Inmigración y Literatura

vida cotidiana en la Argentina (1810 - 1960)

 

Historia de un país con dos cabezas

Los chicos del monte tucumano están bien lejos de la Villa 31, pero pertenecen al mismo país: el de los sin patria, sin derechos, sin oportunidades. ¿Cómo se llega desde la Villa 31 a la universidad? De ningún modo, no hay colectivo ni prolongación de la línea de subte que pueda unir un lugar con otro. La universidad estaba en el imaginario de los trabajadores pobres de comienzos de siglo y algunos de sus hijos encontraron ese camino, que era, por supuesto, singularmente
áspero. Llegaban unos pocos de esos hijos de inmigrantes, pero no estaban descartados desde el principio.
Hoy los chicos de los montes tucumanos o de la Villa 31 están descartados desde el principio no sólo para la universidad (ya creo que no se piensa en ella) sino para cualquier idea de vida donde la necesidad no presida cada una de las elecciones cotidianas. Donde hay tanta necesidad, no hay patria. La necesidad es un fuego donde se quema la bandera.

por Beatriz Sarlo
bsarlo@viva.clarin.com.ar

http://www.clarin.com/diario/2007/07/15/sociedad/s-01455942.htm

Colectividades Argentinas

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom