lig tv izle
justin tv

Colectividades Argentinas

historia y actualidad

 

Archivo de Diciembre, 2007

GUILLERMO ETCHEBEHERE

El investigador Juan Manuel Rizzi está trabajando en la edición de las obras de Guillermo Etchebehere (foto), escritor descendiente de vascos.
Recientemente se ha publicado en Infocañuelas una nota de Rizzi, en la cual resume y comenta la biografía de Etchebehere e incluye poemas:
http://www.infocanuelas.com/Guillermo-Esteban-Etchebehere

Rizzi me hace llegar dos poemas de Guillermo Etchebehere, que transcribo:

“Génesis”

En el principio fueron cielo y tierra
Tierra instituida en el agraz del tiempo
y cielo en plenitud, apacentando
sus cautelosos témpanos de fuego.
En esa soledad desconsolada,
en esa geografía de silencio,
sólo un altar de luz y las salvajes
ceremonias del viento.

Era la pampa un frenesí de hierba
con los brazos tendidos al misterio.

…Y en lento desarrollo le crecieron
dientes de alarma, garras de zozobra,
hombres con pumas dentro de la sangre
y estrépito de piedras en la boca;
pastores y alfareros de desgracia
paridos por la cólera
en un violento socavón de furia
y gredas tumultuosas.

Los ciclos vegetales injuriados
por el tropel caliente de las hordas.

Después, la tempestad conquistadora
con todos sus relámpagos erguidos
fundó en hirsuta identidad de sangres
el bosque de otros hijos.
Leopardos de arrogancia defendiendo
la libertad a punta de cuchillo
y arrodillando el alma en las vidalas
o en la primicia inmemorial del trino.

(También el ñandubay guarda en su rango
un tembloroso origen de rocío)

Pienso aquel tiempo, pienso aquel destino
y escucho sus guitarras en ausencia,
un desenfreno de caballos ciegos,
el pulso en llamas de las montoneras
y más acá, más cerca de mis huesos,
a orillas del despojo y la pobreza,
el ruido enmarañado de las uñas
ofendiendo a la tierra.

Siempre me está golpeando el pensamiento
este dolor del campo en que naciera.

Tierra de luz: mi corazón te lleva.
Mi sangre te pronuncia cuando canta
las frondas de tus árboles queridos,
la concisión celeste de tus alas,
el río de incesantes nacimuertes
que cruza tus entrañas
y el mar, que humedeció tu pelo verde
con sus tres letras de aguas.

El mar, que trajo a tu pasión de leguas
las gentes del sudor y la labranza.

Gentes con nombres llenos de montañas
y mínimos sucesos.
Tañidos de remotos campanarios.
Retoños de otros árboles eternos.
Se llamaban Schneider, Undurraga,
Kovalewsky, Bracsmájer, Montevechio,
y de vivir contigo ya se llaman
un poco Cruz del sur y Martín Fierro.

Cantándolos me canto las raíces
porque también mi nombre es uno de ellos.

Nombres hermosos porque son del pueblo.
Padres del pan, hermanos del arado.
Con ellos puedo designar la lluvia,
la perfección del unánime árbol,
puedo nombrar el orden venturoso
de la preñez, los cráteres de espanto
del mundo que se apaga en una estrella
y la pequeña muerte de los pájaros.

Puedo nombrar la infinitud del aire.
Puedo nombrar todo el amor y todo el llanto.

Aquí tenéis su corazón: miradlo.
Mirad los sustantivos que lo habitan.
Allí la fe ultrajada, sosteniendo
la enhiesta magnitud de las espigas.
Acá el adolescente y la muchacha
besando al hijo que tendrán un día.
Allá el todo-recuerdo del abuelo
con vísperas de polvo en la sonrisa.

Son los cansados de sudar, que vienen
del viento de la Biblia.

Aquella pampa arisca,
aquella antigua soledad inmensa,
ya tiene la memoria florecida
de sueños simples y palabras buenas.
Ya para siempre guardará en su cuerpo
las manos casi tronco y casi tierra
que alguna vez cayeron a la muerte
en lujuriosa vocación de siembra.

Que estos tributos del amor custodien
sus vástagos en cierne.
Así sea.

Poema incluido en La lumbre permanente (1956)

“Mis abuelos vascos”

Vinieron de muy lejos.
De más allá del mar. De las regiones
donde fueron paridas las montañas.
Vinieron escapando de la piedra,
buscando tierras anchas
con su secreta brújula de sueños.
Ellos necesitaban
una tierra más simple y menos dura
para sembrar la casa.
Tierra limpia de cercos, tierra abierta,
para poder mirar por las ventanas
el lejano horizonte donde nace
desnuda, la esperanza;
y seguir con los ojos,
desde el patio familiar de la calma
el irse silencioso
de todo lo que muere y lo que pasa.

Y llegaron aquí, porque sintieron
que en esta soledad, de leguas verdes
dormían, soterradas, las raíces
del viento que soñaron.

(Puedo verlos con una azada al hombro
tomados de la mano, caminando).

La pampa abrió su antigüedad de hierba
y ellos fueron echando
el tiempo por morir que les quedaba,
la tranquila expansión de los rebaños,
el origen del árbol y del trigo
y el signo de sus huesos
prolongado en el cuerpo de los hijos.

Por ellos soy. Por ellos tengo nombre.
Por ellos siento a veces que otras vidas
me invaden desde el tiempo
y sueltan por las frondas de mi sangre
la lejana presencia de la nieve
cayendo al cuenco de los hondos valles,
y la avidez del viento
arrojando sus hachas torrenciales
contra el pecho blindado de los robles,
y un trino de zampoñas
junto al viejo cantar de los pastores,
y el olor del redil y de hogaza,
y la fresca acidez de los membrillos
que dejan en el arca
el perfumado corazón del huerto
dormido con las sábanas.

Ellos pasaron ya. Ya son apenas
un poco más de tierra.
Pero siguen golpeando en la memoria
con sus puños eternos.

Cuando la muerte les borró en los ojos
el último destello,
era ya un eco vivo y repetido
la sembradura que empezó en un beso.
Sus nombres ya corrían por el río
de las gentes del pueblo.

Poema incluido en La semilla del viento (1947)

Colectividades Argentinas

DOS ESCENARIOS

Intercambio cultural entre España y la Argentina, por Osvaldo Pellettieri (editor). Buenos Aires, Galerna, 2006.

“Los trabajos que integran este volumen exponen las relaciones entre teatristas y textos españoles en la Argentina, teatristas y textos argentinos en España, y el contexto de producción, circulación y recepción del público que las caracterizaron.
Destacan la problemática que implica la transmisión y adaptación de ideologías estéticas y de poéticas de una cultura a otra y de la creación de nuevos significados por parte de una comunidad de intérpretes diversa. Señalan las conexiones entre la escena española y la argentina, su intertextualidad y sus diferencias en distintos momentos de nuestra evolución teatral.
Los distintos enfoques expuestos se instalan en la teoría, la práctica, la obra dramática, el texto teatral y su interpretación y, muy especialmente, en la recepción. Describen el sistema y sus transformaciones de manera que, al complementarse mutuamente, constituyen un aporte para la fundación de un verdadero diálogo que todavía está por concretarse”.

(información de prensa)

Inmigrantes y Exiliados Destacados

DISHOS Y PISHOS

 Cuentos y Refranes, trascripción literaria por Liliana Maldonado de Bliman y recopilación por Jacobo Cuño. AAL, 2006.

“Hay libros que con fruncido ceño se leen, otros yendo y viniendo, a vagar a vagar, o subrayando frases, algunos comenzados y nunca retomados, están los que no dejan dormir y los que nos duermen, aquellos con que nos piyamos de risa y otros que nos dejan pareciendo tudros de montaña que nos toman el meoio y bodocos escolados somos en su entendimiento”. Esta es la primera frase del Prólogo de Dishos y Pishos Cuentos y Refranes un libro de 2006, cuya trascripción literaria estuvo a cargo de Liliana Maldonado de Bliman y la recopilación es de Jacobo Cuño, el sello editorial es de AAL, Asociación Argentina de Lectura.
“Cuando decidimos realizar este libro fue por una necesidad interior tan grande que salieron de nosotros las costumbres, los dichos, refranes, y cuentos que fueron traídos por nuestros abuelos desde Esmirna”, confiesan ya en la página 3 los autores. Se por mi propia experiencia que cuando nos disponemos a escribir este tipo de trabajo, que luego se convierte en un libro, nos adentramos en un misterioso eje del tiempo que puede ser transitado con suma rapidez de un extremo al otro, algo así como en las películas de ciencia ficción, donde a veces somos nuestros propios bisabuelos, recordando, removiendo capas profundas de nuestros sentimientos y de la memoria, pero casi de inmediato nos convertimos en nuestros bisnietos al intentar escribir recuerdos, porque destinamos el producto de lo escrito para las siguientes generaciones. “Un pueblo que olvida sus costumbres, corre el peligro de perder su identidad” refuerzan los autores, al finalizar dicha página. Cuando hacemos este tipo de trabajo, cuando se escribe para editar un libro de este tipo el autor es “el pueblo que desea no olvidar”, en el fondo el trabajo editado es un subproducto valioso, pero el destino más profundo va dirigido a nosotros mismos, buscando re-identificarnos, procurando encontrar los parámetros de la etapa de la vida en que nos encontramos.
“Cuando decimos un refrán, un dicho, una bendición o maldición, traemos una parte de nuestra infancia a este tiempo. Traemos una risa, un llanto, un olor, un sabor de lo conocido y lo compartimos, lo renacemos, lo disfrutamos. Nos hacemos cómplices con las palabras y hacemos cómplices a los que nos rodean. En fin, borramos el olvido y traemos…memoria…”, y así sucede el primer capítulo “Refranes, dichos y bendiciones”. Es casi inevitable cuando se realiza el primer libro sobre el tema, no pretender separar estas tres categorías de la tradición lingüística judeoespañola. Así hacemos convivir al refrán “Al Dio no lo vemos ma de esencia lo conocemos” con una bendición “Novia que te vea” u “Oyo vacío” para definir a quien nunca se sacia. En nuestra memoria nuestro abuelo o algún tío las dice alternativamente en un solo discurso. Los autores como es lógico, no buscan un estudio académico sobre el djudezmo; ellos pretenden reunir flores de la memoria para hacer un ramo, brindarlo a su tradición y compartirlo con los lectores, ellos mismos fueron lectores de su trabajo durante los meses de elaboración, y seguramente les produjo risa cada frase, cada recuerdo, cada expresión.
Del capítulo siguiente: Cuentos, Relatos y Leyendas, leemos en El balcón de oro “El abuelo nació en Esmirna, Izmir, como él decía. Me imagino un lugar indescriptible, hermoso, rodeado por un caserío pintoresco y un perfume especial…” “La casa de Izmir estaba frente al mar y cuando el sol salía, el balcón que se miraba vanidoso frente al espejo azul de las aguas, se encendía y empezaba a brillar”. Cabe señalar que dentro de los escasos libros de memorias sefardíes en Argentina, como lo es éste, publicados en las últimas dos o tres décadas, la mayoría son recuerdos sobre los inmigrantes de Izmir, como si la nostalgia por la tierra “abandonada”, subsistiera intacta en los hijos de los que llegaron al Río de La Plata, la describen sin haber vivido en ella, se la exalta en cada narración. “Pronto hubo boda y nacieron cinco niñas, una de ellas mi madre Clara”, Dice la historia sobre los recuerdos del balcón de oro de los Gaón, orgullo del pueblo en que vivían, y luego, la llegada a la ciudad de Tucumán.
“Sarina, la de las rosas”, comienza diciendo “Ande había ser en Karatash, una joven hermosa llamada Sarina…” la narración sucede en el tradicional barrio de Esmirna donde habitaban la mayoría de los judíos de nivel socio-económico medio.
La memoria Sefaradí, dos poemas lúdicos en la página 60, cambia el estilo y escribe este “verso que se trasmitía de padres a hijos en forma de juego pero dándole mucha importancia a las leyes de la Torá”.
Y en la página 63, el infaltable Yojá aparece en una típica conversación de la época “¿Nona Sarina, me cuentas un cuento? – Ven acá ijica, atércate a mi lado que te contaré el deYojá”. Con algunos de esos cuentos transcurre otra etapa de Dishos y Pishos, en una prolija edición impresa en colores sepia, ilustraciones de la hija de Liliana de Blima, Licenciada en Artes. La tapa en los mismos tonos, reúne un collage de fotos antiguas y deja al lector una sorpresa: se sumerge en el libro inadvertidamente.
Un pequeño diccionario cierra esta parte del libro, pretensión de todo escritor de estos temas, pretende devolver a este tiempo una historia perdida. Conciente de la imposibilidad de reunir el habla y una lengua conservada durante varios siglos, lo intenta no obstante, para reflotar términos que resuenan en su corazón y en su memoria. “Cuando nos dispusimos a seleccionar palabras para este pequeño diccionario quisimos poner todas las que llegaban a nuestras manos, porque sabíamos que cada una guardaba su belleza y musicalidad. Nos quedamos con estas para que echadas al viento suenen en nuestras almas y cumplan su tarea que no es más que revalorizar y trasmitir la cultura sefaradí”.
Y el libro finaliza con los agradecimientos y una brevísima mención a los autores. Graciela Liliana Maldonado Gaón, docente en lengua, inglés, profesora de enseñanza primaria y de discapacitados mentales. Obtuvo menciones y publicó trabajos como escritora. Jacobo Ricardo Cuño Pesa, nacido en Tucumán, Argentina en 1932, integró el coro madrigalista de la Universidad Nacional de Tucumán, contratado por el Teatro Colón para hacer música de cámara, fue director de coro. Dictó conferencias sobre la lengua judeoespañola, fue colaborador de Michel Molho. Pero ya mencioné una sorpresa, tras la número 105, las páginas están impresas al revés, obliga a dar vuelta el libro y la contratapa ocultaba, como si cruzáramos el espejo junto a Alicia, entramos a una parte importante del mundo sefardí: el de las comidas. Puñaditos de Sabores- Recetas, recuerdo de las comidas judeoespañolas, uno de los pilares de esta cultura, recetas, dosificaciones, etapas de cocción, etc., y como en el resto del libro, no se pretende un listado exhaustivo, simplemente están aquellas que los recuerdos les dictaron.
(Dishos y Pishos, por Luis León, en SEFARaires, octubre de 2007)

Para adquirirlo escribir a: lilianabliman1@hotmail.com

Colectividades Argentinas

ALFONSINA STORNI

Mujeres, modernidad y literatura,
por Alicia N. Salomone.
Corregidor, 2007. 384 páginas.

Inmigrantes y Exiliados Destacados

TEATRO DE IDENTIDAD POPULAR

En los géneros sainete rural, circo criollo y radioteatro argentino,
por Manuel Maccarini.
Instituto Nacional del Teatro. 138 páginas.

Colectividades Argentinas

ESCRITOS SOBRE LA LITERATURA ARGENTINA

por Beatriz Sarlo. Siglo XXI Editores. 488 páginas.

Como una toma de partido, y de memoria, esta obra reúne la producción de una intelectual empecinada por entender las relaciones entre la literatura, la cultura popular y la sociedad, y que sostiene, desde hace 30 años, una relación intensa, de energía y curiosidad renovadas, con la literatura argentina. Beatriz Sarlo ha sido pionera en la difusión de conceptos, ideas y tendencias en el análisis de la producción literaria, con influencia en varios campos de la práctica social –el académico, el periodístico, el artístico, el político– y cualquier intervención suya en esas áreas alumbra aspectos ocultos, enciende la polémica y reinventa tradiciones. Estos textos, escritos entre 1980 y la actualidad, pueden leerse como el desarrollo —y también el drama— de la formación de un país. De Sarmiento y el origen de la cultura argentina a la consolidación de la profesión de escritor, del carácter cosmopolita y criollo de Borges a la poética inigualable de Saer, de Tizón a Fogwill, la autora dibuja la carta de la literatura escrita en la Argentina desde el siglo XIX hasta el XXI.

http://www.sigloxxieditores.com.ar/fichaLibro.php?libro=978-987-1220-83-0

Colectividades Argentinas

LAS PATRIAS LEJANAS

8847483ce7ee3a2897cadf2f88a372e1.jpg
por Pacho O’Donell. Buenos Aires, Sudamericana, 2007. 320 pp.

Las patrias lejanas señala el regreso de Pacho O’Donnell a la ficción narrativa y cuenta una historia de más de dos ciudades, de uno y otro lado del océano inmenso que separa pero también une. Con una escritura notable, con un ritmo narrativo extraordinario, O’Donnell recrea las relaciones entre los habitantes de la Argentina y los de la lejana madre patria durante los años crueles de la Guerra Civil española (1936- 1939) y de los del exilio a que muchos fueron condenados. Su talento para la pesquisa histórica le permite revelarnos episodios olvidados o insospechados por las crónicas corrientes. Los acontecimientos, extraídos de periódicos, memorias y epistolarios de quienes buscaron asilo en el Río de la Plata, como Rafael Alberti, María Teresa León, Manuel de Falla, Ramón Gómez de la Serna, José Ortega y Gasset, Juan Ramón Jiménez, Margarita Xirgu, son absolutamente ciertos y dan una dimensión inusitada a la intriga central protagonizada por el joven Radomiro. En ella también toman parte Victoria Ocampo, Jorge Luis Borges, Natalio Botana y otros argentinos que a favor o en contra interactuaron con aquéllos. Es éste un libro en el que se mezclan los tonos de la épica, la elegía y también, por momentos, la comedia y la sátira. Las patrias lejanas es un testimonio entrañable a la vez que una novela que no se puede abandonar.
(información de prensa)

Colectividades Argentinas

PEREZ CELIS mi padre

98606b7170d744227ed4d62f2b247308.jpg
por María José Gabin. Buenos Aires, Galerna, 2007. 256 páginas.

Pérez Celis es uno de los principales artistas argentinos de la segunda mitad del siglo XX. En este libro, María José Gabin, su hija, intenta aproximarse a la figura del reconocido pintor manteniendo una delicada equidistancia entre el respeto y la admiración, y la mirada descarnada de quien se ha visto directamente impactado por las decisiones de su padre.
Pérez Celis es un auténtico hombre que se hizo a sí mismo; alguien que con prepotencia de trabajo, sentido de la oportunidad y capacidad para jugar con las reglas de la industria mediática consiguió ganarse un espacio en el mercado mundial del arte. También es un hombre contradictorio. Consciente del panorama artístico que le tocó vivir, se dispuso a hacer de la diferencia y la soledad una batidera, pese a lo cual durante varios años lamentó la falta de reconocimiento de cierta crítica especializada.
María José Gabin recoge en Pérez Celis: mí padre, los conceptos que éste ha vertido en sus innumerables conferencias, las dificultades de las primeras épocas y da cuenta además de las distintas etapas de su obra, que se desarrolló en las geografías más disímiles y de donde fueron derivando sus conclusiones intuitivas y sus tomas de partido, hasta llegar a Nueva York, meca donde confluyen las fuerzas creativas mundiales y donde el artista logró un lugar en el plano internacional.
Este libro es también marginalmente un esbozo autobiográfico de María José Gabin y de los tiempos y vicisitudes que le toco vivir. Es la suma de encuentros y desencuentros entre un padre y una hija golpeados por los accidentes de la vida.
En paralelo a la historia de Pérez Celis y el medio artístico resuenan los ecos políticos, culturales y sociales de las últimas décadas del siglo XX argentino, ese que dio lugar al mismo tiempo a la experiencia del Di Tella y a la Argentina potencia.
(contratapa)

Colectividades Argentinas

ALGO SOBRE MI MADRE

71588e8beaf4c1cb71c83642e89b83fe.jpgpor Gabriela Acher. Debolsillo, 2007. 256 pp.

Dicen los expertos que la mirada de aprobación de la madre puede hacer mucho por la futura autoestima de las personas. Y hoy, gracias al sicoanálisis, ya nadie duda de que fué la falta de esa mirada de aprobación la que dio origen a los diferentes tipos de neurosis, sicosis, cirrosis, halitosis, trombosis, mononucleosis, pediculosis, personalidades múltiples y humoristas. ¿Pero se imaginan lo que es ser hija de una madre judía? En realidad, si pudiéramos leer su pensamiento, la mirada sobre los hijos podría resumirse así: Mi hijo es perfecto, pero yo lo puedo mejorar. Si no… ¿Para qué estoy?
Sin embargo, la historia ha demostrado de manera incontrovertible que no hace falta siquiera ser judía para ser una madre judía, y que de la insatisfacción materna también han salido seres extraordinarios, como ha quedado registrado en estas frases históricas: ¿Otra vez haciendo garabatos?¿Por qué no te peinás un poco y salís con una buena chica? La madre de Einstein No sé quién te va a mirar con lo gorda que estás. La madre de la Mona Lisa ¿Por qué nunca escuchás a tu madre? La madre de Beethoven ¡Dejá de jugar con dinosaurios y ponete a estudiar algo útil! La madre de Spielberg ¡Operate esa nariz, te lo suplico! La madre de Barbra Streisand ¿Y a eso le llamás comida? La madre de Gandhi Fuiste hija, madre serás.
Lo que hiciste, te harán , reza la sabiduría sefaradí. Así que para disipar todas las dudas acerca de las alegrías de la maternidad, no dejen de consultar el inefable consultorio sentimental ¿Hay vida fuera del útero?
(información de prensa y portada publicadas en www.norma.com)

Colectividades Argentinas

TERCER CERTAMEN DE AUTOBIOGRAFIA

5060deb22421b504a90c190b8e2ec9ac.jpg
Tercer Certamen de Autobiografía “Un Capítulo de mi Vida”
30 de julio de 2008

La Asociación Mexicana de Autobiografía y Biografía convoca a su tan esperado Concurso Literario, donde ya el año anterior participaron más de 195 trabajos procedentes de diversos países de habla hispana de todo el mundo.

Bases

1. Pueden concurrir al premio los autores de autobiografías, en lengua castellana de cualquier nacionalidad, con obra inédita, y que no hayan ganado ningún premio con anterioridad.
2. Los trabajos deben tener con una extensión mínima de 15 y máximo de 25 páginas tamaño carta, mecanografiadas en computadora a doble espacio, letra Arial tamaño 12, por una sola cara.
3. El jurado elegirá la obra ganadora sólo desde criterios literarios, sin atender a ningún tipo de interés comercial extraliterario que las obras o sus autores posean.
4. Los originales deberán remitirse en un solo archivo de texto (formatos Word) a la dirección de correo electrónico: asoc_mex_autobiogra fia@yahoo. com.mx con la inscripción: Premio de autobiografía “Un Capítulo
de mi Vida”. Deberán consignarse en un archivo con seudónimo y en otro donde se encuentren todos los datos del propietario de ese seudónimo.
5. El plazo de admisión de originales finalizará a las 24 horas del 30 de julio de 2008.
6. El premio incluye $2,000 (dos mil pesos m/n Mex.).
7. El jurado estará compuesto por acreditados nombres de la literatura y la crítica literaria y un secretario de la AMAB , con voz pero sin voto. Sus nombres se revelarán en el fallo del premio.
8. El fallo del premio tendrá lugar el 30 de octubre de 2008.
9. El jurado podrá declarar desierto el premio si, a su juicio, ninguna obra posee calidad para obtenerlo.
10. El ganador autoriza la utilización de su nombre e imagen con fines publicitarios y
se compromete a participar si esto le es posible, personalmente en la presentación y promoción de su obra en aquellos actos en que se considere adecuados, tanto en México como en América Latina.
11. La Asociación no mantendrá correspondencia acerca de los originales presentados y una vez fallado el premio, serán destruidos.
12. La participación en este premio implica la aceptación de sus bases. La interpretación de las mismas o de cualquier aspecto no señalado en ellas corresponde sólo al jurado.

Mayor información:
Web: www.autobiografia.com.mx   
E-mail: asoc_mex_autobiografia@yahoo.com.mx

Colectividades Argentinas

Iniciar sesión

Ingrese el e-mail y contraseña con el que está registrado en Monografias.com

   
 

Regístrese gratis

¿Olvidó su contraseña?

Ayuda