Inmigración y Literatura

vida cotidiana en la Argentina (1810 - 1960)

 

Archivo de Mayo, 2009

ESCRIBE RAUL EXPOSITO GANDARA

c84248d8b43aab6744b2f3e6c985cf88.jpg

He nacido en el Centro Gallego de Bs. Aires, soy nieto e hijo de gallegos vinculados al arte; rama materna abuelo acordeonista, abuela cantareira, madre bailarina; rama paterna abuelo flautista, padre flautista y gaitero, tío percusionista.

Comienzo musical

He comenzado a incursionar en la música aproximadamente a los ocho años, tocando armónica y flauta dulce, cantando en el Coro infantil de Casa de Galicia, pasando mas tarde a ejecutar gaita y percusión. Pero por mi estructura de personalidad absolutamente rebelde,pretendía imponer arreglos y estilo musical, al conjunto de mi padre, hasta que este convencido que era inútil tratar de poner orden en mi “creatividad”, habló con el gaitero Manuel Dopazo; me entregó una gaita que no funcionaba, y me indicó que se la llevase para que la reparase y haciendo propicio el contacto, le explicase mis “creativas teorías”.

Discipulo de Dopazo

En este breve pero positivo contacto con Dopazo, surge la posibilidad de mejorar mi nivel y durante unos cuantos meses los sábados por lamañana marchaba cara a la calle Uspallata recibiéndo allí los valiosos conocimientos que este magnifico gaitero me brindaba. Transcurrido un lapso de tiempo, Dopazo llamó a mi padre y le comentó que era una picardía que tocase de oído, y que me orientase hacia una formación musical técnica.

Comienzo de mi formación

En Casa de Galicia, he comenzado por teoría y el consabido solfeo, hasta que llegó el momento de escoger instrumento, pero como no enseñaban gaita, me he decidido por el acordeón a piano. He pasado luego por los Conservatorios de la Hohnner y Williams, adquiriendo formación sobre técnicas de composición, armonización, etc.
Mientras realizaba mis
a) estudios musicales
b) formación secundaria
c) asistia a clases de teatro con la Sra. Marylin
d) concurría a los cursos de lingua e literatura galega que dictaba Eduardo Blanco Amor en el Centro Lucense.

Actividad artística inicial

1) tocaba gaita y percusión en la banda de gaitas de mi padre
2) como acordeonista integraba un grupo artístico que presentaba espectáculos previos a las reuniones danzantes
3) cantaba, bailaba y hacía percusión en diversos coros gallegos
En esos momentos me conoce Manuel Moreira y me ofrece la posibilidadde incorporarme a su conjunto de acordeones, pero como estaba en la procura de hacer arreglos especiales que reafirmasen su estilo,me propone que para mejorar el dominio de los bajos, realizase un curso con el segundo acordeón de Feliciano Brunelli, así fue, pero luego de unos meses de preparación el fallecimiento de Pedro Moreira, interrumpe el proceso planificado.

Incorporación a los Irmans Moreira

Ante la desaparición de Pedro Moreira, su hermano Manuel, me ubica como segundo acordeón, manteniendo a Germán García como tercero y a José Campos como batero y cantante, en esos momentos fundo la Peña da Cultura de la Sociedad Residentes de Mos, en ella el Coro Arrieiros, el elenco teatral y el cuerpo de danzas, con la participación del grupo de gaitas que dirigía mi padre; después de dos años de participar con los Hemanos Moreira, el grupo se disuelve, entonces consideré que había llegado el momento y marcho para Galicia. En mis años de permanencia en Galicia, además de una activa militancia galleguista y realizar estudios universitarios, artisticamente me incorporo en O Porriño a la Orquesta Do Reloxeiro, pasandoluego a tocar como solista en Peñas que realizaban excursionesa distinto lugares de Galicia; fundando y dirigiendo en el Concello de Mos el Coro Arrieiros Galegos.

Primer retorno a Argentina

Como mi sistema económico era mas caótico que el de una mano delante y otra detrás, durante algunos años, mientras aprobaba por el sistema de tesinas las materias teóricas, no me ha quedado otra, que trabajar como un emigrante mas, que en definitiva, ha sido lo que era.

El teatro

Mientras dirigía el dpto. de educación a distancia de una Universidad privada, ante la necesidad de grabar el audio de los diferentes cursos,vuelvo a la actividad teatral y musical.

Vuelta a Galicia

Si bien estudiaba en la Universidad Complutense de Madrid, alojandome en el Colegio Mayor Argentino de la Ciudad Universitaria de Madrid, mi auténtica residencia estaba en mi tierra Gallega, donde estaba todo el tiempo que me era posible, viviendo ese clima que tanto necesitaba mi existencia bio-psico-social.

Retorno a Argentina

Entre otras múltiples actividades fundo en el Centro Gallego de Bs. Aires,la Escuela Dramática Galega, taduciendo, musicalizando, dirigiendo y concretando la presentación de diversas obras en diferentes salas, pasando luego a dirigir la escuela de teatro del Centro Galicia de Bs. Aires.

Creación de Treboeiro

Entrevistado por el Lic. Pablo Cirio quién por indicación de la Editorial Ouvirmos,cumplía la tarea de investigar sobre el grupo de acordeones Irmans Moreira,surge la idea de hacer resurgir esa música que tocaba con ellos. De allí en masTreboeiro es la historia reciente.

Colectividades Argentinas

“BUENOS AIRES SEFARADI” y “DE MILONGAS Y MILONGUER@S”

21c3f7160eebadd63955491c6d002717.jpgLos libros “Buenos Aires Sefaradi” y “De Milongas y Milonguer@s”, se presentan en la Feria del libro

Continuando con las actividades relativas a las publicaciones de la Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico Cultural (CPPHC) en la Feria del Libro, y luego de presentarse un libro y un documental sobre la historia del carnaval porteño, en mayo será el turno de la presentación de los libros “de Milongas y Milonguer@s” y “Buenos Aires Sefaradi”.
El lunes 4 de mayo en la Sala José Hernández, a partir de las 20 horas, y con la presencia de la Diputada Inés Urdapilleta, quien motorizó las tareas de investigación sobre las milongas de Buenos Aires, será el turno del libro De Milongas y Milonguer@s (autora Leticia Maronese) y de la película Milongas & milonguer@s (dirigida por Daniel Vidal). Estará presente la antropóloga María Susana Azzi y habrá un número musical en vivo. El espectáculo artístico estará a cargo de bailarinas y bailarines, Jorge Manganelli, Silvana Gris, Juan Fossati y Gimena Aramburu.
El libro analiza el campo milonguero, sus cambios desde 1940 hasta nuestros días, además de realizar un importante relevamiento de las milongas que en la actualidad funcionan en la Ciudad de Buenos Aires. Algunos de los capítulos abordan los siguientes tópicos: “La ‘fiesta’ del tango”, “La Gran Crisis”, o “La resurrección de la danza”, haciendo hincapié en el exilio del tango; ¿Y lo que no es tango? Entre la disco y la bailanta; el encuentro entre los maestros milongueros y los nuevos bailarines; FM Tango. Una experiencia; estilos de baile y los códigos y rituales.
Con relación al documental, bajo la dirección de Daniel Vidal, éste realiza un recorrido por los códigos y estilos que recorre el baile y hace un desarrollo histórico de los avatares de la milonga. Valiéndose de las entrevistas realizadas para tal fin, va configurando un relato que permite conocer la diversidad hallada en diferentes tipos de lugares, los interlocutores y sus discursos, los códigos milongueros y su evolución en el tiempo, el rol de la mujer y las distintas adhesiones segmentadas. Finalmente, expone las tensiones que habitan en torno a la relación del Tango con el turismo en la actualidad.

Los Sefaradíes

Por otro lado, el domingo 10 de mayo, en la Sala Villafañe, a partir de las 18 horas se presentará el libro Buenos Aires Sefaradí, el número 22 de la colección Temas de Patrimonio Cultural, que recoge los trabajos presentados en las Jornadas del mismo nombre realizadas en julio de 2008.
Compilado por Carlos Szwarcer, los diversos artículos que lo componen dan cuenta de la historia de las migraciones, los asentamientos en distintos lugares de la Argentina, y particularmente en los diferentes barrios porteños, sus asociaciones, la lengua judeo-española, las traducciones, la comida, la música, la literatura, los testimonios y la importancia de la historia oral, entre otras cuestiones.

Boletín electrónico Mayo 2009 - CPPHC

Colectividades Argentinas

Homenaje a Manolo del Campo

El Conjunto Pelayo de Manolo del Campo del Centro Asturiano de Buenos Aires invita a la ceremonia de emplazamiento del busto de su fundador y director D. Manolo del Campo que, con motivo de cumplirse cinco años de su fallecimiento, tendrá lugar el próximo viernes 15 de mayo a las 19 hs en nuestra sede social, Solis 485, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Informes Tel: 4383-3577/5122

ad6cec409839a5d20a6ba55e478d2cd4.png

ASTURIAS

Vienen sonando unas gaitas… con su redoble de lejos…
anunciando a cada paso la raza que llevan adentro.
Pueblos de orígenes celtas,
que al norte de España cubrieron.
¡Luchadores, aguerridos, muy esbeltos!
¡Con el cantar en el alma y la alegría en el pecho!
“¡Asturias, patria querida!
¡Asturias de mis amores…!”

Si estuviera en este instante con la espada y con su porte,
el Rey Pelayo de Asturias lanzaría con su voz,
que las batallas ganadas no se comparan con nada,
con los Pelayos que ahí vienen, ¡cantando a su tierra amada!

¡Y es que Asturias tiene fuerza, como los ríos y montañas…!
Gaiteros, tambores, panderetas,
tamboriles, panderos, castañuelas,
faldas rojas, pañuelos blancos
cubriendo cabezas que van airosas,
y esos cantares con brío en la Jota de Pajares,
Pericote, Fandangos, Xiringüelo de Naves,
Muñeiras y más bailes que no se acaban…

¡En Llanes nació un Pelayo,
que la muerte no tapara!
¡Un asturiano de ley!
Noble álamo que nos dejó,
su obra puesta en sus danzas.
Manolo del Campo tú fuiste:
¡la piedra que fue montaña!
Tus “Pelayos” no se rinden,
son semillas bien plantadas,
con amor las sembraste tú,
con el genio, corazón y garra,
y aquí los tienes presentes diciendo:
¡Que Asturias tiene el orgullo,
de un bien nacido en su patria!

Silvia Maimó

BREVE BIOGRAFIA DE MANOLO DEL CAMPO

Manolo del Campo, apelativo con el que fue conocido en la Avenida de Mayo, (su nombre real Manuel del Campo y del Campo), en el Centro Asturiano de Buenos Aires, en cualquier asociación de la colectividad española o en cualquier sitio en que suenen las notas de una jota, una muñeira o aún una chacarera, es uno de esos notables personajes. Ha dedicado su vida a difundir por toda la Argentina y por España, el folklore y las costumbres de los millones de inmigrantes españoles que arribaron a estas tierras, atesorando puntillosamente trajes, formas de baile y tradiciones de las culturas que conforman a España.
Llegó a la Argentina en 1949 proveniente de Llanes, una localidad de Asturias, y aunque en ese momento no se lo había propuesto, se transformó en el maestro que enseñó a cientos de argentinos, y a los mismos españoles, la belleza y las singularidades de sus raíces culturales. Su labor, o tal vez sea mejor definirlo como su legado ya que fue concebido a lo largo de medio siglo de trabajo, es el Conjunto de Danzas Pelayo, una institución de casi 70 bailarines, que posee una escuela a la que concurren más de 30 chicos y un vestuario de 800 trajes regionales, realizados respetando hasta el más mínimo detalle, con un capital de conocimiento de numerosas piezas musicales, con sus partituras y pasos de baile, de todas las regiones de España y, en menor medida, de las provincias argentinas. No existe otra agrupación folklórica hispano-argentina de esas características y que se aproxime a su antigüedad, 50 años de existencia continua.
Al tiempo conoció a un señor gallego, llamado Cañizo, que tenía una banda pequeña y tocaba en Casa de Galicia. Bailaba con él, que tocaba jotas y muñeiras.
Así se fue generando un cuerpo de baile, al que denominó PELAYO, por alusión al legendario héroe asturiano que derrotó en Covadonga a los árabes en el siglo VIII, independiente de las instituciones.
Diversas circunstancias hicieron que el grupo, que cada vez crecía más, luego de transitar por varios lugares de ensayo, entre los que se puede memorar una vieja sala de la actual avenida Gaona, cercana al monumento al Cid Campeador y pegada al desaparecido café Urbión, hasta la antigua sede del Centro Riojano Español en la avenida Independencia que luego se trasladó al edificio de Moreno y Colombres. Este lugar fue sitio de ensayo y reunión durante gran parte de la vida del Conjunto.
La divulgación del folklore español no solo se limitó al grupo Pelayo. También formó grupos en el Centro Región Leonesa, la Sociedad Falla Valenciana “El Turia”, Centro Cangas del Narcea, Centro Navarro.
Pero como no podía ser de otra manera finalmente, retornó al Centro Asturiano.
Una de las características sobresalientes de Manolo del Campo y su conjunto, ha sido la de bailar para todo público, para todas las asociaciones de inmigrantes, sin importar su bandería política, su origen, su capacidad económica o status social. Decía: “Yo no quería mezclar la política, en parte porque no entendía mucho. A mi la política me quitó a mi padre cuando tenía cuatro años, que fue asesinado por los franquistas”.
A pesar de que la condición de inmigrantes iguala a todos los individuos en un mismo dolor y angustia por su tierra, muchos no sabían diferenciarlo por el odio generado en la Guerra Civil. Manolo tuvo que padecer algunas cuestiones lamentables.- “Yo tengo un traje de porruano que en esa época no me lo dejaron poner porque no lo conocían, y decían o presuponían que era un traje franquista… Es un traje que yo quiero mucho porque es de mi pueblo. Mi padre pertenecía a un grupo al que se le llamaba los porruanos. Esa palabra viene de Porrua, que es un pueblo, y seguramente la gente de ese pueblo fue la que implantó ese baile. Mi madre fue la que me lo enseñó. Como a mi padre lo mataron cuando ella tenía 28 años, ella no salió más a bailar, pero me enseñaba en casa”.
Como todo inmigrante que añora volver a ver o intensificar el conocimiento de sus raíces, Manolo viajó 49 veces a España. Sin embargo, tenía también otro motivo: -”Todos los años, voy a una región distinta de España a aprender bailes, especialmente en los últimos 25 años. Si los bailes que tengo desarrollados están mal hechos, no tengo la culpa yo ¿Entendéis? Entonces todos los años traigo cosas nuevas y las vuelco en mis muchachos, porque si las aprendo yo y no las enseño, cuando vengo después me olvido. Lo mismo con las músicas, yo tengo una pila de partituras de todas las comunidades, de las Baleares, de las Canarias, de Galicia, que está a un paso de mi tierra; Valencia, en donde fui a hacer un curso que duró 7 días…”.
La función de maestro no sólo la ha desempeñado en la Argentina, también en su tierra, en donde el Ayuntamiento le ofreció un cargo para que se quedara a impartir clases:
“Lo que pasa es que yo no puedo quedarme en mi pueblo, porque tengo que echar a media familia. Allí bailan todos, pero como ellos quieren, como les da la gana, dan la vuelta para allá y otros para el otro lado. En un conjunto no se puede hacer eso”.
La capacidad y la maestría bien pueden encontrar su adecuada descripción en una anécdota sucedida cuando sus amigos del Casal de Cataluña en Buenos Aires lo invitaron a bailar, con motivo de la visita del presidente de la Generalitat, Jordi Pujol: “Cuando se enteró que éramos los del Centro Asturiano, los que íbamos a bailar para homenajearlo, mandó a una persona, porque tenía miedo que hiciéramos cualquier cosa. ¡Imagínate, asturianos bailando catalán! Los de la otra punta. Cuando vino acá ese hombre me dijo: “…esto sólo lo pudo aprender en Barcelona”.__ Y así es, yo lo aprendí con el señor Comas, para eso me fui cuatro veces a Barcelona, porque es muy difícil el baile catalán, no es sólo la sardana. Porque es tan apagado, pero tan apagado que nosotros que somos del norte atlántico, que es pura sangre…”, concluye “…eso a los chavales míos, tener que hacer esos movimientos de brazos, esos gestos tan…, afrancesados, acotó el interlocutor, “…eso, y los nuestros; ¡que va!; no lo entendían. A mi me dieron una copa y unos gemelos de oro”.
Mantener un conjunto como el Pelayo no sólo es complicado desde el punto de vista económico, sino también desde la cohesión humana del grupo y desde la continuidad. Pero Manolo, también tuvo previsto el futuro y ha preparado de igual forma a quienes se puedan desempeñar como futuros líderes: “Ya hay cuatro o cinco chicas y tres o cuatro muchachos que están capacitados para enseñar y dirigir. Por ejemplo, hay una chica del Pelayo que está enseñando en el Centro Riojano, y también otra chica de aquí que está enseñando Andaluz.”
En sus inicios como bailarín los mejores recuerdos los tiene para la Casa de Galicia: “Arranqué a inicios de los años 50 con Celia Caneda, una verdadera institución en la danza, y con Dopazo. También estaba Montero. Para mí, en aquella época era el mejor conjunto de la Argentina. Éramos todos jóvenes, llegamos a bailar en el Teatro Colón”.
También integró el cuerpo estable del Teatro Avenida durante cinco años, en la época de “las romerías”, aunque nunca quiso vivir de la danza: “Trabajaba en una fábrica en Morón y por eso nunca iba a las giras, por eso me despidieron en el teatro, que hacían por el interior o a otros países. La plata que ganaba con el baile la destinaba para viajar a España y a arreglar la casa de mi madre”.
Mas tarde culminó en la agencia de viajes española en la Av. De Mayo, donde no solo le organizaba los viajes a los coterráneos, sino también se había constituido en su “oficina” de atención y lugar de referencia.
Con el Conjunto ha viajado por toda la Argentina y también por España (tres parejas en 1995, un número mayor en 1996, 55 integrantes en 1999 y otros tantos en el 2003)
Se presentó ante los presidentes Perón, Alfonsín y Menem (cuando era gobernador los invitó para el aniversario de los cuatrocientos años de La Rioja), también ante autoridades españolas, sin ir más lejos se presentó para el Rey Juan Carlos (en esa famosa ocasión que le robaron por unos minutos la capa a la Reina Sofía en el Centro Galicia, en los festivales celtas. Asimismo, fueron uno de los números principales del enorme desfile que se realizó para el 12 de octubre de 1962 en Avenida de Mayo. Citar todas sus presentaciones destacadas sería interminable.
Otra cuestión para destacar es que varios directores de conjuntos folklóricos, especialmente del interior, se acercaban para aprender bailes y conseguir partituras musicales, como por ejemplo Susana D’Alu, de la provincia de Neuquén, en donde por lo menos una vez al año se presenta el Pelayo.
Manolo fue considerado como el más popular asturiano de la capital argentina.

Gentileza Conjunto Pelayo

Inmigrantes y Exiliados Destacados

Juan Baucels Camps

8dbf2ecf55a1d51b775cd4fab97aaf1d.jpgFalleció el sacerdote catamarqueño Juan Baucels

San Fernando del Valle de Catamarca, 6 May. 09 (AICA)
En la madrugada de ayer, martes 5 de mayo, falleció en Rosario (Santa Fe) a los 81 años de edad y tras una larga dolencia que deterioró su salud, el sacerdote claretiano Juan Baucels Camps, que sirvió durante varias décadas a la Iglesia en Catamarca.
El obispo, monseñor Luis Urbanc, destacó y agradeció -en nombre de la diócesis- “el valioso pastoreo del padre Baucels en la tierra de la Virgen del Valle, particularmente en las comunidades parroquiales que guió espiritualmente”, según informaron desde el obispado.
El padre Juan nació el 25 de junio de 1928 en España. Llegó a la Argentina el 10 de junio de 1956, y a Catamarca en 1970, donde permaneció durante más de 30 años. Se lo recuerda como “un apóstol de Cristo y un misionero incansable”. La congregación a la que pertenecía atiende a la comunidad parroquial del Inmaculado Corazón de María, en la ciudad capital, “cuyos miembros supieron de su entrañable servicio a la Iglesia, desde su consagración sacerdotal”, expresa el comunicado.
Por su parte, “los hermanos de la actual parroquia de San Nicolás de Bari lo vieron recorrer sus calles y construir el templo con esfuerzo y dedicación”.+

foto: El padre Juan Baucels Camps junto a Mons. Luis Urbanc

Inmigrantes y Exiliados Destacados

Padre Juan D’Attilia FDP

Falleció uno de los primeros misioneros orionitas en la Argentina

d618fc53366a78f1b8c6ddfe60bbf2b9.jpgBuenos Aires, 5 May. 09 (AICA)
El padre Juan D’Attilia FDP, uno de los primeros misioneros enviados por Don Orione a la Argentina, falleció en Italia el viernes 10 de abril, a los 99 años de edad.
El religioso ingresó a la Congregación a los 20 años, hizo su primera profesión el 16 de febrero de 1931 y partió desde Génova (Italia) al día siguiente.
En un artículo publicado en el sitio donorione.org.ar puede leerse el relato que el padre D’Attilia hizo de sus primeros años en nuestro país: “En 1937, tras haber bendecido las pocas aulas del colegio ‘José Manuel Estrada’ (nombre que Don Orione mismo quiso darle al colegio de Mar del Plata), me dijo: ‘Tú serás el director’. Yo tenía 28 años, no era aun sacerdote y no me sentía capaz, entonces”.
“Yo le dije: ‘Padre, ponga a algún otro sacerdote’. Pero él me respondió: ‘No, tú serás el director, y antes que vayas a Italia, te haré ordenar sacerdote’. Yo tímidamente le hice notar: ‘Pero si yo todavía tengo madre y padre’. Y él me dijo: ‘Y yo llamaré a Italia para que los tuyos puedan asistir a tu ordenación’, y así lo hizo”.
“Así, Don Orione expresaba la gran estima que siempre tuvo hacia el padre D’Attilia”, dijo el superior general, padre Flavio peloso, al referirse al “veterano” de la Congregación.
Tras varios años de permanecer en la Argentina (su último destino fue la comunidad Orionita de Mendoza) y otros en el Uruguay, el sacerdote regresó a su país de origen en la década de 1990; allí manifestó su celo pastoral en la parroquia de Todos los Santos (Roma) y luego pasó a Monte Mario porque necesitaba mayores cuidados de salud.
En diciembre pasado había cumplido los 99 años. “No hubo otro amor en su vida que Don Orione, las misiones y la Argentina”, subrayó el padre Peloso.+

Inmigrantes y Exiliados Destacados

Editorial Meander

de Praga en la Feria del Libro de Buenos Aires

1eada823ae012609aebc4737150b038d.jpg

Tenemos el agrado de presentarles a la editorial Meander: Meander es una editorial dedicada exclusivamente a libros para niños y jóvenes, con especial énfasis en las ilustraciones y las ediciones de calidad.
En esta oportunidad, y dentro de la Feria del Libro, la gente de Meander estará ofreciendo dos talleres para chicos, enfocados en algunas clásicas leyendas checas:

Taller para chicos de 6 a 9 años, Leyendas de Praga: lectura de leyendas y trabajo con collage.
Taller para chicos de 10 a 12 años, La leyenda del Golem: lectura de la clásica historia de la Praga judía y trabajo con arcilla. (¡Los chicos podrán crear su propio Golem para llevar a casa!)

Además, el Centro Checo les ofrecerá un rincón de narración de cuentos para chicos de todas las edades, en el que podrán conocer un poco más sobre las leyendas e historias populares de la República Checa.

Dónde: Feria del libro de Buenos Aires. La Rural

Cuándo: 2 y 3 de mayo
Más información sobre la editorial en www.meander.cz

La Colectividad Checa Ceský Dum en Argentina acompañará los dias 4 y 5 de mayo de 13 a 14 hs. brindando informacion sobre el Curso de Idioma Checo y las actividades que lleva a cabo divulgando las costumbres del pueblo checo.

Centro Checo Buenos Aires
Junín 1461
1113, Buenos Aires
T: +54 11 4807 3107
C: +54 911 50636510
http://www.czechcentres.cz/buenos

Colectividades Argentinas

Josefina en el retrato

“Excelente ’Josefina en el retrato’, así como ‘Un cielo para mi abuelo’ y ‘Peregrinación’, estos dos con su lograda atmósfera de nostalgia gallega”.

Antonio Requeni

acerca de MGR

Josefina en el retrato

“Acuso recibo de su ‘Josefina en el retrato’, en el que estoy internado congratulado y dichoso de encontrarme con BUENA creación”.

DANTE BUSTOS
Círculo Mitre, Azul

acerca de MGR

Conversaciones al filo del milenio

ENTREVISTA A MARIA GONZALEZ ROUCO

Maria Gonzalez Rouco nació en Buenos Aires. Curso estudios en la Facultad de Filosofia y Letras de la Universidad de dicha ciudad, de la que egreso con el titulo de licenciada en Letras, con Orientacion en Letras Modernas. Escribio su Tesis de Licenciatura sobre los aspectos autobiograficos de la obra de Manuel Mujica Láinez, dirigida por el Dr. Guillermo Ara y manteniendo correspondencia con el escritor.
Colabora en los diarios La Nueva Provincia de Bahia Blanca, La Capital de Mar del Plata y El Tiempo de Azul, en cuyos suplementos aparecen sus trabajos sobre inmigracion, tema sobre el que escribe desde 1980.
Ha publicado ensayos, comentarios, reportajes, notas de actualidad, cuentos y poemas en los diarios La Prensa (donde tramitó su Matricula Nacional de Periodista), Clarín, La Voz del Interior de Cordoba, La Capital de Rosario, Diario de Cuyo de San Juan, Pregon de Jujuy, El Diario de Parana y El Tiempo de Saladillo, y en el periódico The Southern Cross.
Colabora asimismo en las revistas Letras de Buenos Aires y el gRillo. Anteriormente escribió en Proa, Pliego de Poesía, Napenay y Lucanor (argentinas) y en Alba de America (estadounidense).
Recibio distinciones en diversos certámenes de cuento, poesia y ensayo. Entre ellas se destaca el Primer Premio en el concurso «Cuentos de miedo y misterio para lectores a partir de los diez años», otorgado por la Editorial Magisterio del Rio de la Plata a Martin y el diablo bretón en 1991 (publicación y anticipo de los derechos de autor). El jurado que lo otorgó estaba integrado por Marta Gimenez Pastor, Neli Garrido y Julio Azamor. Dicho libro fue traducido al portugues y publicado por Edicoes Loyola en San Pablo, Brasil
Compiló la antologia Territorios de infancia, (Plus Ultra, 1994), en la que amplia el tema investigado en sus tesis.
Es autora de los volúmenes ineditos Inmigrantes en la Argentina (ensayos) e Inmigración a la Argentina: Bibliografia reciente (en preparación).
_ Usted es una colaboradora de larga data de La Cultura en EL TIEMPO ¿Como surgió el contacto con Azul?
- En el año 83, yo estaba escribiendo mi tesis de Licenciatura sobre la obra de Manuel Mujica Láinez, bajo la dirección del profesor Arturo Cambours Ocampo, en la Universidad de Buenos Aires. En ese momento, Cambours, ademas de ser titular de Literatura Argentina II, dirigia el Instituto de Teatro y, fuera del horario de clase, atendía alli a quienes deseaban verlo. Como tesista, yo iba muy seguido y me encontraba con alumnos mas avanzados, con los que conversabamos sobre la carrera. Algunos de esos alumnos enviaban trabajos al profesor Carrau. Una de ellos me dijo que existia un suplemento en Azul, y que el director sin duda leeria lo que yo le enviara. Fotocopié parte de una monografia sobre «La muerte en Misteriosa Buenos Aires « que habia realizado con una compañera para la materia de Cambours (Literatura Argentina II), le adjunte una carta y lo envié. Pensé: “¿qué me va a publicar? No tengo curriculum, no me recibí, no lo conozco”. En fin, todo eso que piensa uno cuando intenta algo por primera vez. Pasaron los meses y a fin de año, un día, encuentro un sobre con la inconfundible letra de Carrau: me enviaba el suplemento con nuestra primera colaboracion. Les debo muchas cosas a usted y al profesor, pero la mas importante es -creo yo-, que no hayan discriminado por fama o por logros profesionales. Junto a mis notas aparecían colaboraciones de Miguel Angel Viola, Luis Ricardo Furlan y las de muchas otras personas que ya en ese entonces tenian renombre.
Por otra parte, al permitir que una colaboradora publique algo, se está generando una retroalimentación que hace que ese periodista se esfuerce, intente nuevos caminos. Se lo alienta. Y usted sabe muy bien cuantas notas mias desechó el profesor Carrau; asi tambien se aprende.
- Sus colaboraciones versan sobre diferentes temas y géneros: critica literaria, reseñas de plástica, investigaciones, creacion literaria. ¿Que prioridades podria establecer en esta enumeracion?
- Sin lugar a dudas, lo fundamental para mi es la investigacion acerca de la inmigracion. Es lo que mas me interesa y a lo que le dedico el tiempo que puedo. De este afán surgieron muchos trabajos publicados en diversos diarios -principalmente en este suplemento, La Capital de Mar del Plata y La Nueva Provincia de Bahia Blanca- que espero poder reunir algun dia en un volumen. Me interesan·tantos los autores clasicos -Cane, Gerchunoff, Poletti-,como aquellos que, a menudo. en ediciones de autor, se lanzan a contar su historia o las de sus mayores.
Cuando alguien habla de inmigracion, ahí trato de estar, mas allá de que sea una muestra, un recital o la presentacion de un libro. Es un tema que me atrae desde muy chica y, con los años, se hace mas importante para mí porque como adulta, como profesional, como esposa y como madre, entiendo a mis abuelos desde una perspectiva diferente de la que tenia a los veinte años, cuando escribi para Literatura Argentina I mi primera monografia al respecto. Los diferentes temas que escribo tambien me interesan, pero ninguno como éste, al que dedico un esfuerzo del que surgen, no solo las notas, sino un diccionario de bibliografia reciente en el que trabajo desde hace tres años.
- Usted es una nieta de inmigrantes, y de hecho ha investigado el tema de la inmigración. ¿Cómo surge este interes?
- Las historias de mis abuelos eran, en mi infancia, un «cuento» interesante para mi. Ese tipo de narracion familiar sin duda me marcó. Cada vez que se juntaban, mis parientes tenían dos temas de conversacion, a saber: como cambia su vida al llegar a America y cuando iban a ir de visita a su tierra. En la Facultad estudie muchas obras al respecto, de la generacion del 80 en adelante, y lo vi como tema literario. Hoy, me intereso no sólo por la comunidad gallega, sino por todas aquellas que emigraron a nuestro pais, inclusive en la actualidad. Trato de compartir con los de mi edad experiencias similares, de homenajear a los mayores, y de transmitir a los mas jovenes lo terrible y desgarradora que debe haber sido la experiencia para quienes quizas ya sabian que nunca iban a volver.
- ¿Como repercute la presencia de las comunidades?
- Yo diría que repercute en cuanto los argentinos convivimos diariamente, en la capital y en el interior, con asociaciones que muestran a la sociedad su historia y su cultura y, al mismo tiempo, nos hablan de la capacidad de sacrificio de los hombres y mujeres de cada colectividad. Son custodios de tradiciones, de testimonios de hondo contenido ético y la frecuentación de las mismas siempre es enriquecedora. Su presencia es constante; basta con leer cualquier diario o revista para comprobarlo.

Margarita Ferrer
EL TIEMPO, Azul, 3 de septiembre de 2000

acerca de MGR

Josefina en el retrato

“El cuento “Un cielo para mi abuelo” y los poemas agrupados: “Naif” y otros, presentados por María González Rouco a la convocatoria de el gRillo - Revista de Cultura para los géneros Cuento-Poesía 1997, han sido seleccionados; resultando acreedores al Primer Premio instituido: La publicación de este libro individual. Los trabajos distinguidos son compartidos en su calidad por los demás cuentos y poesías de la autora incorporados a este volumen, con lo que se ratifica el fallo.
Ante tanto caos y complejidad a la que tendemos los escritores de hoy, convulsionados por la época, leer las páginas de María González Rouco es entrar en un remanso, vivir la placidez. Escribe desde la objetividad de la mirada y la piel sensitiva para lograr un mensaje sencillo, no pueril; sí emotivo, no sensiblero, y sobre todo sabio. La sabiduría del observador contemplativo que no hace mixtura de su yo con la imagen capturada y así entrega un lenguaje fresco y preciso. El lenguaje sin retórica en ella, resulta claramente expresivo y elocuente.
Descubrimos el dominio de la palabra y su uso sin alardes. La prolijidad y aroma de un césped recién cortado o de un desbrozado jardín contagian paz y plenitud. Esa es la sensación que imprime su lectura, tan lejos de los recursos efectistas.
Para el que pretende hacer un estudio estilístico y formal de la obra, la conclusión es satisfactoria. Responde a las exigencias del bien decir sin fatigar las palabras ni al lector.
“Josefina en el retrato” es el nombre del cuento que cede su título al libro. El sepia del pasado como nostalgia o fuente de nuestra historia; el siena de las tierras que pisaron nuestros ancestros y la fantasía multiplicada en un calidoscopio, con su policromía, inspiran en María González Rouco sus cuentos y poesías.
En todo arte, para llegar a cautivar con la sencillez, se deben conocer los caminos previos que dieron forma y corpus a ese nacimiento estético. No hay dudas que M. G. R. fue despejando de asperezas o influencias alambicadas sus textos, hasta labrar su propio estilo literario”.

CAROLINA DE GRINBAUM
el gRillo

acerca de MGR
chatroulette chatrandom