Inmigración y Literatura

vida cotidiana en la Argentina (1810 - 1960)

 

Anconetani

MUSEO DEL ACORDEÓN

“Va a estar Nazareno, con sus 84 años, tocando la batería en medio de una orquesta de acordeones. También amigos, clientes, vecinos y, claro, los Anconetani a pleno. Mañana, esta familia inaugura su sueño: el Museo del Acordeón, un homenaje a un grupo de artesanos que desde hace un siglo fabrica los acordeones más reconocidos de la Ciudad.
El museo funcionará junto al negocio-taller que los Anconetani tienen desde 1916 en Guevara 492, Chacarita. La dinastía la inició Giovanni, el abuelo que llegó de Italia y les transmitió el oficio a su esposa y sus cinco hijos. Hoy, de ese primer grupo sólo sigue trabajando Nazareno, junto con sus sobrinas Susana, Elvira y Coki, su sobrino nieto Diego y Chicho, un colaborador. Y del mismo taller continúan saliendo, a ritmo de uno por año, los acordeones Anconetani, obras de arte que cuentan entre sus dueños al Chango Spasiuk, Tránsito Cocomarola y Antonio Tarragó Ros, entre otros.
Las tres primas son las que decidieron recuperar la historia familiar. “Es un homenaje a nuestros antepasados y un modo de difundir el instrumento”, cuentan Susana y Elvira. El museo tiene cuatro salas. En la primera están los objetos personales del abuelo, algunos de sus acordeones más representativos (como dos para un músico manco y otros decorados en nácar para una orquesta de señoritas), y todos los elementos que intervienen en la fabricación. En la siguiente, se recreó un taller para explicar cómo se hace un acordeón, según Elvira, “un trabajo de paciencia y precisión”. Y en las siguientes, se agrupan fotos familiares y maletines para transportar los instrumentos.
Los Anconetani no cobrarán entrada. Pero habrá que llamar al 4553-9440, para que uno de ellos guíe al visitante en su recorrida por el interior de ese fuelle capaz de transformar el aire en música.
Apoyo a nuevas propuestas
Si bien el Museo del Acordeón es un emprendimiento privado, el guión museológico (qué se quiere contar) y museográfico (cómo se cuenta) fue desarrollado por la Dirección de Museos porteña, como parte de un programa para incentivar la generación de nuevos espacios culturales. En la misma línea, la Dirección trabajó con la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA en el Museo de la Deuda Externa. “Brindamos apoyo y asesoramiento a privados o entidades que quieran armar un museo. En el caso de los Anconetani, es maravilloso que hayan decidido compartir no sólo las artes de su oficio sino también la historia de una empresa familiar que es parte de la cultura de la Ciudad”, apuntó Mónica Guariglio, directora de Museos”.

(“EL NUEVO ESPACIO SE INAUGURA MAÑANA EN CHACARITA. La historia del acordeón, en el museo que creó una familia. Los Anconetani fabrican esos instrumentos desde hace un siglo”, por Adriana Santagati, en Clarín, 17 de noviembre de 2005. Foto: Diego Fernández Otero)

www.anconetani.net/

Inmigrantes y Exiliados Destacados

Si le ha gustado esta entrada, por favor considere dejar un comentario o suscríbase al feed y reciba las actualizaciones regularmente.


Deje su comentario

Debe para dejar un comentario.

chatroulette chatrandom