Inmigración y Literatura

de la Argentina y el mundo

 

POLENTA

 POLENTA Familias italianas en Bolivia, por Mauricio Belmonte Pijuán.

La silenciosa, constructiva contribución de millones de anónimos trabajadores italianos al desarrollo y al bienestar de los países que los recibieron nos es menos importante que los aportes brillantes y creativos de los grandes artistas, compositores, arquitectos, científicos, escritores y cineastas.

Hombres y mujeres que supieron entregarse sin descanso, con humildad y respeto, aprendiendo rápidamente idiomas, leyes y costumbres ajenos, integrándose en las comunidades que los acogieron y sin embargo sin nunca renunciar a aportar sus conocimientos, sus tradiciones, su poesía, su música e imágenes. Lo que a partir de tres milenios antes habían hecho tantos pueblos en nuestra tierra hicieron ahora nuestros compatriotas en los cinco continentes, contribuyendo en la edificación de sociedades más ricas y complejas, nuevas culturas que fueron y siguen siendo el resultado de un encuentro—esta vez sin duda—pacífico, laborioso y en muchos casos sentimental. 

Polenta, el bel libro de Mauricio Belmonte, es el testimonio de esas mujeres, esos hombres, esas familias que han participado en la migración italiana a Bolivia y que han sabido entregar todo su ser, pidiendo a cambio tan sólo ser aceptados como nuevos hermanos y conciudadanos.

La migración y los encuentros no terminarán nunca, desde aquel día lejano cuando Lucy, la primera mujer, se levantó y emprendió su recorrido lento y misterioso en el valle del África oriental. Italianos y bolivianos estarán siempre allí, en el lugar donde el encuentro es el más pacífico, más productivo, y finalmente más sentimental: encuentro de armonía y de amor.   

Silvio Mignano

http://www.eldiario.net/noticias/2010/2010_01/nt100110/9_01scl.php

    Compartir este post en:
  • Facebook
  • Twitter
  • menéame
  • Delicious
  • Technorati
  • Digg
Inmigración y Literatura, Inmigrantes y Exiliados Destacados

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.

Comentarios

Una respuesta a “POLENTA”
  1. María González Rouco dice:

    Desde el país limítrofe llega por correo este libro. El autor ha tenido la gentileza de enviàrmelo, y yo le agradezco que me haya tenido en cuenta. Es que la lectura de su obra me instruyó y me deleitó; me abrió los ojos ante una realidad que no sospechaba. ¿Quién hubiera imaginado que en Bolivia había inmigrantes y exiliados italianos de semejante importancia? No es un tema difundido, al menos en lo que leí hasta ahora.
    Belmonte es Comunicador Social, por la Universidad Católica Boliviana y la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá. Ha publicado artículos y reportajes en diversos medios escritos bolivianos, siendo la biodiversidad y el medio ambiente sus temas preferidos a la hora investigar, ya sea en la sala de redacción de algún periódico o ejerciendo libremente el oficio como freelancer.
    Polenta es su primer libro, un libro entrañable, escrito con el oficio de un periodista que hace gala de un lenguaje impecable, y con el cariño y respeto que se siente por los ancestros, por su historia de despojos y sacrificios. El recuerda: “De antemano sabía que la investigación no resultaría inalcanzable a mis pretensiones periodísticas ya que el número de inmigrantes asentados en estas latitudes distaba, y mucho, de aquella vigorosa colonia italiana residente en la Argentina. Claro, encontrar los rastros de aquellos viejos inmigrantes tampoco sería tarea sencilla de realizar y más aún tomando en cuenta las décadas transcurridas desde su llegada al país. Sin embargo me armé de valor para seguir las pistas y dar con el paradero de los descendientes”.
    El subtítulo reza “Familias italianas en Bolivia”. Es verdad, es éste el tema central, pero no el único. El estudio se abre con consideraciones acerca de la inmigración y el exilio en general. Seguidamente, Belmonte se refiere a la inmigración y el exilio italianos en el mundo, señalando que, salvo algunas regiones de otros continentes, hay peninsulares en todas las latitudes. Destaca la importancia de esta inmigración en América del Norte, país en el que se la evoca relacionada con la mafia y la camorra, olvidando injustamente el legado de miles de hombres y mujeres de bien que nada tuvieron que ver con estas actividades non sanctas.
    En la Argentina, país en el que los italianos fueron mayoría entre los extranjeros, también se advirtió la actitud negativa hacia ellos. Como bien dice el autor: en una nación que ama lo francés y soporta lo inglés, ¿cómo recibirán a quienes llegan desde Piamonte, desde Nàpoles, desde Cerdeña?
    Hechas estas consideraciones, se aboca al tema del subtítulo. Cabe destacar que en su país, la inmigración italiana es la tercera en importancia numérica. Mediante entrevistas y numerosas fotografías – unas, provenientes de diversos archivos, y otras, tomadas por él mismo-, logra una investigación destinada a preservar la memoria de quienes tanto brindaron a su tierra de adopción: empresarios, ingenieros, docentes, filántropos… trabajadores incansables que hicieron de Bolivia su lugar en el mundo.
    A todos ellos, y a los que no menciona, rinde homenaje Belmonte en este libro tan documentado, tan cálido, que enseña acerca de los italianos en Bolivia, al tiempo que, con prosa pulcra y elegante, transmite su admiración por tan cotidiana pero enorme gesta, “con la única finalidad de fortalecer aún más los lazos entrañables de unión y fraternidad entre bolivianos e italianos”.
    Prologó Silvio Mignano, Embajador de Italia en Bolivia, quien afirma: Polenta, el bel libro de Mauricio Belmonte, es el testimonio de esas mujeres, esos hombres, esas familias que han participado en la migración italiana a Bolivia y que han sabido entregar todo su ser, pidiendo a cambio tan sólo ser aceptados como nuevos hermanos y conciudadanos. La migración y los encuentros no terminarán nunca, desde aquel día lejano cuando Lucy, la primera mujer, se levantó y emprendió su recorrido lento y misterioso en el valle del África oriental. Italianos y bolivianos estarán siempre allí, en el lugar donde el encuentro es el más pacífico, más productivo, y finalmente más sentimental: encuentro de armonía y de amor”.



Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda