Inmigración y Literatura

vida cotidiana en la Argentina (1810 - 1960)

 

Nicomedes Iguain Azurza

TESTIMONIO DE UN PEREGRlNAJE ARTISTiCO -AITA DONOSTI - P. Jose Antonio de San Sebastian- (1886-1956), por Nicomedes Iguain Azurza. Fundación Vasco Argentina Juan de Garay. Buenos Aires, 30 paginas.

El trabajo que comentamos -uno de los cuadernos publicados por el Departamento de Estetica Interdisciplinaria de la institución- evoca la vida y obra del musico nacido en San Sebastian el 10 de enero de 1886. Luego de cursar sus estudios secundarios, el Padre Jose Antonio viste el habito de capuchino y se ordena de presbitero en diciembre de 1908. En 1924 llegó a nuestro pais, donde fue recibido por representantes de diversas entidades vascas residentes en la Argentina; ofreció conferencias-concierto en Buenos Aires, Bahia Blanca, Concordia y Rosario.
En su obra “Quelques observations sur la maniere de recueillir les chansons populaires”, publicada en 1936, nos descubre la labor que llevó a cabo a partir de 1911 hasta la fecha de edición; Aita Donosti queria rescatar para las generaciones venideras el maravilloso caudal artistico de su pueblo, que se transmitia de padres a hijos, oralmente. Habiendo dado resultado óptimo sus investigaciones realizadas en la vertiente surpirenaica, marcha a trabajar en Benabarra, Laburdi y Zuberoa;
en 1915 gana un concurso abierto por las cuatro Diputaciones Vascas, al presentar su primera colección de canciones recopiladas y, siete años mas tarde, da a conocer su Euskal EresSorta (”Cancionero Vasco”), que reune cuatrocientas noventa y tres canciones.
Continuaba asl con ia búsqueda oue había iniciado Azkue, autor de Euskal Erriaren-Yakintza (”Literatura popular del Pais Vasco”), publlcado por Espasa-Calpe en cuatro tomos, y el “Cancionero Vasco”, en el que aparecen mil una canciones de inspiracion anónima. El metodo empleado para recopilar el material era basicamente el mismo -las fuentes de información, la demarcación geografica de las “areas de cultivo” en que preferentemente prendió la cultura anónima, las comunicaciones verbales o escritas de sus hallazgos y las entregas periódicas de las obras musicales exhumadas-, pero el Padre Donosti se destaca en lo referido a la modelacion ulterior del material folklorico.
Nicomedes Iguain ubica al musicólogo en su especialidad, entre otros cultores: “Entre el ‘puro’ investigador -Azkue- y el musico no investigadbr -Guridi, Escudero- el musico capuchino surge como modelo de equilibrio dentro del panorama dela música vasca”. Aunque abocado a la tradición popular, no por eilo dejó de brindar su propia y original creación, que comprende tanto los “Preludios Vascos” cuanto el “Vals parabólico” y otras composiciones.
La esforzada labor del Padre es evocada por el ensayista, quien logra mostramos el talento aunado a la dedicación y el profundo amor por lo que se esta haciendo. Un estudio interesante como este puede ser el punto de partida para conocer mas sobre una personalidad que ha sido fundamental en la conservacion del patrimonio cultural de su comunidad, un investigador, creador y estudioso que se prodigó por entero a Dios, a su tierra y a su arte.

(EL TIEMPO, Azul, 19 de noviembre de 1989)

Inmigrantes y Exiliados Destacados

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom