Inmigración y Literatura

vida cotidiana en la Argentina (1810 - 1960)

 

Archivo de Mayo, 2010

EL PAN DE LA SERPIENTE

de Norma Huidobro
Grupo Editorial Norma

Una novela de suspenso en donde los lazos de amistad conforman una trama más fuerte que las diferencias sociales y el desarraigo de la inmigración en la Argentina del siglo XIX.

En las últimas décadas del 1800, el puerto de Buenos Aires bulle de pasajeros que llegan a la Argentina en busca de un mejor destino. La mayoría de los hombres va a trabajar en el campo y las mujeres en casas de familia, como mucamas, a la par de las indias -”las chinas”- que ya servían en las casas importantes de la ciudad.
Así llegan una mañana de noviembre Felisa y su novio Joaquín. Dejan atrás su familia y sus recuerdos pero encuentran la esperanza de formar un hogar. Joaquín atiende un almacén y, a pocas cuadras, Felisa trabaja en la casa de una familia acomodada. Todo parece ir bien, pero a Felisa, “la gallega”, le cuesta adaptarse a las nuevas normas sociales. La curiosidad y el instinto de ayudar a su amiga Juana, “la chinita”, la sumergen en el oscuro misterio que esconde la Casa de la Serpiente.

DATOS DE LA AUTORA
Norma Huidobro nació en Lanús, Buenos Aires, en 1949. Es egresada de la carrera de Letras por la Universidad de Buenos Aires. Dictó clases en colegios secundarios y coordinó talleres literarios. Actualmente se desempeña como asesora literaria. Ha publicado Octubre un crimen (Premio Barco de Vapor, 2004), ¿Quién conoce a Greta Garbo?, El misterio del mayordomo, entre otros. Y para adultos, El lugar perdido (Premio Clarín de novela, 2007). Algunos de sus libros han sido traducidos a otros idiomas.

http://norma-lij.blogspot.com/2010/05/el-pan-de-la-serpiente.html

Colectividades Argentinas

Don Modesto Bermúdez, el colchonero de Saavedra

Muchos vecinos aún lo recuerdan. Menudo, de paso firme y ágil, concentrado en algún pensamiento, empujando su cardadora de lana, yendo por una y otra calle hasta la casa de tumo para rehacer los colchones y dejarlos impecables ¡Lindo oficio el de construir descanso para los demás!
Su hija Virginia lo inmortalizó en un cuadro en el que parece emerger entre nubes de lana esparcida en vellones que desde el suelo y al pie de la cardadora se multiplican y elevan como vaporizándose.
Su nombre se correspondía con sus virtudes: modestia y austeridad
Solidario y generoso, brindó techo a muchos compatriotas gallegos que fueron llegando muchos años después y cuando él ya tenía su casa y su familia en la calle Pico.
Gracias a su reclamo, mi padre y mi hermano mayor vinieron para Buenos Aires. Así, ellos pudieron reclamarnos después a mi madre y los hermanos más chicos.
Muchas veces prestaba sus ahorros desinteresadamente.
Estando aún en España, yo leía a mi abuela las cartas que desde Bs. As. le enviaba él, diciéndole a su madre que no se privara de nada, que no guardara los bienes de él, que no los necesitaba.
Y he aquí el gesto más hermoso de tío Modesto y tía María, su esposa: en el barrio había muerto una señora joven y entre sus hijos estaba una bebita de pocos meses a quien doña Generosa intentó criar pero no podía calmar su llanto. Tío Modesto pidió la nena y la llevó a su casa. Cuando tía María volvió de hacer compras y la vio en su cama se arrodilló y la acarició para calmarla. Tal vez Virginia sintió que aquella iba a ser su madre, y fue cambiando el llanto por la aceptación de la ternura, y así mis tíos, en vez de cuatro, tuvieron para siempre cinco hijos.
No era amigo de fiestas, disfrutaba con sus lecturas, pero sí permitía la diversión de su familia. Con la bondad de su esposa y la jovialidad de sus hijos, en su casa, entre todos los estados de ánimo, nunca faltaba alegría.
Como tantos gallegos, tenía sueldo seguro y obra social en la Municipalidad; sin embargo su segundo trabajo, el de colchonero, fue el que lo convirtió en un personaje de imborrable presencia para el vecindario de su generación.
Se había ido de la casa paterna a los 16 años y sólo volvió a Galicia porque su madre le había prometido que si él la iba a buscar, vendría para Bs. As. a reunirse con toda la familia. Y allá se fue solo, lleno de esperanza a buscar a su anciana madre. Pero Al llegar al pueblo de Baio, lo esperaban con la triste noticia de que ella había fallecido mientras él viajaba en barco.
Cuando lo visité, a su regreso, sólo pude hacerle la primera pregunta de rutina, lo demás me lo dijeron sus ojos tristes y una barrera de silencio quebrándole la única palabra que apenas pronunció.
Resignado ante los tiempos nuevos, decía que cada vez hacía menos colchones porque quien tenía dinero compraba los modernos, y quien no, seguía usando los mismos, rotos.
Después admitió que se le estaba yendo la fuerza, que no podía trabajar. Y después fueron muchas las veces que se quejaba con dignidad:”No me duele nada pero se me fue la fuerza”.
Y entonces lo visité periódicamente y llegó la etapa en que mi tío me hablaba algo de España pero mucho más de sus lecturas que tanta sabiduría le habían dado, del respeto por la vida, por la palabra empeñada, y del sufrimiento por las injusticias de los malos políticos, de su compasión ante el abandono, de su comprensión hacia la Naturaleza, de su ética religiosa, y hasta su certero análisis sobre el sombrío futuro delas dos potencias mundiales que iban hacia la mutua destrucción, y más, hacia la autodestrucción. Y siempre sosteniendo !a mirada: él valoraba a quien le hablaba y lo escuchaba mirándolo a los ojos. Yo sentía una inmensa gratificación al visitarlo porque volvía con el espíritu lleno de tesoros.
Este gallego de ley, colaborador del Hogar Gallego de Ancianos y de la Casa Cuna, trabajó hasta los 82 años. Al no tener fuerza para más, sintió que había cumplido su misión y elaboró, como él decía, su partida. Se fue un día de julio de 1996.
En otra dimensión se habrá encontrado con María, su esposa, con sus hermanos; su padre y con su madre a quien no había podido traer a su lado.

Consuelo Bermúdez de Nikolín

Inmigrantes y Exiliados Destacados

El Sobreviviente

FUNDACION ARGENTINO-BULGARA
Adherida a la Federación Argentina de Colectividades
Personeria Jurídica nº 796 del 4/10/1988

El proximo Lunes 03 de mayo de 2010 a las 17.00 hs. el destacado ciudadano bulgaro en Argentina, Ingeniero Vatiu Koralsky estará firmando ejemplares del libro de su autoria “El Sobreviviente” en la cual relata historias sumamente interesantes de su vida en Bulgaria y en Europa donde se formo y graduo de ingeniero, habiéndose Diplomado con honores y por ultimo emigró a Argentina donde se estableció en forma definitiva con su familia, primero en la Provincia de Tucumán, y luego en Córdoba, destacandose como un gran empresario y por su hombría de bien.

Estará en la Feria del Libro, Stand no. 922, Pabellon Verde, Editorial Dunken, lunes 03 de mayo a las 17.00 hs.

Mas información en el link de la Editorial Dunken a continuación.

http://www.dunken.com.ar/web2/agenda_firmas.php?dia=4&mes=5&ano=2010

Inmigrantes y Exiliados Destacados

Vatiu Koralsky

El Dipl. Ing. Vatiu Koralsky, es búlgaro, estudió durante la guerra en Alemania bajo los terroríficos bombardeos aliados. Al volver a su patria sobrevive el terror soviético de donde logra escapar. En 1948 pasa clandestinamente a Francia y, como emigrante, llega con lo puesto a la Argentina. Desde la nada llega a construir los primeros edificios altos de Tucumán y revalida su título. Se destaca en la actividad agrícolo-ganadera, reforestación y plantaciones citrícolas; como golfista nacional e internacional y muy apreciado escritor. Por todos sus servicios es distinguido como -Mayor notable de Tucumán- en un solemne acto, con un título y medalla de oro.

d1e0fc52b478f3aa0acc1166deb75d8d.jpgEn este singular libro, el lector conocerá como fue Hitler, los nazis y su regimen.
A qué se debió la Segunda Guerra Mundial, la persecución a los judíos y cómo fue el Holocausto, la destrucción, ocupación y esclavización de Alemania. Quienes y por qué la levantaron.
La revolución Comunista, su terror, su explotación por los jerarcas por la -puerta trasera- con los capitalistas y su abandono, con gran provecho posterior.

http://www.dunken.com.ar/

Inmigrantes y Exiliados Destacados
chatroulette chatrandom