, yo lo seguía a el en el equipo. Al final del primer mes el equipo ganador fue Roma, a cuyo estandarte el padre Olivieri le colgó una medalla envidiable, exibió el estandarte y lo colgó en la pared, acto seguido dio vuelta el estandarte de Cartago. Sarkis y yo nos miramos largo escondiendo nuestra amargura y desasosiego entendiendo que debíamos revertir ese resultado. En la hora del almuerzo los dos nos sentamos en el patio para preparar una estrategia. Sarkis sacó su almuerzo de una bolsita y como yo no había ido al comedor para estar con el, me ofreció compartir su almuerzo, unas especie de tortas de trigo y carne especiadas, kefte me decía, estos son falafel, sabores extraños para mí por lo exótico y entusiasmado por el hecho de tomar contacto directo con algo tan lejano y desconocido, y como intercambio me animé a contarle que comidas eran las nuestras, porque en general como no eran habituales en aquel entonces por ejemplo pastas con salsas de verduras, brócoli etc. tenía reparos en
Comentar las costumbres de mi casa. Martín vivía cerca en un conventillo de madera de los típicos de La Boca, y su padre Martín también de nombre, tenia instalado en la habitación que daba a la calle su taller de compostura de calzado, donde claveteaba suelas todo el día. Pero la mayoría de los armenios se habian instalado en Barracas sobre la avda. Patricios, donde vivía Sarkys en una casa con otras dos familias armenias que se dedicaban a la venta de telas, alfombras, tejidos y mercería . Los sábados armábamos unos partidos de futbol con los primos de Sarkis y otros chicos, en un potrerito cerca de Alpargatas. La casa de Sarkis si bien humilde estaba elegantemente decorada con muchos objetos extraños, metálicos de cobre o bronce, eso es un samovar me decía, se usaba para hacer té y fumar, pero aquí no lo usamos, era de mi abuela. Otra cosa era la elegancia ceremonial de la mamá de Sarkis para servir el té, colocaba una servilletita calada de primorosos dibujos y otra encima cruzada haciendo una estrella de ocho puntas sobre la que colocaba el platito portador de la taza., me encantaban esas escenas, era como estar en un teatro. Estos recuerdos son la indudable simiente de un sentimiento de identificación fraternal que me ha llevado a encontrar numerosos amigos armenios en la universidad ó en distintos ambientes, gente en su mayoría brillante, y que en algunos casos como mi amigo el Dr. Mateo Chekerdemián, buscador incansable de rastros que le permitan reconstruir su historia familiar, que después de una larga y dolorosa charla sobre el horrendo genocidio sufrido por su pueblo, me honró con uno de sus dos últimos ejemplares de un libro titulado Subasta de almas, de Aurora Mardiganian, sobreviviente del genocidio cuyo relato permitió que se llevara al cine el primer documento de la tragedia.
Vayan estos recuerdos como homenaje a los heroes gloriosos que resistieron el asedio del ejército turco en las montañas del Tauro y en la Mosha Dag

Antología Inmigrante

Escribe Adriana Lisnovsky

Mi cuento, “Tía Maruja”, nació de mi conocimiento del sentir y la forma de ser de los gallegos, ya que mis abuelos maternos lo eran. Además, tengo un adiestramiento especial: las salas de espera de este Centro Gallego. Sólo hay que sentarse, observar y escuchar. Todavía quedan muchísimos gallegos, que vinieron en la época de mis abuelos o un poco después y que nunca más pudieron volver a su querida Galicia.
Dice Roberto Arlt en sus Aguafuertes Gallegas: “…De piedra son los hórreos donde se pone a orear el trigo. De piedra las piletas y las campanas donde arde el fuego. De piedra los techos, de piedra las fuentes, de piedra los postes que sostienen las viñas, de piedra los muros que sostiene los sembradíos…”
“…Cuando el gallego no trabaja la tierra o la piedra, se lanza al mar. Al Atlántico o al Cantábrico. En sus traineras o barcos de vela, llega hasta las costas de Irlanda por el llamado Mar del Gran Sol.
“…El mar se mete en Galicia, como en los fiordos noruegos. Con la diferencia que en Galicia, no se llaman fiordos, sino “rías”.
El océano va a buscar al gallego a sus casas de piedra…”
Ése paisaje es parte del alma del gallego, por eso cuando por necesidad, se vio obligado a emigrar a otras tierras, en este caso la nuestra, la comparación, nacida de la nostalgia, de “las morriñas”, es inevitable. Por eso creo, que estando tan lejos de su patria, el mayor sentimiento de pertenencia que tienen, son sus hijos. Es lo único que sienten, que es verdaderamente propio. De allí, esta Tía Maruja, con esa devoción casi ciega hacia sus hijos. Pero éstos hijos, ya son porteños, con todo lo bueno y lo malo que esto implica, y la diferencia con sus padres suele ser notable. Como es el caso de los hijos de esta mujer.
Tal vez, las mujeres gallegas de aquella época, quedaron suspendidas en el tiempo, aferradas a mandatos familiares. Esos fuertes arquetipos de mujeres que con maestría, nos muestra Federico García Lorca, en “La casa de Bernarda Alba”, “Yerma” o “Doña Rosita la soltera”. El tiempo para ellas no transcurrió y las generaciones posteriores, a veces sienten fastidio o vergüenza, de su juicio, como es el caso de la sobrina de Tía Maruja, que no se anima a decirle que es madre soltera.
Serrat dice en su canción Lucía: “Tus recuerdos son, cada día más dulces, el olvido sólo se llevó la mitad…” Le canta a una mujer, pero ¿qué es nuestra patria, acaso? Después de nuestra madre, la segunda mujer que nos arrulla, que nos contempla, que abre sus brazos para cobijarnos. Por eso, la distancia agiganta y enaltece el recuerdo de Galicia en sus corazones. Como en el de todo inmigrante.
Recordando a mi querida abuela, a las vecinas gallegas del barrio donde me crié y a más de una paciente de este Centro Gallego, nació este cuento. Y aunque no lo parezca, por el toque de humor e ironía que intenté darle, fue escrito con mi mayor respeto y cariño.

Antología Inmigrante

ANTOLOGIA INMIGRANTE

Dibujo.JPGMónica Acosta, Consuelo Bermúdez, Ana Bisignani, Cristina Borruto, Norma Mabel Buffa, Pedro Alberto Colombo, Elisa Dejistani, Ida De Vincenzo, Ana María Fernández, María Angélica Fidalgo, Ignacio Giancaspro, M. Inés González Rouco, María Rosa Iglesias, Adriana Lisnovsky, Silvia Maimó, Enrique Milei, Laura Nicastro, Nilda Pigazzini, Juan Carlos Rizzo, Carlos Santibañez, Horacio Semeraro, Ester Spiner, Betina Villaverde

coordinada por María González Rouco

Ediciones El Escriba, 2010

 

Iglesia Evangélica Congregacional Armenia
Santísima Trinidad
Avellaneda 2540
20/12 a las 19 hs
coordinación institucional: Eduardo Armen Hayetian
con la participación del Pastor Roberto Góngora, Eduardo Bedrossian, Ara Mkhitaryan e Ignacio Giancaspro
conducción y lectura por Carlos Fernández
música por Mariano Góngora y el Conjunto de la Iglesia, dirigido por Jorge Soncini

Antología Inmigrante, Inmigración y Literatura, Inmigrantes y Exiliados Destacados, acerca de MGR

De Cenizas e Iluminados

Enrique Novick

Buenos Aires, Acervo Cultural, 2010

104 pp.

Enrique Novick es un escritor lúcido que indaga sobre si mismo y abre las conciencias a un discurso desde donde se contempla la tragedia del hombre actual, la pérdida de identidad, de su ser naufrago en medio de murallas de cemento y alienación.

Con tenaz laboriosidad teje el enlace entre la realidad circundante y el hecho poético, sugerido a través de una vastísima cultura, entrelazada por máximas de honda repercusión, correspondientes a la Literatura y a la Filosofía, con prevalencia, la del mundo oriental.
(…) Una constante impera en sus trabajos y plantea la duda existencial, esa eterna disyuntiva del hombre.

(…) De Cenizas e Iluminados remite a la fragilidad humana y a las incógnitas de su destino. La lectura de estos textos dejará una huella inquebrantable en el lector.

Elisa Dejistani

Inmigración y Literatura

Un viejo asunto

en VIOLIN Y OTRAS CUESTIONES, por Juan Gelman. Buenos Aires, Ediciones Gleizer, 1956.

Edición Homenaje a Juan Gelman. Buenos Aires, Seix Barral, 2010. 80 pp.

Inmigración y Literatura

BOLIVIA

Drama donde se muestra la aspereza de la situación social en la que están inmersos los inmigrantes en Buenos Aires.

Miradas
Diciembre 2010

Inmigración y Literatura

ANTOLOGIA INMIGRANTE

Dibujo.JPGMónica Acosta, Consuelo Bermúdez, Ana Bisignani, Cristina Borruto, Norma Mabel Buffa, Pedro Alberto Colombo, Elisa Dejistani, Ida De Vincenzo, Ana María Fernández, María Angélica Fidalgo, Ignacio Giancaspro, M. Inés González Rouco, María Rosa Iglesias, Adriana Lisnovsky, Silvia Maimó, Enrique Milei, Laura Nicastro, Nilda Pigazzini, Juan Carlos Rizzo, Carlos Santibañez, Horacio Semeraro, Ester Spiner, Betina Villaverde

coordinada por María González Rouco

Ediciones El Escriba, 2010

Instituto Argentino de Cultura Gallega
Teatro Castelao
Centro Gallego
Moreno 2180
14/12 a las 19 hs
con la participación de María Rosa Iglesias, Consuelo Bermúdez, Adriana Lisnovsky y Silvia Maimó
conducción y lectura por Carlos Fernández
música por Rocío del Cielo y Mil Conjuros

Antología Inmigrante, Inmigración y Literatura, acerca de MGR

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda