Inmigración y Literatura

vida cotidiana en la Argentina (1810 - 1960)

 

Marcos Donati

67b3234dcb794e83ddf5bf13548dceb2.jpgEn “Las fronteras históricas del legalismo”, Mariano Gutierrez reproduce una carta, fechada en Villa Merced en septiembre de 1879, en la que el fraile Donati “le advertía a su compañero de las trampas en que el gobierno pretendía hacer caer a los indios”. Donati escribe al M.R.P. Moysés Alavez: “Mi querido padre Prefecto: Recibí la apreciable de V.P.M.R. fecha 28 de presente. Con respecto á Ramón, consideratis considerandis, nosotros me parece que no debríamos más que aconsejarle á que se reduciese entre Cristianos á una vida civil para que despues consiguiésemos su conversión. Por ahora no usan otros términos que se entendiese con los Gefes o con el Gobierno, en cuanto á las propuestas que se hiciesen que después no se hubiesen de cumplir caeriamos en su desgracia. Según la carta de V.P. me confirmo siempre más que los actuales gobernantes no quieren reducciones, pero si la sumisión de los indios por medio de dispersiones de ellos. En una palabra reducirlos en un estado como se halla en los tiempos presentes la nación hebrea que no forma población reunida. Es de dura necesidad mostrarse indiferente con ello, que haga expontáneamente lo que les parezca mejor. Por el contrario se nos sublevaría si viniesen con propuestas que probablemente no serán fielmente realizadas. Me buscan que vaya para hablar ellos conmigo, por que gracias a Dios me creen; pero yo no tengo datos seguros que el futuro Presidente quiera favorecer á nosotros y á los indios. Ygnoro los proyectos de él y las instrucciones que tienen los Gefes. Yvanoski me ha comunicado que Sarmiento no quería pagarle este último trimestre. Es más fácil evitar el pantano que salir caído en el. Muéstrese neutral con Ramón dígale que se entienda con el Coronel Roca. Me es doloroso usar estos términos (…). también V.P. tenga la advertencia de reflexionar bien sobre el racionamiento de Nicolás, no sea que este pobre caiga en la red como han quedado estampados aquí una cuadrilla de cautivos que comenzaron á racionarles con el título de Vaqueanos prestando servicios. A poco á poco, de vez en cuando los mandaban a descubrir el campo, en seguidos que estuviesen vestidos de paisanos reunidos en tal Fortín, la conclusión fue que ahora están gobernados por un oficial como militares veteranos. Nicolás debería pensarlo bien y determinar si él mismo quiere carne de la Patria. Se me han desaparecido un par de botas; Marquito me asegura que las ha visto en mi celda puede ser que alguno de los Padres las haya ocupado para ir a cazar; me parecía que no estuviesen allí; pregunté de ellas, son botas casi nuevas. Entró el Padre Luis, algo ha de haber sucedido. En lo que tengo encargado que no me dejen la llave a nadie. Saludo con toda la expansión de mi corazón á los compañeros, en particular á V.P. Fray Marcos Donati” (9).
En 1993, la Asociación Dante Alighieri publicó El padre Marcos Donati y los franciscanos italianos en la Misión de Río Cuarto (10), un trabajo de Inés Isabel Farías distinguido en el certamen “Los grandes Italo-argentinos”, organizado por la entidad entre los actos conmemorativos del V Centenario del Descubrimiento de América. En esa obra, la investigadora señala que en 1856 llegaron, a instancias del Padre Bonfiglioli, los Padres Eugenio Nardoni, Romualdo Ferrando, Cirilo Ostilo, Daniel Urbani, Juan B. Raineri, Marcos Donati, Plácido Sargenti, Luis Soli, Isidoro Anselmi y Federico Da Genova y los frailes Félix Perino y Leonardo Benacci.
En 1867, el Padre Marcos Donati regresa de Italia, acompañado por los padres Constantino Longo, Guillermo Zelli, Quírico Porreca, Mario Dal Negro, Ludovico Quaranta, Antonino Caldarelli, Benito Fessitori y Pío Bentivoglio, y los frailes F. Benvenuto y Domngo Bedinni.
“Cabe destacar en este punto –afirma Farías-, la preocupación del Padre José Luis Padrós, archivero del Convento, en rescatar el nombre de todos ellos, a la espera de que, alguna vez, la comunidad de Río Cuarto rinda a estos pioneros, la recordación que realmente merecen. Dice así:
Lista de religiosos misioneros franciscanos de este Colegio de San Francisco Solano de Río Cuarto, fallecidos en el mismo, para ser incluidos en la placa dedicada a los fundadores del Colegio Misionero:

P. Eugenio Nardoni + 5 de abril de 1861
P. Juan B. Raineri, + 17 de noviembre de 1867
Fr. Benvenuto (lego),+ 29 de junio de 1868
P. Guillermo Zelli,+ 3 de marzo de 1874 (cólera)
Fr Venancio ( lego) + 4 de marzo de 1874 (cólera)
P. Luis Soli,+ 11 de marzo de 1878
Fr Félix Perino (lego),+ 19 de febrero de 1878
P. Mario Dal Negro, + 5 de mayo 1882
P. Moisés Alvarez, + 16 de junio de 1882
Fr. Fernando Salvatori, + 14 de mayo de 1886
P. Francisco Luchini, + 11 de febrero de 1887
Fr. Daniel Palacios (corista), + 21 de marzo de 1888
P. Plácido Sargenti, + 1 de marzo de 1889
Fr Angélico Ruggi, + 20 de enero de 1890
P. Rufino Cagliari + 21 de setiembre de 1890
P. Marcos Donati, + 8 de abril de 1895
P. Quirico Porreca, + 25 de abril de 1896
Fr Onofrio Carlomusti, + 6 de agosto de 1896
P. Constantino Longo, + 26 de enero de 1906
Fr. Francisco Baldini, + 16 de enero de 1906
P. Antonio Cardarelli, + 13 de febrero de 1915
R.I.P. Amén

Notas
9 Gutiérrez, Mariano: “Las fronteras históricas del legalismo”, en derechopenalonline.com.
10 Farías, Inés: El padre Marcos Donati y los franciscanos italianos en la misión de Río Cuarto. Buenos Aires, Editorial Asociación Dante Alighieri, 1993.
Recordatorio publicado en 2006, para conmemorar el 150º Aniversario de la llegada de los franciscanos a Río Cuarto. (Envío de E. Tyrrel)

Inmigrantes y Exiliados Destacados

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom