Inmigración y Literatura

vida cotidiana en la Argentina (1810 - 1960)

 

EL VIAJE DE LOS DIOSES

Vela al Viento Ediciones Patagónicas informa la aparición del
libro “El viaje de los Dioses”, cuyo subtítulo reza “Migración,
creencias y folklore en Comodoro Rivadavia”.

Los compiladores y coordinadores responsables de este libro son Graciela
Ciselli y Aldo Enrici, y básicamente centran el trabajo en los
barrios Laprida, Manantial Rosales y Valle C. De estos dos últimos
dice la contratapa que: …”nacieron en el marco de una lógica
empresarial en las primeras décadas del siglo XX. El primero fue
levantado por empresas petroleras privadas como la Anglo Persian y luego
la Compañía Ferrocarrilera de Petróleo, mientras que el segundo
asentamiento fue planificado por la empresa estatal Y.P.F. Laprida, a
diferencia de los anteriores, no nació como un campamento petrolero
sino como una zona de quintas de inmigrantes europeos (búlgaros,
italianos) que fue tomando forma de barrio urbano con la llegada de
migrantes notreños (catamarqueños y riojanos).

El proceso migratorio que acompañó los asentamientos fue diverso. Los
de la empresa petrolera estatal estuvieron marcados por una política
de argentinizació n de la población trabajadora, mientras que los
de la compañía inglesa se enmarcaron en las buenas relaciones con
nuestro país vecino: Chile.

Desde Catamarca y La Rioja hasta una suerte de territorio desolado y
semidesértico en el que debieron recostarse sin abandonar sus
fuentes, como los peregrinos que viajan por el camino de Santiago de
Compostela. La importancia que la fe revistió para los vecinos,
más allá de la adscripción religiosa a algún credo, fue el
amparo que les brindaron sus creencias. Con esto puede darse una
explicación satisfactoria a la actividad fundadora de las
migraciones. Con ellas trasladaron su adoración por la Virgen del
Valle considerándola “la protectora”, “la patrona del barrio y de
Catamarca” y depositando en ella la fe, la esperanza y el amor, y el
Tinkunaku, aún recitado en quechua.

Trasladarse de un lugar a otro supone la diferencia de que lo que se
tralada es una comunidad o no. En el caso de una comunidad sucede un
traslado con elementos precisos para mantener esa comunidad. Esto
implica que debe llevarse los sisteman de creencias que permiten que los
valores culturales identificatorios vayan junto a los viajeros.

Simbólicamente es como si se tratara de la migración de la misma
tierra con su maternidad envolvente que traslada a los viajeros. El
viaje del norte al sur en Argentina ha deparado esta suerte, como si la
ruta se abriera y pudiera verse la tierra propia, llevando a cada uno de
forma garantizada hacia el mismo lugar que desde donde se partió. El
viaje se transforma de esta manera en un movimiento de ida al lugar de
origen. El lugar de destino es el lugar de inicio, prometido de no
abandonar. Esta especie de retorno y de movimiento circular implica una
necesidad de llegada anticipada por la partida.

No hay viaje sino un recorrido al pasado, como una larga memoria que se
extiende como una trocha triunfal.”

El libro se ha presentado el 7 de noviembre en Bariloche, y el 14 de
noviembre en la Feria del libro de Puerto Deseado (Santa Cruz).

El sábado 29 de Noviembre vuelve a presentarse pero esta vez en
Río Gallegos en las Jornadas de Hermeneutic de la Universidad
Nacional de la Patagonia Austral (UNPA).

El libro es de 204 páginas con un apartado con 27 fotos actuales y
antiguas de los barrios estudiados en este libro. Se puede adquirir por
internet vía el sistema de contrarreembolso. Precio $ 38.

Colectividades Argentinas

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom